Mi amigo quiere más acción.

Como buen sábado después del trabajo mi amigo Toño me invita a la cantina al tercer tequila empieza a alabar las virtudes sexuales de mi esposa: Uff que nalgas tan ricas tiene Gaby, que sabroso coge, que noche tan chévere pasé en tu casa, nunca pensé que ¡tuviéramos sexo los tres al mismo tiempo!! (Y yo menos) que cogida más rica me dio tu esposa con su culito, Gaby es una máquina de placer y las mamadas tan ricas sabe hacer, me acuerdo y se me para el pito.

A mí también se me paró el pito con los comentarios de mi amigo. Le exclamé: Así me la dejaste de maltrecha la semana pasada pinché Toño pues estuvo irritada de su culito como cuatro días en que no se podía ni sentar… jajaja. Eres muy cabrón pues la pones a hacer cosas que nunca se imaginó, además me la dejas muy caliente y le tengo que cumplir a diario.

¿Cuándo la dejas salir a solas conmigo?… me gustaría invitarla a cenar y luego llevármela a un motel con un amigo que necesita una buena cogida, pues se divorció hace cuatro meses y está muy triste pues no lo ha vuelto a hacer, para coger los dos toda la noche con Gaby, te la entrego feliz al día siguiente.

Oye cabrón; si es mi esposa, no una puta callejera. Una cosa es que tengamos una fantasía de que ella lo hiciera contigo y otra cosa es que te la lleves a coger con otro pendejo.

Bueno perdona; yo solo quería pasar una noche con ella y ayudar a un amigo a restaurar su confianza, yo sé que Gaby le ayudaría mucho, pero si te molesta no lo vuelvo a mencionar. Perdóname, pero me acuerdo de Gaby y me vuelve loco está bellísima. Qué te parece si hacemos una fiesta está noche, yo pongo la Champaña y las carnes frías, y tú pones las carnes calientes… jajajaja.

Hay pinché Antonio y lo peor es que con tus comentarios guarros sobre mi esposa ya me calentaste, déjame llamar a mi mujer a ver que dice:

Halo Gaby… Hola mi amor ¿dónde estás?…

Pues tomando unas copitas con Toño, y me está diciendo que quiere una “fiesta” contigo. ¿Como ves?…

Te lo pongo en la línea… pues ya no aguanto al calenturiento y guarro de mi amigo.

Hola Gaby; no te pregunto cómo estás, pues ya lo sé… ¡estás buenísima!, ¿nos vemos por la noche?…

Bueno; pues si mi esposo quiere, por mi está bien… ¡te espero con mucho gusto!!… jejeje.

¿Te podrías poner un disfraz para esta noche?… el de sirvienta estuvo genial y me gustaría mucho verte disfrazada.

OK. Te voy a dar gusto en todo… jijiji, te mando un besito.

Espero que convenzas a tu marido de que me quieres dar gusto en todo ¿he?…. jajaja. Nos vemos por la noche.

Mientras Toño hablaba con Gaby me quedé muy pensativo sobre lo lanzado que está mi amigo con sus comentarios, la idea de llevar a mi esposa a coger con otro tipo me daba vueltas en la cabeza y la verdad… me estaba excitando bastante.

La voz alegre de Toño me hizo volver a la realidad. Tu esposa está dispuesta para esta noche, yo llevo dos botellas de Champaña y algo para picar, bueno eso ya lo traigo aquí….jajaja.

Que lépero eres recuerda que soy el esposo, cabrón. Pero eres mi hermano y los quiero mucho, solo fue un chascarrillo.

Mi amigo estaba feliz pidió otra ronda de tequilas con unas cervezas y empezamos a comer muy sabroso, mientras me comentaba; me dijo Gaby que se va a disfrazar no sabes las ganas que tengo de coger con ella, los quiero mucho.

