De camping con mi novia y su amiga

Antes de empezar haré una descripción de los personajes:

Primero de todo haré las presentaciones de los protagonistas de esta historia, soy un chico de 22 años, soltero, muy tímido, normal, delgado, ojos marrones, moreno, y con una buena herramienta 23 cms.

Mi ahora ex-novia se llama Paula, tenía por aquel entonces 21 años, es morena, con los ojos verdes, un 90 de pecho y un culito que me volvía loco.

La otra chica en cuestión se llama Claudia, tenía al igual que Paula 21 años cuando sucedió esta historia, morena, ojos negros, una gran delantera y un cuerpazo.

Bueno comenzaré a explicar la historia, todo sucedió el verano de 2009, nos íbamos a ir las dos parejas a pasar unos días a un camping de la costa de Girona, pero unos días antes de irnos y ya teniendo todo pagado, Claudia nos dijo que lo había dejado con Sebas su novio por aquel entonces y que sintiéndolo mucho no irían con nosotros al camping, Paula después de varios intentos la convenció para que igualmente se viniera y así no se comía la cabeza y podría desconectar.

Y llegó el día señalado, cogimos el coche el trayecto era de 1 hora y media aunque no se hizo muy ameno ya que las dos chicas se pasaron todo el camino criticando a Sebas, pero al fin llegamos al camping, montamos la tienda, dormiríamos los 3 en una de 4 plazas por lo que al menos estaríamos más cómodos, inflamos los colchones, nos cambiamos para ir a la playa por la tarde, fuimos a dar una vuelta por el pueblo y a comer algo.

La tarde la pasamos en la playa, se estaba de lujo y no había mucha gente, cuando ya se iba haciendo tarde recogimos y marchamos al camping, fuimos a las duchas comunes del camping, en ese momento justamente no había nadie, así que Paula y yo aprovechamos y nos duchamos juntos, Claudia nos hizo el favor de vigilar por si aparecía alguien para avisarnos, Paula me empezó a enjabonar y cuando llego a mi polla empezó a masajearla con delicadeza hasta que se puso dura, cuando ya estaba a tono se puso de rodillas y me empezó a hacer una mamada, iba turnando me chupaba los huevos, me pasaba la lengua por todo el tronco, se la metía hasta el fondo, no aguanté mucho y descargué toda mi leche en su boquita, justo en ese momento Claudia nos avisaba que venía alguien así que nos apresuramos y salimos, mientras nos vestíamos se ducho Claudia y una vez ya estábamos los 3 listos nos fuimos para la tienda, dejamos las cosas y marchamos al pueblo a cenar y a tomar alguna copa.

A eso de las 3 de la mañana dijimos que ya estaba bien por hoy así que fuimos para el camping, nos cambiamos para dormir, Claudia se giró para quitarse la ropa que llevaba puesta y se puso una camiseta de tirantes blancas y se quedo con el tanguita que llevaba, mi novia también se quitó todo lo que llevaba y se dejo el tanga y una camiseta y yo me quedé en bóxer.

Al cabo de unos 30 minutos intentando dormir, era imposible por el calor que hacía así que decidí salir del saco, luego por lo que pude comprobar Claudia hizo lo mismo, con la poca luz que entraba en la tienda pude observar el culito que tenía era impresionante, luego vi que Paula hacía movimientos extraños y me hice el dormido, también salió del saco, yo estaba algo cachondo después de la mamada que me había hecho mi novia en las duchas y ver el cuerpazo que gastaba su amiga así que empecé a besar a mi novia en el cuello, fui bajando, le levanté la camiseta que llevaba y me puse a chuparle los pezones, justo en ese momento se despertó y me dijo que tuviera cuidado que íbamos a despertar a Claudia, luego por lo que me enteré estuvo despierta escuchando el espectáculo y tocándose sin que nos diésemos cuenta, siguiendo con Paula, le quite el tanguita ya mojado que llevaba y me puse a comerle el coñito a los pocos minutos la hice llegar al orgasmo, nos giramos los dos hacía donde estaba tumbada Claudia por si se había despertado pero seguía en la misma postura que al principio.

Después de hacer que mi novia se corriera, Paula me bajo el bóxer y se puso a hacerme una paja mientras su amiga “seguía” durmiendo a pocos centímetros de nosotros, mientras Paula seguía trabajando mis bajos, pude observar como Claudia se estaba tocando, esto lo pude ver por los movimientos de su brazo y a los pocos minutos su cuerpo se convulsiono, por lo que también se había corrido, solo faltaba yo y no duré mucho más, me corrí en la cara de mi novia pringándola bastante, se rió se levantó para coger una toalla para limpiarse y se volvió a acostar a mi lado, nos dormimos a los pocos minutos.

