El padre de mi mejor amiga me hizo su putita

Hola mi nombre es Rocío, soy una chica de test morena clara, mido 1.70 metros de altura, 65 kg, mis pechos no son grandes pero tampoco pequeños, tienen un tamaño promedio, lo suficiente para volver locos a los chicos, un culito firme y paradito.

Lo que le voy a relatar pasó hace 1 año. Vivo en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez Chiapas, México, en ese entonces después de un estresante fin de ciclo escolar de exámenes, ensayos y trabajos mi mejor amiga Karla me invitó a pasar unos días con ella y sus padres en una cabaña que tienen a las afueras de la ciudad; la idea me pareció fascinante, al llegar a casa le comenté a mi papi la invitación que me hizo mi amiga y le supliqué que me diera permiso para ir, me dijo que si me daba permiso pero que antes de eso debía hablar con el padre de Karla, por las ganas inmensas que tenia de ir le pedí a mi amiga el número del celular de su padre y se lo di a mi papi, después de que conversó mi papi con el de mi amiga me confirmó su permiso para ir y me dijo que le alegró conversar con el padre de Karla ya que por azares del destino ellos eran viejos conocidos porque estudiaron juntos en la misma universidad.

Ya con el permiso de mi papi salí corriendo a mi habitación a arreglar mis maletas en donde metí de todo un poco, faldas, minifaldas, blusas y por supuesto mi lencería, que por cierto la mayoría de ésta es muy coqueta (en especial tangas, cacheteros).

Salimos de la ciudad y la verdad el viaje fue algo pesado ya que la cabaña está a 3 horas de la ciudad, pero fue un viaje que valió la pena, porque la cabaña en verdad es hermosa, aunque de cabaña no tiene nada, parece una mansión con sala, cocina, comedor, 4 recamaras, hermosas áreas verdes y una maravillosa piscina.

El primer día fue para acomodarnos en la cabaña, en la mañana del segundo día todos estuvimos un rato agradable en la piscina, mi amiga Karla su madre y su padre… su padre al que le llamaré Andrés es un señor maduro pero con un excelente físico, con brazos y piernas fuertes, como toda niña caliente y traviesa lo primero que le vi a don Andrés fue su entrepierna para estimar el tamaño de su verga, y a pesar de ser un hombre maduro… no me decepcionó porque se apreciaba un tamaño considerable bajo la bermuda que traía puesta.

Durante la estancia en la piscina pude notar que don Andrés no me quitaba la vista de encima, me comía con la mirada de la cabeza hasta la punta de los pies… y eso me excitó muchísimo y de no ser porque estaba en la piscina, todos habrían notado que mi conchita estaba mojadísima.

Después de la piscina y siguiendo las órdenes de la putita que hay en mi interior, me di un baño y vestí lo más provocativa posible para don Andrés, me había propuesto ser ensartada por esa hermosa verga y no estaba dispuesta a dejar pasar ni un solo día para lograr mi cometido. Así es que me puse tanga más pequeña que llevé una color rosa de encajes, un sujetador/brasier también de encaje del mismo color, una minifalda de cuadros tipo colegial y una blusita con un escote considerable.

Al salir del cuarto me dirigí a la sala en donde se encontraba don Andrés que estaba viendo la televisión y cambiando de canal.

– Hola don André… ¿no hay nada bueno en la televisión???

– Hola Rocío, no me digas don, me haces sentir muy viejo, y si…. No hay nada bueno.

– Está bien…te diré Andrés, aunque me da pena.

– No te preocupes, no tiene por qué darte pena.

Me dirigí hacia uno de los sillones y maliciosamente, antes de sentarme dejé caer mi celular, y al recogerlo no flexioné mis piernas y por lo que al “agacharme” mi faldita se levantó lo suficiente como para que Andrés viera toda mi colita en su esplendor y mi conchita que solamente estaba cubierta por la tela de mi diminuta tanga, después de recogerlo, lo voltee a ver y le dije:

– ups!!! Lo siento Andrés….

– Descuida Rocío.

Justo acababa de sentarme cuando entró Karla y su mamá, Karla entro corriendo y se aventó en el sillón en el que estaba y me dijo:

– amiga que linda te vez.

– Gracias amiga, tú no te vez nada mal eh

Estuvimos un rato viendo televisión, después de eso la madre de Karla nos llamó a la mesa para comer, en donde conversamos de todo un poco, de la escuela, del trabajo de los padres de mi amiga…. A media comida volvió a florecer la putita que llevo dentro, sutilmente llevé mi pie hasta tocar el pie de Andrés, y poco a poco lo fui subiendo hasta llegar a tocar su verga con mi pie…. Estaba excitadísima, sentía la humedad en mi conchita, él solamente me miró y sonrió.

