Cuando Tu Mundo Perfecto Se Viene Abajo Parte 6

“Cuando llegas a un lugar, te das cuenta que las personas, solo son Nuevas por un tiempo, después…solo son personas”.

Mirar ese cuarto, lleno de polvo, sucio, abandonado, sin color, lleno de polvo y alguno que otro insecto, me hizo extrañar tanto mi casa, solo pude dejar mis maletas en el piso y derrumbarme.

Derrumbado en ese cuarto, solo deseaba que el tiempo pasara más rápido, que ese año de servicio terminara pronto, extrañaba mi casa, mi familia, mis amigos, mi trabajo, de tenerlo todo, de pronto me veía sin nada, solo con dos simples maletas.

Nunca tuve lujos, pero si tenía mi propio cuarto, mis cosas, mis perfumes, mis CDS de pronto no tenía ni colchas para mi nueva cama.

Llegue a pensar si haber tomado la carrera de enfermería, habría sido la decisión correcta, pero inmediatamente deseche la idea, algunos miembros de mi familia estarían esperando este momento de flaqueza, solo para reírse de mí, para hacerme sentir menos, para demostrar que ellos tenían la razón cuando dijeron que no podría con esta profesión, así que inmediatamente, me levante, me seque las lagrimas, ahogue mis sollozos y me dispuse a desempacar…..por alguna razón había llegado aquí, ¿Cuál era esa razón? Me tocaba a mí descubrirlo.

Adaptarme no fue fácil, ya que, pues todo era nuevo para mí, no tenía amigos, ni familia, así que por un momento una idea rondo mi cabeza: Podría ser quien yo quisiera, nadie me conocía, podría ponerme otro nombre, o bueno, un segundo nombre, o podría inventarme historias fantásticas del lugar de donde venia…..pero justo en ese momento, algo hizo Clic en mi cabeza, ese sería el peor error del mundo.

Tendría que ser yo mismo, autentico, sin perder mi escencia, como se atravesaba el fin de semana, seria hasta el día lunes que conocería a todos mis compañeros de trabajo y la verdad estaba muy emocionado. Durante todo el fin de semana me propuse arreglar mi nueva habitación, limpiar, limpiar y más limpiar, hasta que por fin quedo limpio.

Tenía una cama y un closet, nada más, ¿Cómo podría alguien vivir así? Yo estaba acostumbrado a tener muchas cosas y no me refiero a cosas indispensables como una meza, refrigerador o microondas, me refiero a cosas mías, cosas personales, perfumes, collares, mis anillos, mis Diarios….esos nunca los dejo cuando viajo, creo que desde aquel incidente con José, el llevarlos conmigo se volvió una especie de seguridad para mí.

Es cierto que escribir un diario te ayuda mucho, no solo a escribir lo que piensas si no a que veas todo desde una perspectiva diferente, con un marco más completo de las cosas.

LA PRIMERA NOCHE

Fue algo tenebrosa, no podía dormir debido a que esta no era mi cama, no era mi casa y pues bueno la inseguridad ante todo, por fin me dormir, al día siguiente, era sábado, me dispuse a salir al supermercado, fui, hice el súper, muy limitado ya que no tenia refrigerador, y bueno, otro problema fue, que no tengo lavadora, así que pues la señora que hace la limpieza aquí me ofreció su casa en la cual podría lavar….agradezco tanto su gesto de generosidad, pero eso implicaba caminar 3 calles para ir a lavar, ya se imaginaran como me veía con mi ropa por media calle.

Así transcurrieron los primeros meses:

AGOSTO

SEPTIEMBRE

OCTUBRE

NOVIEMBRE

PROMESA NO CUMPLIDA

Un buen día, para ser exactos el día 8 de Noviembre del 2014, estaba, como de costumbre, navegando en Facebook, cuando de pronto comente un post que había hecho un compañero de trabajo, al cual, una persona le dio Like, inmediatamente fui al Facebook de esta persona y wow!!! Esa fue la primera vez que lo vi, o al menos eso creía yo. Le mande solicitud y acepto en seguida.

La plática pues fue la misma de siempre: Hola, ¿Cómo estás? Bla, bla, bla. Así seguimos hasta que intercambiamos WatsApps y la plática pues fue de los más normal, solo que pues el niño me gustaba, pero cada momento que estaba dispuesto tirarle la onda, recordaba mi promesa de no tener relaciones amorosas, ni de ningún tipo, con nadie, pero claro, al ser un ser humano, mi razonamiento y mis topes, impuestos por mí mismo, fallaron así que pues lo invite a comer, bueno, más bien a cenar, a lo que el acepto encantado.

Me sentí como todo un adolescente, al tener una cita, la verdad que este niño me gustaba y de pronto me estremecí con lo que sentí, sentí, por primera vez, algo que hace mucho tiempo tenia olvidado, una sensación de cosquillas en el estómago, no lo sé, quizás fue la falta de costumbre de sentir eso, pero, bueno, ahí estaba esa sensación y ni modo.

