Emputeciendo a una jovencita (8)

Rosa estaba en su cuarto. Las chicas estaban poniéndose los bikinis, la entrada del parking de la casa chirriaba cuando los felices padres volvían de su jornada de golf. Entraron comentando las mejores jugadas.

Eva y Laura estaban en una especie de taburetes de la cocina, Ana leía el Hola en un sillón.

Jorge – Hola chicas! Que tal la mañana?.

Ana – Bien, empapadas.

Eva aguanto una risa.

Rosa apareció por la escalera mirándonos a todos.

Yo – Buenos días Rosa, ya era hora gandula!

Jorge – Si, es una dormilona. Podrías disfrutar las mañanas como el resto de las chicas.

Laura – Si Rosa, deberías – dijo mirándola a los ojos y sonriendo.

Rosa se encamino a la cocina y se sentó en uno de los taburetes, abrió los ojos como platos, en la tele de la cocina se veía su escena en la ducha, ella completamente desnuda acariciando sus tetas cubiertas de jabón y metiéndose los dedos en el coño. La tele estaba de espaldas al salón donde estaban su padre y Jorge. Eva la miro riéndose.

Rosa estaba pálida.

Jorge – Y que vais a hacer hoy?.

Ana – Pues ahora nos toca pedicura y esas cosas de chicas, si no os importa. Tenemos que ponernos guapas.

Rosa miro a Laura, laura afirmo discretamente.

Laura – Si, la pobre Rosa va echa un desastre, la vamos a dejar como nueva.

Rosa miraba a su hermana sin saber que decir.

Ana – Bien chicos, el baño de arriba queda declarado zona prohibida.

Jorge – Carlos, vamos a tomar un aperitivo?

Yo – Perfecto, estas mañanas de piscina me abren el apetito.

Eva llevo una cámara con la escena que pude ver mas tarde.

Entraron las cuatro en el baño, era un baño enorme, tenia hasta un jacuzzi para 2 personas, dos espejos… etc. Se notaba que a la dueña de la casa le gustaba cuidarse.

Laura – Bien hermanita, quieres bajar a hablar con papa o harás lo que te digamos?.

Rosa – Sois unas guarras, ni penséis que voy a entrar en el juego!

Ana – O si, claro que lo harás, ya estas en el, o no recuerdas el video de la cocina, sigue en el reproductor por cierto, Carlos esta con tu padre y mi marido tomando unas cervezas en la cocina, si no le mandamos un sms en dos min le dirá a tu padre que tienen que hablar. Confían en el, los dos, lo sabes no?. Si no como te crees que dos moros como esos iban a dejar a un tío guapo como Carlos entrar en esta casa llena de coños.

Laura – Bueno, tampoco es así Ana, ellos no piensas que tengamos coños.

Eva – Pues creo que Carlos si se dio cuenta jijiji.

Ana saco su móvil y miro a Rosa.

Ana – Y bien?

Rosa las miraba. Temblaba. – Que tendría que hacer? No pienso dejar que ese tío me folle.

Laura- Claro que no hermanita, no hará falta, pero si que entres en el juego para que estemos seguras de que no te chivas.

Rosa – Esta bien, pero nada de follar con Carlos, me da asco, y menos chuparle eso!

Ana – Eso?

Laura – Su polla, le cuesta decirlo a la pobre.

Ana – Jajaja, si, vale, nada de “eso”.

Rosa – Prometido?

Eva – Claro! Como íbamos a dejar que te follara sin querer tu?.

Rosa – Y ahora que hacemos?

Ana – Desnúdate.

Rosa – Para?

Nos haremos unas fotos con el móvil de tu hermana todas desnudas. Ella las guardara como garantía, te fías de ella verdad?.

Rosa- Si, mas o menos.

Ana – Bien, fuera ropa chicas.

Las tres se quedaron desnudas en un segundo, Rosa las miro a las tres desnudas, con sus coños depilados, y despacio se quito la ropa.

Laura – Uff, que horror hermanita, como puedes llevar el coño así?

Rosa se miro su entrepierna viendo su mata de pelo.

Rosa, no se, no sabia que se pudiera llevar de otra manera.

Ana – Lo arreglaremos tranquila, de momento ponte aquí con nosotras que Eva saque un par de fotos.