A la mañana siguiente, el primero en levantarse fui yo, el calor que hacía en la tienda con los primeros rayos de sol eran insoportables, así que decidí irme a darme una ducha de agua fría, volví a la tienda y vi que Claudia se había despertado estaba saliendo de la tienda para ir al baño, le di los buenos días y le pregunté que como había dormido, me comentó que muy bien, y se fue hacía el baño, no le dije nada sobre que la había visto tocándose para que no se pusiera nerviosa o algo por el estilo.

Entre a la tienda y Paula ya estaba despierta, estaba desnuda de cintura para arriba, buscando un bikini para ponerse hoy, la imagen de mi novia a cuatro patas y con sus tetas al aire, me pusieron bastante cachondo así que le dije que me hiciera una cubana rápida mientras su amiga estaba en el baño, dudo un poco por si nos pillaban pero unos besitos en el cuello, hicieron que se pusiera manos a la obra, estaba en la gloria y justo cuando me estaba corriendo, apareció Claudia abriendo la tienda, se puso roja y salió corriendo de la tienda disculpándose, Paula se rió y se limpió, se puso una camiseta y su fue al baño, por lo que pude ver, se puso a hablar con su amiga diciéndole que no lo sentía que tendría que haber puesto algo para avisar que estábamos en faena, al poco rato entro Claudia en la tienda para acabar de arreglarse y yo también me disculpe por la imagen que había visto.

Una vez ya estábamos los tres listos, salimos del camping a dar una vuelta por el pueblo, compramos algo para comer ya que iríamos a dar una vuelta por el pueblo, paseando por el monte descubrimos un lago que no había nadie, por lo que dijimos que nos quedaríamos a pasar la mañana en ese lugar y después de comer marcharíamos a la playa.

Las chicas se quedaron en bikini para tomar el sol, mientras yo preparaba algún sitio para poder comer tranquilamente, con el calor que hacía decidimos darnos un baño en el lago, en el agua empezamos a jugar los tres, con aguadillas, carreras de nado, etc… en una de ellas a Claudia se le salió un pecho, Paula se lo hizo saber mientras se estaba poniendo bien la parte de arriba del bikini, Paula me dijo que no mirará tanto que se me iban a salir los ojos, nos reímos los tres y seguimos con nuestros juegos.

Al poco salimos del agua, nos pusimos a comer y tomamos el sol, se estaba de lujo pero al cabo de un rato apareció una familia con niños, y se pusieron a hacer mucho ruido, por lo que decimos que nos íbamos, fuimos hacía la playa del camping vale que aquí había más ruido pero el sitio de antes era para estar tranquilos y como no podíamos estar bien decidimos marchar.

Por la noche decimos de comer en el camping, hicimos la compra, bocatas, cervecitas, y un par de botellas para después de cenar, la cena se hizo muy amena y cuando estábamos con las copas empezamos a hablar de sexo y de las experiencias de cada uno, así me enteré que mi novia había perdido la virginidad con un chaval de su clase cuando tenían 15 años, que había probado el lésbico con una chica de su clase poco antes de empezar conmigo, que una de su fantasías era un trío con otra chica y un chico, esta fantasía se iba a cumplir en breve, de Claudia descubrimos que había perdido la virginidad con 20 años con un compañero de la universidad y desde ese día ha realizado con ese mismo chico un trío con otro amigo, que había participado en un bukake con 5 chicos y otra chica más que se acabo enrollando después las dos bañadas de semen, que se ha grabado más de una vez manteniendo relaciones sexuales, que es webcammer en una conocida página web, mi novia flipaba ya que no sabía esto ultima, Claudia era una buena putita.

Cuando llegó la hora de irse a la cama, las chicas se cambiaron, a Claudia ya no le daba corte desnudarse delante de mí, así que pude ver en todo su resplandor las grandes tetas que tenía, se tiro en la cama solo con el tanguita y mirando hacia nosotros, Paula también se desnudo quedándose en tanga al igual que su amiga, y ya solo quedaba yo, mi novio empezó a silbar la melodía como si de un striptease si tratase y así lo hice hasta que me quede en bóxer marcando mi gran polla, Claudia se fijo y se mordió el labio inferior cuando la descubrí que me estaba mirando el paquete.

Nos metimos en nuestros sacos, pero como la noche anterior aguantamos poco dentro de ellos, Paula empezó a masajearme el rabo e iba haciendo miradas a su amiga por si seguía durmiendo, yo sabía después de la noche anterior que se hacia la dormida y nos miraba de estranguis, nos morreábamos, acariciaba la espalda desnuda de mi novia, nuestras manos jugaban, yo tocándole su coñito mientras que ella me hacía una fantástica paja, cada cierto tiempo miramos si Claudia seguía durmiendo, nos desnudamos completamente, yo estaba a mil mi novia me la empezó a mamar la polla y justo en ese momento descubrí como Claudia se empezaba a tocar mirando nuestra escena, mientras veía a la amiga de mi novia tocándose, empecé a marcarle el ritmo que me gustaba a Paula con mis manos, cuando ya estaba a punto le dije a mi novia que se pusiera encima mío, y se la fui metiendo poco a poco, mientras cabalgaba íbamos mirando a su amiga por si se había despertado con los gemidos que hacía Paula pero no, todavía se hacia la dormida.

