El albañil mugroso

Hola no puedo decir mi nombre, vivo en el estado de México, tengo 30 años, mido 160 y soy una mujer de las que nos dicen gordibuenas, mi mayor atractivo son mi nalgas grandes y redondas,por lo mismo en la calle me dicen muchas cosas que la verdad no me gusta mucho por lo ofensivo que resulta. Les platico vivo sola,y en la casa de enfrente hay un albañil,trabajando en la remodelación de esa casa, cuando llegó de trabajar siempre de noche, el esta fumando en la puerta de la casa donde trabaja, y me dice de cosas muy sucias, siempre refiriéndose a mis grandes nalgas,un día que llege de trabajar paso lo mismo, entre am i casa deje mis cosas y fui a la tienda y el seguía en la puerta de la casa me vio y me dijo, que buenas nalgotas tienes mamacita ven conmigo y veras lo que te hare, no le hice caso y fui a la tienda, ya estaba harta de ese albañil sucio y majadero me dije ahorita que regrese Vera como le va, cuando regrese de la tienda, ya no estaba pero estaba la puerta abierta, entre al patio y no lo vi entre a la casa esta totalmente terminada pero no tiene muebles y no tiene luz sólo un pequeño foco en la sala, como no lo vi decidí irme pero cuando salí al patio ahí está el, y la puerta estaba cerrada tiene dos puertas peatonales una de aluminio y la otra de reja, me dijo Hola veniste a ver que puedo hacer contigo me pregunto?

Yo me acerqué a él y le Di una bofetada y le advertí que me dejará en paz, me dijo no es para tanto, sólo que llevo meses aquí trabajando soy de un pueblo y no e ido a mi casa en semanas y pues uno tiene necesidades me dijo , a lo que respondi, pues busquece una prostituta o yo que sé, pero déjeme en paz, el se acercó y me abrazó y quiso besrme,lo empuje y le dije que le pasa, el me miro pero no me soltó y me dijo es que tus nalgotas me ponen loco, y me apretó con sus manos rasposas mis nalgas lo empuje y me pude sacar, el dijo mira lo que provocas en mi se bajo el cierre de su pantalón sucio de trabajo y se sacó la verga la tenía muy parada y muy grande,nunca había visto una tan grande y gruesa, sentí algo en mi interior a pesar de acusarme algo de asco lo que estaba viendo también sentí un poco de excitación al ver ese trozote de carne, me dijo no la quieres probar, yo me dirigí a la puerta la abrí pero la reja tenía llave de dije deme inmediatamente la llave para abrir, el me dio un montón de llaves y me dijo aquí está la llave alguna a de ser de inmediato me Di vuelta y probé una por una pensé me tardaré toda la noche abrir la puerta, se acercó am i por la espalda,yo te ayudó pero se pegaba mucho a mis nalgas yo que quería salí de ahí de inmediato no le decía nada sentía su verga. En mis nalgas aun la traía de fuera, yo le arrebate las llaves intentando abrir, el aprovechó y me abrazó yo estaba de espaldas a él y me dijo quédate un rato yo la verdad me estaba excitando de sentir su trozote de carne en medio de mis nalguitas, empezó a acariciar mi tetas por encima de la blusa y mi papayita igual por encima de mi pantalón, yo ya no estaba tratando de abrir la puerta me estaba dejando llevar por el momento llegó a pasar gente pero no nos veia, me desabrocho el pantalón y me lo bajo sólo abajito de mis nalgas, se inco y empezó a besarmelas me las masajeaba me las apretaba me las mordia, de repente con sus manos ásperas me las separó dejando a la vista mis oyitos pero se dirigió inmediatamente a mi culo, me lo chupaba me metía la lengua más y más adentro mi culito estaba muy dilatado yo misma me separaba con las manos mis nalgotas para que el pudiera seguir jugando con mi culito,yo deseaba que el se pusiera de pie y me metiera esa vergota en mi culito que ya esataba listo, se puso de pie,me incline más hacia adelante y me abrí aun más mis nalgotas para que me pudiera penetrar más fácil, pero me subió la tanga y el pantalón y abrió la puerta, para que me fuera no entendía lo que pasaba, pero estaba muy caliente salí de ahí me curse la calle entre am i casa pero no podía dejar de pensar en la verga del albañil, me dije este carbón no me va a dejar así fui toque la puerta salió y me dijo que quieres putita le respondi déjame pasar cabron ,abrió la puerta inmediatamente lo recargue el la pared de patio y me inque le baje el cierre del pantalón aun la tenía bien parada igual que yo mojado y dilatado mi culito, y se la chupe,el me decía no que no querías coger puta, me quite el pantalón y la tanga me puse de perrito con mis manos me separe mis nalgotas y le dije cogeme cabron pero por el culo,de un sólo movimiento me la metió toda, yo gritaba y gemia, le dije ahora si dime todo lo que me decías cuando me veías pasar, putita que buen culo tienes, como me gustaría ponerme tus nalgas de mascara, te lo mamo, estaba tan caliente que no me di cuenta que habíamos dejado la puerta abierta, cualquiera que pasara por ahí nos veria,estábamos en una posición en que sólo se veía mis nalgotas penetradas por esa gran verga y todo el, a mi no me veían la cara pero mi culo si, ósea que pensé que nadie me reconoseria, el me seguía cogiendo me la sacaba y separaba más mis nalgas para ver mi culito dilatado se agachaba y me metía la lengua luego me volvía a meter la verga y así pasamos un buen rato, yo sabía que seguía pasando gente, poca pero seguía pasando y me excitaba a aun mas,saber que veían mi culo comiéndose ese enorme verga, de repente el se vino dentro de mi culo yo al sentir su chorro de mocos también me vine,pero por el culo nunca había tenido un orgasmo tan intenso y menos por atrás, me la sacó y sentí como chorreaba por mi papayita y mis piernas su semen me incorpore, y se la chupe todavía alcanzó a aventarme unos chorritos más en mi boca,voltee hacia la calle y estaba parado un vecino que me reconoció un señor grande como de 50 años, me dio mucho vergüenza que me allá visto asi, me levanté me puse mis pantalones y deje mi tanga en el patio salí y le dije buenas noches a mi vecino que nos vio y corrí a mi casa,fue muy vergonzoso, pero jamás había cogido tan rico y con un desconocido, ahora todos los fines de semana salgo al patio de mi casa, me aseguró que el albañil me vea me pongo una minifalda sin tanga y arreglo mi jardin, pero me aseguró de enseñarle mis nalgotas al albañil, y si nadie ve también le enseñó mi culito y el me saluda con mi tanga en su mano.

Leave a Reply

*