Eva cogió el móvil de Laura y les saco una foto.

Eva, mas juntas. Ana paso un brazo por encima de los hombros de las dos hermanas y las atrajo hacia si con fuerza, Eva saco un par mas.

Ana – Ahora las niñas solas – Le copio el móvil a Eva, bien, a ver esas tetas niñas.

Eva que había ocupado el sitio de su madre agarro una tetad de cada hermana y sonrío a la cámara. Laura tb sonreía, Rosa no sabia donde meterse.

Ana – Bien, poneros es cuclillas… muy bien, ahora abrir las piernas. Ummm, la de tíos que pagarían por ver esos tres coños, Rosa, el tuyo es horrible, mira… Le enseño la foto que había sacado, se veían las rajas de Eva y Laura y a ella solo una mata de pelo.

Laura – Jo, pare que tienes una ardilla ahí.

Eva – jajaja, si y además despeinada!

Las tres rieron.

Ana – Bien, arreglémoslo, no podemos dejar que tu novio te vea así.

Rosa . Mi novio? Estas de broma no?.

Ana – No me lo digas, no se acerca a ti?. No te toca no?.

Rosa – Que ni se le ocurra, no antes de la boda y quedan dos años.

Eva – Cuanto lleváis de novios?

Rosa – Cinco años?

Eva – Y nunca se la tocaste? No se la pusiste dura? Con esos melones que te gastas debe ir empalmado todo el día.

Rosa – No, es un caballero, cuando le pasa se disculpa y se aparta.

Ana – Madre mía, es igualito que Jorge, la que te espera guapa.

Rosa – Por que?, es un hombre decente!.

Ana – Por que si es incapaz de ver lo salida que estas cogerte y follarte como su hembra me temo que después será como el mío, un inútil.

Rosa – Eso te paso a ti?, por eso dejas que Carlos te haga esas cosas?

Ana – Chica, lo que me hace Carlos no tiene nombre.

Rosa – Pero tuviste a Eva con Jorge!. O no es suya?

Ana – Si, si lo es, pero no es lo mismo quedarse embarazada que follar, ya lo descubrirás cuando te quedes a medias y andes todo el día en la ducha metiéndote los dedos como ahora. Entonces me llamaras y me pedirás que te mande a Carlos.

Rosa – No creo.

Ana – Bueno, siéntate en el lavabo.

Rosa – Para?.

Laura – Venga hermanita, no seas pesada.

Rosa se sentó en el lavabo, la hicieron subir los pies, su coño quedo completamente expuesto, tuvo que echarse hacia atrás y apoyar la espalda en el espejo. Ana había situado la cámara justo frente a ella. Ana cogió un taburete se sentó frente a ella, su cara quedaba a la altura de su coño, Laura y Eva se sentaron tb en el lavabo, una a cada lado de Rosa, Laura busco un cepillo y empezó a cepillarla el pelo. Eva encontró un bote de crema hidratante y empezó a echárselo por los hombros, algunas gotas caían sobre sus gordas tetas. Ana le rasuro el coño con una maquinilla, luego le aplico una crema depilatoria, mientras esperaba a que surtiera efecto le acariciaba la parte interna de los muslos.

Ana – Tienes un cuerpo escultural.

Rosa – No se que decir.

Ana – Di gracias.

Rosa – Gracias.

Eva bajo de sus hombros y le agarro un seno, laura viéndola le agarro el otro, ambas se las masajeaban.

Rosa suspiraba, – no por favor –

Eva – Ssss tranquila, esto forma parte del trato.

Rosa – Pero… Yo no…

Laura – Tranquila hermanita, no es bueno hacerlo siempre sola.

Rosa no dijo nada mas, tres mujeres sobaban sus partes intimas, la coaccionaban la estaban fotografiando y no podía hacer nada para evitarlo.

Ana fue quitando la crema depilatoria, luego con una toallita de manos y agua retiro los restos de crema, después siguió pasando la toalla por el coño de Rosa procurando que notara la rugosidad de esta en su clítoris. Rosa suspiraba. En un momento dado las tres se hicieron un guiño, Eva y Laura se inclinaron metiéndose un pezón cada una en la boca, Ana se inclino y pego su boca al coño de Rosa, esta dio un respingo pero tres bocas succionándola eran demasiado. Las tres iban muy despacio, no querían que se corriera todavía, daban largos lametazos, estiraban sus pezones, amasaban sus tetas.

