Mi amiga Mery

Esta es la historia de como conocí Mery, la que seria algo mas que una simple amiga.
Me presento me llamo Antonio tengo 19 años 1,70 aproximadamente y
algo menos de 90 kilos, vivo con mis padres en mi pueblo, soy bastante solitario, pero no se si es por la adolescencia o por las hormonas pero tengo una mente bastante calenturienta a la par que abierta me gusta casi todas las posturas,juegos y fetiches sexuales pero por desgracia para mi aun soy virgen,pero entre todos los fetiches mis predilectos son los transexuales,tienen algo que me excita,me gusta verlos por internet follando y jugando,me gustaría conocer a alguno,a pesar de ser hetero me gustaría tener sexo con una transexual, que nos penetremos mutuamente y que nos las chupemos.

Dispuesto a ello me puse manos a la obra, me puse a buscar una trans en paginas de contactos que estuviera cerca de mi pero la mayoría de ellas eran profesionales las cuales pedían una cantidad de dinero que mis ahorros secretos no llegaban o me tenia que desplazar muy lejos.

Por ello me decidí a poner yo mismo un anuncio en una pagina web de contactos para ver si así encontraba algo y tenia mas suerte.
Mi anuncio decía lo siguiente “BUSCO AMIGA TRANS O CD PARA HABLAR POR MENSAJE CON LA QUE PODER COMPARTIR, EXPERIENCIAS, SUEÑOS, FANTASIAS, ETC…” y a continuación me describía yo. No esperaba gran cosa de eso pensé que nadie lo leería o se pondría en contacto, pero me equivoque al cabo de un par de días recibí un mensaje que decía “HOLA ME LLAMO MARIA AUNQUE MIS AMIGAS ME LLAMAN MERY, SOY TRANS, TENGO 32 AÑOS. MEGUSTARIA HABLAR CONTIGO A VER QUE TAL POR FAVOR PONTE EN CONTACTO CON MIGO LO ANTES POSIBLE”.

Al día siguiente me puse en contacto con ella y me presente le dije que me llamaba Antonio, tenia 19 años, media 1,70 y era moreno.
Ella me dejo que se llamaba Mery, media 1,65, tenia 32 años cosa que no me importaba al contrario me excitaba aun mas siempre me gustaron las maduras, también me dijo que era pelirroja.

Todo parecía ir bien nos mensajeabamos todas las noches, hablábamos de nuestros gustos y de nuestras fantasías, cada vez conjeniabamos mejor, pero nos moríamos por algo mas, por conocernos en persona, por rozarnos el uno al otro, por besarnos.

No hacíamos otra cosa que contarnos fantasías que poder hacer realidad como por ejemplo el beso blanco, algún que otro juego de rol
o una de mis predilectas que era el smoking fetish. No se porque me excitaba tanto ver a una chica fumar quizás había algo erótico o elegante en ello aunque yo no fume me excita mucho y siempre había querido probarlo además de alguna fantasía de ella como la de tener un sirviente.

