Con el culo roto por una apuesta.

Comenzare este relato diciendo que todo lo sucedido es totalmente cierto, sino lo quereis creer ya es cosa vuestra.

Creo que deberia comenzar por el principio, mi nombre obviamente no lo pienso decir, digamos que me llamo Angel, tengo 19 años, mido 1,75 y peso 71kg. En cuanto a mi forma fisica diria que es atletica por que me gusta bastante la natación y el gimnasio. Dejemos de hablar de mi y hablemos de la que ahora mismo es mi exnovia pero en su momento fue novia, Paula. Ella es una chica pequeñita, medira cosa de 1,65 y pesara unos 50kg, tiene 19 años, igual que yo, media melena rubia (de bote), ojos marrones, la verda des que me parecio y me sigue pareciendo una chica monisima y aun que esta plana como una tabla de planchar lo compensa con un culazo de infarto.

El relato sucedio durante el mes de julio del 2015, es decir, este verano pasado. El tema es que por razones de trabajo de mis padres estaban viviendo en nuestra casa del pueblo, por que a ambos les pillaba más cerca de sus respectivos trabajos, asi que yo vivia practicamente solo en nuestro piso en la ciudad (no dire que ciudad, solo que esta cerca de Madrid). Recalco el practicamente por que una vez a la semana venian a casa para ver como estaba y demás.

Aprovechando que tenia practicamente todo el tiempo libre del mundo me dedicaba a quedar casi a diario con Paula, la cual vive en una ciudad cercana a la mia. La verdad es que fue la segunda chica por la que realmente llegue a sentir cosas, nuestra relacion iba a rachas, habia rachas buenisimas y rachas malas, como en cualquier relacion supongo. Recuerdo que habiamos discutido por alguna tonteria y cuando nos reconciliamos le dije que se viniese un par de dias a casa puesto que mis padres se acababan de ir y sabia que hasta dentro de 5 o 6 dias no volverian.

Ella aceptó gustosa y fui a recogerla a mediodia con mi coche, una chatarra de 900€ que me regalo mi padre por mi cumpleaños, se cae a trozos, pero bueno, para aprender a conducir me sirve. La verdad es que pasamos un calor terrible hasta llegar a casa por que mi coche no tiene aire acondicionado. Una vez en casa nos pusimos mas comodos, yo en boxer y ella en tanguita y sujetador, comimos y despues y estuvimos viendo peliculas, jugado a juegos en el ordenador y demás…

Supongo que estareis pensando “¿Para que nos cuenta todo este rollo?” Basicamente por que es mi relato y considero que es importante, no seais impacientes, pronto llegara lo bueno…

Bien, una vez se hizo de noche (sobre la 1 y media o 2 AM) y empezo a hacer fresquito salimos a mi balcon con un par de sillas, unas palomitas y 2 mixtas (si, me gusta la mixta) y nos pusimos a hablar de todo un poco. La cosa se fue calentando poco a poco y termine apostando con ella a que no seria capaz de “seducirme” y tener relaciones conmigo hasta las 5 AM. Ella sabiendo que con solo abrazarme y besarme yo ya estaba mas que a punto aceptó y pregunto cual seria el premio del ganador…a lo que respondo que si ella lo conseguia podria pedirme lo que quisiese y lo tendria que hacer sin rechistar, ya fuese ladrar como un perro, salir en bolas a la calle o cualquier tonteria por el estilo, pero que si yo ganaba podria desvirgar su culito. Ella sabia casi desde que empezamos a salir(llevabamos ya casi un año) que queria follarme ese culito, pero no se dejaba la muy cabrona, no se por que pero esa noche acepto, supongo que muy segura de si misma.

Ella intentó hacerme de todo (casi me viola!) pero yo a pesar de estar palote y de que tenia ya los huevos que me iban a estallar aguante como un campeon hasta las 4 y media de la mañana, hora a la que yo estaba que no podia mas pero sabia que ella tampoco. No se como pero acabe con ella en el baño con la luz apagada, en la puerta de la cabina de ducha y ambos desnudos, ella me dijo que entrase pero yo me negue. Ella suplicaba con un tono de voz digno de escuchar, pero yo seguia empeñado en ganar, asi que le comente que si queria que entrase debia aceptar que ella habia perdido…y lo hizo, tras lo cual me metio en la ducha agarrandome la polla.

