Infiel a mi novia con una madurita

El tema con Sandra que os conté en el relato anterior no esta cerrado del todo, pero quiero esperar a ver en que queda definitivamente, porque ahora mismo tiene cargo de conciencia, y aunque me ha seguido el juego cuando la he llamado para quedar hoy me ha dicho que no podía, que había quedado ya para comer y que este viernes venia su novio y necesitaba sacarme de la cabeza, para evitar que su Carlos así se llama el novio, notara algo.

Con esa primera opción descartada decidí escribir a una madurita con la que tengo de vez en cuando momentos de desfogue, ya que solo me llama cuando su maridito la satura demasiado o esta aburrida de su vida. Le arreglo los bajos y hasta la próxima.

La conversación empieza como casi siempre, preguntándonos como nos van las cosas, y si podemos hablar con calma. Hoy la pillé en un buen día, Estaba de vacaciones por la Semana Santa y su marido estaba mas pesado de lo normal, supongo que por la falta de costumbre de tener a Rosa en casa mas tiempo de lo normal.

Me encantan los maridos así. Hombres que han perdido el interés por su mujer, prestando mas atención a sus hobbies, ya sea la caza el fútbol pesca, etc. dejando a sus mujeres insatisfechas frustradas y cabreadas. Con ganas de que alguien las haga sentirse deseadas especiales, atractivas. José que así se llama el cornudo, es un fracasado, lleva años sin tener un trabajo estable, de los típicos hombres que creen saber de todo pero no demuestran nada, salvo su ignorancia claro. De todo sabe y de nada aprende. Así le pasa, no hay nada que mas me guste que follarme a su mujer mientras le pone verde, -Tu si que sabes y no ese inútil… Si así dame másss Dejame relajada para que no mande a la mierda a mi maridito… Joder vaya cuernos le estoy poniendo hoy y este no se va enterar de nada como de costumbre… Son alguna de las perlas que suelta mientras estamos en los previos o follando. Otra cosa que me encanta son los remordimientos de conciencia que Rosa tiene de vez en cuando, Es decir, según ella solo le engaña conmigo, ya que dice que no se puede resistir. -eres un cabrón y sabes muy bien como ponerme cachonda… son cosas que me dice instantes antes de dejarse follar. Y luego dice: esto esta mal… No esta bien que le engañe así. Casi siempre contesto con: la próxima vez lo haremos mejor. Ella se ríe y se le pasan los remordimientos.

Con Rosa he tenido momentos muy especiales, y el que hasta el momento es el momento mas excitante de mi vida, que ya os contaré en otro relato. Es una mujer de 45 años madre de 2 hijos ya mayores, ya que los tubo joven. Trabaja muchas horas en un trabajo mal pagado, pero que la gusta y se lo pasa bien. Tiene una relación que mantiene por no verse sola( esto es lo que yo creo) porque no son una pareja bien avenida, casi siempre andan discutiendo, por casi cualquier motivo.

Ella siempre saca un ratito casi todas las semanas para salir por la noche con su hermana y otra amiga suya, cuarentonas todas, a pasarlo bien, Obviamente cada vez que salen los tiran los tiran los trastos. Normalmente todos los hombres, se centran en su hermana o la amiga, solteras y de mejor ver, según dice ella, a la amiga no la conozco, pero su hermana es cierto que esta tremenda. Se consuela diciendo que mejor así, me ahorro el explicar que estoy casada y que no quiero líos.

Yo no soy nada del otro mundo, pero no tengo complejos ni por dentro ni por fuera, y si es verdad que no destaco por un físico que haga girarse a las mujeres cuando paso, pero tengo mi público, que normalmente son fan de mi descaro y mi falta de vergüenza para según que cosas (el sexo).

Como os decía la conversación empezó con los formalismos de siempre, le pregunte por el cornudo y ella me contesto con un tono de hastío bastante agudo – ahí anda, trasteando en el salón. Y tu repregunté. -en la cocina haciendo la comida, ¿a quien? (Hay que ver el juego que da este doble sentido) Dije en tono de broma. -Jajaja, como eres-

Yo ¿ y que haces?