Sí cabrón nos quieres mucho y la quieres llevar a coger con otro, ¿quién es el tipo ese?…

Es Gilberto a lo mejor lo conoces, es un buen amigo muy tranquilo se casó apenas a los tres meses de conocer a su ex esposa, tenían caracteres encontrados pues ella quería andar como soltera con sus amigas, él quería tener una familia. Ella lo cortó por aburrido le pegó bastante a él, hasta el empleo perdió, lo ves y te da lástima pues es un buen tipo muy preparado pero quedó muy retraído por la separación, perdió todos sus bienes y se fue a compartir un departamento con un tipo gay. Por eso tuve la tonta idea de que Gaby se lo cogiera para devolverle su autoestima. Pero eso no pasará, de nuevo te pido una disculpa.

Acabamos de comer y Toño me preguntó; ¿a qué hora te parece que llegue a tu casa? Nos vemos temprano vente a las ocho. OK. Ni nos despedimos ahí te veo.

Llegué a casa y mi mujer había llevado a los niños a casa de su hermana, tenía una cara de nerviosismo con lujuria y calentura que no podía más, cuando me vio me plantó un besote de fuego en la boca y me restregó sus tetas en mi pecho. Hola mi amor, ¿cómo te fue?… Bien con el loco de Antonio. Cuando hablé con Toño me quedé con una duda, algo me menciono que te convenciera de algo pero no me dijo más.

Nada no hagas caso, el muy loco quiere llevarte una noche con él y un amigo para que te cojan toda la noche, yo me molesté por sus comentarios, le exclamé que tú no eres una callejera, me pidió mil disculpas, le pregunté de quien se trataba, me comentó; es un amigo muy íntimo de él que le fue muy mal en su matrimonio, está frustrado y pensó que si tú te lo cogías le podrías fortalecer su confianza pues está tan afectado que hasta su empleo perdió y se está volviendo maricón. Cuando venga le preguntas; ¿de qué convenzo a mi marido?… A ver qué te dice el cabrón.

A que Tony tan loco, imagínate yo cogiendo con otro tipo y con él… Para nada ¿verdad Papi?…. Te voy a decir una cosa; hasta cierto punto me dio gusto que me planteara esa posibilidad, quiere decir que no se está enamorando de ti.

Oye Papi Toño me pidió que me pusiera un disfraz y yo le dije que sí, ¿qué disfraz me pongo?…

Pues yo creo que dadas las circunstancias podría ser el de Puta… jajaja.

¡Ayy Papi!!!; ¿se te hace que soy Puta?… Pues me gustaría que te comportaras como tal, y le enseñes a Antonio todo el placer que puedes dar, y te lo cojas sin descanso hasta que lo revientes. Uff Papi; que cosas me dices estoy muy caliente tengo punzadas en mi pepita. Bueno pues, ¡vete a cambiar que la casa pierde!!… Jajajaja. No cabe duda que lo que le platique de coger con otro la había súper calentado.

Después de un rato fui a la recámara, estaba mi esposa acabándose de maquillar, ¡disfrazada de Prostituta parisina de los años sesentas!! con unas medias de red negras, una faldita muy corta negra con dos aberturas a los lados, abajo una tanguita y un liguero rojo, con una playera pegadísima de rayas rojas con blanco, con un escote muy amplio que apenas le cubría arriba de los pezones que se le veían duros como piedras, gracias a un sujetador que le sostenía las tetas por abajo tiene un cuarto de la copa, o sea que los pezones quedan de fuera por eso se le veían maravillosos sus pechos, con unos zapatos rojos de tacón de aguja muy altos y una boina estilo Francesa muy maquillada, con una boquilla muy larga para el cigarrillo. Uff, de verla vestida así se me puso tiesa de inmediato. Cuando se puso de pie se paró de tal forma que se le salió un muslo de su faldita mostrando la parte de arriba de la media enganchada a un liguero rojo que contrataba con su muslo blanco. Me dice; ¿Vas guapo?…

A las ocho en punto sonó el timbre fui a abrir la puerta, era mi amigo con un ramote de rosas rojas, con su hielera con dos botellas de champaña y varios sobres de carnes frías con unos quesos, pasamos a la cocina para poner unos platones con las botanas y servimos tres copas de champaña. El nervioso me preguntaba por mi esposa, le comenté que aún no llegaba del trabajo, me preguntó extrañado; ¿pero si tu mujer no trabaja?… ¿No te lo conté?… Con eso de las crisis encontró un trabajo cerca en la esquina, si no está ocupada en unos minutos viene, así que nos fuimos a la sala, mi esposa salió por la puerta de atrás y rodeo el jardín y tocó por la puerta principal.

