Incesto familiar

Mientras Jesús y Daniela disfrutaban de la tranquilidad que otorgaba el sonido del mar tumbados en un camastro frente a la playa, en la habitación del hotel sucedía algo inesperado con sus hijos:

-Eres un idiota! Baja mi foto de donde la subiste Miguel!!!-Gritó Alejandra sumamente furiosa y es que recién se había enterado de que su hermano mayor había subido una foto suya a las redes sociales con la leyenda: “sol, mar, arena y la mejor vista que cualquier hombre podría pedir…”

La foto no era sino de su hermana Alejandra posando en diminuto bikini frente a la playa. La chica lucía espectacular con ese cuerpo de diez que se cargaba y que para nada disimulaba con ese bikini sus preciosos atributos que la naturaleza le había dado.

-Oye… tu misma me pediste que la tomara… además la tome con mi celular, me pertenece…

-Te pedí que me la tomaras para que después me la dieras… no para que la anduvieras subiendo… eres un pervertido que va decir la gente?

-Mira que con esos lentes negros quizás no te reconozcan… además, usaste este bikini para que te viéramos no?

-NO!! Desde luego que no pervertido!!!- le decía Alejandra mientras trataba de quitarle el celular a la mala.

-Mira que ya tiene muchos me gusta… seguro romperá record…

-Todos tus amigos son unos pervertidos!!! No volveré a salir en bikini mientras estés tu cerca…

-Es que aun no te has dado cuenta de que uses lo que uses siempre te verás bien buena hermanita?

-Óyeme! Soy tu hermana… más respeto o le diré a papá…

-Aparte de ser tu hermano también soy hombre y eso deberías entenderlo antes de tomar la decisión de salir luciendo espectacular… – Miguel ya había follado varias veces con chicas del instituto pero siempre le había tenido unas ganas tremendas a su hermana por lo que estaba decidido a que la virginal vagina de su hermana debía tener su nombre y ese viaje a la playa no era más que una oportunidad de oro para lograrlo.

Alejandra realmente era una jovencita hermosa. Tenía el pelo castaño y largo, ojos verdes, labios sensuales y una cara preciosa. Sus tetas ni que decir, redondas, duras y muy bien puestas y un culo impresionante; de esos culitos que uno desea acariciar y chupar hasta la eternidad! En fin, estaba buenísima y era la típica consentida a la que su padre todo compraba desde un simple vestido hasta el último mini Cooper en el mercado.

Aquella semana santa habían ido a vacacionar a la playa. Llegaron a un hotel todo incluido donde reinaba la paz y armonía pues estaban tan adentrados en la Riviera Maya que solamente personas buscando ratos de soledad había en el sitio. La mayoría personas de la tercera edad por lo que los dos jovencitos tenían ratos de sobra no solo para descansar sino para también pelear.

Era el segundo día que estaban hospedados, y con ello la segunda noche que pasarían juntos en la misma habitación pues sus padres les habían alquilado una habitación continua a la suya con dos camas matrimoniales para tenerlos “vigilados”. Lo anterior no era suficiente para que Alejandra estuviera en paz pues conociendo a su hermano sabía que le haría la vida imposible y hasta el momento no se había equivocado. Por las noches no la dejaba dormir con el televisor a alto volumen, si le pedía que le tomara fotos las subía al internet y lo peor venía cuando trataba de bañarse pues su hermano siempre se las ingeniaba para abrir la puerta y pegarle tremendos “sustos”. Sustos que ella sabía que tenían como objetivo verla desnuda pero, hasta ese día, a pesar de sus intentos no lo había logrado.

La discusión de aquella tarde no paso a mayores luego de que Alejandra hablara con su padre y este obligo a su hijo a remover la foto con una amenaza de que si no respetaba a su hermana le retiraría todo apoyo tanto económico como moral.

A Jesús, el papá de Alejandra, le hirvió la sangre del coraje durante toda la noche por el simple hecho de pensar que varios amigos de su hijo habían visto a su hija en traje de baño! Y esto pareciere tener un doble motivo pero el más fuerte tanto su esposa como su hijo lo ignoraban y es que… hacía ya algunos meses que la relación con su hija se había vuelto más “estrecha”…

Todo comenzó cuando su esposa y él comenzaron a tener problemas maritales que se vieron reflejados en la intimidad de su alcoba. Su esposa siempre alucinaba con que se follaba a la secretaria, una jovencita de 18 años que había llegado recientemente a trabajar al corporativo y a la que no tuvo más remedio que despedir cuando comenzaron los problemas pero, ahí no acabo el asunto pues, su esposa, continuaba ideando que él la seguía frecuentando y las escenas de celos se hicieron cotidianas a grado tal que cada vez que estaban cerca peleaban.