Rosa – Lasaña

Yo- uhmm que rica!!!! llevas delantal para no mancharte, Claro contesto ella, ¿solo el delantal?

Rosa – noooo,

Yo- si me hicieras a mi la comida solo te dejaría llevar el delantal,

Rosa- ya se que tipo de comidas te gusta a ti que te haga. – estaba claro que hoy entraba al trapo.

Yo- Jajaja, si es que tu cocinas muy bien y siempre te salen unas comidas muy ricas.- dije con un tonito fácil de entender

Rosa- Que tonto eres!!!

Yo – Bueno pues si no estas solo en delantal, que mas llevas?

Rosa-Estoy en legins y camiseta, negras las dos, jajaja soy la mujer de negro.

Yo – uhmmm me encantan los legins te dejan ver lo que hay debajo si sabes usar tu imaginación.

Rosa- jajaja tienes rayos x mentales. Bueno y que vas ha hacer estas vacaciones?

Yo – jajaja… No tengo nada fijo, poca cosa, descansar, iré a las procesiones de Madrid, tengo muchos pecados que limpiar.

Rosa- jajaja,… ya te digo si los tienes Pues seguramente yo también me acerque a ver alguna procesión pero las del pueblo. Paso de ir a Madrid es un follón.

Yo – También tienes pecados que limpiar?

Rosa- jajaja… si alguno hay.

Yo- tu? Pero si eres muy buena, que pecado vas a tener.

Rosa- los que tu me haces cometer.

La cosa estaba clara. Le dije que hoy tenia la tarde libre que en cuanto saliera del trabajo iba a verla, -Que esta José!!!- contestó, pero no freno mis ganas de verla, -mejor así hay mas morbo, ya es hora de que vea y aprenda como te tiene que follar. No supo que contestar, se quedo en silencio, sabia que en estas situaciones nos podía mas el morbo que la lógica. La remate diciendo – me has puesto muy cachondo con tu delantal tus legins y te imagino cocinando con las bragas empapadas esperando a que llegue, muerta de miedo por lo que pueda pasar y cachonda por lo que quieres que pase. Colgué

A las 14:30 estaba en la puerta de su casa, la escribí un wasap indicando es estaba allí. Ella me abrió dejándome entrar al jardín delantero de su chalet. Y cuando estaba delante de la puerta me abrió, blanca y temblando de nervios.

Estas loco, menos mal que José se ha ido un momento a buscar una herramienta para terminar la mierda esa que esta haciendo. Pero tu te tienes que ir ya. Pasé y no la dije nada, me limite a cerrar la puerta con el talón mientras la daba un beso en la boca, con autoridad, dando a entender que no me iría sin lo que había venido a buscar.

Mi mano derecha la cogía del pelo haciendo que el beso fuera mas fuerte y dejara poco margen a sus suplicas. La otra mano fue directamente a su coño por debajo de los famosos legins y de sus bragas. Lo tenia empapado, se me escurría flujo entre los dedos y ella se hecho para atrás poniendo el culo en pompa, tratando de huir del placer que le producía mi tacto.

Rosa- Dejame por favor que nos va a pillar.

Yo- pues date prisa en correrte y así me voy antes.

Cedió, me llevó a la cocina de la mano y me puso frente a la ventana -mira por la ventana todo el rato si ves que se abre sales corriendo hacia el salón y sales por el jardín trasero antes de que te vea José. Mientras lo decía se había puesto en cuclillas y me desabrochaba el pantalón, -Dios esta polla me va a traer mas de un problema!!!

