Aniversario de pareja

Os publico una nueva experiencia, aunque más que experiencia algunas las considero anécdota y precisamente está, es una de ellas… espero que os guste.

Como casado no cierro puerta al sexo como tal y aun mas como hombre, ya que si puedo… aprovecho todo lo que se me pone a tiro como es natural, no importándome mantener sexo con mujeres sin importarme su condición, ya que poco me importa que este casada, soltera, divorciada o viuda pues para lo que vamos eso poco importa. No busco relación seria con aquellas, ya que solo me interesa las relaciones que son esporádicas, claro está sin compromiso… aun que creo que en verdad a ninguno nos interesaría. Os publico una nueva experiencia que me ocurrió, bueno más que una experiencia la considero una anécdota, dicho esto comenzare… vale.

Me ocurrió hace unos años, lo ocurrido no fue programado ni mucho menos pensado, pero me salió redondo. Comenzare por a contaros que fue uno de esos días que me tome en el trabajo el día por asuntos propios, día que deseaba celebrar con mi mujer un día especial para ambos pues era nuestro aniversario, ya sabéis compras especial y hacer posible lencería, luego almuerzo, copita y claro está algo de sexo, pues en mi mente pasaba la idea de follármela tantas veces sea posible… mmm.

Pero la verdad es que se chafo el día, pues llamarón de casa de sus padres que precisamente su madre estaba enferma, no pudiendo ir ningún hermano. Imaginaros como se me quedo la carita cuando mi mujer tras disculparse por el faenón, me pidió que la dejara en casa de sus padres, claro está que la deje… pero el cabreo que tuve fue monumental.

Aunque mi mujer me dijo que deseaba que me quedara en casa de sus padres, también me dijo que si no me apetecía me quedara en casa… que no pasaba nada (coño, más que lógico que no pasa nada), contestándole correctamente que me quedaría en casa y de paso arreglaría algunas cosillas que tenía, esa era la idea inicial.

Lleve a mi mujer a casa de sus padres, volviéndome yo a casa algo tarde y tras introducir mi coche dentro del garaje, me tope con mi vecina Ángela del 3ºB con su hija, mujeres bellas y hermosas con cojones, coño de esas que sin bastante atractivas con muy buenos cuerpo, culitos redonditos y muy buenos senos al menos la madre. Quedándome mirando sobre todo a mí vecina Ángela, cuya vestimenta era de infarto, pues iba con pantalones legging (pantalones que se le marcaba todo), un top blanco y una chaqueta blanca, discutía con su hija en referencia a algo, lógicamente no eche cuenta pero que acabas por enterarte cuando sube el volumen, pero sí que me fije como su madre tras montarse en su Opel Vectra blanco se marchaba, dejando a su hija con cara de taco.

Esta se quedo muy apenada allí quedándome yo con una carita de circunstancia, acercándome finalmente más a modo de ofrecer mi ayuda si fuera necesario. Cuando me acerque a la chica, me presente ante de nada… cosa que ella me hizo saber que sabia quien soy por su madre, tras ofrecerle mi pañuelo a modo de que pueda secarse las lagrimas, preguntando precisamente por esas lagrimas.

Tras presentarse ella… me llamo Vicky, esta me soltó que según su madre no le dejaba que se sacara el carnet de conducir, pues aunque tenía ya dieciocho años le consideraba aun una irresponsable, temeraria… y cabeza loca.

La niña que aunque me decía que tenía 18 años… yo en verdad no la echaba mas de los 18 años, pues con esa carita y ese cuerpo era todo un peligro… un verdadero peligro, una chica de un metro sesenta y cinco, cabellos negros azabache, ojos verdes, cuerpecito de infarto, además es ese momento vestía un pantalón vaquero de esos que aun no sé cómo coño se lo había puesto, una sudadera y una chaqueta deportiva con gorro.

Coge la chica me da un empujón contra la pared al tiempo que se me echa encima comenzando a besarme, intento apartarla haciéndole saber que ella es aun una niña… cosa que me repite una vez tras otra que tiene 18 años, continuo poniéndole excusas haciende saber que podría ser su padre.

Pero su joven cuerpo restregándose sobre el mío… hace lo lógico, no siendo este otro que excitarse, correspondo a sus besos al tiempo que mis manos rodea su pequeño cuerpo, desciendo por su espalda hasta su cintura y finalmente hasta sus dura y firmes nalgas.

