La zorra perfecta

Eva desayunaba con su padre, mientras este tomaba cafe ella le preparaba un zumo de naranja. Si no lo hacia nunca tomaba un buen desayuno. Le gustaba hacer de buena hija al menos al empezar el día. Su padre iba de traje, ella con un pijama bastante infantil unos bonitos pantalones cortos y la parte arriba con una especie de chaqueta con unos corchetes por delante. No llevaba ni bragas ni sujetador, por un lado entendía a la necesidad de su progenitor de verla como una niña y por el otro le gustaba el juego de ir desnuda debajo lista para que se la follaran en un momento.

Jorge – Segundo año de carrera, como creciste pati – la llamaba así por lo patosa que era de pequeña.

Eva – No tanto papa! todavía soy una niña – Junto los muslos, empezaba a mojarse, la maldita primavera, ¿¡como podía ir siempre húmeda!?

Jorge – Que haces hoy?

Eva – Biblioteca, estudiar, se acercan los examenes.

Jorge – ¿Por que no puedes estudiar aquí?, nunca lo entenderé.

Eva – No se, el ambiente supongo, tanta gente concentrada, en mi habitación se me va el santo al cielo. – Y la mano entre las piernas – pensó.

Jorge – En fin, ya eres una mujer, tu decides!

Eva – Tomate el zumo eh!

Jorge – Vaaale! – de un trago lo termino, dejo todo encima de la mesa y dandole un tierno beso en la frente se levanto marchándose. – Te quiero pati – Eva – Yo a ti también papa!

Eva espero a que se cerrara la puerta, se abrió los corchetes y se quito los pantalones alli mismo, subió los pies a la mesa y empezó a acariciares su suave raja mientras planeaba el día. Se chupo la punta de los dedos, como le gustaba su propio sabor, a hembra como decía el, si, le encantaba su sabor a hembra.

Cogio su iphone y mando tres mensajes, en unos segundos tenia las respuestas afirmativas que esperaba. Hombres, que fáciles eran.

Siguió pasando los dedos por su raja, la humedad crecía, empezó a jugar con su clitoris, no eran hora de explayarse, quería correrse rápidamente. Jugaba con sus tetas con una mano,, estirando y soltando uno de sus pezones, los dedos empezaron a empaparse, solo se metía un poco un par, lo que a ella le gustaba era jugar con su botoncito. No llego a los tres minutos cuando su espalda se tenso, sus pezones tan duros como de costumbre y el chapoteo de su coño…sus corridas siempre eran generosas, salpico la silla y el suelo… Había sido rápida. Se levanto quitándose la chaqueta del pijama, le gustaba estar desnuda por casa, era joven y hermosa, le gustaba lucirse, los hombres se volvían locos al ver su figura adolescente y su cara de niña. El la hacia siempre desnudarse completamente cuando estaba en su casa, esa y otras costumbres ya no se borrarían, las había grabado a fuerza de follarse una y otra vez su joven mente. Le encantaba que la follara y la enseñara a ser una buena puta.

Recogió la cocina rápidamente y corrió a la ducha, a sus amigas les gustaba masturbarse bajo el chorrro de agua, ella disfrutaba mas haciendolo antes de ducharse y en sitios inicialmente prohibidos. La de veces que se había masturbado en la cama de sus padres… en la puerta de casa antes de entrar… en los baños de la uni… La ultima vez la hizo masturbarse en la 5 planta, buscar un baño y grabarse la cara mientras se masturbaba, un par de chicas entraron y salieron mientras lo hacia, los nervios la pusieron todavía mas cachonda.