Ana estaba disfrutando como una loca, mientras le chupaba el coño metía los dedos en el suyo, la temperatura del baño subía. Ana pasaba tb su lengua por el ano de Rosa, esta daba un respingo cada vez que lo notaba pero no se movía, solo suspiraba.

En unos 10 min Ana disimuladamente me mando un SMS, – Lista -. Mis dos acompañantes estaban en la piscina cada uno con una cerveza y unos aperitivos en el borde del agua.

Yo – Me vais a perdonar un min, tengo que mirar un mail de la oficina.

Jorge – ok, tranquilo, hasta que las chicas no estén listas no saldremos a comer, me habían invitado a comer y cenar fuera todos los días, el padre de Laura decía que era lo mínimo por aguantar a esas “cotorras” como el las llamaba todo el día. Le decía a la cara que no servían para nada, que eran unas inútiles. Yo salí pitando.

Entre en el baño y cerré el pestillo. Rosa tenia la mirada ida, el placer que le estaban dando era demasiado para que controlará lo que pasaba a su alrededor. Me miro con sorpresa y miedo. Me acerque, Eva y Laura la agarraron las manos y los tobillos para que no pudiera cerrar las piernas, me acerque, Ana metía su lengua en su agujero saboreando sus líquidos.

Yo – Vaya con la santita.

Rosa – Que hace el aquí? Me dijisteis…

Ana – Esta zorra esta muy buena amo y no puede parar de chorrear, mira que bonito coño.

Lo mire y lo acaricie con una mano, sus labios eran muy suaves, estaba empapada, entre sus flujos y la saliva de Ana…

Laura – Mi pobre hermanita es virgen amo, el tonto de su novio ni la toca.

Rosa – No, por favor.

Eva – Ssss, tranquila, esto te iba a pasar igual, solo que no te esperabas con quien.

Ana bajo mi bañador, se metió un segundo mi polla en la boca, y sacándosela la puso justo en la entrada del coño de Rosa, fue moviéndola hasta que la punta estaba justo en su agujero, notaba el calor que salía de su coño.

Yo – Veras, no puedo dejar que con lo que sabes salgas de aquí igual.

Rosa – Pero tenéis las fotos, Laura las tiene, que te las de, no me importa.

Eva – Jajaja, fotos? Dárselas? Eran para el estúpida, y ves eso que hay encima de la estantería, es una cámara de video, lo hemos grabado todo, y lo que vamos a grabar ahora.

Rosa – que vas a grabar?.

Laura – Tu desvirgamiento.

Rosa – No!

Laura – Tranquila, el mío tb lo esta, es para el álbum familiar, ya te contaremos como va mas tarde.

Empuje un poco, la cabeza de mi polla entro en su coño, ella abrió los ojos, otro empujón mas y llegue a su himen. Intentaba apartarse pero no podía.

Yo – Ssss, quieta zorrita, si te mueves para el lugar equivocado se romperá. – Comencé a sacar y meter mi polla despacio parando justo al limite, Eva y Laura volvían a chupar sus pezones, Ana se masturbaba apoyada en la pared mirándonos. Rosa estaba excitada, movía la cabeza negando pero su coño soltaba líquidos sin parar.

La mire, sujete una de sus tetas en cada mano y saque mi polla justo al limite.

Yo – Mírame!

Yo – Ves, soy el que te va desvirgar.

Ella me miraba, aguantaba la respiración.

Rosa – no.

Di dos golpes de cadera y mi polla entro hasta el fondo de aquel coño virgen, ella dio un bote.

Yo – Ya eres mi PUTA!

Le estrujaba las tetas, empujaba con fuerza, sacaba mi polla y se la volvía a clavar, ella suspiraba, dos lagrimas salieron de sus ojos pero estaba excitada. Seguí follandomela unos minutos. Laura y Eva le susurraban en sus oídos.

Laura – Ya eres una puta hermanita!

Eva – Si, la puta del amo.

Laura – Quien iba a decir que fueras tan guarra!

Laura me miro, algo se le había ocurrido.

Laura – Amo! Préñela! Córrase dentro por favor.

