Como conocí a mi ex…

Empezare por describirnos; yo soy un tío normal, moreno, mido 1,74 y físicamente no soy un bombón pero tampoco doy asco… Mi ex una morena de 1,74, pelo largo hasta el culo, ojos azules, 90 de pecho y un culo bien formado…

Yo solía usar el ordenador algunas noches para jugar y evadirme un poco, un amigo me recomendó entrar a un juego y ahí que fui a ver que tal… Poco a poco empiezas a conocer gente y a jugar con ellos, los conoces un poco mas y se crea una especia de amistad… Luego lo típico, nos damos el facebook para no perder contacto y saber mas unos de otros, ese dia añadí a unas 15 personas, entre ellas una morenaza de ojos azules 7 años mas joven que yo, fue verla y pensar “es demasiado tía para mi”… Lo peor era que como hacia tan poco que conocía a todos y añadí a mucha gente de golpe no sabia quien era quien y sinceramente no sabia quien era esa morena en el juego. Con el tiempo empezamos hablar en grupo usando un chat de voz, lo que hacia que todo fuera mas real y ahí fue donde hablando poco a poco descubrí ya quien era la morena, hablaba con ella casi a diario todos los días y no lo sabia, a raíz de eso me interese mas por ella, por hablar a solas y conocerla mas y así comenzó todo…

Una noche de madrugada entre bromas, los dos a solas hablando, ya sabíamos quien era el otro en fotos perfectamente, entre broma y broma le solté “si te pillara ahora te abrazaría y te comía a besos… Fue instintivo, me quede un poco cortado al pensar lo que había dicho y no sabia si metería la pata o no, pero su reacción me dejo peor aun… Empezó a reír y entre risas dijo algo como “con el calor que tengo si me haces eso se lia”, yo pregunte haciendo me el tonto y me dijo que había roto con su pareja hace unos meses y estaba viviendo con su madre y su hermano para no estar sola en su piso, como no tenia mucha intimidad me comento que no podía masturbarse y que llevaba unos meses sin sexo, cosa que a mi me puso muy cachondo, le dije que si pudiera la fallaría ahora mismo y ese fue el detonante para todo, la escuche respirar mas deprisa, había empezado a masturbarse y estaba muy caliente, yo de pensar en todo lo que sucedía saque mi polla del pantalón y comencé a tocarla, nos susurrábamos las cosas que nos haríamos y en unos minutos nos corrimos casi a la vez, hablamos un poco sobre todo esto y nos fuimos a dormir…

Pasamos varios días así, buscándonos en las madrugadas para masturbarnos juntos y disfrutar pensando en la de cosas que haríamos, y una noche me canse y la comente de vernos en persona, no aguantaba mas y quería follarla. Ella vive en el norte de España y yo en el sur, mil kilómetros nos separaban y buscábamos la manera de cuadrar fechas y horarios. En diciembre me dio la gran sorpresa, me llamo y me dijo que tenia 10 días de vacaciones y que bajaría a mi tierra, insistí en subir yo pero ella quería salir de allí unos días y teníamos ganas de vernos YA!… asi que en el fondo nos daba igual quien hiciera el camino…

Mientras llegaba el gran día seguíamos jugando y hablando de lo que pasaría, ella bajaría en tren, ya sabíamos los horarios y estaba todo preparado, después de contarme todo eso le pregunte:

– Harías algo por mi??

• Depende… dime que quieres y tal vez…

– Quiero que vengas con una faldita corta, ropa fina al tacto, sin sujetador y sin bragas… ¿Serias capaz?

Por un momento se hizo el silencio y de repente…

• De verdad lo quieres??

-Si, lo deseo, quiero abrazarte al bajar del tren, comerte a besos y agarrar con mis manos ese culo y no notar nada… Es mas antes de llegar al coche te meteré mano bajo la camisa y la falda…

• Si lo deseas lo hare, no me pondré nada de ropa interior, una minifalda negra, unas botas altas y unas medias, eso llevare…

Seguimos hablando sobre el tema, cada uno diciendo al otro que no seria capaz de hacerlo ya sea por los nervios o por mas gente, pero yo por mi parte lo haría deseaba tener a esa morenaza entre mis manos y hacer de todo con ella…

Los días pasaron y nuestra calentura iba a mas hasta que por fin llego el día… Me duche, me puse una camisa blanca finita para resaltar y para que el tacto sea mejor, un buen afeitado, desodorante y salí corriendo al coche para tomar camino a la estación… Al llegar al parking busque una zona apartada, una zona donde el lateral del coche quedara pegado a uno de los muros del aparcamiento y salí corriendo hacia el ascensor para subir a la estación…