Con el paso de los días ahora por las noches Jesús evitaba estar con su esposa en la alcoba y prefería pasar el rato viendo películas en la sala. Y fue así que comenzaron las convivencias entre él y Alejandra quien, buscando su compañía, se iba a verlas con él y siempre las miraban desde el sofá abrazados.

Ahí fue que Jesús noto lo mucho que su hija había crecido pues al ir siempre con ropa de dormir, poco podía disimular sus lindos atributos de mujer que consistían en un par de suculentos senos que parecían recién salidos del cielo!! Y ni que decir de ese hermoso par de piernas y el culo tan espectacular que el diminuto short tipo pijama no podía esconder?

Por aquél entonces, acurrucados en el sofá, miraban de 2 a 3 películas diario aprovechando las vacaciones escolares de su hija y veían toda clase de escenas: terror, suspenso, comedia y un poco de clasificación C tirándole a XXX. Jesús no podía evitar excitarse ante este último tipo de escenas y más si bajando su mirada tenía ante sus ojos ese hermoso par de senos que su hija siempre dejaba ver a través de sus tops…

Así como Jesús lograba sentir y ver un poco del cuerpo de su hija, ella tampoco era del todo ajena a lo que sucedía debajo del short de su padre pues, pese a los esfuerzos de éste por esconder su erección, Jesús era un tipo afortunado al estar bien dotado y esos 22 centímetros de carne gruesa y firme jamás pasarían desapercibidos ante los ojos de una fémina sin importar que fuera su propia hija…

Alejandra no decía nada pero vaya que se sorprendía de que su padre se excitara con ella. Y fue que comenzó a investigar acerca de las relaciones padre e hija primero preguntando en foros y luego sumergida en páginas de relatos eróticos que le hicieron ver la vida de una forma bastante distinta.

Quizás su educación en colegio de mujeres hacía que se centrara más de la cuenta su atención en ese hombre prohibido pero una noche, mientras se encontraba abrazada a su padre viendo una película de terror, al percatarse de que ya pasaba la media noche y estando segura de que su madre y su hermano dormían, quiso ver “hasta donde podía llegar”.

-no entiendo porque estas películas me ponen tan nerviosa…- dijo pegándose más hacia su padre quien de inmediato trato de esconder una inminente erección cruzando sus piernas un poco.

-Es pura ficción… no debes preocuparte…

-Lo sé papi…- le dijo muy cerca del oído y esta vez Jesús se movió más incómodo.

La mirada de Jesús ya no estaba en la película sino en el tremendo par de senos que Alejandra le permitía ver a propósito… y esto ella lo sabía muy bien así que… guiando su mano hacia la pija de su padre… la tomó de sorpresa y, antes de que su padre comenzara a hablar, preguntó:

-Esto es por mi papi?????

-Oh hija… realmente lo siento mucho…- dijo su padre cuando para ese entonces ya su hija buscaba destapar su pito como si de un caramelo se tratara. – tu madre y yo hemos tenido muchos problemas últimamente… yo no he buscado a nadie más y pues…- continuaba su padre sudando la gota gorda mientras veía como su hija apresurada buscaba bajarle el short con todo y bóxer… no tuvo más remedio que facilitarle la tarea alzando las caderas y fue entonces que, sin mediar más palabra, su hija tomo su pene desnudo en su mano y comenzó a moverlo de arriba hacia abajo al principio de manera un poco torpe pero poco a poco perfeccionando el movimiento.

-Es muy grande…- dijo Alejandra sintiendo como su conchita se empapaba.- no necesitas buscar a nadie si en casa me tienes a mi papi…- en eso volteó a verlo y, tras darle un piquito en los labios, se acomodó en el sillón y comenzó a mamarle el pito de una manera que casi hace reventar a Jesús!!

-OOOOOOOOOOHHHHHHH HHHHHHHHHMMMMMMMM Para… detente que esto no es correcto hija! HMMMMMM…

Alejandra continuo mamando a pesar de las palabras de su padre y, una vez que lo tuvo en su punto máximo, soltó su pene y, con una sonrisa en los labios, le dijo:

-Creo que tienes razón papi… no deberíamos hacer esto… si mamá se entera creo que ambos la pasaremos mal…- acto seguido beso a su padre en los labios y se retiro tras darle un beso de las buenas noches que lo dejo pasmado.

