Mi primera experiencia con un arnés

Resoplaba como un búfalo después de pelearme como una manada de leones hambrientos, mi abdomen estaba lleno de mi propio semen y el culo me ardía como si hubiese pasado por allí un convoy del metro y mis ojos estaban cerrados porque mi corrida no había sido de este mundo y mi orgasmo me había sacudido hasta las ternillas de mi orejas; pero perdonar que no me haya presentado y que comenzase por el final, me llamo Joan y un tipo normal, que le gustan las cosas normales, que tiene aspecto normal, vamos, alguien que por la calle no llamaría la atención de ninguna manera; quizás lo único que podría parecer que no es normal es que soy árbitro de rugby y en mi vida “normal” mando sin que nadie pueda replicarme y por eso en mi otra vida busco otro tipo de experiencias que sean radicalmente distintas a las mías.

En una de las revisiones de la federación, una bendita lumbrera sugirió que deberían hacernos un examen de próstata y a pesar de las consecuentes protestas de los más machotes, al final no hubo problemas y todos pasamos por el dedo de en mi caso uróloga, no voy a entrar en detalles de mis resultados médicos pero si puedo confesar que sentir ese dedo hurgando dentro de mi creo una necesidad de probar cosas más potentes que un simple dedo que apenas entraba cinco centímetros.
(más…)

Bienvenida mi jubilación

Me animo a contar esta historia pues creo que mi vida dio un giro imprevisto a una edad que yo me creía aparcado.

Me llamo Juan, me casé jovencito y mi vida desde entonces ha sido normal, creo yo, con altibajos pero no me quejo.

Mi esposa al principio era bastante cariñosa en la cama pero con los años se fue apagando hasta que prácticamente no teníamos sexo, quizá la rutina, no sé.

Yo la verdad tampoco lo echaba mucho de menos y me acostumbré.

Por desgracia me quedé viudo hace poco, desde entonces vivo solo, ya que no tuvimos hijos.

Hace algunos años me tocó ser presidente de la comunidad de vecinos y como soy bastante “manitas” me entretenía arreglando cualquier desperfecto de la comunidad.

Mi relación con los vecinos era la normal y cuando dejé el “cargo” a veces me llamaban para que les arreglara algo.

Cuando cumplí los 62 años me jubilé y aunque estaba solo no me aburría mucho, pues siempre tenía algo que ver o hacer. Tengo varios hobbys y eso me ayudó mucho.

Al estar solo me ofrecí a mis vecinos, si querían algo de mí, estaba a su disposición.

Al principio no había muchas peticiones, con el tiempo alguien me pedía que fuera a hacer alguna gestión para ellos o arreglar algún grifo etc.
(más…)

La venganza de Yolanda

Miré mi reloj, Yolanda no llegaba aún y habían pasado ya 20 minutos de la hora acordada, mire de nuevo a mi alrededor pero no podía verla. La plaza de comidas estaba llena por la hora y mucha gente que pasaba cerca apenas me hacían caras al verme solo y sin nada para almorzar, no le daba importancia.
– Tal vez se arrepintió, pensé mientras miraba de nuevo mi reloj, – le daré otros 15 minutos y me iré.
Hacía un par de días Yolanda me había llamado, era una buena amiga de mi empleo anterior, estaba llorando y quería hablar conmigo. Acordamos encontrarnos a la salida del trabajo en un pequeño restaurante cerca a la oficina. Al encontrarnos me contó la razón de su llanto, había recibido un correo electrónico con fotos de su esposo con otra mujer. Me sentí mal por ella y por su hijo de 7 años, pero no estaba preparado para la propuesta que Yolanda tenía para mi
– Sabes, ya lo decidí, voy a divorciarme
– bueno, te entiendo, pero tal vez si hablas con él…
– no, no es la primera vez que me engaña, ya había escuchado antes que me ponía los cuernos con mujeres de su oficina, pero nunca quise creerlo, pero ya no más…
– te entiendo…
(más…)

El mecánico me sigue cogiendo

Después de que Roberto, el mecánico cuarentón que me quitó la virginidad, me llenara con su leche y aparte me sacara un buen de fotos desnuda, empecé a vestirme para irme a las últimas clases, pero él tenía otro plan.

