Ana y su sorpresa 3

Aunque por motivos laborales nos era imposible reunirnos, Ana y yo hablábamos casi a diario, contándonos cómo nos había ido el día y los planes que teníamos para el siguiente, con dosis ocasionales de cibersexo que distaban mucho de las sensaciones que había experimentado en nuestra noche, lejana en el tiempo, pues ya habían pasado nada menos que tres meses desde aquel entonces.

De vez en cuando se unía Sara a nuestras conversaciones; ella era la compañera de piso y mejor amiga de Ana, se conocían desde siempre y ésta fue el apoyo incondicional cuando Ana decidió dar el paso de empezar con los tratamientos hormonales. Entre ellas no había secretos y por supuesto, estaba al corriente de toda nuestra historia, alegrándose mucho por lo feliz que veía a su amiga.

(más…)

Feminizado por mis compañeras de departamento V el

Ha pasado tiempo desde que fui cogido vestido de niña gracias a mi roomie Laura. La verdad, me costó mucho trabajo soportar la humillación, pero con el tiempo debo admitir que fue por mi bien. Ahora tengo unas hermosas tetas 34b, mi transición fue muy difícil las hormonas me hacían llorar por todo, sufrir mucho física y emocionalmente. Fue por esa razón que tuve que dejar mi trabajo, mis jefes notaron mis pechos, las burlas, las humillaciones y demás hicieron que me liquidarán. Es muy difícil encontrar trabajo como nena, pero pude conseguir papeles y ahora me llamo Dany, desafortunadamente no me validaron mis estudios por lo que tuve que tomar un empleo de cajera en un supermercado mientras termino mis técnicos estudios de belleza.
(más…)

Como conoci a mi Macho:Noche de Sumisas en El Club

Mi vida seguía por el mismo camino, por las mañanas atendía mi casa y por las tardes y noches atendía a mi macho, por fin estaba llevando la vida con la que siempre había soñado y no era raro la semana que cumplía una de mis fantasías o una de las de Sergio que seguramente eran mucho más perversas.

La última noche que estuvimos en el club vimos que había programada para dentro de quince días una fiesta para sumisas, cita que no quería perder ya que ese día nosotras seriamos las protagonistas de la sala. Sergio se descojono delante de mí y me dijo que eso había que verlo porque el club estaría lleno de tíos.

Los días pasaban y aunque tenía buen sexo con Sergio yo solo estaba deseando que llegara aquel día me moría de ganas de poder presentar al mundo a la sumisa que llevaba dentro. Por fin llego el momento, quedaban apenas dos horas para que Sergio volviera a casa y nos marcháramos al club. Así que empezó mi ritual lo primero fue una ducha, después me eche mis cremitas y potingues de nena para después ir al cuarto para elegir el modelito que quería llevar esa noche. Para aquella ocasión escogí unas medias negras con ligero y porta ligero, mi body de leopardo con ribetes rosa una tanguita rosa y blanco que no hacia juego con el body. Encima me puse una falda corta y ajustada negra que imitaba al cuero, una camiseta rosa con escote, unos guantes de rejilla rosas que llegaban hasta el codo y unas botas altas con taconazo de color rosa pastel.
(más…)

Lo que me sucedió por no estudiar o trabajar

Cuando me desperté, me vi sólo. Entonces salte de la cama, me fui a la cocina pues escuche ruidos cual no sería mi sorpresa ver a mi tía Yolanda recostada sobre su pecho en la mesa de la cocina y Dévora detras de ella moviendo su cadera con un ritmo pausado, de atrás hacia adelante y de adelante hacia atrás. En la cara de mi tía se le veía una gran satisfacción y de que estaba gozando a lo máximo. Me quedé paralizado y sin moverme aun lado de mi tía, no hice ruido para que no se enteraran de mi presencia, ya que ambas estaban con los ojos cerrados gozando de sus respectivos placeres.

Cuando mi tía abre sus bellos ojos, se me queda mirando sin sorpresa y me dice:

– Sobrino, acercate más para que puedas observar el espectáculo a tus anchas, anda se buen niño y dale eso que tienes tan duro y tan grande.

No me había dado cuenta que ya mi verga estaba como una mastil, duro y tieso y mirando hacia arriba como buscando un culo.