Hartos de esta situación nos decidimos a quedar un día pero siempre había un problema como el de que yo aun estudiaba en mi pueblo, vivía con mis padres o no tenia coche propio y ella tenia que trabajar.
Nunca podíamos los dos a la vez pero tuvimos un pequeño y fugaz golpe de suerte. Yo tenia que ir a comprar a la ciudad pero con mi madre y mi tía aunque se me ocurrió que podríamos vernos en los baños del centre comercial a escondidas, durante unos minutos, no seria mucho pero aplacaría nuestra pasión un poco.
Le propuse el plan el día de antes, para mi suerte acepto. Dios no lo podía creer por fin llegaba tan ansiado momento nos íbamos a ver en persona pero en ese momento se mezclaron mis mas ardientes sentimientos con mis peores pesadillas ¿seria ella real o me habría engañado? Estuve así todo el tiempo hasta el ansiado día, el cual intente mantener la calma todo lo que pude.
Le envié un mensaje nada mas llegar a el centro comercial diciendo que yo ya estaba preparado. Ella me contesto lo mismo, me dijo que estaba en la sección de ropa de mujer junto a los probador Me dijo que llevaba tacones negros, unos vaqueros azules muy ajustados y un jersey cuello alto negro.
En ese momento me dispuse a poner mi plan en marcha, le dije a mi madre y a mi tía que mientras ellas compraban yo iba a dar una vuelta a ver que veía por hay que si querían algo me llamasen al móvil.
Me dirigí a la sección de ropa de mujer mirando a mi alrededor a ver si la veía. En ese momento vi a una chica idéntica a la descripción que me dio, me dirigí hacia ella me acerque por detrás, le di un suave toque en el hombro ella se giro y yo le dije -perdona eres Mery soy Antonio- ella no dijo nada yo me ponía cada vez mas nervioso. En ese momento ella sin decir palabra me cogió de la camiseta, me llevo a rastras hasta el hueco de la escalera donde estaban los baños. En ese momento me dijo -donde nos metemos para que nadie nos vea- yo le conteste -escondamonos es el baño de minusválidos ahí nadie nos molestara- nos metimos en el y sin decir palabra nos besamos, mm
no me lo podía creer al fin.
Sus labios rojos y dulces era en lo único en lo que podía pensar pero pronto se me empezó a poner dura, ella lo noto y se pego a mi fuertemente, sus manos se deslizaron hasta mi culo y mi entrepierna. Mis manos acariciaban su cuerpo deslizándose poco a poco hasta sus caderas y su culo. Estaba tan apretada con esos vaqueros, estaba muy sexy. En ese momento dejo de besarme y me pregunto que
cuanto tiempo teníamos, le conteste que lo lo sabia que porque me lo preguntaba, me dijo que por nada, en ese momento de beso, me metió la lengua todo lo profundo que pudo, se arrodillo ante mi y desabrocho mi pantalón, saco mi pene, le dio un lametón y dijo -al fin mio, después de tanto tiempo esperando y soñando contigo- se lo metió en la boca y empezó a chuparlo. Se notaba que ella también tenia bastantes ganas por como lo chupaba, se lo metía asta los huevos que lamia con la lengua. Sus babas chorreaban por mi polla. Cada vez que se sacaba mi polla de su boca un hilo de babas unía mi polla con su labio inferior a el cual se le estaba gastando el carmín rojo que se quedaba pegado a mi formando un anillo en la base de mi pene de color rojo intenso.
En ese momento sentí que me fallaban las piernas, que se estremecian todos y cada uno de los pelos de mi cuerpo empezando por mis testículos. Sabia que no aguantaría mucho mas, me corría. Le dije que ya venia y ella me dijo -dámelo todo quiero saborear toda tu leche dámelo en la boca – y nada mas terminar ella de hablar me corrí en su boca y en la comisura de sus labios.
Vi como lo saboreaba, como jugaba con su lengua antes de tragarlo pero aun tenia la comisura de su labios llena de semen que chorreaba y le dije que se levantara y ella su puso en pie yo la coji por las muñecas y le dije que no se limpiara el semen que ya me encargaba yo y en ese preciso instante la bese y lamí todo el semen con mi lengua guardándolo en mi boca para poder hacer un beso blanco y pasarle todo mi semen y mi saliva directamente a su boca.

La cogí por el jersey se lo quite y metí mi cara entre sus preciosos pechos, porque esa es una ventaja de los trans que como sus pechos son operados siempre están de lujo, le saque un pezón y empeze a lamerlo y a chuparlo mientras intentaba desabrocharle el sujetador. Tras quitarle el sujetador me arrodille ante ella le desabroche los vaqueros y saque su pene para empezar a chuparlo. En ese momento le dije que teníamos que repetirlo en otra ocasión, que tenia que enseñarme todo lo que sabia como por ejemplo que teníamos que follarnos por el culo o que tenia que enseñarme como chupar una buena polla y teníamos que probar todas las posturas, todos los juegos y que hacer realidad todas nuestras fantasías. Me metí su pene todo lo mas profundo que mi inexperiencia me dejaba pero de repente ella se corrió en mi garganta, intente sacar su pene de mi boca para poder saborear tan dulce leche, mientras salia seguía bombeando semen y pensé para mi mismo que cantidad, no se si podre con todo. Saque su pene de mi boca se lo había limpiado bastante bien. Ella jadeaba y entonces en ese momento la bese con mi boca llena de su esperma. Nos estuvimos besando un par de minutos en ese momento le dije que teníamos que vestirnos y salir de ese baño sin llamar la atención. Nos vestimos, nos arreglamos el pelo, ella se limpio la cara y se volvió a maquillar. Yo me quede mirando como se maquillaba y pensando en lo sexy que estaba.
Le dije que teníamos que volver a hacerlo que teníamos que quedar lo antes posible que no sabría cuanto aguantaría sin probar sus dulces labios y ella me contesto que la próxima vez intentaría desplazarse ella. Nos dimos un beso y nos fuimos cada uno por su lado.
Continuara…

Leave a Reply

*