Al cabo de un rato cambiamos la postura, pille a mi novia a cuatro patas y se la metía desde atrás, la cara de Paula estaba muy cerca de la de Claudia, yo le pillaba de la melena e iba marcando el ritmo de la follada, entonces la amiga de mi novia se movió, y Paula le pregunto si le molestábamos con el ruido o algo, ella le dijo que no que siguiéramos que si no estuviera, así que seguimos, yo le daba más fuerte y Claudia no paraba de moverse así que Paula le volvió a decir que si de verdad no la molestábamos la respuesta fue la misma que antes.

Cuando ya llevábamos un rato, Claudia se volvió a mover, así que Paula no tuvo más remedio que decirle que hiciera lo que quisiera y que no se cortará, así que se despelotó y se empezó a hacer unos dedos mientras nosotros follábamos, eso le dio mucho corte a mi novia ya que lo que quería decirle era que podría salir o lo que fuera si le molestábamos de verdad.

Yo con esa imagen seguí metiéndosela con rapidez e hice que Paula se corriera teniendo un gran orgasmo que tuvieron que escuchar las tiendas más cercanas a las nuestras.

Cuando ya estaba más tranquila después del gran orgasmo, Paula interesándose aún más por su amiga le pregunto que como iba y que si seguía tocándose, no dijo nada pero era obvio que si que seguía tocándose, Claudia empezó a tocarse con más ímpetu, como sino hubiera nadie a su alrededor y se tocaba las tetazas mientras tenía dos dedos dentro, Paula le quitó la mano del coño y se lo empezó a tocar, como había dicho anteriormente había tenido alguna que otra experiencia lésbica por lo que sabía lo que hacía, mientras seguía trabajando con sus dedos, le plantó un beso a su amiga y fue bajando poco a poco, centrándose en las tetas, luego chupándole los pezones, fue bajando por su barriga dándole besitos, hasta que llegó a su coño y se lo empezó a lamer, tardo pocos minutos en correrse en la boca de mi novia, se besaron de nuevo, parecía como si yo no estuviera en esa tienda, tenía la polla morcillona sin haberme corrido aún viendo un gran espectáculo.

Una vez las dos chicas ya habían tenido su orgasmo, por fin llegó mi turno, hicieron tumbarme y me la empezaron a mamar, primero una se ponía con mis huevos mientras la otra lamía el tronco, luego se turnaban, Claudia intento meterse la polla entera en la boca pero no lo consiguió a la primera, mi novia toda una experta le enseño como hacerlo, no tardo en aprender cómo hacer la garganta profunda, Paula me dijo que a quien quería follarme si a ella o a su amiga, y le dije que como con ella ya había estado follando hace unos minutos, me gustaría probar a Claudia y así fue se sentó encima de mí y como si fuera una cowgirl empezó a cabalgar con una gran destreza, yo estaba en el séptimo cielo y cuando llegó a su segundo orgasmo hicimos un cambio, le tocaba a mi novia me dijo que le reventará como si no hubiera mañana, se puso a cuatro patas y yo se la metí de un golpe, empecé el mete saca cuando le dijo a su amiga que le pusiera el coñito delante que se lo quería volver a comer, estuvimos un buen rato y cuando ya estaba a punto de correrme avise a las chicas, Claudia se acercó a mí, me hizo una breve cubana y a los pocos segundos inunde sus pechos con mi leche, no paraba de salir leche y se la metió en la boca para dejarla bien limpita, una vez había terminado se fue hacía Paula, mi novia le limpio los pechos bañados de leche con la lengua y le planto un beso aun con restos de semen en la boca era una imagen muy erótica ver a dos chicas compartiendo mi semen.

Una vez habíamos tenido todos nuestras corridas, las chicas incluso dos o tres, nos limpiamos bien, fuimos hacía las duchas, allí me obsequiaron con otra gran escena lésbica, esta vez fue Claudia quien le comía el coñito a mi novia y yo con la polla de nuevo dura me hice una paja viendo el gran espectáculo acabando en sus caritas, nos duchamos, volvimos hacía la tienda y dormimos, al día siguiente salimos pronto hacía nuestra ciudad ya que no queríamos pillar caravana, en ese viaje yo hice de conductor mientras las dos chicas estaban en los asientos de detrás comiéndose a besos y tocándose, tuvimos más de un susto ya que yo no dejaba de mirarlas por el retrovisor, una vez llegamos a nuestro destino, decidimos que teníamos pasar otro finde como ese en breve, pero no paso más, ya que Claudia se hecho un nuevo novio a los pocos días se trataba de un chico que estaba detrás de ella desde hace tiempo y también porque Paula y yo estuvimos juntos durante unos meses más pero acabamos rompiendo porque tuvo que marchar lejos y no quería una relación a distancia.

Leave a Reply

*