Le contesto: -Tía, no me digas esas cosas porque te metó mi verga en esa hermosa boca de mamadora que tienes.
(más…)

Mi primera fantasía hot

Salir a la calle vestida. Era mi primer sueño. Empecé primero rodeando mis caderas con las toallas, como si tuviese una faldita, y levantando delicadamente el lado de una de mis piernas y mostrando mi cuerpo, como hacían las divas antiguas. Gozaba mucho haciendo eso a escondidas y me tuvo entretenida algún tiempo. Pero una noche, cuando me puse la toalla solita en el baño y me senté para hacer pipí como una lady, sentí un deseo tremendo de ser una completa mujer. Yo creo que fue un repentino cambio en mis hormonas, porque esa fue la primera vez que traje a mi memoria la foto de un chico muy masculino que tenía como amigo en mi Facebook y a quien no conocía. Antes de ese día yo me imaginaba vestida en medio de mis compañeros de clase mientras ellos me molestaban y me tocaban.
(más…)

Mi amiga Mery

Esta es la historia de como conocí Mery, la que seria algo mas que una simple amiga.
Me presento me llamo Antonio tengo 19 años 1,70 aproximadamente y
algo menos de 90 kilos, vivo con mis padres en mi pueblo, soy bastante solitario, pero no se si es por la adolescencia o por las hormonas pero tengo una mente bastante calenturienta a la par que abierta me gusta casi todas las posturas,juegos y fetiches sexuales pero por desgracia para mi aun soy virgen,pero entre todos los fetiches mis predilectos son los transexuales,tienen algo que me excita,me gusta verlos por internet follando y jugando,me gustaría conocer a alguno,a pesar de ser hetero me gustaría tener sexo con una transexual, que nos penetremos mutuamente y que nos las chupemos.

Dispuesto a ello me puse manos a la obra, me puse a buscar una trans en paginas de contactos que estuviera cerca de mi pero la mayoría de ellas eran profesionales las cuales pedían una cantidad de dinero que mis ahorros secretos no llegaban o me tenia que desplazar muy lejos.
(más…)

El dia a dia de una cross 2

Sigo contando las cosas que me ocurren desde que me fui a vivir con mi pareja.

Llevamos casi un año juntos. Antes y porque en el relato anterior olvide hacer una presentación mas cercana de que como somos. Yo mido 1,70, con tacones me voy algo mas alta. Soy delgadita , me he conservado bien en este aspecto, de chico siempre he tenido suerte en lo de ligar con chicos. No me puedo quejar. Cuando me disfrazaba de chica en los carnavales mas de uno me decía que si tenia piernas de mujer , los brazos, el cuerpo…

Soy muy ardiente en el sexo, me gusta que me lleven pero también provocar la situación y al tio que esta conmigo animarle a que me folle de verdad. Tengo 27 años y me cuido mucho tanto en el deporte como en la comida. Mi pareja actual que es la de que hablo en este relato tiene diez años mas que yo. Es muy atractivo ( al menos para mi) y se cuida pues hace deporte , aunque ya por la edad va teniendo algo de barriguita,. Es alto , 1,80.
(más…)

Cojiendo con la Transexual Norma

Mi nombre es Javier, a continuación les narrare mi experiencia sexual con una hermosa transexual, todo ocurrió cuando salía de la universidad con rumbo a mi casa, en el camino vi a una hermosa mujer, parada en una esquina.

Llevaba puesto unos jeans azul muy ajustado, que ponía en evidencia su enorme y rico trasero, y una blusa color café, escotado de esas que llaman ombliguera, me acerque para hablarle, le dije hola preciosa esperas a alguien, me contesto no a nadie en especial, soy sexo servidora.

A ok, dije justo lo que me esperaba, le dije sube vamos a tener acción nena, me respondió ok pero antes tienes que saber que soy transexual, me quede pensando un momento pues nunca había estado con una niña transexual, pero el morbo me motivo, le dije no importa me gustas y quiero tenerte.

La lleve a mi casa, aprovechando que vivía solo, le dije ponte cómoda, mientras fui por unas copas de vino, tomamos unos sorbos, después me acerque a ella abrí su blusa y comencé a mamar sus pechos, sus pezones se comenzaron a poner erectos duritos, me gustaba morder esas tetonas, después ella se agacho comenzó a desabrochar mi pantalón y saco mi verga la tomo en sus manos, saboreándose lo que le esperaba y comenzó a mamarla, lo hacía de una forma muy rica, era la mejor mamada de polla que me hacían, recorría todo el falo hasta terminar en la cabeza donde le daba unos lengüetazos, lamia mis bolas se la quería tragar de un bocado.
(más…)

Ana y Eva hablan de moda

En mi anterior entrega “Anita se va de excursión” os prometí contaros lo que pasó con Guillermo, mi nuevo amigo que parecía que quería poner los cuernos a su novio Álvaro. Yo le puse claro que no quería nada serio, que mi interés estaba en disfrutar del sexo como hembra sin obligaciones, sin rollos sentimentales y cuando se acabase, se acabó sin líos ni ataduras de ningún tipo. Parece que lo’ entendió y me dijo que a él le gustaba vestirse de mujer pero que le daba corte entrar en las tiendas. Me ofrecí a ayudarle y le estuve mandando direcciones de Internet en donde tenian de todo y lo enviaban de forma discreta.

