El cumpleaños de Toño.

Las “terapias” con Gilberto continúan y cada vez son más excitantes, pues le pone unas cogidas tremendas a mi sufrida esposa que la hace vibrar con unos orgasmos impresionantes, a Gil le ha salido lo bisexual pues me ha dado un par de mamadas de verga entre mi esposa y él con chupetes alternos, luego de unos lengüetazos en mi culo, que me han dejado viendo estrellitas, mi esposa se excita mucho con estas prácticas. También le ha dejado bien limpio el coñito de mi mujer después de coger con Toño y conmigo, no es que uno sea espantado pero la verdad nunca se me hubiese ocurrido hacer tantas cochinaditas que aún no me atrevo a realizar.

Estaba en la oficina y Toño entró a mi privado me comentó; el jueves voy a cumplir años y me gustaría hacer una fiesta el sábado en mi departamento, ustedes no me pueden fallar.

Claro que no te fallaremos, con todo gusto te vamos a festejar… jajaja.
(más…)

Por fin nos decidimos II

Los cuatro habíamos disfrutado, viendo a nuestro lado, como nuestra pareja, follaba con el otro con lujuria y desenfreno. La excitación que nos embargó fue tan fuerte, que nuestros cuerpos, no tardaron mucho en volver a responder. Y esta vez, con muchas más ganas.

Todos queríamos continuar, deseábamos fervientemente, poner en práctica, todo aquello que Jorge e Isabel habían insinuado en su anuncio. Para ello, debíamos ser más explícitos y contarnos sin reparos, nuestras apetencias sexuales más íntimas e inconfesables del momento. Yo, estaba dispuesto a hacerlo.

Seguíamos en la cama, Paloma e Isabel estaban en medio, Jorge y yo ocupábamos los extremos, cada uno al lado de su mujer. Mientras hablábamos, no dejábamos de acariciar a nuestras respectivas parejas, aunque continuamente, cuatro manos se encontraban en el mismo lugar. Los pechos de Isabel, acaparaban con más frecuencia mi deseo, me encantaba acariciarlos, chuparlos, lamer sus enormes pezones e introducírmelos en la boca con suavidad.

Paloma sin embargo, dedicaba al miembro de Jorge toda su atención, lo acariciaba lascivamente. Le encantan las pollas grandes, y la de Jorge, sin ser exagerada tenía unas buenas dimensiones. De vez en cuando acercaba sus labios para besarla y pasar tímidamente la lengua por su capullo. Las manos de Jorge se encontraron bastantes veces con las mías, cuando éste, excitado, las acercaba para acariciar el coño de mi mujer.
(más…)

Por fin nos decidimos

Nos presentamos,

Somos Paloma y Jaime, un matrimonio maduro, ya en los 60, que desde no hace mucho tiempo, hemos decidido abrir nuestra relación de pareja a nuevas experiencias, para disfrutar del sexo en toda su dimensión. Este es el relato de lo que ocurrió e hicimos con otro matrimonio, en nuestra primera y por el momento única cita.

Por fin, aquí estábamos. Teníamos reservada mesa en un restaurante, y esperábamos en él, a Isabel y Jorge, el matrimonio con el que habíamos quedado para cenar. Contactamos con ellos a través de su anuncio en una conocida página de contactos: “matrimonio maduro, en los 60, educado, discreto, queriendo tener su primera experiencia, busca similar para compartir deseos, fantasías y lo que pueda surgir”. Pedimos seriedad y discreción.

Este anuncio se ajustaba perfectamente a un deseo, que en bastantes ocasiones, tanto mi mujer como yo, habíamos recreado en nuestra imaginación. Sobre todo, en esos instantes de sexo, en el que a todos, nos invade la excitación y la lujuria, y solo queremos dar y recibir el máximo placer posible.
(más…)

Prestando a mi mujer en Barrancabermeja

Cabe mencionar que este relato es 100% real y que los nombres los cambiaré por obvias razones, no sabía en qué categoría ingresar esté relato… Para los que nos siguen, éramos una pareja muy joven (22 y 25 años) de Barrancabermeja Santander, Esto ocurre en la misma época del anterior relato…Después de lo sucedido con el señor en el parque inscredial decidimos ir un poco más allá. Empezamos a recorrer el mundo del Internet y encontramos páginas de personas de mente abierta y conocimos una chica con Nick “bella traviesa”… Con la cual empezamos a hablar cosas calientes en el messenger de Hotmail (los nuevones no sabrán que es eso) y como trabajaba en un café Internet, esto me daba acceso todo el día para charlar y así documentarse más en el tema swinger, (descubrí que no soy el único que se excitaba sabiendo y viendo a su mujer disfrutar) así que quise que ella se entregará a alguien… ¿PERO A QUIEN? Barrancabermeja es muy pequeña y tenía miedo de que fuéramos señalados en la calle… Así que le comente a mi nueva. Amiga bella traviesa y ella me recomendó un amigo, que era muy discreto y se le “media a estas cosas”…
(más…)

Llegando a Japón en nuestra vuelta al mundo

Midway no tiene nada. Parece mentira que ahí hubiese la batalla que hubo y que marcó el signo de la segunda guerra mundial.

