Madura buscando aydua

Para variar estaba delante del ordenador buscando en paginas de contactos, a veces lo hago por vicio, otras buscando algo concreto. Me gusta ver como se piden las cosas según el sexo que lo busca, la edad o las necesidades de la gente.

Encontré un anuncio de una mujer de 42 años que buscaba una ayuda económica, y lógicamente, pensé que seria a cambio de sexo. La llame y me comento que ella solo buscaba alguien que la ayudase a ella y a su familia a comprar comida, y que el sexo no entraba en sus planes, y le conteste que lo entendía pero que no me interesaba.

Estuve dándole vueltas a la cabeza durante media hora, y al final pensé, que seria mejor gastar 50 euros en ayudar a una mujer y a su hijos a comer, que no gastármelo yo en una prostituta. La llame y le dije que la ayudaría pero que el trato era que quedábamos al día siguiente en un supermercado cercano de donde vivo, la ayudaría con la compra y se la pagaría, no quería darle 50 euros de golpe que por desconfianza creía que se gastaría en otras cosas. Ella no salía de su asombro.

Al día siguiente yo aparque mi moto, y espera que llegase un coche con las características que ella me había dicho.

Nerviosos los dos, nos presentamos, ella es una mujer de 42 años, gordita, con grandes pechos, no muy guapa, que se cuida poco al vestir, pero muy dulce y agradable. Me comento que su familia le había dicho que no viniera porque era una broma, que hoy en día nadie ayuda sin pedir nada a cambio, y le dije que era real, que los dos saldríamos ganando, yo sintiéndome bien y ella con comida para su familia.

Entramos y fuimos recorriendo el supermercado y cogiendo todo lo que su hermana había anotado, yo iba sumando todos los importes de los productos en el móvil para no pasar de los 50 euros, y al final pudo comprar muchas mas cosas de lo que ella creía. Los nerviosos seguían por las dos partes, me comento que no se creía que un chico de mi edad (29 años) y con novia, buscara anuncios de contactos.

Terminamos la compra y la acompañe a su casa tras insistir ella porque su hermana quería conocerme, y ya que estaba la ayude con la compra.

Viven en una casa pequeña y sencilla, con dos habitaciones, comedor, cocina y un lavabo. En ella viven las dos hermanas y sus 4 hijos. Una familia humilde y modesta.

Cuando ya me iba, le dije que si algún día necesitaba otra ayuda no dudara en decírmelo.

Al dia siguiente por la tarde, me mando un whatsapp, saludandome y dandome otra vez las gracias y que quería compensarme de alguna manera. Yo estaba en mi trabajo, haciendo una tarea muy aburrida y seguimos hablando, conociéndonos un poco mas, me comento que hacia poco se había mudado a mi ciudad, porque hacia un año estaba desempleada y se había ido a vivir con su hermana para reducir gastos. Hablando de poco un todo, me comento que había hecho un curso de estetica, y aquí se me encendió la bombilla, soy un fan de los masajes, y le comente que me podia compensar con un masaje, y le pareció genial la idea. Con el masaje y la confidencialidad que da el chat, la conversación subió de tono, que le encantaría hacerme un masaje, que estoy de muy buen ver y que soy muy guapo, que le darían calores, no se como lo hicimos pero yo llevaba un calentón increíble.

Sali ha hacer un recado para la empresa y lo hice empalmado, le comente si podia ir a su casa en ese mismo instante, y me dijo que no podia porque tenia sus niñas, pero que al dia siguiente a las 12 del mediodía si que podía. Así quedamos.

Tube que hacerme una buena paja, de lo caliente que estaba, mi cabeza cuando estoy así no piensa en nada, me masturbaba imaginándome una figura humana parecida a ella pero sin ponerle cara e imaginándomela desnuda como me la chupaba y como me la follaba.

Era un viernes por la mañana y se me estaba haciendo eterna, sabiendo lo que me esperaba al final al mediodía.