Rosa – No!!.

Laura – Tu calla zorra!!.

Ana – Si!, no podemos dejar que se case con ese cateto

Yo seguía empujando, no me quedaba mucho.

Eva – Si amo, quiero ver como estas tetas dan leche, te casaras con ella para salvar el honor de la familia y así nos tendrás a todas a mano.

Laura – Si amo, vamos, mi padre hará lo que haga falta.

Rosa – No, por favor, le quiero.

Eva – Ya se te pasara!, y yo seré la madrina de la criatura amo!

Me reí, mire a Rosa, estaba muy buena y el plan no era malo.

Yo – Bien zorra, empieza el proceso de preñado, seguí empujando cada vez mas fuerte.

Laura – Que bien hermanita, vas a ser mama!!

Eva – Y te follaremos todas todos los días.

Laura – Si – Papi te pondrá una casa, iremos allí a ver como te crece la tripa y a follarte.

Ana – Si, seguro que el amo esta encantado de que su nueva mujercita folle como una ninfomanía todos los días.

Yo – En cuanto nos casemos iras desnuda siempre por casa zorra, así todos veremos como te crece la barriga y las tetas!

Ana se metía los dedos con furia.

Ana – Joder, que ganas de empezar a hacerla guarradas de verdad!

Eva – Menudo atracón de leche que nos vamos a dar con estas ubres. Que ganas de ver a una embarazada dar botes sobre una polla, me preñaras a mi tb amo?.

Yo – Cuando te cases zorra, y a Laura tb.

Laura – Ummmmmmm!!

Yo seguía empujando, mis pelotas se contrajeron y empecé a escupir semen en su coño, fue una corrida terrible, el morbo de la nueva historia me había puesto a 100. Rosa nos miraba pasmada.

Espere un minuto y saque mi polla.

Ana – No te muevas zorra, deja que el semen llegue a lo mas profundo de tu coño.

Rosa ni se movió, ya no la sujetaban pero estaba quieta mirándonos. Laura se arrodillo, se puso delante de su coño y le dio unos lametazos.

Laura – Umm, que gusto, lamer el semen del que va salir mi sobri!

Yo – Bien chicas bajar, Laura, tu quédate, Rosa, tu no te muevas.

Las chicas se marcharon, Rosa lloraba.

Rosa- No me hagáis esto, por favor.

Yo – Por? Estas enamorada del cornudo de tu novio?.

Rosa – No, no se, es lo que papa quería. Un chico bien, educado, de buena familia, de la iglesia

Yo – Jajaja, bien, te voy a proponer algo, pero solo una vez, saque una pastilla del bolsillo de mi bañador.

Laura – Que es eso amo?.

Yo – La píldora del día después zorrita.

Rosa – Dámela por favor!.

Yo – No todavía no.

Rosa – Hare lo que quieras! Dejare que me hagas lo que quieras cuando quieras.

Yo – Esto es lo que vamos a hacer, hay 24 horas de plazo para tomársela. Si durante las 24 próximas horas sigues el juego del preñado, buscas mi polla y mi semen como si fueras mi mujer, loca por quedarte embarazada mañana a esta hora te la daré.

Rosa – Buscar que me embaraces?.

Yo – Que te preñe puta, que te preñe como si fueras una perra, quiero que lo supliques, que me busques, que me hagas que me corra dentro de ti hasta quedar seco.

Rosa – Y después todo acabara?

Yo – Bueno, quizás te folle ocasionalmente pero podrás seguir con el cornudo.

Rosa – Esta bien, 24 Horas.

Yo – Bien, arrodíllate, bésame la polla, métetela en la boca sácatela y di…

Laura cogió la cámara para grabar un primer plano.

Rosa se acerco, se metió mi polla en la boca y la chupo unos instantes.

Rosa – Ummm, por favor Carlos, quiero que esta polla sea la que me preñe, que me hagas un hijo, quiero que me folles hasta el día en que tenga que ir a dar a luz, lo harás?, por favor?.

Yo – Claro que si putita, anda, baja y habla con Ana, dile que quieres quedarte embarazada y que te cuente las mejores maneras de hacerlo.

Rosa se vistió y salio del baño.

Laura – Jo amo, yo quería verla con un tripón, como le crecen las tetas…

Yo – Y quien te dijo que no lo veras?.

