Lo que paso con Miguel

Hola soy Aitor, pseudónimo por eso de la intimidad, de Madrid. Soy un joven de 21 años que desde que tiene uso de razón y se pajeo la primera vez con una peli porno de su padre se fijo más en las pollas de los tíos que es las tías.

Pero vengamos al presente, desde hace 5 años más o menos , por un amigo de clase llegue a un grupo de amigos todos muy majos, pero en especial habían dos que me llamaban la atención, Diego y Miguel. Y porque me llamaron la atención, evidentemente por lo guapos que son y los músculos que tienen. Porque para aquel entonces éramos unos jóvenes de 16 y ambos tenían más músculos que cabeza casi. Y poco a poco fuimos saliendo mas por ahí todos los fines de semana, entre medias me apareció una novia por ahí y a Diego otra. Pero como Diego se iba más con la novia Miguel y yo nos quedamos más juntos y salíamos nosotros solos muchas veces. Yo deje a la novia porque no me atraía nada.

Así Miguel y yo nos fuimos conociendo mucho hasta hacernos muy buenos amigos, luego nos enteramos de que Diego se había tirado a otro del grupo más mayor. Y Miguel me decía que se lo imaginaba por que Diego se le quedaba mirando mucho en el gym cuando iban y tal. Pero de ahí no paso la cosa nos distanciamos un poco de Diego y punto. Cuando Miguel fue mayor de edad lo que hacíamos era irnos a las fiestas del pueblo de uno o de otro y divertirnos y si pillábamos cacho mejor, pero mi mejor cacho era Miguel y el era hetero, o eso creía yo…

La última vez que nos fuimos de fiestas fue al pueblo de un amigo y nos invito a la casa rural del pueblo para que estuviésemos más a gusto sin su familia y a nuestra bola, así que compartimos habitación…

Y- Si te vas a traer a alguien tendré que participar

M- Más quisieras tu capullo.

Nos duchamos y mientras que el estaba en la ducha y yo me desnudaba para entrar después de él olí los calzoncillos que había dejado en el suelo tirados. Como eran negros se veía resto de semen de sus sueños húmedos. Pero antes de seguir os describo un poco a Miguel, el es rubito con ojos azules y un cuerpo de gimnasio bastante bien logrado y con músculos, tenía fuertes brazos y piernas y una buena tableta de chocolate blanco… y una línea de pelitos rubios que se perdía debajo del ombligo. Con el calentón de los calzoncillos que me quede espere a que Miguel saliese de la ducha y nada más entrar no tarde mucho en correrme pensando en el olor de esos calzoncillos.

Como era el primer día que aparecíamos por ese pueblo perdido de la mano de Dios decidimos que ese día sería para tantear el terreno con las chicas del pueblo. Pues así fue tras una copitas del bar de la plaza del pueblo estuvimos viendo las chicas, la verdad que bastante guapas, pero a mi me llamaban más la atención los tíos que por allí se movían. Había uno en el grupo de nuestro amigo que no paraba de mirarme y me di cuenta porque yo tampoco para de mirarle a él, ya que está bastante decente. Así fue avanzando la noche y a Miguel se le insinuaron como 5 o 6 tías, pero pasaba de todas.

Y- Me voy a bajar a los puestos a por un perrito caliente venís alguno?¿

M- Yo me quedo aquí que luego hay que subir toda la cuesta y no me apetece

Y- Bueno vagos ya bajo yo solo- y dijo Guillermo que así se llamaba el tío que me gustaba.

G- Venga te acompaño yo a ver si te vas a perder por el pueblo.

Mientras íbamos bajando saco el tema de conversación sobre que me parecía su pueblo, y yo le respondía como normal muy bonito, aunque lo que más se aprecia es la gente… Así llegamos al puesto y me cogí un perrito caliente y el patatas en un vaso de mini.

G- Vamos a tomar esto a un lugar tranquilo y relajado sin tanta música

Y- Vale que tanta música me duele la cabeza…

Nos apartamos a un parquecito que estaba detrás de unas casas y me acompaño el para no perderme…

G-¿Cómo te va en la vida?

Y- Bien la verdad no me puedo quejar y tú que tal?

