Experiencia con la señora María

Lo coloco en sexo con maduras porque es más adecuado a la temática.

En relación a contar mis experiencias es muy curiosa la que voy a describir ahora, me paso cuando tenía unos 25 o 26 años y se trata de la experiencia que tuve con una señora sobre los 48 años aunque se conservaba espléndidamente por supuesto no se llama María pero si vivía en el barrio de Gracia, precisamente fue una época en que tenía un amigo que vivía en ese barrio famoso por sus fiestas populares en Barcelona y este amigo mío me invitó a las fiestas de gracia que son bastante concurridas, dónde a través de él en un restaurante conocí a una chica encantadora que trabajaba de enfermera, una mujer de bandera de unos 24 años y su madre que precisamente era la señora María, tan impresionado me dejo esta muchacha que en las propias fiestas hice para que mi amigo coincidiera más veces con ellas, incluso llegue a estar en su casa, casa de un edificio viejo en el que vivía con su madre, pasaron varias semanas y como tenía el teléfono de la madre y con la excusa de un libro que le quería dejar a su hija un día la llamé y me dijo que viniera a su casa y podíamos tomar un café, eso hice sin embargo no estaba la hija, le dejé el libro y al cabo de una semana surgió otra excusa para acercarme a ese piso, en este caso eran unas solicitudes de trabajo para una clínica privada, con lo que me acerque por la tarde ya que la señora María me había dicho que su hija no estaba pero que iba a venir por la tarde a última hora y cómo que el plazo tenía un límite que estaba cercano era una excusa perfecta para ir esta tarde noche y poder salir con la hija.

Llegué allí y resulta que su hija al cabo de media hora llamó diciendo que no podía ir con lo cual mi gozo en un pozo, me encontré otra vez con esta señora María en su piso solos los dos, ya me veía un poco defraudado ya que los detalles cantaban, su hija no tenía ningún interés por mí y sin embargo en ese momento vi a la señora María cómo una mujer que podría tener 48 años pero se conservaba muy bien, una señora muy elegante que se ofreció a que fuéramos a tomar una copa ya que yo vivía en la otra punta de Barcelona, no me lo pensé dos veces y accedí a salir.

Me fijé entonces en ella y vi que era una mujer atractiva y debo de decir que siempre me han atraído las mujeres maduras pero estaba cerrado con la belleza de su hija, así que le tiré los tejos sin dudarlo tal vez con la excusa del alcohol podía salir bien, ella no se lo tomó a mal pero si me dijo que podía ser mi madre, llegó el primer beso, un beso largo y apartir de ahí tocamientos, sin embargo ahí quedó la cosa y al cabo de 2 días la volví a llamar y por supuesto me dijo que no estaba su hija pero está vez ya no pregunte por su hija sino por ella puesto que como me había invitado tantas veces al ser las fiestas de mi barrio la invitaba está vez yo a ella.

Eso suponía estar cerca de mi casa así que después de cenar y tomar varias copas le dije que fuéramos a mi casa y allí en el sofá nos besamos y pase otra vuelta de tuerca para ver si había esperanzas, le dije que quería acostarme con ella, en ese momento todo fueron reparos pero no dijo que no, al poco yo estaba desnudo pero ella seguía con ropa interior tapándose, tal vez entonces me vino a la cabeza que no era una buena idea, pues era una señora que parecía muy recatada, pero ya llevábamos unas copas de más y no era momento de empezar a dudar así que al fin se desnudo y nos besamos en la cama, cuando llegó el momento de hacer el amor fui a ponerme un preservativo, ella me dijo que no hacía falta pues era una señora muy sana qué hacía tiempo que no tenía relaciones, así que lo hicimos y cuando estaba a punto de irme le volví a insistir que me iba a ir, pues hay señoras que quieren que lo eche fuera, pero me dijo que no y en ese momento note como vibraba su vagina de tal forma que me succionaba la verga, descargue en su interior y me quedé exhausto.

Poco después vino lo mas señalable, vi que la mujer se metió la cabeza bajo las sábanas y empezó a mamarme la polla, tengo que decir que nunca me la han mamado de esa manera, note que todo era humedad me mamaba todo el miembro, de tal forma que me lo puso enhiesto en cuestión de un minuto, la mujer no sé lo que hacía, pero tenía una verdadera destreza en mamar una polla, normalmente aviso cuando me voy a vaciar y habían pasado no más de 4 minutos cosa muy rara en mi pues suelo aguantar mucho, tenía unas ganas tremendas de vaciarme pero no le dije nada así que solté toda la carga que por otra parte me asombro porque fue una descarga de las más grandes que recuerdo y ella seguía ahí abajo con la cabeza entre mis piernas, me quedé totalmente agotado y cuando sacó la cabeza fui a por una toalla en la mesita por que pensé que habría dejado el colchón totalmente empapado de mi semen y he aquí que comprobé que estaba totalmente limpio la señora María tan recatada ella, no solo se había tragado hasta la última gota sino que me había hecho un trabajo de professional si puede decirse así, ya que particularmente nunca lo he probado, nunca tenido que recurrir a pagar por un servicio sexual por suerte, me quedé bastante asombrado pues no me lo esperaba de ella.

La volví a ver en las dos siguientes semanas solamente tres veces en su piso y aquí tengo que mencionar que resulta curioso que salía a tirar la basura con una bata de mujer de su edad y que los vecinos gente mayor la paraba comentándole cosas de la comunidad de arreglos de la galería etcétera y yo veía en esa mujer que en realidad da buena imagen que no era la que tenía bajo las sábanas pero la sorpresa no se había dado aún ya que después de nuestros tres encuentros rápidos y que incluían dos mamadas fenomenales en su casa y poco más, pues tenía miedo que su hija viniera, resulta que me confesó que si vamos a tener una relación, cosa que yo no había pensado ni en lo más mínimo, iba a ser sincera conmigo, y que ella 2 días a la semana dos tardes en realidad, las tenía ocupadas porque había un señor con mucho dinero que era amigo suyo con el cual se acostaba y le pagaba ese servicio, en realidad me estaba diciendo en pocas palabras que ella mantenía su casa y los estudios de su hija porque se prostituía con ese señor o con alguien más eso nunca lo pude llegar a averiguar y tampoco me importaba porque en el fondo fue un revolcón muy gratificante pero poco más, en ningún momento tenía intención de empezar una relación con esta señora, si me sirvió para ver, cómo me ha pasado más de una ocasión, que detrás de personas que creemos conocer se esconden otros mundos y otras vidas, como es el caso de esta señora María de la cual guardo un grato recuerdo húmedo.

Esto es todo, espero vuestros comentarios y sugerencias si os ha gustado esta experiencia que creo digna de relatar.

Espontaneo48372@latinmail.com

Leave a Reply

*