Los minutos se me hicieron eternos y al fin el aviso de la llegada del tren, mi nerviosismo fue a mas, vi gente salir una tras otra, pero no veía a ninguna chica sola, cierto es que la vi en foto pero tenía el miedo de que hubiese cambiado o la foto no fuera real, ya sabéis internet y las mentiras van de la mano… Y de repente vestida de negro con la piel blanca apareció ella, botas negras hasta las rodillas, minifalda negra, una chaqueta de cuero tipo motera, ojos azul cielo y los labios pintados de rojo, era imposible no verla y mucho menos no quedarse embobado viéndola…

Fui hacia ella y cuando llegamos a la misma altura nos abrazamos, no dio tiempo a decir nada mas que “Hola” cuando nuestras bocas se buscaron y nos besamos, fue un beso largo, sin prisas, mis manos recorrían su espalda y no tarde nada en bajar a su culo, la falda era finísima y no note nada, cumplió su promesa y no llevaba bragas, mi polla iba a reventar entre el beso y ese descubrimiento… El beso fue eterno, agarre la maleta con una mano y tire de ella y de la maleta hacia el ascensor para ir al coche, mientras andábamos ella se ponía delante, me besaba, me tocaba, pegaba su pelvis a la mía y apretaba con fuerza, nos daba igual la gente las miradas y todo lo demás…

A duras penas llegamos al coche, la hice venir entre la pared y el coche para poner la maleta en los asientos de atrás y aprovechar esa cobertura para disfrutar de su cuerpo, en cuanto paso delante de mi para meter la maleta la agarre por detrás y metí mis manos bajo su camisa directo a sus pechos, tampoco tenia sujetador, tenia unos pechos perfectos y los pezones bien duros de lo excitada que estaba, en ese momento la escuche jadear pero yo no deje de jugar con sus pezones y de rozar mi polla con su culo, saque una de mis manos la agarre del pelo y la gire la cabeza para besarla, al rato de besarla la agarre de los brazos la gire y la puse frente a mi, la hice sentar al filo del sillón trasero y me puse entre sus piernas dejando ese precioso coño abierto para mi… Baje mi mano y toque por fin ese precioso coño, estaba muy húmedo, no me hice esperar toque un poco su clítoris y luego introduje dos dedos en el con facilidad, estaba tan húmedo que entraron sin problemas… Ella puso su mano en mi polla por encima del pantalón y me tocaba, nos besábamos mientras ella gemía como loca y de repente unas luces frente a nosotros nos devolvieron a la realidad…

Nos recompusimos la ropa y decidimos salir corriendo para llegar a casa lo antes posible, estábamos a cien y no aguantábamos mas, montamos en el coche y de camino a casa nos tocábamos y besábamos al parar en los semáforos mi polla iba a reventar y no podía esperar mas…

Al llegar al piso fuimos directos a la habitación, cuando llegue a los pies de la cama me agarro con fuerza y me lanzo, quede boca arriba tumbado, en un instante me desabrocho el pantalón y sin mediar palabra empezó a chupar mi polla, fue una mamada salvaje desde el primer momento, la chupo con ganas, desde la punta a la base metiéndola toda en la boca, estaba ansiosa y yo no podía esperar mas tampoco, me incorpore un poco y le quite la parte de arriba de la ropa viendo como colgaban esas preciosas tetas, alargue los brazos para intentar tocarla y cuando las sentí en mis dedos no aguante mas y me corrí, ella no dejaba de chupar la polla y tragarse todo mi cuerpo se curvo y de mi boca salió un gemido enorme, había sido increíble, esos ojos azules mirándome fijamente y esos labios rojos, es algo que no olvidare jamás…

Me levante como pude le quite la falda y las botas, solo le deje las medias, pensé en comerle el coño pero fui in poco cabrón, me tumbe a su derecha, levante los brazos de ella uno lo inmovilicé con mi cuerpo y el otro con mi mano izquierda y mis piernas las puse de tal manera que no pudiese cerrar las suyas por mucho que quisiera… Estaba a mi merced y con mi mano derecha empecé a tocar sus labios, su clítoris, su rajita pero sin meter ningún dedos solo el exterior, empecé a jugar con su clítoris, tocándolo pellizcándolo, los jadeos de ella iban a mas mis dedos cada vez tocaban su clítoris mas y mas rápido y llego el orgasmo, intento cerrar las piernas y su cuerpo se movía como poseída, mis dedos seguían tocando su clítoris sin parar y sin que lo esperara le metí dos dedos y empecé a follarla fuerte con ellos ella se convulsionaba de placer, ya no gemía solo gritaba de gusto que no parara y encadeno un orgasmo con otro, empecé a tocar con suavidad, ella ya no oponía resistencia con los ojos cerrados, la respiración acelerada y entre jadeos solo decía “cabrón que bueno eres, me has matado”