G- Ahí voy poco a poco tirando que no es poco y aquí en un pueblo tampoco es que pase mucho, tu tienes novia

Y- No la deje hace poco y mejor sin ella.. y tu

G- No estoy esperando a la persona ideal

Cuando estaba diciendo esto yo tenía una erección notable y el seguía comiendo sus patatas hasta que le pedí una y por torpe se calló en mi camisa y me mancho toda la camisa. Cogió un pañuelo y lo limpio como pudo.

Y- Joder tío mira como me has puesto la camisa, ahora que hago no tengo la llave de la casa rural.

Y- Lo siento, vamos a mi casa y te dejo una mía que te valdrá.

Entro en su casa que para ser de pueblo estaba bastante bien, nada más entrar me quito la camisa rápido. Le pedí entrar a su baño para mear y al salir me lo encuentro mostrándome dos camisas para que le dijese cual ponerse. Estaba sin nada en el cuerpo y el tío no estaba nada mal no muy musculoso sino fibrado y con pelo normal por el cuerpo y lo mejor una barbita de 4 días que me mata… Estaba sin nada porque me dijo que se le había manchado también la camisa. Mi polla quería reventarle la boca y mi pantalón. Así me acerque a coger la camisa y mientras me ponía una note que Guille me cogía de la cintura…

G- No te me vas a escapar con lo bueno que estas- note que había más de una polla dura en aquella habitación.

Y- Has tardado mucho en entrarme… así me quite la camisa y nos morreamos, como me gusta sentir la barba pinchándome en mi cara…

G- Hagamos algo rápido que si no estos van a sospechar…

Dicho y hecho se quito su pantalón y me dijo que hiciera lo mismo, así lo hice y me cogió en brazos y me dio un morreo impresionante llevándome a una habitación… allí hicimos un 69 que la polla de Guille estaba para no dejar escapar nada de ella, debíamos estar muy calientes los dos ya que no tardamos mucho en corrernos Guille no dejo ni una gota del semen que salió por mi polla, pero yo que para eso soy muy guarro se corrió en mi boca y con el semen en ella le di un morreo y nos bebimos su semen entre los dos.

Ya subíamos hacia la fiesta otra vez y me dio una palmadita en el culo, al llegar con los otros preguntaron

M- Que os ha pasado

Y- El tonto de Guille que no sabe comer patatas y me ha tirado unas cuantas encima y me he ido a cambiar a su casa, pero nada que me he perdido.

M- Nada, yo me voy a ir a dormir ya.

Y- Te acompaño y así no te molesto y descansamos un poco.

Llegamos a la habitación y mientras Miguel se cambiaba no podía parar de mirar su culo me ponía a mil. Al dormir me fui con el recuerdo de Guille totalmente desnudo y su sabor a polla en mi boca. Durante esa noche soñé que Miguel me pedía a gritos que le follase el culo y yo encantado lo hacía. Nos despertamos tarde y fuimos a comer algo y a lo que había por el pueblo por la mañana, después la siesta que miguel se la hecha en calzoncillos, si soy de no dormir siesta con semejante espectáculo menos aún. Tiene un culo perfecto, y se despertó

M- Que vamos a hacer esta tarde?

Y-No se luego que nos diga este que hacemos hoy

M- Que tal el chico este de ayer, guille se llamaba no?

Y- Bien muy majo de hecho tiene mi camisa de ayer así que tendré que bajar a por ella… y tu no te liaste con ninguna, porque te tiraron los trasto 5 o mas

M- No estaban borrachas y así no mola jajaja, pero que te gusto Guille no?

Y-Porque dices eso? – Me quede paralizado con esa pregunta y me imaginaba por donde iba el asunto así que ataje – Miguel a ti no te lo puedo ocultar conoces todo de mi y esto también debes conocerlo, soy gay.

M- Dame un abrazo cabrón, lo que te ha costado decírmelo yo ya me lo imaginaba pero que crees que te iba a juzgar o algo no eres mi mejor amigo y eso no lo va a quitar si te gusta más un polla que un coño, de hecho mejor más para mí.

Me dio un abrazo como estaba, en calzoncillos y me dio un beso en la frente y me dijo eres un grande tío. Nos duchamos otra vez y salimos a la calle a la fiesta y ese día estaba más raro que otros por habérselo contado a Miguel, le dije que al resto con tiempo y si eso que no lo contase. Guille me saludo muy efusivamente y le conteste pero de ahí no paso la cosa y la noche fue muy tranquila. Yo me estaba aburriendo como una ostra y me tome dos cubatas y por lo menos me reía de los tontos del pueblo. Aguantamos toda la noche porque queríamos ir de empalme a los encierros de por la mañana, Miguel y yo nos subimos para la hora y media que faltaba a la azotea de la casa rural.

