Me follo a mi jefa

El verano pasado, trabajé en una tienda de ropa,para poder pagar la matrícula de la universidad del curso siguente.

Como me quedaba el verano en la ciudad tuve que alquilar una habitación en la ciudad y lo conseguí cerca de la tienda donde empezaba al día siguiente.

Cuando llegué a la casa, resulto que mi casera, tambien iba a ser mi compañera de piso,era una mujer de unos 33 años(me saca unos 14 años), todo empezó muy formal, llevé las cosas a mi habitación, lo dejé todo listo y esa misma noche mientras cenabamos hablamos un poco para conocernos.

En la conversación salió el tema y nos dimos cuenta que además de ser compañeros de piso, ella iba a ser mi jefa, ya que era la encargada de la tienda de ropa donde iba a trabajar.

En ningún momento le ví ningun atractivo `pero desde ese momento, empecé a fantasear en que pasaría si me la follaba.

Pasaron las semanas y la relación era formal y extrictamente profesional, pero siempre una vez ya en casa algún comentario de vez en cuando subido de tono teniamos.

Hasta que llegó el día con el que había estado fantaseando desde que entre por esa puerta.Yo no lo sabía en ese momento pero iba a ser una noche muy larga.

Llegamos de la tienda de ropa sobre las 22 de la noche, yo fui a mi habitación a ponerme algo más comodo para estar en casa y ella salió a la terraza a fumar, como mi habitación daba a la terraza estabamos hablando y le dije:

-Cierro la persiana, que no quiero que me la veas

-Como sabes que no la he visto ya?- Me respondio ella

Yo extrañado por la respuesta tan directa, reí un poco nervioso y cerre la persiana,para cambiarme.

Antes de poder abrir la persiana para poder seguir hablando con ella, apareció por la puerta y dijo:

-Hace frio fuera, dejame un hueco en la cama.

Se metió en mi cama,y como la verdad que aquella noche hacia frío nos metimos debajo de las sábanas.

Ella acercó su cara y yo hice lo mismo, antes de darme cuenta ya nos estabamos besando.Nos empezamos a sacar la ropa el uno al otro, sin parar de besarnos, una vez ya desnudos, no lo dude ni un momento le abri de piernas y empeza a comerle el coño.Mi lengua empezó a jugar con su clitoris, poco falto para meter el primer dedo en su coño mojado y prieto, ella empezó a gemir y jadear sin parar. Me aparta la cabeza y me dice

-Ahora me toca a mi

Me empezó a tocar los huevos suavemente mientras que con la lengua recorría el tronco de mi polla ,hasta metersela entera y provocarse una pequeña arcada.Le agarré del pelo y me follé su boca.

Una vez ya no podía aguantar más la comida de polla, me la agarró y se ensarto esa polla dura como una piedra en su coñito apretado, pero muy humedo a la vez que soltaba un gemido de satisfacción y placer.

La velocidad aumentaba, la intensidad crecía y le empecé a dar cachetazos en las nargas,le agarraba las tetas y le mordisqueaba los pezones, mientras ella del placer, me arañaba,gemía y pedia más, hasta el momento de climax en el que gritó:

-Metemela por detrás!!

En el momento no me dí cuenta y seguí follandole ese coñito juguetón, pero ella repitió entre gritos:

-Follame el culo joder!!

Al momento la lancé por el aire y la puse a cuatro patas, le escupí en su culo y le metí toda la polla envenada y dura, mientras ella suelta un grito de dolor y placer, que intenta disimular mordiendo la almohada.

Tiempo después de que mi polla jugase con ese culito notaba que el climax ya llegaba y le dije:

-Me corro,zorra, ven y acaba esto.

Ella se puso de rodillas, mientras yo le ponía mi polla en la boca mientras esperaba su ración de leche, que no tardó en llegar y bañarle toda la cara.

Después de esa noche, follabamos mañanas y noches y unas cuantas veces en el almacén de la tienda de ropa.

El mejor verano en años.

Leave a Reply

*