Laura – Pero la píldora?

Yo – esto? Es contra el mareo creo, no estoy seguro.

Comimos todos juntos en un restaurante cercano luego volvimos para la clásica siesta. Ana se llevo a su marido arriba y el Padre de Laura les siguió. Yo me tumbe en el sofá. Eva se acerco, sin decir nada se quito la parte de abajo del bikini, me quito el bañador y se metió mi polla que estaba dura solo de pensar en lo que le íbamos a hacer a la hermana de Laura. Esta se masturbaba justo enfrente, se había subido la camiseta y sacado sus grandes ubres del bikini, sabia que me encantaba que siempre estuvieran a la vista. Rosa estaba en otro sofá mirándonos a los tres.

Yo – Desnúdate tu también.

Rosa – Pero estas con Eva.

Yo – No me discutas, quiero ver las tetas de las dos hermanitas, que contento estará tu papi con semejante par de hembras.

Rosa – No se, no creo.

Laura – Jajaja

Rosa se quito la camiseta y el bikini, abrió las piernas y se acaricio los pechos mientras nos miraba.

Eva se corrió rápidamente y se aparto, Laura tomo su lugar, yo estaba de los mas relajado dejándome hacer, daba gusto verlas trabajar. Rosa había bajado una mano a su raja y se tocaba, su cara estaba roja. Laura se corrió tb.

Laura – Tu turno hermanita, ya sabes como va esto, sácale lo que tanto quieres.

Rosa – No quiero, me obligáis.

Yo – Ya ya, vamos putita.

Rosa – No me llames así!

Yo – Te llamare como me apetezca, ven aquí.

Ella se acerco, su coño se veía mojado, los pezones estaban duros, lo negaba pero ya estaba entrando en el juego.

Se puso encima en cuclillas, cogió mi polla y empujándola se la metió en el coño, empezó a dar botes, primero despacio, luego según se calentaba mas deprisa. Tardo unos diez minutos en correrse. Yo me corrí al poco rato, mientras lo hacia empujaba con las caderas para clavársela hasta la matriz, caímos los dos rendidos, ella se desacoplo. Laura se acerco corriendo y abriéndola el coño desde atrás le puso un tampón.

A sugerencia de Ana era mejor que llevase las próximas 24 horas todo el semen posible dentro.

Follamos tres veces mas esa tarde, me follara a quien me follara Rosa siempre estaba cerca masturbándose cuando notaba que me quedaba poco se acercaba, se quitaba el tampón y abría las piernas. Se corría casi todas las veces, era de orgasmo fácil. Cuando me la follaba solo a ella se podía correr tres o cuatro veces, al final se quedaba agotada, desmadejada sobre la mesa o el sofá, con sus tetas colgando, estaba preciosa la verdad.

Por la noche fuimos todos al cine y a cenar. Nada mas llegar a casa los dos padres se fueron a dormir alegando que estaban molidos.

Nada mas subir las chicas se desnudaron.

Rosa – Estáis locas, podrían bajar.

Ana – Tranquila, no lo harán, les echamos algo en la comida.

Rosa – Somníferos?? Estáis locas.

Ana – Eso y algo mas.

Rosa – Que mas?

Laura – Ya lo veras, tranquila.

Laura se acerco a su hermana y la desnudo completamente.

Nos sentamos los tres en el sofá, Laura se acurruco contra mi y me cogió la polla, mire a Rosa y ella pronto hizo lo mismo.

Ana se sentó en frente y mientras se acariciaba nos echaba unas fotos con el móvil.

Ana – Que hermosa familia vais a ser!

Laura – Si!, verdad hermanita?.

Rosa – Si, bueno, si – dudaba, tenia mi polla en su mano, su hermana pequeña desnuda al lado y una mujer mirándola y sacándola fotos. Su cabeza estaba confusa, y cuando se le aclaraba solo podía pensar en su coño lleno ya por cuatro corridas, y las que le quedaban. Laura y Eva se levantaron y se fueron arriba, Rosa y yo nos quedamos abajo tranquilamente. Follamos durante una hora aproximadamente, probamos varias posturas, Rosa se iba relajando y aceptaba variaciones.

