¿Casualidad? ó ¿Destino?

Estoy sentada en el mirador, observo como lentamente las luces de la ciudad van encendiendose una a una, ya no se ni que dia estamos, tampoco es un aprioridad saberlo, pero jamas olvidare el primer dia que la vi, jamas pude imaginar que tenia esa capacidad de sentir emociones tan fuertes sin conocer a alguien, fue cuando supe que era ella la correcta, solo tenia que saber si yo lo era para ella, aunque yo siempre eh dicho, que cuando dos almas estan destinadas a conocerse, ni aunque te mudes a china la dejas de ver, bueno pienso que esto es asi, ya han sido varias las ocasiones que la veo en distintos lugares, en el super, en restaurantes, tiendas de musica, creo que, oh tenemos los mismos gustos o el destino quiere decirnos algo, aunqeu creo que ni ella me nota, ni siquiera ha de saber que existo, al menos hasta ahora, estoy dispuesta a ir hablarle, las vacaciones estan por terminar y no se si ella este aqui de paso o si viva aqui, y no puedo arriesgarme a dejarla ir, asi que la proxima vez que la mire, estoy dispuesta a hablarle, minimo decirle ”Hola”, pero tenia que escuchar su voz, que sepa que existo o algo.. Sin darme cuenta ya habian pasado varias horas desde que estaba alli sentada viendo el amanecer, cada que quiero pensar, vengo a este lugar, lejos del ruido de la ciudad, donde desde aqui, todo se ve mas pequeño, incluso los problemas son casi insignificantes, es mi espacio, me sentia dueña de ese pequeño arbol con una sombra asombrosa, pero la felicidad no dura tanto, tenia que regresar a la realidad y poner en marcha mi plan, como le llamare, todo plan debe tener un nombre, y como aun no se el nombre de esa chica, y como aun no estoy segura de que es esto realmente, llamare a mi plan.. ¿Casualidad? o ¿Destino?…

Regreso a casa, entro por la ventana para que no se den cuenta que no estuve, claro que nadie se daria cuenta, no es como si fuera invicible, pero de alguna forma, menos importante podria ser, casi no le causo problemas a mi madre, entonces no hay como que mucho de que preocuparse, y mi hermano casi nunca esta en casa, si no esta trabajando esta con su novia, y bueno mi padre, mi padre no vive con nosotros hace mas de 10 años, pero de vez en cuando lo visito, realmente nos llevamos bien, incluso con su segunda esposa. Estoy algo cansada, asi que decido tomar un baño de agua fria para el calorsito de verano que se siente en esta epoca, claro sin antes poner algo de buena musica para que sea mas placentero, y cabe mencionar que todo me gusta hacerlo con musica, es mas interesante, de otra forma seria todo triste y opaco, la musica le da color y vida a mis cosas.. Fue asi que Pink Floyd se apodero del baño.

Me dispongo a ir al trabajo, como es la ultima semana tengo que disfrutarlo al maximo, realmente me encanta, trabajar en una tienda de musica creo yo que es lo mejor del mundo, llego y como es costumbre la jefa no ha llegado, se supone que abren a las 10am y ya son 10:15am, asi no se puede, asi que voy por un cafe que bien falt me hace, no soy muy fan de la cafeina pero de vez en cuando es necesario, supe que hace unos dias abrieron una cafeteria a la vuelta asi que es lo mas cercano que hay. Bueno tiene buena pinta, todo muy rustico de maderia, justo como para venir a leer un buen libro, estoy en la fila, distraida con mis audifonos que no me di cuenta que ya era mi turno, como era costumbre en mi claro…

-Buenos dias, *la srta estaba de espaldas, y no me respondio mis buenos dias, eso me molesto* un Moka y un panquesito porfavor..

Si, claro en un momento

-Gracias.. *mas despota no puede ser*

Aqui tiene, vuelva pronto

-Si, claro.. *con tu servicio, no vuelvo ni porque fuera gratis*

Fue entonces que la vi, sentada en una de las mesas de afuera, en su computador y rodeada de papeles, no podia creer que estuviera justo enfrente mio, tenia tantas ganas de acercarme y hablar con ella, pero me cuerpo estaba inmovil, con los nervios de punta y un escalofrio correr por mi espalda, entonces decidi sentarme cerca par poder observarla, hasta que esa tipa que me atendio hace un rato, tiro la charola que llevaba, dejando una enorme mancha de cafe en mi playera favorita, muy molesta me levante y fui al baño a limpiarme antes que fuera inmovible la mancha, solo escuchaba decirle ”perdone perdone” al salir del baño, veo que ella ya no esta en la mesa, pero todas sus cosas si, hasta que escucho una voz detras mio..

// Disculpe mucho lo que paso, nos haremos cargo de los daños y por favor acepte este cupon de un mes gratis de cafe

– *no puede ser, volteo para ver de quien era la voz y era ella, me esta hablando por primera vez y me quede inmovil, solo puede articular un estupido ”Gracias”*

// ¿Se encuentra bien? esta algo, ¿roja?

– *diablos ya lo tono* e-eh si, si estoy bien, fue solo el cafe, si el cafe.. *vamos cerebro, reaccionaaa* pero no es necesario, solo fue un accidente, a cualquiera *sin cerebro* le pasa, no tiene que tener tantas molestias *mostrando mi mejor cara*

// No, no de verdad, no son molestias, mire como le ha quedado la camisa, porfavor acepte el cupon

– Esta bien, aunque no soy mucho de tomar cafe, pero gracias, ¿cual es su nombre? *bien cerebro, asi se hace*

// Sofia, Sofia Dantes, mucho gusto..

Leave a Reply

*