Media hora mas tarde estaba lista. Una falda de vuelo, sin nada debajo, un culote en el bolso para emergencias, el top marcando sus bonitas tetas, la parte de arriba ajustada, el sujetador sin tirantes y los hombros al aire, “siempre femenina putita, que nadie olvide que eres una hembra”, mas lecciones aprendidas antes de tiempo, ahora sus amigas la usaban para todas sus dudas sexuales, ella sabía, no sabían muy bien como?, pero sabía. El prefería que no les contara sobre el, ella le contaba sus historias, el opinaba y ella al final acababa transmitiendo… eso y una discreción también bien aprendida la convertían en una especie de guía de sus jóvenes amigas, la encantaba y a el también.

Salió a la calle, ummm, el airecito en su raja, los tíos con los que se cruzaba la miraban, la deseaban, juventud, si supieran lo caliente y mojado que iba su coño se volverían locos.

El pensar en su destino y el aire dando en su desnuda raja hizo que se mojara otra vez…así no había manera de estudiar. Tomo el metro, rumbo a la puerta del Sol. Lejos de su familia y su circulo habitual, en 40 minutos estaba llamando a la puerta de un piso de estudiantes en un destartalado piso. Tenia su encanto no lo podía negar. Abrió Peter, un empollón de nueva orleans, mas negro que el tizón. Ella le saludo con un beso y se encamino al fondo, había que aprovechar, su joven semental todavía no había despertado, le encantaba pillar una polla empalmada cuando el tío aun estaba dormido.

Entro en el cuarto, olía a cuadra, estudiantes!, tabaco, alcohol y coños, era lo único que querían, coños blancos, ese intercambio anual de estudiantes suministraba un buen numero de sementales a las jovencitas de su universidad cada año. Y con la ventaja de que luego se marchaban al cabo de unos meses, y el año siguiente… mas carne. A veces se preguntaba si era cosa del rector para que follaran bastante de forma discreta sin generar muchos problemas.

El dormía, se tumbo a su lado metiendo la mano por debajo de la sabana. Toco su pierna, subió la mano encontrando lo que buscaba, definitivamente si, los negros la tenían enorme. La de su novio no le llegaba ni a la mitad, entre esta y la de Carlos las primeras veces con su novio no sentía ni como se la metía. Carlos como de costumbre puso solución a esto con un chisme para recién paridas, su musculatura mejoro en un mes y ademas aprendió a contraer el coño estrujando la polla de su amante lo que los volvía locos, le decía que no sabia como lo hacía, que era al correrse, contracciones musculares involuntarias. Leches contracciones involuntarias, un mes en casa de Carlos con un chisme colgando del coño hasta que no podía mas, sus dedos dentro haciendo que se los estrujara, mientras la insultaba, la llama puta y guarra, le decía que su novio era un mierda y un cornudo. Resultado, podía ordeñar una polla con su coño casi tan bien como con la boca. Carlos contento, al morenito le daba igual solo quería follar a diario y su novio bueno, era su novio, no se le podía pedir mas.

Agarro sus grandes pelotas apretándoselas, eso consiguió dos resultados, la polla termino de ponerse dura montando una tienda de campaña y su dueño se despertó. Le encantaba esta españolita, no pedía citas o ir al cine, se pasaba por allí a casi a diario, se lo follaba y a otra cosa. Y le habían dicho que las españolas eran unas estrechas. Solo había una norma, silencio, si habría la boca en la universidad se acababa el chochito como ella decía. El era una tumba, sus compañeros de piso tenia un trato similar con amigas de ella que fue aportando, todas con novio, pobrecitos.

