La vecina me la empina

Pasábamos el verano en el pueblo de mis suegros, en Andalucía. La casa era enorme y los niños se lo pasaban en grande con sus primos y amigos de verano. Era una época que yo la solía pasar en la piscina de la casa por la mañana y en el bar con mi suegro y cuñados por la tarde. Relax total.

Tengo 40 años, como mi mujer y dos gemelos de 10. Mis suegros sesenta y pocos, pero se conservan bien, puesto que han trabajado poco en la vida (han tenido esa suerte) y se han cuidado mucho. Familia de señoritos.

En el mes de vacaciones, los días pasaban con una placentera rutina. Por la mañana, piscina con la familia. Por las tardes, tras la siesta, íbamos al pueblo (la casa estaba en las afueras). Los peques jugaban en la calle o en casa de algún amigo o primito; mi mujer, su madre y hermanas hacían las visitas de rigor y yo me quedaba en el bar de Tomás, con mi suegro y cuñados a echar la tarde entre cañas y tapas.

Pero un día la rutina cambió. Por la mañana, la familia decidió trasladarse a Málaga capital, que estaba a una hora y media en coche. Y mi mujer, que ya me conoce, me invitó a que me quedara:

– Cariño, ya sé que no apetece. No hace falta que vengas. Quédate a lo tuyo.

Y acepté la invitación encantado. Me fui en bici al pueblo a comprar la prensa y un cruasán y cuando llegué ya se habían ido. Decidí desayunar en la terraza de la piscina… desnudo. Sin ser consciente de que la casa tenía vecinos. Concretamente, una vecina y de las fisgonas.

Tras leer los periódicos y tomar un poco el sol, me tiré al agua. Al salir, mientras me secaba, vi como en el balcón de la casa de al lado, no se perdía ojos de mis evoluciones Remedios, una amiga de la quinta de mi suegra, aunque menos cuidada. Medio tapándome, a causa de la sorpresa, la saludé:

– Hola, Reme. ¿Cómo va la mañana?

– Muy bien, Carlos. ¿Está Rafa (mi suegro, Rafael)?

– No, se han ido todos a Málaga. ¿Qué necesitas?

– Es que esta noche no ha saltado el riego automático del jardín y mi hijo no viene hasta el fin de semana y no sé cómo se para.

– Ya me lo miro yo, Reme, no te preocupes.

– Ay, muchas gracias, Carlos. Pasa cuando quieras.

– Si quieres, vengo ahora, total para lo que estoy haciendo…

Me volvió a dar las gracias y bajó a abrirme.

Confieso cierto descaro por mi parte, ya que fui sin ponerme el bañador, solo me até la toalla a mi cintura. Al abrirme, ella llevaba una bata de estar por casa, muy veraniega, tan veraniega que prácticamente se le transparentaba la camiseta que llevaba debajo y, sin sujetadores, se le marcaban unos enormes pezones. Aquello me empezó a excitar, la verdad.

Me mostró donde estaba el riego y el temporizador. Que estaba a ras de suelo, por lo que me puse en cuclillas, para darle una oportunidad a Remedios de ver que no llevaba el bañador. Y vaya si se dio cuenta.
(más…)

Mi Primer Chico Manuel 1

Hola a Todos:

Me llamo Carolina y nací el 25 de Abril de 1975, así que cuando comienzo a escribir estos relatos tengo 41 años pero empiezan un poco más de 3 años atrás, cuando aún tenía 37, llegue a este foro hará cosa de 2 años, porque tenía una “cruda moral” y uno de los chicos con que tenía sexo me la mostro, para que viera que no era un fenómeno, he notado que cada día hay menos relatos y llegue a la conclusión que era porque los que solo leíamos no cooperábamos, así que lo primero una disculpa soy una vendedora de coches, no una escritora, por favor sean francos, si soy una asco como escritora díganmelo, que publique más o no depende de ustedes.

Estos relatos son totalmente biográficos, ni siquiera me moleste en cambiar los nombres, en una ciudad de más de 20 millones de habitantes, el volumen es el anonimato no los nombres, los únicos que podrían reconocerse son los participantes, dicen que recordar es volver a vivir y espero que los que por cosas de la vida se han alejado para seguir su camino, lo recuerden con tanto cariño como yo
(más…)

Inicio de nuevas “amistades” y que… “amistades”

Después de la estupenda noche del viernes, el sábado y domingo fueron de absoluto relax. Durante estos dos días y con la excusa de que me cambiaria de escalera, ya que la vivienda estaba en la otra parte, estuve tanteando a mi tía por los vecinos. Ella no salía de que eran todos buena gente, que a los que menos conocían era a unos franceses que llevaban menos de un año viviendo allí, pero que se les veía también buena gente. Poco más le pude sacar.

