2º día con la madre de Edu, sin duda muy excitante

Hola de nuevo, continuamos con la aventura.

Ya en la mañana y al entrar el sol por la ventana despierto y veo como Aurora se levanta de la cama para bajar la persiana y seguir durmiendo, no estaba totalmente dormido cuando siento el timbre de la casa al que rápidamente Aurora va atender. Como dejo la puerta de la habitación medio abierta por las prisas la vi pasar con una bata veraniega al ir atender a quien llamaba, tras unos minutos esperando en la cama empiezo a sentir una discusión entre un hombre y Aurora. Extrañado me levanto y voy sigilosamente a ver que sucedía cuando para mi sorpresa encuentro al vecino que se cepillaba a Aurora

Vecino- ¿Por qué no me dejas ir a las habitaciones? ¿Tienes otro amante? Llevas un tiempo sin llamarme y sé que mi amigo ahora está en Valencia

Aurora-Noo, solamente sé que si vamos a las habitaciones terminaremos follando y estoy arrepentida de esta doble vida

(más…)

Profe de verano

Aquel verano en lo que se refería a notas había sido un poco catastrófico así que mis padres decidieron ponerme una profesora particular que resulto ser una profesora del Alarcón. Ya cerca de los exámenes de Septiembre Carmen que así era como se llamaba la profesora decidió que para que reforzase al máximo los conocimientos adquiridos diésemos clase también durante el fin de semana y mis padres y mis hermanos se fueron de vacaciones.

Bueno el caso es que un día no se por que causa el chirriante despertador no sonó y de repente el timbre de la puerta me despertó claro yo al oír el ruido pensé que era el despertador y le metí una leche que mande a la otra punta de la habitación, pero nuevamente el timbre sonó y me di cuenta de que era Carmen, baje y le abrí la puerta de fuera, al abrir la de la entrada me quede detrás y al cerrarla vi a esta que al verme en pijama me dijo ¿estabas durmiendo? Yo confesé y le conté lo que había pasado ella al oír mi relato se comenzó a reír – bueno venga vamos a dar clase – me dijo subiendo las escaleras yo iba detrás suya mirándole las piernas y tras la curva de las escaleras al estar yo un par de escalones por detrás pude verle algo mas que la piernas.

(más…)

La madre de mi mejor amigo.

El verano estaba siendo jodidamente largo y caluroso. Salir antes de las siete de la tarde a la calle era un suicidio y ni el agua de la piscina ni el de la playa ayudaban a aliviar esa sensación. Ante esta situación, Gonzalo y yo habíamos llegado a un acuerdo para matar las tardes hasta que el sol daba tregua y podíamos salir a la calle.

Ambos vivíamos en una urbanización de adosados a las afueras de Málaga y ambos teníamos todas nuestras amistades en la ciudad por lo que antes de quedar con el resto de amigos, todos los días después de comer quedábamos para jugar a la consola en nuestras casas. Un día iba yo a la suya y al día siguiente venia el a la mía. Así durante todo el verano desde que acabamos la selectividad.

Gonzalo y yo nos conocimos en el colegio con tres años y desde entonces habíamos sido uña y carne, nuestras familias se conocían de sobra y no teníamos ningún problema en ir de una casa a otra sin avisar.

Así pues, cierto día indeterminado de agosto me planté en su casa a las tres de la tarde esperando seguir con nuestro pique en el GTA V. Me abrió la puerta su madre, lo cual de entrada me extraño, y yo sin esperar su invitación entre directamente.

—Gonzalo no está… Acaba de irse a… La verdad es que no se ha donde ha ido.

(más…)

El amigo de mi hijo me deja sorprendida

Soy María. Soy una mujer casada felizmente desde hace 15 años. Cuando lo hice lo hice por amor y nuestra relación era muy pasional. Vivíamos en Madrid, mi marido trabaja para una multinacional y tenía un buen puesto. Hace 5 años decidieron ascenderlo pero con la contrapartida de trasladarse a Barcelona. Así es como iniciamos nuestra nueva etapa en Barcelona.

La verdad es que nos adaptamos muy bien, mi hijo Marcos, que en aquel entonces tenía 14 años hizo amigos de seguida y se apuntó a un equipo de fútbol, tal y como solía practicar en Madrid. El idioma no fue problema, hemos ido aprendiendo y aunque todavía no lo hablo bien, ya lo entiendo y chapurreo. En cambio mi hijo Marcos sí que ha aprendido más y es capaz de mantener conversaciones. Cosas de la juventud.

Mi marido fue nombrado jefe de la delegación de Catalunya, y por razones de trabajo un par de veces al mes tiene que viajar, algunos días durante 1 o 2 semanas, ya que tiene que ir a Sudamérica o incluso China.

(más…)