El moreno la agarro de la nuca y la atrajo hacia el, la beso metiéndole la lengua hasta el fondo, todo en el era enorme, noto como su lengua la llenaba la boca, se le caía un poco la baba por el ímpetu del beso pero la gustaba. Bajo el top hasta la cintura, se levanto tirándola sobre su cama, ella abro sus piernas, no era de preliminares, le daba igual estar cerrada, le gustaba que el empujara su gran polla hasta clavársela entera,por mucho que ella dijera que le dolía. Le importaba una mierda, iba a lo suyo, era un negro montando a una blanca y en realidad quería que la doliera. Se la clavo hasta el fondo y resoplando, la saco completamente y se la volvió a clavar. Una y otra vez como un martillo automático, su coño chorreaba y salpicaba sus pelotas, se corrió al minuto, segunda del día, mas, quería mas, le araño la espalda para que el se pusiera mas bruto y la follara mas duro. El dio un grito de dolor y agarrándole las tetas con saña incremento el ritmo de la follada, la estrujaba las tetas muy fuerte, sabia que terminaría con ellas moradas un par de horas pero desde que descubrió que le gustaba que le doliera un poco el sexo no podía vivir sin eso, otra vez su coño soltaba jugos como una fuente, el estaba llegando al final, ella se dio cuenta y le empujo las caderas. La saco, sabia que no quería su leche dentro, se subió sobre ella y apunto a su cara Eva le agarro las pelotas y las apreto, la encantaban esas pelotas negras peludas llenas de leche, con un par de dedos apreto entre las pelotas y el su culo. Era difícil encontrar el punto pero cuando daba con el la leche se multiplicaba por dos y los tíos le preguntaban que había echo, ella como siempre lo achacaba a la casualidad. Lo encontró, el empezó con sus espasmos, las pelotas contrayendose… y ese pedazo de polla empezó a pringarla de lefa. Metió una mano entre sus piernas masturbandose con furia, era una puta, una puta guarra, se la acababa de follar un puto negro que se estaba corriendo sobre ella pringandola de lefa, su novio era un puto cornudo y ella disfrutaba de cada min que su coño chorreaba…

Eva – diosssssssssss!

El negro cayo sobre ella evitando pringarse con su propia leche.

Se separaron un minuto mas tarde. Eva saco un cigarro, le dio un par de caladas y se lo dio mientras se levantaba, cogió su bolso y fue al baño. Entro en el baño y cerro la puerta con pestillo. Saco el móvil y poniéndolo sobre el lavabo ajusto el temporizador a 5 segundos, se alejo un poco, se copio el pelo con ambas manos levantando sus tetas y espero. Escucho el sonido característico, miro la foto satisfecha. Se la envío a Carlos junto con el mensaje “Un día mas tu puta, el negro cumplió, me corrí 5 veces! voy por el cornudo”. Y borro la foto.

Con una toalla se quito los restos de lefa, le gustaba tragársela pero no la de cualquiera y el morenito no tendría ese privilegio, por descontado el cornudo menos. Se lo pedía mas o menos una vez a la semana y ella se negaba, se cabreaba, le montaba un pollo y la verdad, se divertía mucho haciendole pensar que era tan buena e inocente.

Salió de aquella casa llena de todas las cosas que a su papi no le habrían gustado nada y se encamino al cercanías de Sol. Su novio habría ido a buscarla encantado pero no quería que supiera por donde se movía. Le mando un mensaje para que fuera a buscarla a la estación.

Ya le picaba otra vez, otra vez la miraban, otra vez estaba cachonda, siempre se preguntaba como se apañaban sus amigas mas puritanas con un solo novio y un polvete los sábados, no lo entendía.

Llamo a Carlos.

Carlos – Que tal guarrilla?

Eva – Uf! cachonda otra vez!

Carlos – Jajaja, si te acaban de follar!

Eva – Lo se! quiero mas!, no hago mas que pensar en pollas!

Carlos – Bueno, hoy te vas a poner morada no te preocupes.

Eva – Seguro que no quieres que plante al cornudo y me acerque a tu casa?

Carlos – No, lo de follarse varias pollas un mismo día es una cosa que todas debes probar al menos una vez, estas en la edad de probar cosas y ademas las tienes disponibles. Disfrutalo,

Eva – Ufff, esta bien, pero por que me obligas eh!

Carlos – Jajaja, a ti no hay quien te obligue a nada, si te abres de piernas es por que quieres.

Eva – Y por que quieres tu! tu eres quien me ordena hacer estas guarradas!