Llego el lunes y según me dirigía al trabajo iba pensando cómo reaccionarían mis amigas. Porque nunca se sabe, anteriormente me había pasado de todo, lo que fuera no me pillaría de sorpresa. Una vez entre en ese grandísimo hall, Neus me hizo una seña con su mano y tratándome de usted me llamo. Me acerque tranquilamente y mientras lo hacia ella se fue hacia el extremo del mostrador, separándose de sus compañeras. Me enseño una hoja con algo escrito, mientras me soltaba una perorata de algo que no tenía sentido para mí, hasta que leí la nota que decía… “A LAS 11 SALGO A DESAYUNAR” no pude más que sonreírme y decirle que me parecía bien, que estaba de acuerdo.
(más…)

Una mujer madura en el ambulatorio.

Como ya os comenté me pierden una buenas tetas…increible.

A primera hora llego al ambulatorio para realizar la extracción de sangre para el análisis, somos unos 7 u 8 esperando. personas mayores y una mujer de mediana edad, 45 a 48 años, elegante, con un vestido negro con la falda sobre la rodilla, dejaba ver unas buenas piernas y un pecho estraordinario.

Entro una señora y tropezo en el paso de acceso, tanto ella como yo, corrimos a levantarla, ese provindencial accidente permitió que conociese a Mercedes. Despúes de ayudar a levantar a la señora, la llevamos a una silla y esperamos a que se encontrase mejor, mientras que los dos la tranquilizabamos.

Una vez tranquila nos sentamos, pero pronto me tocó pasar y en un rato estaba listo. Me despedí de todos los pacientes y en especial de Mercedes que entraba para la zona de enfermeria.

Habia ido en ayunas, y frente al ambulatorio hay una cafeteria, sin más me diriji a tomar algo de desayunar. Pillé el periodico y me senté, era poca la clientela a esa hora, las 8,40 de la mañana. Cuando estoy enfrascado en la lectura , veo entrando a Mercedes, sola y le hago una sonrisa y le digo:
(más…)

APASIONANTE madura

Después de ese soberbio inicio de domingo, me quede tumbado en la cama, saboreando y pensando, lo que podía ocurrir los siguientes días de ese verano. Oí que llamaban a la puerta y la voz de mi padre. Resulta que me había quedado dormido, estaba completamente desnudo, me puse el primer pantalón que pille y abrí la puerta, ante la extrañeza de mi padre le dije que no sabía cómo, pero que me había quedado dormido, me dijo que me diera prisa que estaban esperando para comer.

Cuando llegue al comedor estaba todo el mundo comiendo. Mis padres me estaban esperando y me lleve una sorpresa agradable, mis padres estaban sentados con Lara, Guillermo y su hijo. Mi padre mantenía una charla muy entretenida con Guille. Ahí me entere que los dos trabajaban en el mismo sector. Mi madre hablaba con Lara, pero la conversación no era tan amena, ya que Lara tenía que estar pendiente del niño. El único sitio que quedaba era entre mi madre y el niño. Pero bendito sitio, porque tenía una visión perfecta de los esplendidos muslos de ella, que al llevar faldas se veían aún mejor, grandes, duros y prietos. Por lo menos eso me parecían, aunque no los había tocado.
(más…)

Madura LUJURIOSA y… DOMINADA

En todo encuentro erótico hay que un personaje invisible y siempre activo: la imaginación”

Nos estropearon en el mejor momento. Reme se puso a enseñarnos los detalles que compraron para las familias. Regalos típicos de los viajes. Pero yo estaba enrabietado, miraba intensamente a Marina, pero ella evitaba mirarme, estaba como congestionada, hasta Reme le pregunto si se encontraba bien y ella le dijo que estaba liada con los preparativos para los que venían al día siguiente y que como la mujer que habían contratado no llegaba hasta la mañana siguiente, pues que había mucho follón.

Reme dijo que iba a su habitación a ponerse un calzado más cómodo y se subió, cuando reme fue a salir de forma rápida del saloncito, le agarre por la muñeca y le dije de subir a mi habitación a terminar lo que habíamos empezado. Ella con mirada avergonzada me dijo… “Por favor, hazlo por mí, olvida lo que paso, que no está bien lo que hicimos, soy casada, no debió de pasar nunca y yo jamás debí permitirlo…” deje que se fuera porque vi que si seguía hablando lloraría.
(más…)

Madura LUJURIOSA, pero reacia…

La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía.

En este relato me saltare unos años y pasare al año en que termine mi carrera. Fue un año bastante caótico sobre todo a nivel familiar por tema de una enfermedad y como es lógico por todo lo que llevaba consigo ese último año de estudios. Ya que estaba constantemente viajando a Madrid desde Alicante. En el mes de marzo las noticias fueron muy esperanzadoras y en el mes de mayo mi padre salió del hospital, bastante debilitado pero mejorado. Eso fue un revulsivo para todos.