Le dije a Toño; acompáñeme a abrir la puerta, cuando abrí la puerta Toño tenía los ojos de plato al ver a mi mujer se quedó mudo, la barría con los ojos de arriba a abajo y mi esposa nos preguntó: ¿Es aquí donde pidieron una Prosty?… Mi amigo no daba crédito a lo que veía, le respondió nervioso; sí aquí es pasa, pasa. Gaby entró como nunca moviendo las nalgas de lado a lado echando una bocanada de humo de su larga boquilla en la cara de mi amigo, nos fuimos tras ella y de pronto se giró y sacó un muslo de su faldita nos preguntó; ¿tienen dinero?… (Yo nunca me esperé esa pregunta, hasta pena me dio.) Antonio le respondió; sí ¿cuánto cobras?… Dos mil pesos, por cada uno… ¿Los traes?… Sí ahora te los doy. No hace falta esta noche estoy de buenas y no les voy a cobrar nada… jajaja.

Antonio le pasó su copa de champaña mientras la hacía girar escudriñando con sus ojos todo el cuerpo de mi esposa mientras gritaba estás genial, que guapa te vez mira que excelente disfraz, ¡le acariciaba las nalgas por las aberturas del vestido!, les llené su copa y mi esposa nerviosa casi la tomo toda de un trago, Toño le apretaba los pezones por arriba de su playera pues eran muy notorios lo duros que ya estaban, mi esposa le acariciaba la verga por arriba del pantalón. Mmmhh, ya está como a mí me gusta. Gaby nos dijo por que no se sientan en la sala, voy a preparar algo a la cocina, mi amigo ya no la soltaba, le dijo te acompaño Gaby. Se fueron los dos a la cocina mientras yo ponía algo de música en el estéreo.

Pasó algo de tiempo y no venían, no quise entrometerme esperé pacientemente debo de confesar que me estaban dando celos, se oían suspiros y ruidos, fui a ver qué ocurría sin que me vieran. Toño la tenía recostada sobre la mesa de la cocina le corrió la tanga para un lado ¡le estaba comiendo la panocha!, luego se sacó la verga del pantalón pasó las piernas de mi esposa sobre sus hombros, se la metió con desesperación al fondo de su coñito, le empezó a dar una frenética cogida, de inmediato entré a la cocina viendo con asombro la cogida que se estaban dando. A Toño le faltaban manos pues levantaba a mi esposa de las nalgas y se la empujaba hasta el fondo, de ahí pasaban sus manos a las tetas le pellizcaba los pezones. Para mí fue impactante la forma en que estaban cogiendo, pues mi esposa se agarraba de la orilla de la mesa levantaba las nalgas y las movía hacia abajo encajándose a fondo la verga de mi amigo.

Me saqué la verga de los pantalones le estrujaba las chichis a mi señora ella me veía con cara de lujuria mientras me hacía una puñeta con su mano. Unos minutos después Toño le estaba inyectando semen en lo más profundo de su vagina, mientras mi esposa tenía un escandaloso orgasmo. Les pregunté; ¿por qué se adelantaron?… Pues estaba arreglando las rosas y tu amigo el pulpo no paraba de meterme mano, nos calentamos de más y nos adelantamos un poquito… jajaja. Y tengo mi panochita llena de lechita caliente; ¡me coges Papi estoy muy caliente!!! Me quité los pantalones y los calzones, me senté en una silla de la cocina.