Carlos – Te las ordeno, pero no te obligue a nada, mas que un poco las primeras veces para quitarte esas tonterías de niña sobre que era una cerdada y que no.

Eva – Ummm, me gustan tus cerdadas!

Carlos – Lo se, anda, ve a ver al cornudo, me la estas poniendo dura y no toca.

Eva – Esta bien, pero no te masturbes, quiero tus pelotas bien llenas esta tarde!

Carlos – Jajaja, ok, eres toda una cerda!,

Eva – Tu cerda!

Estaba llegando a la estación. Un chico que estaba cerca la miraba con curiosidad, había escuchado parte de a conversación.

Desconocido – Perdona

Eva – desconfiada lo miro –

Desconocido- Si no te importa, como consigue un tío que te portes así?.

Eva – Jajaja, no lo consigue, tu no escuchaste nada, esto no paso, y le guiño un ojo.

Desconocido – En serio, por favor, nunca supe como tratar a las chicas y ver que un tío consigue que una chica como tu se porte así, me mata.

Se lo pensó un momento, ser sincera con un tío durante 5 minutos no la haría daño y parecía buena gente.

Eva – En realidad no es el, todas estamos muy calientes la mayor parte del tiempo, el solo sabe como hacerte sentir lo suficientemente segura como para dejarlo salir, pocos lo lográis. O se sabe o no, no lo aprenderás. – Le gustaba la idea de ser franca con un desconocido –

Desconocido – Esta bien, pues nada.

Eva – Lee relatos, se aprende mucho, habla con tus amigas, si confían en ti aprenderás mucho también. Hace cuanto que no follas?.

Desconocido – Año y medio.

Eva – Joooder, si dejas que te saque una foto y me das tu número puede que te llame…

Desconocido – Pedro 686….

Eva Saco el móvil y le hizo una foto.

Desconocido – Depende de el?.

Eva – Puede, lo hablare con el.

Desconocido – Puedo hacerte una yo?.

Eva – Jajaja, noooo, hoy no, otro día quizás.

El tren se paro y Eva se bajo, Pedro la miraba con cara de desesperado. – Era muy mono -pensaba Eva, nunca se sabe.

Salió de la estación, all estaba su querido cornudo, en un flamante descapotable que su papi le había comprado, el mismo papi que la devoraba con la mirada cada vez que la veía. No conseguía entender como el panfilo de su hijo había conseguido una mujer así pero lo volvía loco. Obviamente Eva lo sabía, le encantaban los maduros, eran discretos, menos fogosos pero mas guarros. Si, quizás un día de estos también se follara a papa, le daba morbo la situación, y hacer cornudo al niño y a la bruja de su madre al mismo tiempo era un extra muy morboso. – dios!!!, como podía ser tan guarra!? .-

Andres se la acerco y la dio un tierno pico.

Andres – Que guapa estas.

Eva – Gracias, es una nueva crema facial que me recomendaron – Respondió sonriendo con una sonrisa que a el le ilumino la cara. Un morreo con lengua hasta la garganta y un fuerte apretón de su trasero seguido de un “hola puta” habría sido mas de su gusto, pero era lo que había. – Era tan duro ser una buena chica! -.

Andres – Que te apetece, un helado?

Eva – No, vamos a tu casa, hace días que no estamos solos. – Un helado!? Pero estaba tonto!? de polla!??

Andres – Seguro?

Joooooder, – Si, seguro, te echo de menos – Eso nunca fallaba.

Andres puso el coche en marcha y salieron para su casa, la miraba disimuladamente las piernas. Se había puesto el culotte, verla sin ropa interior en publico habría sido demasiado para el.

Llegaron a casa de Andres, el quiso poner una película pero Eva subió directamente al dormitorio. Entro y se quito la falda.

Andres entro detrás, Eva se le lanzo encima.

Andres – Para para

Eva – Como?

Andres – No me gusta cuando pareces una puta salida.