Llegue a su casa, los dos estábamos muy nerviosos, pero yo estaba muy caliente, empezamos a besarnos, pero pare los besos enseguida yo quería follarmela y no morrear. Le baje un poco los pantalones para tocarle el coño, y encontré dos sorpresas, que iba bien depilada y que estaba mojadísima sin casi haberla tocad. La senté en la cama, me quite los pantalones y le puse mi polla en su boca. Quede gratamente sorprendido por como la chupaba, de las mejores mamadas que me han hecho nunca, de lo caliente y nervioso que estaba mi pierna izquierda no paraba de moverse. En esa misma posición le quite la camiseta que llevaba y el sostén, y salieron sus grandes tetas, la mire con cara de loco, la bese y me arrodille ante ella mientras cogi sus grandes tetas entre mis manos y empezaba a comerle los pezones, los tenia grandes y duros y se los mordí. Ella cerraba los ojos y gemía, se notaba que hacia tiempo que no estaba con un hombre. Yo seguía de rodillas y ella sentada en la cama, y mientras le besaba las tetas y la boca puse directamente un dedo en su coño, y estaba húmedo y caliente. Esa mujer que hacia dos días que conocía y que nunca hubiera pensado que me la fallaría me estaba volviendo loco.

Le volvi a poner la polla en la boca, para que me deleitase con un buen francés, pero ya cansado de estar de pie y que mi pierna no paraba de temblar, me tumbe en la cama, para que siguiera chupando. Ella me beso la cara, el pecho, la barriga y se volvio a poner mi miembro entre sus labios, me encantaba como lo hacia, hasta podía hacerme correr, pero ella necesitaba sentirme dentro suyo, así que se puso encima mío, y empezó a cabalgarme. Yo estaba alucinando, porque tenia dos grandes tetas en mi cara, moviéndose de una manera que nunca había visto, estaba muy caliente, nos besamos, ella seguía encima mía, pero físicamente no estaba muy dotada y que la cama se movia, me dijo que tenia muchos calores.

Para que descansara un poco, le dije que me la volviera a comer que me encantaba como lo hacia, así se la volvió a poner en la boca, pero esta vez le dije que lo hiciera lentamente intentando ponérsela toda en la boca. Estaba apunto de correrme, pero tenia ganas de mas, le pregunte como estaba de los calores y me dijo que mejor, le pedi que se volviera a poner encima mia y empezó otra vez a follarme, pero la agarre del pelo y le pedí que parase que me la quería follar yo, con una mano le tenia agarrado el pelo con la cabeza para atrás lamiendo su cuello y de vez en cuando sus grandes pechos cuando pasaban cerca de mi boca, con la otra mano le azotaba el culo sin parar e intentaba penetrarla lo mas rápido que podía. Pero me costaba correrme. Ella que ya no podía mas por la intensidad del momento, me comento que porque no me corría y le comente que en esa posición (la mujer arriba) me cuesta correrme, y que si quería que me corriera me la chupara. Estuvo de acuerdo y yo me volví a poner de pie, y ella sentada en punta de la cama. Le cogi otra vez el pelo, le tire la cabeza para atrás y la bese, y le pegue en sus tetas. Luego empezó otra vez a deleitarme con su boca, y yo viendo que no iba a poder acabar solo con sus labios, cogi mi polla con mi mano y empecé a masturbarme mientras ella me la chupaba, mientras miraba como me la chupaba le dije que no se olvidara de mis huevos tampoco, y yo ya estaba tan caliente y con tan poca vergüenza que le dije que me quería correr en su boca, a lo que dijo que si, que sensación tan agradable, que momento, hacia tiempo que quería correrme en la boca de una mujer, ella paro de lamerme los huevos para volverse a poner mi glande en su boca y cuando iba a acabar se lo dije y le puse mi polla mas dentro de su boca. Yo estaba en éxtasis, ella rozo su lengua con mi prepucio y me vino escalofríos. Vi como se lo tragaba y acto seguido nos besamos.

Una vez terminado, mi excitación se me bajo de golpe, mis remordimientos vinieron desenfrenados, me vestí y me fui, quedando en que nos veríamos otro dia…

Leave a Reply

*