Mini trio de besos y morreos

La historia que cuento es de hace muchos años y es muy sencilla y poco picante, pero después de haber leido varios relatos me he decidido a escribirla, cambiando nombres y lugares.

Mi nombre es Andres. Inicios de los 80, principis del verano, fiesta mayor de una ciudad catalana, principalmente los actos de las fiestas se realizan antes del dia de la fiesta y el dia del patron o al dia siguiente ya se acaban. Aquella noche ya no habia casi actos de la fiesta, no recuerdo con que motivo hubo una fiesta en la que daban de beber ron quemado y allí me encontré con un grupo de conocidos (no concretamente amigos, si no conocidos de otras ocasiones) y al final formamos un grupo de 6 personas, 3 chicos (Sebas, Miguel y yo) ) y 3 chicas (Lorena, Pilar y Maria); por orden de grado de conocerlos seria yo conocia a Sebas y de rebote a Miguel por ser amigo suyo; y conocia a Pilar de una fiesta hacia un año (pero sin haber tenido ningun encuentro más), y Lorena y Maria no tanto.
(más…)

Regalo de aniversario

Cinco años de casados, dos niños, una bonita casa en un barrio privado, dos automóviles, vacaciones de verano e invierno todos los años, un grupo reducido pero muy bueno de amigos con quienes divertirse socialmente, trabajos bien remunerados y una vida sexual activa y aceptable.

Esa era la conclusión que podían sacar de sus vidas Marisa y Javier. A priori nadie pensaba que tenían de qué quejarse salvo que la conocieran a fondo a ella y supieran que siempre quería ir por más, sobre todo si en materia sexual se refería.

Había sido criada con una libertad y desprejuicio mental tan grande para el sexo que salvo dos o tres cosas muy puntuales estaba convencida de que todo estaba servido en bandeja para el placer cuando fuera consensuado con su pareja.

¿Tenía límites? Si, claro, por supuesto, pero eran producto de situaciones que no la satisfacían, no le daban placer, no eran límites por pacatería o pudor.
(más…)

Cómo me trajiné a vuestra madre – Los desconocidos

Aquel invierno estaba siendo más frío de lo habitual y, mientras Marshall y yo discutíamos incansablemente sobre si eran más calientes los guantes o las manoplas, vuestra tía Robin se entregaba a su pasatiempo favorito: follar con desconocidos. Y sí, desconocidos va en plural porque le gustaba hacérselo con más de uno a la vez.

Antes de salir de casa, se puso unos ajustadísimos leggins negros. Sin nada debajo, por supuesto. Aquella prenda marcaba su fabuloso trasero e insinuaba su insaciable rajita, poniendo cachondo a cualquiera. Embutió su busto en un diminuto top de generoso escote. Sus enormes pechos asomaban de forma descarada, resultaba imposible no mirarlos. Completó su vestimenta con unos zapatos de tacón y una cazadora de cuero de cintura corta. Después se dirigió a un bar de carretera, en busca de hombres rudos y fuertes, que como ya sabéis, son la clase de tipos que a ella le atraen.
(más…)

Mi marido, su secretaria y un viaje a Alicante.

Conocí a Raúl cuando estudiábamos la carrera. Era guapo, decidido, simpático y muy inteligente, mucho.

Yo provenía de una familia muy conservadora, de hecho yo también lo era. Raúl era un buen chico pero desde luego no tan parado como yo.

Empezamos a salir después de una fiesta de una residencia de estudiantes en la que bebí más de la cuenta y me la pasé agarrada a su cuello toda la noche. Me moría de vergüenza el lunes siguiente cuando me lo encontré en clase. El lo tomo con mucha naturalidad y me beso en los labios en cuanto me vio a modo de saludo. Desde entonces nunca me he separado de él.

Desde luego yo era virgen cuando sucedió todo aquello. Antes de Raúl pocos chicos me habían besado y solo uno había llegado a tocarme mis pechos, pero con Raúl la cosa fue muy rápida.
(más…)

Mi jefe, su mujer y un viaje a Alicante.

Me encanta que me follen a cuatro patas. Me pone a cien ser sometida mientras un macho me parte en dos, ver como mis tetas se mueven al compas de las embestidas, mira para abajo y ver los huevos de mi amante moverse al compas y notar como me aprietan las caderas mientras me follan con fuerza.

No fui la más adelantada de mis amigas en aquella época en la que una a una íbamos perdiendo la virginidad. En aquellos tiempos solo le chupaba la polla a mi entonces novio Pablo mientras mi amiga Lucia, la más adelantada de nosotras, nos relataba en aquellas tarde cotilleo lo mucho que le ponían cuando le daban en mi ahora posición favorita.