Eva – Perdón, que parezco que!??

Andres – Jo, cariño, es que que te pones muy mal, eso no es normal.

Eva – Serás..:!! Serás:.!!, que soy una puta salida?, hace dos semanas que ni me tocas y soy una puta por querer estar con mi novio?. – Se le salto una lagrima, era de rabia pero puso cara de pena.

Se puso la falda. Y llamo un taxi.

Andres – Cariño, no te marches!.

Se escucho la puerta abajo – Andres!! – Era su madre.

Eva – la que faltaba, ya hablaremos.

Bajo las escaleras, saludo a la madre que tanto la odiaba con una preciosa sonrisa y salió por la puerta. Andres no vino detrás como esperaba, calzonazos.

El taxi llego enseguida, le dio la dirección de Carlos, había que cambiarlo todo, jugar estaba bien pero se estaba cansando de follar con tíos que realmente no la apetecían demasiado y que no la satisfacían. Quería algo sincero, poder ser la puta caliente que quería ser a ratos o la niña mimosa que quería ser a otros, y no con distintas personas, por que era tan dificil?.

Llegó a casa de Carlos, el la abrió la puerta con una sonrisa.

Eva traspaso la puerta y en dos segundos dejo toda su ropa en el suelo. Siempre debía desnudarse al entrar, luego arrodillarse y besarle la polla. Eva tomo el cojín de las mamadas, lo habían elegido juntos en Ikea después de que ella se quejara de que la dolían las rodillas cuando la tenia mucho tiempo en esa posición, así que la llevo a una tienda y juntos eligieron un cojín para que pudiera apoyarse las horas que se tiraba de rodillas chupandole la polla o las pelotas, no se podía ser mas atento pensaba ella, ni mas cerdo. El cojín estaba en una silla junto a la puerta, debía dejar la ropa en ella y tomar su cojín, acercarse a el, sacarle la polla y metérsela en la boca.

Lo hizo, sentir esa barra de carne en la boca la tranquilizaba, cuando se la metía hasta el fondo notaba como su capullo entraba en su garganta abriéndola, era muy gordo. Al cabo de un rato el empezaba a soltar los primeros avisos de su corrida, amargo, pero el en estado puro. Su sabor, su olor. Al principio la sujetaba la cabeza para obligarla a tragar sus corridas, hacia mucho que eso ya no hacía falta. Ya venia!, notaba los espasmos en sus pelotas.

Subo el ritmo, chupar muy fuerte, envolver su polla con mis dulces labios, meterla y sacarla rápidamente para que el la sienta como mi coño, soy una puta guarra, mi novio es un cornudo, dios como me gusta su sabor, como me gusta chupársela y ser la puta de este tio!, ya viene, ya viene su leche!, dios, me voy a correr yo también, mis tetas están muy duras, me duelen de lo duras que están!! Yaaaaaa, aquí esta…. ummmmm, que rica lefa!!!!, así cabrón!!, vacía tus pelotas en la boca de esta jovencita!!! – empezó a escupir semen. Me llenaba la boca, podía habérmela metido hasta la garganta y hacerme tragar directamente pero prefería hacerlo en mi boca, notar su sabor para después tragar despacio, o incluso enseñarle como jugaba con su leche en mi boca. Después tragaba despacio, saboreando, con cada pequeño trago me sentía un poco mas guarra.
El se separo, ella se quedo de rodillas jadeando, tenia un poco de leche en sus labios, lo miraba con sus ojos brillantes, estaba muy caliente, sabia que debía esperar un poco, le gustaba verla alli de rodillas, desnuda, jadeando, odiaba las que corrían al baño después de una mamada como si se avergonzaran de hacer disfrutar a su macho. Ella no se avergonzaba, estaba orgullosa, como a el le gustaba.

Se sento en el sofa y se encencio un cigarro.

Carlos – Eres una hembra excelente.

Eva – Gracias, me encanta chupartela.