Mi amigo le quitaba la tanga le acariciaba las nalgas y el coñito, Gaby se subió la falda a su cintura abrió sus piernas se empezaba a acomodar sobre mí, cuando sentí que una mano tomaba mi verga y me la pajeaba pero no era la mano de mi esposa pues ella me estaba abrazando, la guió al coñito ardiente y mojado de mi mujer, entré como cuchillo en mantequilla pues estaba abierta y repleta de leche de mi amigo, sentía un efecto muy raro con el semen de él pues me hacía cosquillitas a todo lo largo de mi pene, la panocha de Gaby estaba hirviendo jadeaba con todo, Toño nos acariciaba mojaba sus dedos con el semen que salía le metía un dedo bien lubricado por su culito, ¡Ayy que me hacen me estoy viniendo mucho!!! Su panocha tenía unas punzadas tremendas que me oprimían la verga.

Mi esposa estaba como desmayada sobre mí, los dedos de mi amigo entraban y salían de su culito yo los sentía en mi pito como me lo acariciaban, mi esposa movía de nuevo sus nalgas para todos lados mientras jadeaba, mi amigo ya estaba desnudo y con el chile bien parado, le ponía saliva y lo que salía de su leche lo acomodaba en la entrada del culito de mi mujer, que al sentirlo casi se sacaba toda mi verga para permitir el paso de la pija de mi amigo, poco a poco le fue entrando toda y el cabrón de Toño le hacía un mete y saca rápido mientras mi esposa gritaba con todo.

Entonces le volví a ensartar toda mi verga hasta el fondo y me quedé quieto, disfrutando de las caricias que me hacía la verga de mi amigo a través de la suave membranita que las separaba. Uff que morbo mi hermosa Putita no dejaba de jadear ¡hhaagghh que rico me están cogiendooo!!! Sus orgasmos no paraban, trenzábamos las lenguas mientras mi amigo le arrancaba las tetas por abajo de la playera. Para mí fue demasiado morbo y me empecé a correr a lo bestia, le inundaba de leche ardiendo la vagina mientras me aferraba con fuerza de sus nalgas, se las abría para que mi amigo se la metiera toda… Inesperadamente Toño se la sacó y corrió a un costado de Gaby donde ella lo recibió en su boca y Toño empezó a correrse en el fondo de su garganta, en un espasmo salió su verga de la boca y todavía le aventó un lechazo a su nariz. Yo le veía intenciones a mi mujer de darme un beso en la boca pero me hice para atrás lo más que pude.

Mi esposa se levantó y corrió al baño mi amigo y yo nos quedamos en la cocina sirviendo las copas de champaña fría que nos cayeron de maravilla. Comentando lo rico que coge mi esposa, me gusta oír los comentarios calientes a cerca de mí adorada esposa. Toño se levantó a rellenar las copas, mi esposa salía del baño muy bien posesionada de su papel de Puta pues lucía su atuendo, brindamos los tres, nos cayó de maravilla la champaña fría la tomamos rápidamente, nos fuimos a la sala nos sentamos en la alfombra junto a la mesa de centro para comer las carnes frías y los quesos.

Empezó de nuevo mi amigo ¿qué sostén usas me lo enseñas?… Mi esposa se levantó su playera y nos lo enseñó lo pequeñito que es y como levanta sus pechos sin ocultar sus pezones que seguían duros como besos de chocolate hersey. Le dijo ¿por qué no te quitas tu playera? Pues tengo un poco de frío más tarde me desnudan ¿les parece?… Lo que si me voy a quitar es el sujetador pues es un poco incómodo lo desabrochó y se lo sacó, de inmediato mi amigo se lo pidió para analizarlo de cerca y meter sus narices él.

Abrimos la segunda botella y comíamos el jamón serrano y el chorizo de Pamplona que estaba exquisito Gaby sonreía bastante por los efectos de la champaña, y que se la suelta a Antonio… Oye algo me comentaste que convenza a mi marido ¿de qué se trata?… No de nada olvídalo. Anda dime ¿qué es lo que quieres?… No olvídalo no quiero que tu marido se enoje conmigo. Uff, ahora si me dejas preocupada… ¡me pueden decir de qué se trata!! mi esposa me veía fijamente simulando que yo no le había dicho nada.