El día de la cena, me toco trabajar en el turno de la tarde, a lo que yo saldría a las 8pm, y bueno, al ser yo tan perfeccionista, tuve que hacer algo de cenar, ya que esa fue la condición que me puso: cenar algo hecho por mí, así que rápidamente, al salir del trabajo, me fui a mi casa y prepare una sopa, sopa con aderezo de crema y otras especies de quesos, la verdad me quedo bien, pero, ¿Con que acompañaría la cena? Sé que me vi muy…superficial, pero ordene una pizza jajajaja.

Puse la meza, para cenar y de pronto llego él; Vestía un pantalón negro, con una camisa negra con finas rayas blancas, no supe porque pero me pareció de lo más…wow!!! Me quede sin habla, y miren que eso es muy difícil que suceda.

Empezamos a platicar y a conocernos más, y así transcurrió la cena, hasta que se fue, cuando platicamos por WatsApp yo le pregunte que si era gay, pero se negó a contestarme, dijo que me lo diría de frente, y pues obvio no iba a ser lo primero que le preguntara, así que deje esa pregunta para el final.

Justo cuando se despidió y antes de irse, me lance:

-Oye y no me has contestado lo que te pregunte ayer.

-¿Que me preguntaste? No recuerdo. Al diablo con su memoria.

-Te pregunte que si eres gay. Se quedo callado un momento, lo cual me hizo pensar que se había molestado, o que simplemente no esperaba que le volviera a preguntar lo mismo.

-No, claro que no lo soy. De hecho tengo novia. ¿Cómo ocultar mí…decepción? Si creo que decepción es la palabra perfecta, ya que tenía todo para ser un buen novio.

-Ok, digo, no es como si estuviera interesado en que lo fueras, solo que pues mi radar muy pocas veces falla y casi podía jurar que eres gay. – ¿Y eso no te molesta o te incomoda, cenar con alguien que, según tu, es gay?

-No claro que no, mira yo respeto mucho las preferencias de las personas, y pues cuando existe un respeto mutuo, no hay ningún problema.

-Solo lo pongo como algo hipotético, ya que como te repetir, no lo soy.

-Bueno, creo que ya quedo muy claro ese punto, no crees, jajaja, pero pues gracias x venir a cenar y espero se vuelva a repetir. –Claro, por mi encantado.

Salió y yo me quede, procesando todo, mi radar nunca fallaba, si yo decía que alguien es gay, ese alguien tarde o temprano, me daba la razón, yo no podía fallar, nunca había fallado y no creo que esta fuera la excepción. ¡¡¡¡Maldición!!!!

Sé que nos les he dicho como es el, bueno, él es de estatura baja, 1.50 para ser exactos, piel blanca, cabello negro ojos negros y labios muy carnosos color rosa matizado, cuerpo delgado, un poco marcado, sin llegar a ser musculoso.

Procedí a irme a mi habitación a dormir plácidamente, cuando de pronto escuche el ruido de unas sirenas…..luces de patrullas, y la calle llena de soldados del ejército, aquí en mi país, es normal que el ejército vigile las calles cuidadosamente.

Inmediatamente me levante y corrí hacia la parte de enfrente del edificio, ya que sus puertas daban hacia un parque, el parque central, lugar donde acude toda la gente, incluso aquellas personas que creen que pasaran el resto de su vida con la persona que camina a su lado, sin saber que cambiaran de pareja como de calcetines, bueno perdón ya me desvié del tema.

Corrí e inmediatamente vi que tenían a 6 personas contra una pared y las piernas abiertas, y no era nada sexy, créanme, eran 5 chavas y 1 chavo y lo primero que pensé fue: ¿A quién se le ocurre salir con tantas chavas sin levantar sospechas de nada? Digo, a mi punto de vista eso es muy sospechoso, ¿Por qué lo digo? Déjenme explicarles.

Para empezar, suponiendo que una de las chavas fuera novia del chavo, ¿Cómo explicamos que lleve a 4 chaperonas? Es inexplicable, además por el tamaño y aspecto, podría jurar que ellas son menores de edad, ahora, suponiendo que fueran solo amigos, ¿Por qué el chavo tomaba la delantera en hablar y contestar por ellas? No soy policía, pero creo que no me falto mucho, a decir verdad, creo que podría ser investigador privado, aunque con la fatal falla de mi radar, no creo que durara en el puesto mucho tiempo.

Mi sorpresa fue mayor cuando vi la cara del chavo…era él.

Por cierto, aun no les he dicho su nombre verdad? Jajajaja bueno lo llamaremos Dilan.

No sé porque pero inmediatamente marque a su celular, solo para constatar que en realidad fuera él y de pronto vi a uno de los soldados viendo la pantalla del celular que tenía en mano. Efectivamente, era Dilan. No sé cómo me registro, porque el soldado solo le pregunto algo, que la verdad, no escuche, y todos soltaron unas risas muy fuertes.