Y diciendo esto se la metió en la boca, entera, no estaba en erecta del todo y le entro sin dificultad, le encantaba sentir como se hace grande en su boca. No tardó mucho en conseguirlo. Se incorporó y se apoyo dejando sus tetas de tamaño considerable aplastadas en en la encimera, se bajo los legins y las bragas a la vez, dejándolos a la mitad de la pantorrilla .- Venga toma a por lo que has venido, fóllame, cabrón, que estoy que me corro, sin que me toques… Me haces sentir muy puta… ahhh ahhh así, Dios que bien entra… Joder con tu pollita, me llega hasta arriba… Intercalaba sus jadeos con mi entradas y salidas de su coño, con cada empujón un ahh de aprobación.

Yo la tenia cogida por las caderas y empezaba a subir de intensidad, cada vez mas rápido y mas fuerte, mi polla estaba ya dura, y eso la hacia gemir – Fóllame, fóllame vamos… Asiiiii asiiii revienta me, Joder que bien me follas, no se porque me tengo que conformar con la mierda de mi marido, teniendo esto, Soy gilipollas, y una puta, haz conmigo lo que quieras… quiero que te corras en mi coño, como la ultima vez. Me eché un poco encima de ella para que mi mano pudiera llegar a tocar su clítoris mientras la penetraba, tenia el coño empapado, y chapoteaba cada vez que metía la polla hasta el fondo, cogí parte de ese flujo y se lo unte por el culo. Metí un dedo sin problemas, ya lo tiene mas que dado de si por mi polla, ya que su marido dice que es un asco (el muy gilipollas). -si si fóllame por todos los lados, no dejes ningún sitio sin penetrar, empujaba con el dedo en mi culo , mi polla levemente hacia abajo, aumentando el roce con el llamado monte de venus. Así estuve follándola con un dedo en el culo y con otro en el clítoris, hasta que empezó a empujar ella hacia a tras señal de que se iba a correrse, puse mis manos en sus caderas y la empece a follar lo mas fuerte que pude. -Siiiii revienta me, parteme tu polla dentro… por favor no te corras dentro, quiero untarme tu leche encima de mi coñoooo… mássss mássss asiiii asiii mas fuerte más fuerte, quiero que me hagas dañooo quiero que me revientes, tratame como a una puta por favor… Yo estaba que no aguantaba y se lo indique, -noooo un poco mas por favooorrrr… MÁSSSSSS MÁSSSSS ASIII ASIII ME VOY A CORRERRRRRR ASI CABRÓN ME CORROOO ME CORROOOOOOOOO.

Yo no aguantaba mas Yo también me corro, joder rosa que coño tienes me vuelve loco, Ella se incorporo y se sentó en la encimera, me quedaban dos meneos de polla que hice con mi mano apuntando a los pelos de su coño. -si si vamos córrete en mi coño, correte encima de esta vieja, quiero oler a ti, te lo has ganado por sacar de mi esta frustración que tenia. Mi polla empezó a echar semen en tres golpes grandes que fueron a parar su su vientre y a su coño, el resto se lo restregé en los labios de su coño haciendo estremecer de gusto.

Se bajo de la encimera y se unto mi leche en su coño, es algo que hacia casi siempre con alguna de mis corridas. Su subió los legins con las bragas. -Gracias Dani, estoy todavía cachonda del morbo que me produce esta situación. Y poniendo cara de reflexiva dijo – me voy a quitar este calentón con José. hoy voy a humillar a este cabrón de inútil que tengo, le voy a pedir que me coma el coño como dios manda, le voy a decir José. cariño porque no me comes el coño; le encanta que le hable así, conque le daré lo que le gusta y el a mi jejejeje, tenia cara de juguetona, y así se como tus corridas, a ver si de lo que se come se criá jajaaja. Que mala eres, lastima que me tenga que ir. A ver si un día hacemos de tu marido un cornudo consentidor.

Me fui con ganas de mas, pero es lo que tienen este tipo de polvos, que crean adición, y esa emoción es difícil de calmar.

Os agradezco los comentarios criticas etc. Si hay alguna mujer madura frustrada que se refugia en su imaginación, para sobrellevar ese fuego dentro, que me escriba

Leave a Reply

*