Después de la comida Andrés salió a recolectar madera para la fogata que teníamos pensado hacer el último día…. Yo me fui a mi cuarto, después de un rato alcance a escuchar que Karla y su madre irían al pueblo más cercano que está a 2 horas de donde nos encontrábamos a comprar unas cosas. La putita que llevo dentro se puso a saltar de alegría y me dijo: Rocío esta es nuestra oportunidad para estar a solas con Andrés y su hermosa verga.

De pronto escuché unos pasos que se dirigían a mi cuarto, era Karla, entró y me preguntó si las acompañaba al pueblo, yo le puse cara de enferme y le dije:

– Lo siento amiga no me siento bien como para ir, y además pues está un poco lejos el pueblo.

– Pero que tienes???

– No sé amiga, creo que algo me cayo mal L

– Si gustas podemos ir al doctor, hay uno en el pueblo

– No te preocupes amiga, pero si puedes me puedes comprar unas pastillas para el dolor, con eso será suficiente.

– Ok amiga, regresamos luego

Pasaron unos 10 minutos en que se había ido mi amiga con su madre cuando escuche que ya había regresado Andrés, que al no ver la camioneta supuso que nos habíamos ido las tres al pueblo. Con mucha cautela me asomé a la sala en donde pude ver a Andrés en la sala, con la parte inferior de mi traje de baño el cual supongo que tomó del patio en donde lo había puesto a secar, olía el bikini de mi traje de baño mientras se masturbaba en la sala con los ojos cerrados… como gatita en celo y en silencio me acerque a gatas hasta donde estaba el sin que se diera cuenta, y me puse frente a él, con cariño y excitación así como estaba (agachada) le di un beso en ese hermosa verga y lo tomé con mi mano, el al sentirme abrió los ojos y trató de excusarse y le dije:

– Eres un papi muy malo papi Andrés (llamarlo papi me excitaba aún mas)

– Que????

– Si, mira que masturbarte mientras hueles el traje de baño de ni hija adoptiva, eso no lo hace un buen papi eh

Y comencé a mamarle la verga a mi papi Andrés, le chupaba la verga como su estuviese devorando el mejor manjar, la más deliciosa paleta, al ver que no me molestaba que se masturbara pensando en mí, se dejó llevar y comenzó a disfrutar de la mamada que le estaba dando.

– Papi te gusta cómo te mamo la verga????

– Si Rocío, me encanta, sigue sigue, la mamas como toda una experta

– Lo hago por ti papi,

– Rocío me encantas, desde que te ví supuse que eras toda una putita.

– Si papi, soy una putita, una putita con suerte a la que nunca le hace falta una buena verga que se la coja.

– Claro que te voy a coger, te voy a coger hasta cansarme.

– Si papi, eso quiero, que me cojas, que me llenes con tu hermosa verga, coge a esta putita.

Después de mamarle la verga por unos 15 minutos, me levando del piso y me aventó al sillón en donde me hizo a un lado la tanga y me comenzó a comer mi conchita, y eso me volvía loca, y comencé a gemir por al mamada que me estaba dando, con la cual tuve los primeros orgasmos del día,

– Sigue papi, cómeme mi conchita, es toda tuya.

– Te gusta cómo te como la concha Rocío???

– Sí, me encanta papi, me vuelve loca papi.

Me estaba volviendo loca, después de varios orgasmos, le dije a mi papi Andrés: Papi no seas malito y MÉTEME YA ESA HERMOSA VERGA QUE TIENES!!!!, me levantó del sillón y a la mitad de la sala me puso de espaldas a él y le inclino sin flexionar las piernas y comenzó a bajar mi pequeña tanga hasta la mitad de mis muslos, yo habría lo más que podía mis piernas para facilitarle el trabajo a Andrés. En esa posición lo volteé a ver, se estaba acabando de quitar su short y le dije: ya papi no me hagas esperar y métemela ya. Fue entonces cuando colocó su verga en la entrada de mi conchita que estaba más que lista para recibir la verga de mi papi, comenzó a meterla primero lento, yo podía sentir cada centímetro de la verga de mi papi y de repente de un solo empujón me metió toda la verga y comenzó un delirante mete y saca a una velocidad considerable fue entonces cuando comencé a gemir y disfrutar de la cogida que me estaban dando,

A media cogida escucho que suena mi celular, al tomarlo me percato que era mi papá, tenía que contestar si o si, pero antes de contestar y sin voltear a ver a mi macho le dije en tono suplicante:

– por favor, deja que conteste es mi papá.

