El amor a través del tiempo

Aquí estamos de nuevo comenzando otra historia que nació como un pensamiento, quiero darles las gracias a todos mis lectores. Por seguirme en esta aventura que decidí emprender como escritor, en especial a aquellos que me han acompañado desde el principio. Muchas gracias tomarse el tiempo de leerme y escribirme sus opiniones, no tienen idea de cuan feliz me hacen con cada correo que recibo.

Uno como escritor plasma sus pensamientos en papel porque desea expresarse, pero no imagina que otras personas se interesen en su trabajo. Que a ustedes les guste mi trabajo, significa que estoy haciendo una buena historia. En el momento que leen un escrito mío los considero como mi familia, una que está integrada por personas de distintas nacionalidades. Mis mejores para todos ustedes les un prólogo de mi siguiente historia.

¿Han deseado poder viajar en el tiempo?

Sean sinceros conmigo y ustedes mismos, digo más de uno ha deseado poder regresar a un momento especifico del pasado para evitar hacer algo. Hay chicos que desearían dar vuelta atrás al tiempo; ya sea para evitar una pelea con su novio, una discusión con sus padres, reprobar un examen, evitar meterse en problemas o cualquier otra cosa que puedan imaginar.

Tal vez parezca imposible para nosotros pero Adrián quien nació con una mutación genética, le resulta muy fácil transportarse a través del tiempo y espacio. Nació como un chico común, hijo de un matrimonio cristiano fue educado con valores y tradiciones por sus padres. Amaba la historia, la música, la danza y la medicina, creció con amigos que lo apoyaron desde pequeño. Hacer amistad con personas nuevas, nunca fue un problema para él.

Su carisma y talento, eran de admirar siempre fue un chico responsable con su escuela y sus conocidos. Sabia distinguir a las personas buenas de las malas con solo mirarlas pero todo cambio el día que hubo un accidente. Su padre tuvo un accidente de regreso de su trabajo, lamentablemente perdió la vida en el lugar. Porque será que cosas malas tienden a pasarle a la gente buena, se decía así mismo para tratar de comprender la muerte de su padre.

Solían asistir todos los domingos como familia a misa pero eso cambio con su muerte, se volvió una persona sombría que pasaba el tiempo encerrado en su casa. Sus amigos trataron de ayudarlo a salir adelante para superar la muerte de su padre pero se resistía a ello. Un aparente normal para el mientras se encontraba pensando en su padre paso algo que lo dejo perplejo. Tomo una foto de su papa para recordarlo, solo que esta vez al sostenerla se concentró en él.

Ondas de energía se posaron a su alrededor para cubrirlo por completo, luego un rayo de luz cegó sus ojos. Lo siguiente fue que despertó en un callejón, un olor a basura y agua estancada se hizo presente. No tenía ni la remota idea de que paso, trato de buscar algo para saber dónde estaba. Sus intentos fueron inútiles hasta que tropezó con un viejo periódico, cuando vio la fecha casi se cae de espaldas. Esta fecha debe estar mal no puede ser 1985, hoy apenas era 2015 o era ayer esto no me puede estar pasando a mí.

Sorpresivamente había viajado en el tiempo, estaba confundido y tenía muchas preguntas por responder pero nadie a quien preguntar. Si esto correcto quiere decir que mi padre, aún está vivo pero deber un niño no importa lo buscare. Corrió por toda la ciudad para encontrarlo, por suerte su papa varias veces le había contado de su infancia y tenía la vaga idea de donde vivía.

Tiene que haber una solución para esto no puedo quedarme en esta época, que dirá mi madre cuando sepa que desaparecí. Se pondrá muy triste y se le partirá el corazón, después de mucho buscar encontró a su padre. Era un niño de 5 años que estaba jugando en el patio de su casa con una pelota, cuando trato de acercarse un señor de unos 30 años apareció. Él debe ser mi abuelo a quien no veo hace tiempo, Adrián trato de hablarle y explicarle que le paso. En un principio el dudaba mucho lo que decía pero un vago recuerdo vino a su mente, había un secreto familiar muy celosamente guardado.

Cada tercera generación aparecía un defecto genético en un hombre de la familia, eso le daba el poder de viajar en el tiempo a voluntad. También tenía un precio alto que debía pagar por ello, una organización secreta quería apoderarse de ese poder. Su trabajo consistía en evitar que ellos, lo obtuvieran para usarlo para sus propósitos. Además no estaba solo contaba con la ayuda de otro chico con el mismo poder pero debía encontrarlo por si mismo.

Leave a Reply

*