Paramos para descansar un día y seguimos rumbo a las islas Bonin, nos sacaba un poco de nuestra ruta, pero íbamos con mucho tiempo, nos sobraba un mes antes de la llegada de la zorra de Paz a Tokio.

Las Bonin son unas islas preciosas y el primer territorio de Japón y como tal un cambio radical en el viaje.

No me di cuenta que estaba por primera vez en mi vida en Japón hasta que estaba a punto de correrme en nuestro ya clásico polvo de recién llegados a puerto. Creo que ese orgasmo fue algo especial para mi, siempre había deseado visitar el país del sol naciente, pero nunca me había apañado para hacerlo.

Si los japoneses en Tokio te miran de una manera rara por ser occidental, lo de las Bonin era un espectáculo. Al no haber casi turistas o occidentales que lleguen a esas islas perdidas, la gente casi tocaban la barba de José cuando pasaban a su lado.

En las islas no había mucho que ver, salvo la excursión a la isla de Iwohima, otra de las islas con una famosa batalla. José insistió en hacer la singladura hasta allí.

Descansamos durante un par de días y viendo que la isla no daba para más sencillamente nos dirigimos hacía Tokio.

Teníamos 1000 kilómetros por delante, 120 horas de navegación, en realidad una semana como mucho.

La llegada a Tokio fue impresionante, el puerto era maravilloso y había que cruzarlo entero hasta llegar al puerto deportivo donde teníamos reservada una plaza.

Por ultimo día en tres semanas dormimos en el barco levantándonos temprano para ir al mercado de pescado de Tokio. Lo de temprano es una manera de hablar pues creo que era a las cuatro de la mañana cuando cogimos el taxi en la puerta de la marina.
(más…)

Juego de llaves

El primer lunes de otoño era el peor día del año para la jefa del departamento. No tenía nada que ver con el trabajo, pues ni había más ni había menos que cualquier otro lunes. Sencillamente comenzaba la peor estación del año, la más triste, algo que la deprimía sensiblemente.

Llegó a su despacho, en la cuarta planta del edificio que albergaba las dependencias de la delegación del Ministerio de Interior, soltó el bolso sobre el mueble bajo de fórmica blanca donde guardaba los expedientes archivados y se preparó para arrancar la semana número 832 como funcionaria del estado. Sí, las tenía contadas, desde aquel septiembre de 2000 en que aprobó las oposiciones y obtuvo una plaza para el resto de su vida. Las últimas 112 como responsable de documentación del área de tráfico para la provincia de Barcelona.

Arsenio se asomó a la puerta. ¿Qué tal el fin de semana? Bien, con los niños, no hemos hecho gran cosa. ¿Y tú? Bien, con la parienta.

Ya habían pasado dos años y medio, pero aún hoy no se explicaba cómo había podido acostarse con él. Diez años mayor que ella, con un poco de sobrepeso, aunque tampoco estaba gordo, y aquellas maneras de sargento chusquero. Pero lo peor había sido el olor, a colonia de hombre mayor, que también se ponía en los huevos. Aunque si lo miraba en perspectiva, tampoco había sido tan traumático. Seis encuentros de apenas media hora, si te dejabas sobar y se la chupabas un poco no te aguantaba ni cinco minutos, fueron suficientes para que el director del área la recomendara y desempatara a su favor en el examen de méritos para el cargo. Sin duda había hecho méritos más que suficientes.

MARISA
(más…)

Mi amigo quiere más acción.

Como buen sábado después del trabajo mi amigo Toño me invita a la cantina al tercer tequila empieza a alabar las virtudes sexuales de mi esposa: Uff que nalgas tan ricas tiene Gaby, que sabroso coge, que noche tan chévere pasé en tu casa, nunca pensé que ¡tuviéramos sexo los tres al mismo tiempo!! (Y yo menos) que cogida más rica me dio tu esposa con su culito, Gaby es una máquina de placer y las mamadas tan ricas sabe hacer, me acuerdo y se me para el pito.

A mí también se me paró el pito con los comentarios de mi amigo. Le exclamé: Así me la dejaste de maltrecha la semana pasada pinché Toño pues estuvo irritada de su culito como cuatro días en que no se podía ni sentar… jajaja. Eres muy cabrón pues la pones a hacer cosas que nunca se imaginó, además me la dejas muy caliente y le tengo que cumplir a diario.