Al cabo de unos días me llamó para decirme que ya estaba bien equipado pero quería que yo lo viese y le aconsejase. Así quedamos en su casa un viernes por la tarde.

Para no perder tiempo me llevé la oficina un trolley con trapitos así como el maquillaje y la bisutería. De camino a su casa compré una caja de pastas de té porque habíamos quedado en charlar tomando el muy británico té de las cinco ya que se me ha olvidado deciros que Guillermo ero lo que llamamos “un pijo”.

Cuando llegué a su casa me recibió con un batín de seda y se quedó un poco sorprendido cuando me vió con mi traje de trabajo, traje azul oscuro, corbata, gemelos y mocasines negros de perfecto ejecutivo. Nos saludamos y enseguida acordamos travestirnos y luego tomarnos el té. El se cambió en su habitación y yo en el baño. Me puse mi vestido rojo apretado y cortísimo con sostén negro con relleno, liguero, tanga y medias negras y zapatos de tacones de aguja rojos. Me pinté los labios de color rojo, sombra negra de ojos y fondo de maquillaje oscurito. Además pendientes, collar, pulseras y tres anillos.

Guillermo salió con un vestido parecido al mío pero de falda algo mas larga y de color azul y el resto muy parecido incluso de maquillaje pero además se había pintado el borde de los ojos pero no había tenido en cuenta la bisutería y solo llevaba un anillo. La dije que no estaba muy depilada y que tenía unos pocos pelos en las tetitas, la demostré como estaba yo, que lo único que tenía era el vello púbico recortado en forma de corazón, se lo enseñé y le gustó sobre todo comprobar que lo tenia decolorado con agua oxigenada.

Estuvimos criticando lo que nos gustaba de uno y del otro, le dejé que se pusiera mi bisutería para que viera el efecto, le gustó e incluso tomó nota. Nos sentamos como dos damitas a tomar el te y dado lo corto de los vestidos enseñando ligueros y tangas. Le dije que tenia que tomar otro nombre porque Guillermo no era muy femenino, estuvimos un buen rato considerando nombres y al final le propuse Evelyne que era el de la pianista norteamericana que a mis 17 años (ella tenia 45) me desvirgó y me enseñó como hacer gozar a una mujer en una sesión de casi dos días sin parar (ella se había divorciado hacia casi dos años y desde entonces no lo había catado), Le gustó pero prefirió elegir Eva.

Como era de esperar empezamos a comentar nuestras experiencias sexuales yo solo le dije que tenia rollo con dos, con Juan al que ya conocía y con Jacinto pero no le dije nada de mis aficiones de chapero distinguido aunque le insinué que la fidelidad no era una de mis virtudes.

Eva me dijo que llevaba varios años con Álvaro que era el macho y que él siempre había ido de mujer por lo pequeña que la tenia. Yo le dije que con una pollita también podía hacer disfrutar por el culo a un macho y que me gustaría demostrárselo.

La conversación fue subiendo de tono comentando lo que nos gustaba hacer y que nos hicieran; quedó claro que a pesar del tiempo que ellos llevaban juntos además de penetrarle, chupaditas y pajas poco mas habían hecho, se quedo sorprendida cuando la dije que lo que mas gustaba a Juan era comerme el culo y meterme la puntita de la lengua porque ellos no lo habían hecho nunca, yo la dije que yo nunca lo había hecho porque me daba un poco de asco, pero que las sensaciones eran deliciosas.
(más…)

Experiencias de secretaria

En esta pcasion quisiera continuar con una serie que inicie hace tiempo sobre mi trabajo como secretaria de un contador. Para mas info, pueden leer la serie Mi trabajo como secre.

Habia pasado cerca de un mes de que yo habia respondido a un anuncio de busqueda de secretaria. Acudia dos veces por semana a casa de un contador para asistirle en deberes, contesta llamadas, enviar correos, localizar facturas, etc. Durante todo el mes continue utilizando la misma ropa, ya que era todo lo que tenia. Las prendas las habia tomado de mi tia, y tomar mas hubiese sido sospechoso, asi que salvo cambiar entre 3 pantimedias diferentes que tenia, no habia novedad en mi vestir.
Para quienes no esten familiarizados con la trama, yo me cambiaba cada dia en el baño de la casa del contador, que se encontraba en la planta baja, y despues subia, ya arreglada, a la oficina.

Un dia, llegue a las 10 de la mañana, como siempre. Me dirigi hacia el baño, cuando el contador salio de la oficina.
-Oye- me dijo- antes de que entres al baño, necesito que pases por el pago de Katya a la oficina.
-ok- respondi.
(más…)