Le regresaron su teléfono y se subieron a su camioneta y se fueron. Inmediatamente me mando WhatsApp:

-¿Qué pasa? Estaba ocupado.

-Sí, tener a toda una docena de soldados rodeándote debe de ser muy difícil.

-Jajaja acaso ¿me espías?

-No, pero digamos, que el ejército no disimula nada cuando tiene a alguien contra la pared. –Jajaja, me sorprendió tu llamada, pensé que el soldado te iba a contestar.

-Ok, eso habría sido algo muy intimidante escuchar una voz de hombre preguntando quien soy y porque te llamo. Algo dentro de mí me indicaba que si le lanzaba indirectas diciéndole que es Gay tarde o temprano lo aceptaría.

-Jajaja, si hubiera contestado te habría dicho que tu yerno estaba en apuros.

-¿Yerno?

-Si, te tengo registrado como suegra, jajajaja. No sé qué me ofendía mas, que me comparara con su “suegra” o que intentara ocultarle a su novia que era mi amigo.

-Pues ya sabes lo que dicen, que a las suegras nadie las quiere, así que dudo que me contestara la llamada.

-Pues a mi suegra la adora todo el mundo, oye y por cierto, ¿Qué haces despierto a esta hora? No se supone que mañana trabajaras.

-Mañana es sábado, nadie trabaja. Pues es que aparte no puedo dormir, aun no me acostumbro a este lugar, ni a esta cama, ni a nada.

-Pues quizás te hace falta un beso de buenas noches, ¿no crees?

Mi radar entro en función y algunas preguntas llegaron a mi mente: Si no es gay, ¿Por qué menciona lo del beso? Se supone que vivo solo, ¿A caso quiere que me bese en el espejo? Y aun más importante pregunta, ¿Espera que le diga: Si ven y dámelo tú?

-Quizás eso sea lo que me hace falta. Pero pues novia no tengo y mi mami está lejos jajaja asi que creo que me tendré que aguantar las ganas y dormir.

-Pues probablemente así sea.

Me lo estaba haciendo complicado. -¿A caso quieres venir y darme tu un beso de buenas noches?

-Pues fíjate que no sería mala idea, no sé cómo estando tan cerca, podemos estar tan lejos al mismo tiempo.

-Pues solo nos separa una calle, digo, si estás dispuesto a gastar un poco de energías para caminar y venir y darme un beso, pues solo toca la puerta.

Si pensaba que me iba a intimidar, estaba muy equivocado. Se desconectó del WhatsApp asi que pensé que la conversación había concluido, cuando de pronto: Toc, toc, toc.

No me lo podía creer, se había atrevido a venir, así que si quería empezar el juego, no iba a ser yo el que saliera huyendo. Le abrí la puerta e inmediatamente llego a mi habitación.

-Así que quieres un beso de buenas noches.

-Podría ser que si o podría ser que no, quizás solo era un juego.

-Jajajaja no es fácil engañarme a mí.

Inmediatamente llego a mi cama, agarro mi cara y me beso.

Fue un beso suave, sus labios en verdad eran suaves, eran tal y como me los imagine toda la noche, por reflejo, mis piernas abrazaron su cintura y mis manos se posaron en sus hombros, el beso continuo con mordida hasta que empecé a hiperventilar, el siguió aumentando la intensidad del beso hasta que empezó a morder mis labios, cosa que me excita de sobre manera. Pero claro, alguno de los dos, tendría que mostrar cordura.

-Esto es más que un beso. – Y ¿te disgusta? –Para nada.

Continuamos besándonos, y mis manos poco a poco empezaron a recorrer sus brazos, su torso, su abdomen, hasta llegar a posarse en su cintura, no estaba decidido a llegar más lejos, el en cambio sí, sus manos pasaron de estar en mi cara a posarse en mi cintura y de ahí, pasar a recorrer mis piernas, las recorría y agarraba fuerte, marcando su territorio, agarrando fuertemente como si fueran de él, la verdad fue un momento muy, erótico, hasta que se rompió el silencio:

-Tengo que dormir, fue lo único que pude decir.

-Lo sé y si no quisiera hacer esto bien, te pediría quedarme contigo, pero ante todo te respeto.

-Puedes quedarte, a final de cuentas, no eres gay, no tengo de que preocuparme.

Se limitó a sonreír y a decirme: -Tu radar está en perfectas condiciones.

-Lo sé. Y nos seguimos besando.

Posteriormente él se tuvo que ir a su casa, y yo me quede ahí, acostado, mirando al techo de la habitación y diciéndome: ¡Que estás haciendo Ángel! La verdad no sé porque dije eso, ya que ni yo tenía la más remota idea de lo que estaba haciendo, solo sabía que él, Dilan, con ese beso me había demostrado que él podría llegar a ser la persona que pusiera en pie mi mundo de nuevo.

Leave a Reply

*