Carlos – Jajaja, al principio no decías eso.

Eva – Menos mal que me ayudaste con eso, pero si me gustaba, solo me daba vergüenza reconocerlo.

Carlos – solo eras una niña mimada, la niña de papa, ahora eres mía.

Eva – Tu puta.

Carlos – Mi puta tetona, una guarra, una chupapollas.

Eva – Una puta, una guarra, una tetona, una puta infiel, una niña muy sucia, una guarra que le encanta las pollas… – Como la gustaba llenarse la boca de palabras sucias!. –

Carlos – Así me gusta.

Eva – Que mas te gusta?, que mas quieres que haga?.

Carlos – Jajaja, ya hiciste de todo para mi.

Eva – Quiero mas.

Carlos – Explicate.

Eva, escribiste alguna relato sobre pertenecer a un tío.

Carlos – Ya tuve alguna cerda y alguna sumisa, y no es lo tuyo. Lo mío tampoco la verdad, querían que las idiotizaran y follaran, ladrar, mearse a cuatro patas, llegar una correa, que las humillaran. No esta mal para un rato pero no es lo tuyo, y a mi aunque lo disfrute ocasionalmente tampoco es lo que mas me gusta. Pero si es una buena hembra y se puede disfrutar de ellas un tiempo es interesante ver hasta que punto pueden llegar, y luego forzarlo un poco. Hay muchas que les gusta que las usen como si fueran solo un coño.

Eva – Y no te gusta?

Carlos – jajaja, si, las disfruto tb no lo puedo negar.

Eva – Y que te gustaría que hiciera?

Carlos – Eres muy guapa y una pija, bastante inteligente ademas, tuve tres así que rozaron la perfección.

Eva – Que hicieron por ti?.

Carlos – Serás guarra!, que quieres saber?

Eva – jijiji, eso dice el cornudo. Tengo fantasías, como todas, quiero saber hasta donde llegaron otras.

Carlos – Esta bien…

Carlos – Angela se grabo un video, presentandose, presentando a su padre, diciendo donde vivía. Luego le contaba que había crecido, que era una mujer, que quería ser una guarra y que por eso me daba ese video, mientras se desnudaba, se masturbo, se metió el cepillo de dientes de su padre, diciendo que lo iba a hacer todos los días, se corrio hasta que no pudo mas, luego cogio un yogurt y se lo fue metiendo a cucharadas entero en su coño. después se lo comió despacio, con los dedos, explicándome que estaba dispuesta a hacer todo lo que la ordenara. Al final se despidió de mi, de papi, del cornudo de Rafa que era su novio… Fueron unos meses interesantes.

Eva – joder, menuda guarra!!, que mas!?

Eva – Quien mas?

Carlos – Luego estuvo Julia, se masturbo varias veces para mi por cam, un día se animo y me dijo que quería polla. Quedamos y se vino a casa. Se resistió un poco pero termino obedeciendo. Su coño ya lo habían usado pero mal, aprendió a chupar, a recibir por el coño, por el culo y a tragar lefa. La gustaba que la insultara y que la obligara a hacer lo que me apeteciera. Se resistía a tragar pero al final se aficiono. Y tenia un culo delicioso, me encanto desvirgarlo.

Eva – Esa es mas normal.

Carlos – Si, supongo, era el conjunto. Era morbosa y una de esas niñas monisimas que ves por la calle con pinta de adolescentes calientes y nunca sabes si son unas estiradas o unas bombas en potencia, me gusto sacarla punta. Un par de veces la acerque al día siguiente de que se viniera a una comida con sus padres o cuando quedaba con su novio desde mi cama, dejándola a 500 metros, recién follada. Eso la daba morbo también creo. Muchas veces me mandaba fotos en el Vips con sus amigas, novio, en familia, me encantaba verla en su vida normal, saber que cuando me las mandaba era por que su coño estaba chorreando.

Eva – Mas?