Beso su boca, descendiendo por su cuello hasta sus pequeños senos, mientras ella se quita la cazadora con rapidez, llevando rápidamente sus manos hacia mi nuca… mmm. No dejamos de besarnos, mientras mis manos acarician ahora su espalda bajo su sudadera e ir descendiendo hasta sus nalgas, sintiendo su cuerpo arder… ooohhh.

Sus manos se introducen entre mi camisa y mi piel, siento sus pequeñas y frágiles manos acariciar mi pecho primero, descendiendo hacia mí entrepierna y apretar mi duro miembro. No perdiendo ella el tiempo, suelta el cinturón, desabotona el botón y baja la cremallera e introduciendo su mano dentro de mis calzoncillos… ooohhh.

Mientras beso y mordisqueo su cuello al tiempo que ella gime y se convulsiona, siendo ella misma quien toma una de mis manos y la conduce hacia uno de sus pequeños senos… mmm. Tiro de su sudadera hacia arriba no con la intención de quitársela pero si lo suficiente para poder descubrir sus senos y poderlos besar, chupar e incluso lamer.

Ella no deja de estremecerse… no deja de gemir, miro hacia un lado y hacia el otro, deseando de que nadie salga y nos sorprenda, deseando que nadie estropee esa maravillosa locura.

La chica saco mi miembro fuera de mi pantalón y comenzó a masturbarme… mmm, mientras yo con mi mano izquierda introducida dentro de su pantalón… jugueteaba con su orificio anal… uuummm. No deje de magrear sus senos… siendo ella misma quien tras separarse de mí, bajo su pantalón de un tirón hacia abajo… llevándose consigo sus pequeñas braguitas.

Colocándose pegada a mí… dándome la espalda, sintiendo sus nalgas presionar contra mi miembro, siendo esta quien tras tomar mi mano izquierda, tira hasta colocarla sobre su pubis, haciéndome ver como desea que la masturbe… ooohhh.

Continuando ella masturbándome no con su mano izquierda pero si ahora con la derecha, mientras le hago un dedo con su ayuda. No dejamos de gemir ambos… pues ambos lo deseamos, siendo ella misma quien tras dejar de masturbarme, conduce mi miembro hacia su entrada vaginal, no pudiendo lógicamente y ser yo mismo quien la acabo alojando.

Mientras jadeamos… mueve ella su bello cuerpo de delante hacia atrás, sintiendo sus nalgas chocar contra mi ingle una vez tras otra, sintiendo como mi miembro se aloja dentro de su ardiente orificio vaginal al tiempo que yo la tengo sujeta por sus senos… aaahhh.

Que cabrona como se movía, sentía como mi gruesa polla entra y sale de su estrecho coñito… deseando muy dentro de mí destrozarla, deseaba que en su cabeza no hubiera más hombre que yo… mmm.

Mientras la penetraba la estrujaba entre mis brazos, aquel frágil cuerpo se fundía entre mis brazos, hasta que ella misma hizo que se saliera. Dándose la vuelta, buscando su boca la mía al tiempo que su mano izquierda tomo nuevamente mí tronco, comenzando masturbarme… ooohhh. Aun recuerdo su rostro angelical… esos ojos y sobre todo esa boca, boca que dejo escapar de ella…

– “Déjame hacer”.

Arrodillándose hasta colocarse en cuclillas ante mí al tiempo que conduce mi miembro hacia su boca, separa sus labios y muy lentamente va introduciéndose mi glande en su boca, desapareciendo mi glande con forma de champiñón… una vez tras otra, durante al menos cinco minutos… mmm. Tras sacársela de su boca y sin dejar de masturbarme con su mano derecha, me pide…

– “Fóllame, cabrón”.

Colocándose sobre al tiempo que ayudado por la misma pared voy dejándome caer hasta que mis desnudas nalgas topa con el frio suelo, lógicamente mi espalda se ha llevado lo peor pues gracias a la pared se me ha lastimado. Pero vamos a lo que vamos, Vicky en el momento se colocaba sobre mí, fue colocándose mi glande en la entrada de su ardiente volcán… deseando que mi polla fuera esa manguera que lo pudiera apagar, como así me hacía saber… mmm.

Notando la dificultad por su pantalón, acabo esta por quitárselo por completo no sin antes haberse quitado sus deportivas, quedándose sin prenda inferior. Tras verse más libre… volvió a colocarse mi glande en su entrada vaginal, dejándose caer al tiempo que mi miembro entraba dentro de ella hasta que mis genitales chocaban contra su cuerpo, dejando escapar un grito de dolor y de placer. Comenzando esta a gemir al tiempo que votaba sobre mi polla, mientras yo la tenía sujeta por sus nalgas primero y luego por su cintura… ooohhh.