Con la verga de fuera a punto de reventar, con el bóxer por los tobillos y una excitación inmensa quedó Jesús en el sillón frustrado pero a la vez sorprendido del actuar de su hija. Aquella mirada que había visto en sus ojos era completamente desconocida… era como si el demonio la hubiera poseído por unos segundos!!!

Medito un poco pero con la cabeza caliente no opto más que por ponerse de pie e ir rumbo a la habitación de su hija sin importarle nada más que hacerla suya.

Ingreso sin pedir permiso y su hija ya se encontraba en sujetador y tanga mirándose frente al espejo… era como si todo ese tiempo hubiera estado poniéndose lista para lo que veía venir…

-Hija… yo… lo siento mucho pero… te necesito… ahora mismo o creo enloquecer!!

-Cierra la puerta papi…

Su padre hizo lo que ella le pidió y acto seguido, Alejandra comenzó a quitarse el sujetador hasta quedar en pelotas frente a su padre!

-Eres una diosa…!!! La más bella del universo!!!!!

-Ven papi…- su padre fue hacia ella y, una vez delante suyo, la contemplo un par de segundos y luego, como un hombre sediento en el desierto, se abalanzó sobre ella dispuesto a todo!!

-OHHHH Eres divina!!! HMMM…- Sus manos no se daban abasto con los senos, las nalgas y las piernas de su hija mientras su boca la besaba los labios y devoraba sus senos como manjar exquisito.

-Hmmm… Papi… despacio papito que es mi primera vez…- continúo hablando Alejandra cuando sintió como su padre la tumbaba boca arriba en la cama.

Su padre rugió como un león que se siente el dueño del mundo y luego se abalanzó desnudo sobre el cuerpo de su hija quitándole a toda prisa la tanga para luego, tras posicionar su pene en la entrada de su vagina, comenzar a penetrarla tiernamente…

-aahhhhh HMMMMMM… -Un gemido de placer con mezcla de dolor retumbo en la habitación cuando su hija sintió como su padre se llevaba su virginidad consigo…

Luego no hubo más que el sonido de besos mezclado con las embestidas de su padre que cada vez eran más violentas y duraderas…

-OOOHHH PAPIIII!!! SE SIENTE BIEN RICOOOOO HMMMMMMMMM

-HMMM No puedo parar hija… me voy a venir!! HMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM

-Papi… espera!!! No me vayas a…- demasiado tarde la advertencia…- EMBARAZAAAARRRRRRRR HHHHHHHHHMMMMMMMMMMMMMM

Jesús soltó chorros y chorros de leche en la fértil vagina de su preciosa hija y, cuando no hubo más, desprendiendo su pito de aquél incestuoso sitio, se recostó a su lado y le dijo:

-Mañana tomaremos las medidas necesarias para llevarte un control de aquí en adelante…- Luego la beso en los labios y dijo –Quiero que sepas que te daré todo lo que me pidas a cambio de que seas mía toda la vida… Jamás pediré algo a cambio más que tu fidelidad, entrega y compromiso de ser mi mujer…- las palabras de su padre retumbaron en sus oídos.

-Quieres que sea tu esposa???

-Yo sé que no es posible legalmente pero con hechos si y si quiero que seas mía toda la vida… sabré recompensártelo… ya verás que si…

Desde aquél entonces Alejandra dejo de frecuentar amigos y se sumergió en una relación secreta con su padre. Y así, por las noches él iba a visitarla y follaban hasta altas horas de la madrugada o a veces incluso ella iba a verlo a la oficina y ahí mismo se encerraban a follar. Las labores de esposa de Alejandra fueron muy bien recompensadas y fue así que volviendo al relato anterior, entendemos porque a Jesús le hirvió la sangre aquella noche en la que se había enterado de que su hijo subió una foto de su hija a las redes sociales…

Luego de girar varias veces en la cama, Jesús no logró conciliar el sueño y, tomando su celular, mandó un mensaje de texto que sería leído en el cuarto continuo en ese mismo instante…

-Está dormido?

-Sí, y mamá?