Puso el agua en el modo ese que parece que te cae lluvia y empezo a hacerme lentamente una paja mientras nos comiamos literlamente las bocas, tras lo cual paro el agua y se puso de rodillas para comerme la polla, fue increible ver con que ganas intentaba meterse mis 18cm en la boca, aun que nunca habia conseguido metersela entera seguia esforzandose, aun que tampoco lo consiguo esta vez. Yo al llevar tanto tiempo cachondo por todos sus jueguecitos anteriores no tarde mucho en correrme, y a pesar de que avise, ella no se aparto y siguio a lo suyo, tras lo cual recibio mi corrida en su boca y se la trago.

Lo de tragarselo no lo habia hecho nunca y no se por que pero me puso muy cachondo, recobre fuerzas y le dije que se pusiese contra la pared, puse el agua en modo lluvia y literlamente la empotre, no se cuanto duro pero eramos como animales, yo bombeaba su coño sin parar y ella gemia como una buenza zorrita.

Tras ese intenso mete saca en la que ella llego al climax y casi se cae al suelo por que le temblaron muchisimo las piernas yo me corri sobre su espalda, nos aclaramos y salimos de la ducha. Tras secarnos fuimos a mi cama y estuvimos abrazandonos y besandonos, cuando recobre fuerzas le dije que ya era hora de cobrarme mi apuesta y ella dijo que era justo y bien merecido por el polvazo del baño.

Al ser mi primera vez no sabia ni prepararla ni nada, simplemente estaba muy salido y tenia ganas de meterla dentro de ese culito, le dije que se pusiese a 4 pero ella no quiso, dijo que queria probar a estar tumbada boca abajo y que yo me pusiese encima. Asi me dio todo el control de la situacion a mi, cosa que la verdad es que me encanta.

Me puse sobre ella, eche un poco de saliba sobre su ano y sin ningun tipo de tacto empece a empalarla con mi polla, un detalle que no mencione es que mi polla es muy gruesa, lo cual dificultó un poco l situación, pero poco a poco fue entrando toda. Ella obviamente estaba chillando, pataleando y empujandome con una pano para que fuese mas despacio, lo sorprendente es que cuando le pregunte que si debia parar y sacarla me dijo que no, que terminase lo que habia empezado. Lo cierto es que mentiria si dijese que no me puso mucho el como se retorcia por tener mi polla en el culo, no se, me sentia bien, aun que ella no tanto. Una vez estaba toda dentro me quede quieto para que se acostumbrase y tras unos minutos empece a moverme lentamente…ella hacia ruiditos, creo que de dolor, pero cuando le preguntaba si parar ella seguia en las mismas, asi que segui. Me estaba volviendo loco de placer y me encantaba la imagen de mi polla entrando y saliendo de su culito, lo unico a lo que se nego fue a cambiar de postura, cosa que respete por que lo cierto es que estaba disfrutando como un enano rompiendo ese culito. Cuando estuve a punto de correrme ella lo noto y me dijo que lo hiciese dentro, que no me preocupase…la verdad es que yo ya estaba en el septimo cielo y asi lo hice, creo que ha sido el mejor polvo de mi vida hasta ahora.

Despues de eso nos limpiamos en el baño, primero yo y despues fue ella que tardo un poco mas y decidimos irnos a dormir, le di las gracias por dejarme hacer eso y ella tras darme las buenas noches me sorprendio diciendo algo que no me esperaba para nada… “Por romperme el culito mañana por la mañana espero un buen vaso de leche”. Y como se lo habia ganado tuvo su leche, esa mañana y muchas otras en las que se lo gano con su coño y su culito.

Hace un par de meses decidimos dejarlo, aun que no sin antes echar un buen ultimo polvo en el que por supuestoo volvi a follarme su culo.

Leave a Reply

*