-No te vistas, reinita. Todavía no acabamos.

Él estaba acostado en un sillón que tenía en el taller, aún estaba desnudo y en las manos tenía la cámara; creo que estaba viendo el video de cuando se la estaba chupando.

-Tengo que ir a clases –respondí abrochando mi brassiere negro de encaje.

-Pensé que ya nos estábamos entendiendo muñeca. Mira, si te vas ahorita tendré que subir esto al internet.

La sangre se me congeló porque tanto en las fotos como en el video aparecía mi cara y no quería que alguien conocido las llegara a ver.
(más…)

Vacaciones en Benidorm

Por mucho que me fastidiase mi marido tenía razón. Si este año queríamos disfrutar de unos días de vacaciones en familia no nos quedaba más remedio que pedirles prestada la auto caravana a mis cuñados. Bueno, sí, había otras opciones, pero sin duda algo más caras y algo inaccesibles para nuestra maltrecha economía. Desde que me quedé en paro que nuestros ingresos se habían visto reducidos notablemente y debíamos ajustar el gasto. Adiós a las vacaciones en crucero, los resorts, o los hoteles con encanto.

Aunque era plenamente consciente de lo que me conllevaría tomar esa decisión no tenía otra que aceptarla. Nunca olvidaré las caras de mi cuñada cuando su hermano le pidió las llaves de la auto caravana, esa mirada de víbora que tiene y con la que no le hacía falta pronunciar palabra para decirme: “desgraciada, mira a lo que has arrastrado a mi hermanísimo. Toda la culpa es tuya”. De hecho no pudo evitar soltar el malicioso comentario…

.-“¿No eráis vosotros los que decíais que no os gustaba eso de los campings?, ¿qué era mucho mejor un hotel?” soltó con cierto rin tintín por su lengua viperina.
(más…)

Mi amiga Mery

Esta es la historia de como conocí Mery, la que seria algo mas que una simple amiga.
Me presento me llamo Antonio tengo 19 años 1,70 aproximadamente y
algo menos de 90 kilos, vivo con mis padres en mi pueblo, soy bastante solitario, pero no se si es por la adolescencia o por las hormonas pero tengo una mente bastante calenturienta a la par que abierta me gusta casi todas las posturas,juegos y fetiches sexuales pero por desgracia para mi aun soy virgen,pero entre todos los fetiches mis predilectos son los transexuales,tienen algo que me excita,me gusta verlos por internet follando y jugando,me gustaría conocer a alguno,a pesar de ser hetero me gustaría tener sexo con una transexual, que nos penetremos mutuamente y que nos las chupemos.

Dispuesto a ello me puse manos a la obra, me puse a buscar una trans en paginas de contactos que estuviera cerca de mi pero la mayoría de ellas eran profesionales las cuales pedían una cantidad de dinero que mis ahorros secretos no llegaban o me tenia que desplazar muy lejos.
(más…)

Mi vecino motero

Mi vecino de arriba a sido desde que tengo uso de razón el mismo, y de pequeños jugábamos en el parque juntos y tal hasta que la edad nos fue separando. Sé que era un donjuán por que tenía a bastantes chicas detrás suyo y estas no es que fuesen feas, ni fuesen a por el feo. Ya desde pequeño apuntaba maneras y según iba creciendo más aún…. Cosa que ayudo el gimnasio, y la pubertad….

De pequeños sí que teníamos más relación entre los dos por eso de bajar al parque a jugar y ya a partir de los 13-14 años empezamos a distanciarnos. El empezó a salir con chicas y se nota que hacía ejercicio pues empezaba a sobresalir entre los chicos y era un ligón. Os voy a describir como es el no ha cambiado mucho desde entonces. Él es alto de un metro ochenta y pico, más o menos, moreno de piel, ojos verdosos, con el pelo moreno cortito, con barbita recortada de 3 días, y un mentón profundo y sonrisa preciosa. Lo que sí ha ido cambiado ha sido el tamaño de su musculatura en los brazos y en el pecho, estaba como un toro… Así es ,i vecino Cristian.