Carlos – Varias, una de Zaragoza que le gustaba escribirse PUTA por todo el cuerpo, masturbarse para mi, hacer videos guarro diciendo cerdadas y mandármelos. Prometía pero al final a la hora de la verdad se acobardaba.

…Varias sudamericanas, debe costarles ser ellas mismas all, el 80% de las que me buscan son de allí y están muy salidas, sobre todo de ciudades pequeñas. Suelen ser muy calientes y una vez confían en ti la verdad es que están deseando abrirse de piernas y enseñarte lo guarras que pueden ser, allí las tratan de putas por ser mujeres, en vez de disfrutarlas, no lo entenderé nunca.

Eva – Quiero el pack completo!

Carlos – Perdona?.

Eva – Quiero todo eso, quiero ser tu puta, tu guarra, hacer lo que hicieron todas ellas y todo lo que se te ocurra después, y luego mas aún.

Carlos – la zorra perfecta.

Eva – Dime que es lo que quieres, se sincero al 100%.

Carlos – Esta bien.

Carlos – Quiero el video de Angela diciéndole a papi y al mierda de tu novio que ahora eres mi puta, masturbacion incluida, lo del cepillo me da igual, lo del yogurt tb lo harás.

Eva – Por que?

Carlos – Eso me demostrara que confías en mi mas alla de lo razonable, mas alla de lo que confias en nadie, y si, tb me hará dueño de ti.

Eva – De acuerdo, seguro que esta rico, me encanta el sabor de mi coño, y ya eres mi dueño de todas formas.

Carlos – Seguirás haciéndote fotos cuando te arregles para salir, una monísima como te vean tus amigos y otra enseñando las tetas y el coño.

Eva – ok!, veras todos mis modelitos!

Carlos- Harás otro riéndote de esos dos mejores amigos, esos que sabes que se matan a pajas con tus tetas, les dirás que te encanta calentarlos y procuraras hacerlo mas, te pondrás mas escotes, los abrazaras, los quiero con la polla a reventar, a ellos y a cualquiera que se te acerque.

Eva – Ummm, vale

Carlos – se acabo el negro y cualquier otro. Cortaras con el cornudo en una cafetería, te pondrás muy guapa, me llamaras con los cascos y cuando llegue dejaras la llamada, quiero escuchar como lo dejas, estaré sentado a pocos metros. Le dirás que le pusiste los cuernos dos veces, quiero que no tenga arreglo posible.

Eva – Que cabron!, y no me podre tirar al padre?

Carlos – No, me pertenecieras, serás mi puta y mi novia. Me presentaras como tu novio, todo el mundo sabrá que esta con uno que te saca 12 años y por que estas con el. Estarás orgullosa de ser mi hembra.

Eva – Te envidiaran tranquilo. Que mas?

Carlos – Te las arreglaras para traicionar a tus mejores amigas, quiero verlas desnudas, a todas. Seguirás siendo su confidente e intentaras que confíen mas, quiero saberlo todo de su vida sexual, las mujeres sois muy escatologicas, no te será difícil. Cuando estemos con ellas quiero saber a cual encularon, cual le gusta la leche, cual engaña a su novio…

Eva – ummmm, me gusta eso!.

Eva – Mas?

Carlos – Jajaja, la mayoría no harían ni por asomo ninguna de esas cosas, que mas quieres.

Eva – Quiero pertenecerte, quiero ser tu hembra y que estés orgulloso de mi.

Carlos – Me parece que lo estaré, hace mucho que busco una como tu, la mayoría se quedaban a medias.

Eva – Yo no lo haré, te haré sentir muy orgulloso.

Eva cogio el telefono.

Eva – Cariño!, tenemos que hablar, en el starbuck de princesa en dos horas…?… vale, all estaré. -Colgó –

Eva – Voy a ponerme muy guapa como dijiste, nos vemos allí?

Carlos – Allí estaré.

Leave a Reply

*