Mi vida personal durante todos esos meses fue CERO y ahora que todo empezaba a mejorar quise centrarme en mis estudios y más en las asignaturas que llevaba peor. Al final mis esfuerzos fueron recompensados y termine mis estudios y con muy buena calificación. Lo que más me entristeció de ese momento, es que casi todos los padres estaban presentes y los míos no pudieron estar, ya que se habían ido al norte de España (no diré el sitio exacto por los motivos que luego entenderéis)

Los médicos les recomendaron salir de Madrid y mis padres les dijeron si era bueno el sitio donde querían ir, diciéndoles los médicos que mejor sitio imposible. El lugar elegido era un hotel rural, que ese mismo año compraron una pareja de amigo suyos y lo estaban arreglando ellos mismos, por lo que me dijo mi madre no estaba todavía al 100% de capacidad, pero hablaron con ellos y se pasarían allí todo el verano, esta pareja por lo que se hicieron una buena inversión en el sitio, ya que él fue despedido con cierta edad, la indemnización fue muy buena, porque él era un ejecutivo, liándose la cabeza y comprando el lugar. Yo había quedado con mis padres en ir con ellos a pasar todo el tiempo que pudiera. Porque además llevaba toda la carrera pasando con ellos días sueltos, navidades y poco más, después d este susto, pasaría todo lo que pudiera del verano.
(más…)

My life: doctoras y bultos

Llevaba ya unos meses en la universidad y la verdad es que me adapté bastante bien en todo los aspectos. En todos menos en uno; no follaba. Siempre había pensado que eso de la vida universitaria era todo fiestas y follar. Pero no fue así. De tal modo que al cabo de unas semanas empecé a aliviarme en solitario. Unas veces por la noche, otras por la mañana. Cada vez con más asiduidad, hasta que llegué a un punto de masturbarme dos o tres veces al día. Una mañana, cuando me disponía a mi rutina diaria, descubrí un pequeño bulto en la base de mi miembro, justo entre los dos testículos. No le di importancia y continué con mi labor matutina.

Pasaron unos días sin volver a acordarme de aquel pequeño bulto hasta que una noche cuando estaba en pleno orgasmo, sentí un dolor terrible en la zona del bulto. Fue un dolor tan fuerte que incluso se me escaparon algunas lágrimas. Tras sobreponerme del dolor, palpé el bulto, que para mi sorpresa era ya del tamaño de una aceituna. Asustado por aquello, pasé esa noche casi sin dormir. A la mañana siguiente, como de costumbre, me desperté con una erección, y casi automáticamente empecé a masturbarme como hacía a diario. Como era de esperar, llegado el momento cumbre de la paja, sentí de nuevo aquel dolor intenso. Tras aquello, entendí que aquel bulto sospechoso no era nada bueno y decidí que tenía que ir a consultar a un médico.
(más…)

Mi Ahijado Raúl VI y final

Cuando se fueron mis clientes Raúl dejó la cámara sobre la cama y se acercó donde yo estaba y dándome un beso me dijo preguntándome:

“¿Cómo estas, te encuentras bien?, ¿Te ha gustado la experiencia?”.

Yo le contesto:

“En conjunto si, aunque el rato primero con Benigno, los azotes, las gomas en mis pechos y las pinzas y sobre todo la botella dentro de mi coño, ha sido muy duro. Pero no sé qué me ha pasado que he sentido un placer nuevo mezcla de rabia y de gusto por cómo era tratada. Pero ser follada y prostituida con unos desconocidos ha sido increíble nunca pensé que el vender mi cuerpo me proporcionara tanto placer”.
(más…)

Madura, casada y con muchas ganas…

Después de esa estupenda noche con Marialis y su marido. De camino a mi casa fui pensando que estuvo muy bien, mejor de lo que yo esperaba. También pensaba en Montse y lo bien que podría ir todo con esas dos fabulosas mujeres. Llegué a casa y después de darme una ducha, me fui a tomar un vaso de leche porque no es el motivo tenia cierto malestar. Pero no le di importancia y me acosté.

Por la mañana cuando me desperté me seguía notando raro y con un pequeño dolor de cabeza, lo achaqué todo a algo que me pudiera haber sentado mal. Fui a la universidad y luego pasé por el bufete a dejar el resto de cosas que me quedaban por llevar. Cuando deje todo, pase a ver a Begoña, que nada más verme me sonrió muy amablemente y me pregunto si me encontraba bien, porque tenía mala cara. Le dije que dormí poco y que era muy dormilón, que seguro que se me pasaba en cuanto durmiera un poco.
(más…)