M- Me lo he pasado bien pero no como otras veces…

Y- Yo me he reído bastante de los pueblerinos jajaja

M- Tengo mucho calor no te importa si me quito la camiseta

Y- Sabes que no aunque protégete que a lo mejor me lanzo a besarte le decía de broma a ver si pasaba algo mas…

M-Tonto que eres… qué bien se está aquí pero podemos ir a la habitación a tumbarnos un poco no?

Y- Vale

Bajamos a la habitación y cerramos la ventana y pusimos el aire acondicionado del calor que hacia fuera y dentro de mí. Pero la sorpresa del viaje está por llegar

M- Como es hacerlo con un tío

Y – Mejor que con una tía porque sabe lo que le gusta a un tío y lo hace mejor…

M- Idiota que eres, seguro que la Lydia se la come mejor a Diego que con el que se lio.

Y- Pregúntale a ver que te dice

M- Demuéstramelo… – Mi cara y reacción fueron de sobresalto total, me estaba pidiendo que le hiciera algo?¿

Y- Venga déjate de tonterías y duerme un poco que estas cansado.

M- Venga si lo estas deseando, hazme una paja con la mano, que he visto que no dejabas de mirar mi culo en la siesta.- Yo estaba a mil por hora

En esto se desabrocha el pantalón y deja sus calzoncillos de follar al aire, o eso decía él, se los quita y tiene una erección notable. Se quita los calzoncillos y mis ojos por poco lloraron de la emoción.

M- Demuestra lo que has dicho con hechos y no con palabras…

Ni corto ni perezoso me cogió la mano y la puso en su polla, imaginaros grande con el capullo rosadito y incircuncisa que me encanta más aún y con el pelo púbico recortadito. Empecé a hacerle una paja con la mano poquito a poco se sentó en la cama y me puse de rodillas delante suya. Su cara decía que le estaba gustando y me dijo al oído

M- Hazme una mamada…

Su voz diciendo eso en mi oído fue espectacular y me quito la camisa que llevaba. Me empecé a comer aquella polla hermosa que me volvía loco, poquito a poco empezando por darle lametones al glande justo en el agujerito. Me la metía un poco y la sacaba, su cara era de placer exquisito. Se tumbo en la cama y me dijo quítate todo estarás mas cómodo, se termino de quitar el pantalón y me quitaba yo el mío y se tumbo con su polla apuntando al techo. Me senté de lado y empecé a comerme ese rabo de unos 20 centímetros poco a poco. Le debía de estar gustando porque no decía mucho si no que se mordía el labio inferior y ponía los ojos en blanco. Note que una mano buscaba mi culo me ponía a mil y fue a buscar mi polla que soltaba precum a chorros. Cuando tras intentarlo me metí toda la polla en la boca Miguel no respondía y yo estaba a poco de correrme. Nos cambiamos las tornas yo me tumbe con la espalda en la pared y el de rodillas sobre la cama me seguía comiendo su polla y a la vez le tocaba los huevos para que tardase mas en correrse. Yo viendo su cara de placer y su mano buscando mi polla y tocándome todo el cuerpo no aguante más y me corrí bien fuerte sobre mi pecho 4 chorros espesos de semen. Note que Miguel se iba a correr saque su polla y se corrió sobre mi pecho y se mezclaron ambas lefadas menos una parte final de su espeso y blanco semen que me lo bebí. Se abrazó a mi embadurnándonos de nuestro semen y me dijo al oído

M- Te quiero…

A las horas nos levantamos con olor a hombre por toda la habitación y con el pecho guarreado, los encierros los vieron otros, nosotros no. Ese día nos íbamos y baje a casa de Guille a por la camisa y me dio una mamada de despedida. Le dije que cuando fuese por Madrid que me avisase y que quedábamos por allí. Me dijo voy mucho por el estudio, hay un sito que está muy bien, Boy Berry. Nos volvíamos y Miguel y yo estábamos como siempre sin más diferencia. Al despedirnos me dice

M- Tenias razón en lo de ayer es mejor un tío… y por cierto te debo una.

Leave a Reply

*