-También… te veo en 4 minutos en la habitación 823…

Alejandra salió a toda prisa pero tratando de ser sigilosa para no despertar a su hermano quien aun no se dormía y, extrañado escuchaba lo que sucedía a su alrededor… pero el mayor error de Alejandra fue que al salir a toda prisa dejo su celular en el mueble de en medio y su hermano, tras asegurarse de que su hermana ya se había ido, lo tomó y comenzó a leer todo el historial de mensajes entre ella y su padre, mensajes como:

“No sabes lo mucho que he disfrutado de tu cuerpo hoy hija… me enloqueces como ninguna”… “me encanta mucho tu pito papito”… “quiero que me hagas tuya junto a la playa papito…” “Junto a la playa es muy riesgoso, rentare una habitación más para poder hacerte mía todas las noches que dure nuestra estancia… será como una luna de miel para nosotros…”

Con celular en mano Miguel irrumpió en la habitación de sus padres dispuesto a mostrarle todo a su madre pero al entrar…

5 minutos antes…

Hacía varios meses que Daniela no tenía sexo con su esposo y estaba realmente desesperada. Miraba la puerta cerrarse tras la repentina partida de su esposo aquella noche y poco hacía por preocuparse a donde iría… lo único que quería era tiempo para masturbarse y saciar esas ansias de sexo que estaba sintiendo!

Lo que más deseaba era tener un pito firme y duro que pudiera meterse a la boca y luego montar hasta el cansancio pero era imposible con su esposo y sus hijos acompañándola todo el viaje…

Retiro las sábanas de su cuerpo, se desnudo y a merced comenzó a masturbarse en la cama mientras trataba de ahogar sus gemidos puesto que sabía que en el cuarto continuo dormían sus dos hijos…

En eso, el portazo repentino de su hijo quien entró sin avisar la hizo casi desmayarse…

-Hijo… tenemos que hablar…

Su hijo no podía apartar la mirada del precioso cuerpo de su madre quien a pesar de tener 44 años seguía estando bastante bien debido a las horas de ejercicio y dieta que dedicaba a su rutina.

-Hijo hace meses que tu papá y yo no hemos…

Miguel titubeo un momento pero, como buen “cazador” supo que la presa estaba arrinconada y que sería el momento…

-Eso ya lo sé mamá…- cerró la puerta del cuarto que comunicaba a este otro y puso cerrojo… luego comenzó a desvestirse ante la mirada atónita de su madre quien al ver el pedazo de carne que su hijo lucía en la entrepierna se sintió más húmeda.

Miguel se acercó a su madre y, frente a ella, con el pito erecto le indicó que se la mamara.

-No debo hijo…- la tomó de la cabeza y tiernamente sin encontrar su resistencia la guió hasta que Daniela, sin “mas remedio” comenzó a mamársela sin control…

La verga de su hija era larga como la de su esposo pero un poco más delgada… cosa que en lugar de desagradarle le gusto incluso más pues siempre era lo que ella había deseado…

Luego de una espectacular mamada llena de maestría que solamente una mujer a esa edad puede dar… Miguel se decidió a hacerla suya y pronto comenzaron a gemir desesperadamente mientras Daniela, fuera de sí, montaba como toda una profesional el trozo de carne de su hijo…

-AAHHHH ASIIIII DAMELA HIJO… SIIII HMMMMMMM ASIIIIIIIIIIII

Sus primeras gotas de esperma llegaron hasta lo más hondo de la vagina de su madre quien poseída por un orgasmo multiple se revolcaba encima suyo.

-AAHHHHH MAMITTAAA LINDAAA HMMMMMMMMMMMM

-AAAHHHH ASIIIIIIIIIII DAMELO TODOOOOOO HMMMMMMMMMMM

Luego de eso ambos cayeron exhaustos y su madre le pidió darse prisa pues su hermana estaba durmiendo en el cuarto continuo y su padre quizás regresaría pronto…

Miguel no habló de los mensajes y tomando el celular que había tirado en el camino, regreso a su habitación y no pudo evitar esperar despierto a su hermana quien, casi a las 6 de la mañana, volvió a la habitación y, tras cerciorarse de que su hermano “durmiera” se metió en la cama a descansar luego de una follada de antología con su padre en una de las suites que había rentado en el hotel.

Jesús llego a la habitación y encontró a su esposa durmiendo plácidamente… en eso recordó la plática que había tenido con su hija media hora antes y donde ya habían tocado el tema de irse a vivir juntos lejos de sus familiares…

Así fue que esa media hora o incluso menos que faltaba para amanecer esta peculiar familia meditó sobre lo siguiente:

Jesús soñaba ya con embarazar a Alejandra y formar una familia con ella lejos de todos los que los conocían… Alejandra soñaba con su dinero y con ser la única heredera… Miguel soñaba con lograr follarse a su hermana y a su madre y quizás luego a las dos juntas… y Daniela… estaba entre el dilema de seguir o no adelante con la nueva relación con su hijo… solo el destino decidiría el rumbo de esta familia!

Leave a Reply

*