Hacía tiempo que no lo veía por el bloque, pero un día cuando volvía encontré a un motero que aparcó delante de nuestro portal y se bajó el motero y se le apreciaban unos músculos fuertes y unas piernas definidas sin bello. Y al quitarse el casco, vi que era mi vecino y que tenía un cuerpo follable cien por cien. Y nos saludamos y subimos cada cual a su casa. Paso una temporada sin verle pero al final le volví a ver. Parece ser que tuvo un accidente con la moto porque iba con una muleta en una mano y el brazo contrario estaba roto. Un día cuando subíamos para arriba, se tropezó un poco con la escalera, y acabo dando un resbalón y apoyándose en la pared. En seguida le ayude
(más…)

Los tres mil euros mejor gastados de mi vida

A nadie le gusta tirar el dinero, pero cuando leas esta historia verás por qué puedo afirmar: los tres mil euros mejor gastados de mi vida.

Y es que cuando recibí el wassap de Mónica, una de las amigas de mi mujer, no supe qué pensar. ¡Si no le hubiera hecho caso…!

– “Marcos tu mujer es una zorrita. Te los pone y puedo demostrartelo”

Me quedé helado. Carmen, mi mujer, siempre había tenido unas amigas que no me terminaron de gustar, en particualr Mónica y Andrea, siempre muy juerguistas, sin tomarse la vida en serio, que se habían follado a medio pueblo según comentaban las voces.

Sin embargo Carmen no era así o no había sido nunca como sus amigas, o yo no lo supe, esa es la verdad.

Quizás no debería haber contestado al mensaje de Mónica, haberlo dejado pasar pero me movía más la curiosidad que el miedo a que fuese cierto y le contesté:
(más…)

Mi ex compañero de trabajo

Soy una mujer a la que le gusta mucho tener sexo. Me excito con facilidad, y no tengo tabúes al hablar de lo que me pasa. En mi antiguo trabajo, conocí a Gabriel. Un

hombre no muy buen moso, pero con una sensualidad increible. Tenía un tono de voz excitante, que con sólo escucharlo se me erizaba la piel. Con Gabriel pasabamos

largas horas trabajando. Siempre me lo imaginé desnudo en frente mio, diciendome cosas sucias al oido. Algunas veces me hacia masajes, porque estar trabajando

sentada durante mucho tiempo, hacia que me duela la espalda, lo que me ha hecho soñar con el. Pero tenía que conformarme con garcharme al idiota de mi ex novio,

quien en ese momento no me tenia muy bien atedida que digamos. Como bien mencioné antes, me gusta tener sexo de todas las maneras posibles, pero mi ex novio
(más…)

El amigo de mi hermano II

– “¿Mejor que mi hermanita”? – Pensé. ¿Qué pasaba aquí? Acaso el chico que me acaba de poner a 100, de recorrer cada cm de mi cuerpo y también había hecho lo mismo con mi hermana. Sin embargo, la idea de que hubiese estado con mi hermana me cabreaba y me excitaba a partes iguales.

Pasó una semana y no volví a saber más Marcos.

Hasta que un día mientras me encontraba tumbada tomando el sol.

– Plaaaaaasss. – Sonó como alguien me daba una tremenda nalgada, dejándome el culo rojo.

– Ahhhh – Grité yo, girándome para ver quien me había nalgueado, observando que había sido Marcos. ¿Pero que hacía él otra vez en mi casa? ¿Y si nos pillaban? La otra vez estuvieron muy cerca y hoy además también estaba mi madre en casa.

– ¿Que ha sido eso? – Pregunto mi madre preocupada desde dentro de la casa.
(más…)