Asi comenzó el sábado, El primero de tres relatos

Cuando desperté la vi de pie en la ventana preparando la pipa para darle la primera calada de la mañana, era sábado y ese día no tocaba trabajar, desde cama vi su redondo culo bajo el pantalón del pijama, su espalda curvada, preciosa toda ella, me levanté, le di dos caladas y me volví a cama.

Ella aun quedo fumando mas, luego se vino a cama, se metió a mi lado y me abrazó, me dijo que ya había tomado cafe y puesto una lavadora, bajo la manta baje su pijama, sin hacer caso de sus cuentos y sentí su piel y su pubis su pelo y lo suave de la piel de su barriguita, de sus caderas y de sus muslos. Me erecté, puse mi pene entre sus piernas con su rajita dispuesta a lo largo de mi polla.

Mientras nos besamos y nos acariciamos nuestras lenguas van y vienen y ella aprieta y relaja abajo en su entrepierna, mi polla allí colocada, esa es la señal que me dice dice me la voy a coger si o si.

Así comenzó el sábado.

La penetré después de casi quince minutos acariciando sus tetas y mordisqueando sus pezones, ella me masturbaba y de vez en cuando me chupaba y relamía las pelotas, cuando estuvo bien mojada la monté, me metí entre sus piernas y sintiendo su piel pegada a la mía, apunté y la penetré suavemente pero continuo sin parar hasta dentro del todo donde me quede unos segundos para sacarla solo un poquito y volver hasta dentro otra vez para comenzar a bombear sin retroceder mucho. Que es como a ella le gusta, solo un poquito que le de así y ya se puede sentir su coño como se hace agua, y me deslizo mas rico y mas adentro, es cuando ella se va a correr, es su señal, …últimamente se esta corriendo con mas frecuencia, pero ese es otro tema… cuando se estremece y se pone rígida y empieza a decir lo rico que es correrse con mi polla dentro, cinco segundos después explota,

Algunas veces no pude contenerme de lo cachondo y cerdo que me pone y me corrí antes que ella interrumpiendo su orgasmo, pero esta vez era diferente, porque estaba plenamente consciente de que lo que quería era darle bien y duro con mi polla como el acero para que se corriese conmigo bombeando en su vagina.

Ella explota, yo después pero fuera, sobre su barriga y tetas mi semen inundó su ombligo y sus tetas, me corrí de lo mas rico, abundante, ella se inclinó y me la chupo un buen rato hasta que perdí la erección, estaba extasiado.

Esto fue lo primero que nos ocurrió ese día, no sabia yo lo que me esperaba. Eso lo dejo para otro relato.

Leave a Reply

*