– Quieres que deje de cogerte putita????

– Ahhhh…. No papi, ahhh sigue cogiéndome, solo hazlo más despacio

– Está bien pero pon la llamada en altavoz….

Al principio lo dude un poco, pero al final me decidí a contestar, como pude contesté tratando de disimular mi voz, lo que era muy difícil porque la cogida que me estaba propinando mi papai Andrés era de ensueño:

– Hola papi!!!!

– Hola Rocío, como te la estas pasando????

– De lo mejor papi (decía esto mientras seguía penetrada por mi papi Andrés y tratando de disimular mis gemidos)

– Que bien princesa, estará por ahí Andrés??? Me gustaría hablar con él

– Si papi ahorita “lo busco” y te lo paso.

Mientras “buscaba” a Andrés, cambiamos de posición, me tomó en sus brazos y me cargo, yo solo me abrace a su cuello mientras el tomando mis piernas con sus fuertes brazos me fue dejando caer sobre su verga, mientras me iba entrando ese pedazo de verga en el coño, Andrés comenzó a hablar con mi papá

– Hola Pedro como estas???

– Hola Andrés!!! Solo quería preguntar ¿Cómo se está portando mi hija???

– Ah…. Ella se está portando muy bien

Mientras mi semental conversaba con mi padre yo seguía subiendo y bajando encertándome más y más en la verga de Andrés y el cada vez que no hablaba por el teléfono aprovechaba para chuparme, morderme mis tetas y eso me volvía loca.

– Ah que bien, te encargo a Rocío cuídala y trátala bien Andrés.

– No te preocupes Pedro yo la voy a tratar bien, como se merece

Al decirle esto a mi padre, se acercó a mi oído y me dijo en voz baja: “te trataré como la putita que eres” eso me calentó más… y acelere la penetración, no sé cómo mi pobre padre no escuchaba el chop-chop-chop que hacia mi cuerpo chocando contra el de Andrés

– Ok André, gracias por cuidarme a mi princesa.

– De nada amigo, yo cuido a tu nena

Lo que no sabía mi pobre padre es que le estaba diciendo a su amigo que siguiera cogiéndose a su princesa. Al colgar el teléfono, en la posición en la que estábamos y si sacarme la verga de mi conchita Andrés me llevó a mi cuarto en donde siguió cogiéndome, al llegar me dijo, haber putita ponte en cuatro que te voy a dar verga hasta llenarte de leche tu estrecha conchita; como me ordenó mi macho me puse de a perrito y comenzó nuevamente ese delirante mete y saca, con cada embestida me llevaba a las nubes y al mismo tiempo me llevaba al mismísimo infierno, era la mejor cogida de mi vida.

Después de un rato embistiéndome me dijo, ahora te toca a ti putita, te toca ensartarte tu misma mi verga, después de decirme esto se quedó parado en donde estaba y fui yo la que comencé a moverme para que ese hermosa verga entrara y saliera de mi conchita, después de un buen rato de estar cogiendo, le dije

– mmmmm papi que rica cogida me estas dando ahhhhh aahhhh ahhhh papi me corr0!!!!! Me corro!!!!!

– Correte todo lo que tú quieras putita

– Ahhhh ahhhhh que rico papi, regalame tu lechita papi…. Lléname mi conchita papi ahhhhh

– Claro que si putita

Fue entonces cuando sentí los chorros de semen en el interior de mi conchita, después de terminar en mi conchita mi papi dejó su verga dentro de mi conchita un rato, y me comenzó a dar unos tiernos besitos, después de eso sacó su verga de mi conchita y salió del cuarto, pero antes de que saliera le dije;

– Gracias papi por la cogida que me acabas de dar.

– De nada putita, pero recuerda que de ahora en adelante serás mi putita y te cogeré cada vez que yo quiera.

– Mientras me sigas cogiendo cono hoy… seré tu putita el tiempo que tu quieras.

Después de un rato llegó mi amiga y cuando entro al cuarto ya me encontró vestida pero en la cama, me dio la pastilla para el dolor que le encargue, apenas y la pude tomar, yo no podía moverme después de la cogida que me dio su padre… después de todo, la pastilla si me sirvió jejeje.

Esta es una de todas mis experiencias que espero compartirles pronto, les pido perdón por lo mal escrito, pero pues es mi primer relato, espero mejorar mi redacción conforme comparto mis demás experiencias, espero recibir comentarios especialmente de chicas.

r921212.rociomail.com

Con cariño: Rocío la putita :-*

Leave a Reply

*