Verla en el espejo del salón de frente mientras me la follaba a cuatro patas y sus ubres se movían era impresionante.

Ana le iba sacando fotos, decía que fotografiar el principio de una pareja y como hacíamos nuestro primer niño la ponía muy cachonda. Rosa directamente pasaba y se dejaba hacer.

Al cabo de un rato en un descanso, a mi ya me dolían las pelotas de tanto correrme Ana nos puso unas coca colas. Rosa no tardo en caer dormida. La subimos arriba entre los dos.

A la mañana siguiente estábamos los cuatro en la piscina, fue la ultima follada, en una tumbona, mientras Eva, Laura y Ana nos miraban.

Termine de correrme, ella misma se aparto y se puso el tampón y me miro.

Rosa – Ya? Me la darás?.

Saque la pastilla del bolsillo y la puse en una mesa.

Yo – Solo una cosa mas.

Rosa se puso en cuclillas mirándonos, las chicas la gravaban con su móviles. Estaba completamente desnuda sus grandes tetas colgaban, su coño depilado estaba abierto, se veía el hilo salir.

Rosa puso su mejor sonrisa.

Hola papi, esto es solo para que sepas que tu pequeña seguramente esta preñada, ya no aguantaba mas así que le pedí a Carlos estas vacaciones que por favor me embarazara, necesito sentir una vida dentro de mi, ya se que no podrás creerlo así que mira esto.

Bajo la mano hasta su coño y retiro el tampón. El suelo era de terracota negra, salió un poco de semen cayendo al suelo, luego empezó a salir mas, ella empezó a masturbarse para con su corrida terminar de vaciar su coño, la mancha en el suelo iba creciendo, su coño escupía semen sin parar.

Me acerque a la mesa, le metí la pastilla en la boca y le acerque mi polla.

Yo – Necesitaras tomar algo para ayudar para tragarla.

Rosa me miro sumisa y se metió mi polla en la boca, fue la primera corrida que tragaba.

*** Un mes mas tarde.

Ana había ido corriendo a casa de Laura. Su hermana estaba histérica.

Rosa – No funciono!! decía mientras lloraba!!

Ana – El que?

Rosa – La píldora!

Ana se fijo en el predictor del suelo del baño.

Ana – Estas embarazada!!!

Rosa – Siiii – entre lagrimas.

Laura estaba mirando a su hermana con cara de felicidad.

Laura – Que bien hermanita! Voy a ser tia!

Rosa – No, no puede ser!.

Ana – Bueno, llamare a Carlos, habrá que decírselo a tu padre y preparar la boda, vas a estar preciosa de blanco, como una virgen, jejeje.

Rosa – No, no me casare con el, es un cabrón.

Ana – Oh si, si que lo harás.

Rosa – ni muerta!

Ana – El ya sabia que pasaría esto y lo que dirías.

Rosa – Y que importa? No lo hare.

Ana – Oh si, si que lo harás, primero por que estarás bien follada, no como yo. Y segundo por que no puedes evitarlo.

Rosa, que significa eso.

Ana saco su móvil, y le enseño unas fotografías.

Rosa – No puede ser!!, yo no hice eso!!.

Laura – Realmente no, pero lo parece verdad?.

En las fotos se veía a Rosa con Jorge en todo tipo de posturas, jugando con su polla, con ella en la boca, en el coño, sentada sobre su cara. El estaba dormido, ella también, pero eso no se apreciaba.

Laura – en esto consiste todo supongo, encontrar en quien confiar y hacerlo sin límites, aunque regamos que forzar un poco para quitarte esa tontería infantil que tenias.

Rosa – seremos todas las putas de carlos?

Ana – hay cosas peores créeme

******************************************************

**********************************************************

Encantado de descubrir que al final si había muchas españolas leyendo. Saber por vosotras que la primavera también hace que vuestros coños anden mas mojados me gusta.

Si los lees y te gustan escribe o agrégame, no me como a nadie y me encanta hablar con mis lectoras.

Y las que ya hablamos y os avergonzáis de vuestras fantasías(salieron corriendo)… no pasa nada por tenerlas, no sois tan raras, tranquilas.

Me encantan las malas estudiantes que se tuvieron que quedar en verano y en Madrid, cada día me caen mejore algunos padres estrictos.

Leave a Reply

*