No dejamos de besarnos, comenzando esta a preguntarme si me iba a venir ya, tras hacerle saber que aun me faltaba, comenzó a hacerse un dedo a modo de acelerar su orgasmo. Estremeciéndose al obtener su orgasmo… confesándome que era el tercero, continuando está por hacerme saber que deseaba que me viniera ya a ser posible dentro de ella, calmándome a modo de confesarme que tomaba la píldora al tiempo que le hacía saber yo… que estaba operado, no pudiéndola dejar embarazada jamás.

Veía su cuerpo estremecer y retorcerse de placer, tales gestos lo tomaba yo más como un premio que cualquier trofeo dado, ver a esa dulce joven obtener placer y retorcerse de satisfacción, gozando de cada una de mis embestidas era lo máximo.

Fue separándose de mí al tiempo que mi miembro salía del interior de su vagina, observamos ambos como tras sacar mi miembro comenzó a emanar nuestros fluidos, salía de su orificio vaginal un liquido blanquecino. Tras reponerse del esfuerzo comenzaba a vestirse, soltándome…

– “Ha estado bastante bien, podríamos repetirlo otro día”.

Respondiéndole…

– “Que te parece esta noche, te pasas por casa a eso de las 21:00 horas o las 22:00”.

Contestándome ella…

– “Esta noche no puedo, ya quede con mi novio para poder celebrar nuestro aniversario”.

Dijo y continúo…

– “Ya vemos y quedamos otro día, quisiera repetirlo pero eso sí… más tranquilo”.

Tras contestar me cogió del cuello y me dio un beso, acabando por marcharse. Marchándome yo también a casa, recuerdo que tras darme una ducha me tire en el sofá a ver la televisión… creo que estaba disfrutando de la serie “Arrow” cuando sonó el teléfono, mirando la pantalla de led del teléfono veo que el numero corresponde a casa de los padres de mi mujer. Tras cogerlo y decir…

– “Diga”.

Escucho la voz de mi mujer la cual comienza por…

– “Muy buenas cariño, como te ha ido el día sin mí. Siento de corazón que se nos estropeara el día, no te preocupes que te recompensaré otro día… te lo prometo. Habrás jugado… ¡NO¡, espero que sí cielo. No te cortes por mí, mira alguna película porno sí es necesario, desahógate chiqui”.

Respondiéndole…

– “Ya lo he hecho, me he puesto una escena, donde una chica monísima insinúa a un hombre supuestamente casado. Este por supuesto cae y allí mismo en el garaje junto a su coche lo hacen”.

Digo y continúo…

– “No veas cómo me ha puesto, me he tenido que masturbar hasta en dos ocasiones… mmm”.

Contestando mi mujer…

– “Menos mal que eso solo pasa en la red o en tus sueños, pues no creo que haya ninguna vecina que acceda a ello, creo recordar que todas son cortitas. Bueno carí te dejo que llama mi madre, ya en todo caso nos vemos mañana… besis”.

La verdad es que mi mujer es un poco inocente… eso o se lo hace, pues si la ocasión se me pone no voy a buscar nada por internet para poder saciarme. Recuerdo que apague el televisor y las luces del salón, barajando las ideas o de irme a la cama o al ordenador, cuando sonó el porterillo. Pensé que quizás fuera Vicky, tenía la esperanza de que esta hubiera dejado a su novio y hubiera venido a follar conmigo, fue el deseo de un chiquillo, pues tras contestar al telefonillo, no era otro que el repartidor de Telepizza que había pulsado mi tecla en vez de otra.

Pero os debo confesar que nos hemos vuelto a ver, repitiendo la “faena” en lugares inhóspitos, donde el sexo para nada era tranquilo… sino todo lo contrario, fue salvaje y con el morbo añadido de ser descubierto… mmm. Lugares como la azotea, como las escaleras o incluso en el mismo ascensor.

Bueno os dejo hasta una nueva experiencia… vale, ya me contáis que os aparecido y hacer posible me lo hagáis saber, bueno os dejo y hasta pronto. Espero que os haya gustado tanto como me gusto a mí, vale os dejo y espero que no seáis muy crueles conmigo, mi email es Jhosua 1970 @ gmail . com, lógicamente va todo junto, hasta pronto.

Leave a Reply

*