Fue una tarde de mucho alcohol y estando en casa de Pablo. Mi novio me había masturbado a fondo, me había comido el chumino, yo le había comido la polla y no podía más. Sabía que había llegado el momento y le susurré al oído el esperado “follame”. A Pablo le cambió la cara, corrió hacia su cartera y sacó un condón poniéndoselo torpemente en su durísima polla, dulcemente me abrió las piernas y cuando se disponía a endiñármela se me pasó por la cabeza la imagen de Laura y me di la vuelta.

– Tómame así. Pero despacio.
(más…)

Mi novia y los trios

Hola, me llamo Hugo y tengo 28 años. Llevo con Nuria tres años, y desde hace uno estamos viviendo juntos. Ella tiene 26 años y a los dos nos encanta disfrutar del sexo.

Os voy a contar como empezamos en el mundo de los tríos, algo que en un principio pensamos que nunca llegaríamos a hacer…

Todo empezó cuando nos fuimos a vivir juntos. Al convivir todos los días, cualquier momento era bueno para follar, en los tres años que llevábamos nunca lo habíamos hecho tantas veces.
(más…)

Primera vez con mi amiga Lourdes II

…ambas quedamos fundidas en un tierno abrazo, nos besábamos cariñosamente y acariciábamos suavemente la espalda y los senos. Nos tumbamos en la cama, calmadas después del éxtasis de nuestros orgasmos. Nunca había provocado un orgasmo a otra mujer, me sentía extraña, no era como cuando terminaba de hacer el amor con mi marido, la sensación era distinta, pero con Lourdes había resultado todo muy natural. Nos quedamos entonces abrazadas en la cama, tranquilas, con los ojos cerrados,…tan relajadas que nos estábamos empezando a quedar dormidas.
De repente se abrió la puerta de casa. Lourdes y Marta seguían desnudas tumbadas en la cama ajenas a que había alguien más en casa. Marta se había quedado dormida, después de toda la semana dándole vueltas a la cabeza por lo sucedido en su casa junto a su marido y sus amigos estaba realmente rendida, en cambio Lourdes estaba solo con los ojos cerrados, acariciando a tientas de vez en cuando el cuerpo desnudo de Marta.
La puerta del dormitorio se abrió, entró José Carlos y cuando vio a su mujer en la cama con Marta se quedó quieto como una estatua y con cara de haber visto un fantasma.
(más…)

Chocho apellidos catalanes. La virgen de Agosto

Hacia el mediodía de su primera jornada laboral, cuando ya se iban a ir a comer al bar de la esquina, Laia lanzó una exclamación de júbilo y sorpresa al abrir su correo en el ordenador de la biblioteca.

Són ells? Preguntó esperanzada Montse, ya que hacía cuatro días que los madrileños no comunicaban.

No, nena. És el Ximo. Mira.

(Traduciremos directamente el contenido del mail de la lengua de Ausias March a la de Miguel de Cervantes, procurando que no se pierdan los matices léxicos)

“Mis queridas Laia y Montse:

(más…)

Mis inicios en la Universidad (4)

Me desperté el jueves, último día lectivo de la semana ya que teníamos el viernes libre (también llamado “juernes”) y fui a la Universidad con ganas de que llegara el finde. Llegué a clase y no había mucha gente: era pronto, me gustaba llegar con tiempo.

Me senté y esperé a que comenzara la primera clase. Fue llenándose el aula y aparecieron Sheyla y Gloria, que me dirigieron una mirada rápida y fueron al final, tratando de evitarme.

Las clases de ese día sucedieron con normalidad, pero noté una ausencia notable: la de Carmen, que no asistió a ninguna asignatura a lo largo del día. Al acabar la última salimos todos dispuestos a volver a casa, y al ir cruzando la cafetería para irme a casa la vi en una mesa junto al chaval que habló con ella el día anterior durante la comida. Me acerqué a saludarla.
(más…)

Primer trio mi amigo mi mujer y yo

Somos Alba y José, somos pareja de 33 años, alba es delgadita con un buen culazo y unas tetitas preciosas, hace diez años que somos pareja y aunque habíamos fantaseado muchas veces con la opción de hacer un trio nunca habíamos realizado nada,

El año pasado mi amigo Daniel nos invitó a su casa a pasar unos días y disfrutar d la playa, el está soltero. Sí que alguna vez aviamos fantaseado incluso con el pero nuestra sorpresa fue cuando una amiga de Dani le comento a Alba que si no éramos pareja y que Daniel le había comentado q el Dormiría con Alba puesto que había problemas de sitio pero todo fue un mal entendido, también le comento a Alba que si le podía ayudar a encontrar una novia como ella, después de una gran noche de fiesta ya a las tantas d la madrugada estando en la cama pensamos mandarle un whatsapp para que viniera a jugar con nosotros pero al final no dimos el paso y nuestras vacaciones terminaron sin que pasara nada, eso si ya teníamos creado un grupo de whatsapp para charlar los tres,
(más…)