La deje descansar un minuto y le susurre al oido que solo habíamos empezado que no tuviera prisa por acabar, me dijo que nunca se había corrido más de dos veces pero que la follara igualmente para quedar yo satisfecho y a eso que fui… Abrí sus piernas me coloque entre ellas, pero su sorpresa fue que no la folle, baje mi cabeza y le comí el coño, le chupaba y le mordía el clítoris, lo apretaba suave con mis dientes mientras le pasaba la lengua, ella volvía a gemir, gritar y maldecir de gusto, seguí así unos minutos y en una de las veces que mordí su clítoris le llego otro orgasmo, en cuanto no te que se estaba corriendo me levante corriendo y le clave la polla entera, del tirón, y empecé a follarla fuerte, por un momento ella no hacia ruido se estaba corriendo de tal manera que se quedo bloqueada hasta que empezó a gemir como una posesa, no deje de follarla fuerte desde la punta de la polla hasta la base, clavándola toda una y otra vez, llevaba tanto aguantando que estaba loco por correrme y así lo hice, ni si quiera pregunte clave la polla entera y me corrí lanzando varios chorros de semen dentro de ella, al notarlo se volvió a correr como loca, no paraba de decir cosas que entre los gemidos y la respiración acelerada era inentendible pero poco a poco entendí que no quería que la sacara, quería que me quedara ahí y así lo hice…

Pasamos unos minutos así, mi polla ya había vuelto a su estado normal pero seguía dentro de ella, empecé a besarla, acariciar sus pechos, sus labios y entre beso y beso con el calorcito de tener mi polla dentro empezó a crecer de nuevo, ella abrió los ojos y me miro con cara de no creerlo y preguntando “mas?? no puede ser no voy a ser capaz de correrme más”, pero no hubo que insistir ya que ella también quería tanto o más que yo…

Saque mi polla de dentro y la hice poner a cuatro, ella esperaba ansiosa a tener mi polla dentro, pero mis planes no eran esos, yo sabia por lo que hablamos que a ella le gustaba el sexo anal mucho y a eso fui, abrí su precioso culo con mis manos y le comí todo el culo, le metía la puntita de la lengua, mientras una de mis manos le tocaba el clítoris mi boca era solo para ese culo que deseaba follarme… Ella gemía cada vez mas, apoyando el pecho contra el colchón dado mas facilidad aun para mi boca, mi lengua entraba ya entera, me esmeraba en meter todo lo que podía y moverla, para mucha gente será algo guarro, pero me encanta…

Ya no aguante mas volvia a tener la polla como un ladrillo, me incorpore y le metí la polla en el coño, mientras mi dedo gordo lo metía poco a poco en su culo, empecé a follarla despacio sin prisas, solo pensaba en ese culo y nada mas, poco a poco su ano se dilato y cuando lo note en su punto saque mi polla del coño y puse la punta en la entrada y apreté despacio entro mi saliva y lo que chorreaba su coño estaba bien lubricado y empezó a entrar sin problemas, ella no protesto ni un poco, solo gemía y disfrutaba…

Al ver que no decía nada seguí mi camino hasta que llegue a meterla toda, le pedí que se tocara el clítoris y así lo hizo, y yo mientras empecé a follarla despacio y poco a poco subiendo el ritmo, agarrado a sus caderas, clavando toda mi polla sin dejar nada fuera, mis embestidas cada vez eran más fuertes y ella gemía mas y mas mientras me pedía que no parase y así lo hice, no pare, seguía bombeando ese culo con todas mis ganas, lo deseaba mas que nada, cuando estaba a punto de correrse le saque la polla y se quedo mirando con cara de extrañada, la agarre y la puse de pie contra la pared abierta de piernas y con los brazos a la espalda, una vez así volví a follar su culo fuerte, sin piedad, ya no gemía eran gritos de placer la postura le estaba encantando y yo la embestía con fuerza sin parar ni un poco mientras mis brazos agarraban los suyos, después de un rato así la susurre al oído que me faltaba nada para correrme baje mi mano derecha a su coño y le toque el clítoris sin dejar de follarla, su espalda se arqueo aun mas se estaba corriendo y al ver eso no pude aguantarlo y me corrí con ella sin dejar de follarla, me agarre a ella como pude nos temblaban las rodillas a los dos, dimos unos pasos hacia atrás y caímos en la cama, ella encima de mi con la polla aun dentro y así nos quedamos un minuto…

Sinceramente no hubo ganas ni de darnos una ducha, estábamos muertos, felices, contentos y deseosos de seguir disfrutando el resto de días, nos quedamos abrazados en la cama para dormir así pero antes de dormí me susurro algo…

• Si te despiertas y tienes ganas follame, aunque este dormida, sea la hora que sea hazlo no te lo pienses…

Nunca me habían puesto tan cachondo como lo hizo ella y aunque la relación que vino luego se rompió, volvimos hacerlo alguna vez mas, pero eso ya es otra historia…

Aunque no soy buen escritor y esto es algo real vivido por mí, espero que les guste y lo disfruten, un saludo.

Leave a Reply

*