¿Cuándo la dejas salir a solas conmigo?… me gustaría invitarla a cenar y luego llevármela a un motel con un amigo que necesita una buena cogida, pues se divorció hace cuatro meses y está muy triste pues no lo ha vuelto a hacer, para coger los dos toda la noche con Gaby, te la entrego feliz al día siguiente.

Oye cabrón; si es mi esposa, no una puta callejera. Una cosa es que tengamos una fantasía de que ella lo hiciera contigo y otra cosa es que te la lleves a coger con otro pendejo.

Bueno perdona; yo solo quería pasar una noche con ella y ayudar a un amigo a restaurar su confianza, yo sé que Gaby le ayudaría mucho, pero si te molesta no lo vuelvo a mencionar. Perdóname, pero me acuerdo de Gaby y me vuelve loco está bellísima. Qué te parece si hacemos una fiesta está noche, yo pongo la Champaña y las carnes frías, y tú pones las carnes calientes… jajajaja.
(más…)

Soy el Regalo de Cumpleaños

Hola mis Amores, como ya seben soy una chica de chile, donde mi novio es muy dominante y yo por amor y por que me gusta cumplir todas sus fantasias y ordenes le hago caso en todo quizas recordaran el relato de cuando tuve que pagar con sexo oral a todos los conductores que nos llevaban de cuidad en cuidad en nuestras vacaciones para no pagar un pasaje.

Bueno esta vez fue diferente, teniamos el cumpleaños de su mejor Amigo, un chico bien apuesto, estudioso, de buena familia y cumplia 25 años.

Mi novio me dice que me ponga muy linda con un vesitdo rojo que es muy agustafo y es con minifalda, no soy muy alta pero tengo una gran cola y grandes pechos, con este vestido se realza toda mi figura, me ordeno que me pusiera un colaless tipo hilo dental y un sosten sin tirantes y unos zapatos rojos, la verdad me encanta vestirme a como mi novio le gusta, ya que siempre le gusta tocarme en publico algunas caricias y demostrando que le pertenezco y le encanta a el que me miren.

Nos fuimos a la fiesta y como era de esperarse todos los hombres empezaron a mirarme como desnudandome con la mirada, cosa que me exita, y mi novio me dice al oido:

– Mira como te miran todos, con este vestido pareces una putita…
(más…)

La chispa adecuada

De mi afición a la lectura de relatos eróticos en la web de todorelatos.com había pasado a hacer mis primeros pinitos escribiendo algunos de mi propia cosecha. Ha habido mucha gente que me ha felicitado por los relatos, y a pesar de que el reconocimiento público no es mi objetivo, siempre es agradable que te halaguen por tu trabajo. De entre todos los correos electrónicos recibidos hubo una pareja que se puso en contacto con nosotros comentándome que les había encantado mi último relato y que querían conocernos. Era una pareja de Málaga, Inés y Francisco.

Una noche después de cenar cuando ya estábamos tranquilos en el sofá le comenté a mi mujer que había una pareja que había leído mi último relato y que querían quedar con nosotros para conocernos, y la verdad, no le hizo mucha gracia. Tampoco quise insistir, realmente en los últimos tiempos había cedido bastante a mis pretensiones de quedar con otras parejas para “guarrear”, como yo lo llamo, así que me puse a leer un rato e intentar olvidar el tema antes de ir a dormir.

Al día siguiente por la noche, cuando ya estábamos relajados después de cenar, y sin decirle nada a mi esposa, le mandé un mail a la parejita de málaga:
(más…)

Fin de semana especial III y final.

Es conveniente haber leido anteriormente los otros dos relatos.

Como ya estaba yo bastante cachondo se me ocurrió pedir al recepcionista una botella de champagne bastante fría y que la trajese a la habitación abierta para que ellas no oyesen nada, y dejé la puerta abierta. Una vez que llegó el joven de la recepción le hice pasar y vio el espectáculo, dos mujeres con los ojos vendados a cuatro patas encima de la cama y desnudas de cintura para abajo.

Juan y yo nos acercamos a la cara de cada una de ellas, yo la de su novia y el a la de mi mujer y empezamos a bajarnos los pantalones sacándonos las pollas que estaban a mil. La polla de Juan era mas larga que la mia, unos 20 cm y mas delgada, y se la fue acercando a la cara de mi mujer, era la primera vez que veía a mi mujer con una polla de otro tio tan cercana. Al principio se lo pasó por los labios sin abrir la boca, y enseguida sacó la lengua para lamer sin saber de quien era la polla.

Por su parte yo hice lo mismo con Lucrecia, no sin antes sacarle las tetas por encima del sujetador y de la camiseta. Tenía unas tetas bastante grandes en proporción a su altura y con unos pezones grandes y marrones oscuro, casi negros. Le acerqué la polla y empezó a chupar. No se si sabían a quien le estaban chupando las pollas pero lo hacían con bastantes ganas.
(más…)