A mi amigo no le quedó más. Pues quería invitarte a salir tu y yo solos para pasarla muy bien una noche completa, tal vez si tú quieres se nos podría unir un amigo mío que la está pasando bastante mal, pues se divorció y lleva sin tener sexo más de cuatro meses y cada vez se retrae más, y yo pensé en ti para que lo saques de esa situación.

O sea mi amor; Toño quiere que te cojas a otro tipo… ¿qué te parece?… Mi esposa tomaba toda la copa.

No Toño estás muy mal, como crees que lo voy a hacer eso a escondidas de mi esposo y con un extraño, está bien que traigo el disfraz de Prostituta soy muy caliente pero no llego a tanto. Toño estaba rojo como tomate bueno disculpen solo fue una ocurrencia. Y mira que ahorita Antonio lo dijo muy suavecito si oyeras como me lo plantío a mí, pues por eso me enoje, ahora casi me convence el buey… jajaja.

Si tu esposo estuviera presente ¿te atreverías a coger con él?… Pues no lo sé, tal vez esté muy feo o enfermo. Ese no es el caso Gilberto es bien parecido y de cuerpo está muy sano lo enfermo es su mente, pues dice que jamás se vuelve a enredar con una mujer y la verdad no quiero que mi amigo se convierta en maricón pues está viviendo con un gay. ¿Sí lo harías con Gil?..

Brindamos de nuevo y Gaby estaba extasiada pensando la propuesta. Mientras una mano de él desaparecía bajo su faldita. Toño le insistía a poco no te lo cogerías tiene la verga muy grande y debe de estar repleto de lechita caliente… Dicho esto las caderas de mi esposa se movían lentamente y poco a poco se fue recostando sobre la alfombra, mi amigo le subió la faldita y efectivamente tenía dos dedos de mi amigo dentro de su panochita la vista era muy erótica, mi amigo acercó su boca sus dedos abrían los labios de la vagina le introducía la lengua levantando su clítoris y luego lo aprisionaba con sus labios lo chupaba con deleite, mi amigo me estaba dando una cátedra de como mamar un coñito.

Mi esposa jadeaba cada vez más rápido sus uñas se enterraban en la alfombra, Toño le seguía dando lengua, con que maestría corría su lengua de su culito a su clítoris, Gaby levantaba sus piernas hacia atrás, yo los veía con un morbo tremendo como estaban disfrutando los dos, en eso Antonio se gira y se coloca sobre mi mujer haciendo un 69, la verga de él ya estaba media dura, mi mujer jugaba con su prepucio corriéndolo de arriba a abajo, para luego meterla en su boca más allá de sus anginas, mientras tenía un fuerte orgasmo que le convulsionaban las nalgas y mojaba los bigotes de mi amigo, un rato después Toño tenía punzadas en su pija parecía que estaba a punto de correrse. Me faltaban ojos para ver todo el show.

Antonio se levantó y le sacaba la playera dejándola solo con su liguero rojo con las medias negras que contrastaban con lo blanco de sus muslos. Mi esposa se retorcía de placer, yo no podía más y que me le adelanto a mi amigo, le grité; con tu permiso, me acuesto sobre mi mujer y se la meto al fondo de un golpe, pues estaba muy bien lubricada gracias a la mamadota y a los jugos que soltó mi mujer. Le pregunté a mi esposa al oído; ¿te gustaría coger con Gilberto?… mientras le daba con todo, ella me respondió ¡sí!!… seguida de un orgasmo tremendo que le convulsionaban las nalgas. Toño se hincó a un lado de nosotros metió la verga entre nuestras bocas, mi esposa se la chupaba con un deleite y una excitación tremenda a centímetros de mi boca. Toño me golpeo en una nalga y me dijo ya dame chance.

Me quité de inmediato pues estaba a punto de correrme, él tomó mi lugar de inmediato. La estaba bombeando con todo mientras se besaban con mucha pasión, Gaby tenía un orgasmo muy fuerte y gritaba; ¡que rica cogida me estás dando!! Los dos estaban en éxtasis, y que se la devuelvo, me hinco a un costado de la cara de ellos, les pongo entre sus bocas mi verga… ¡Huyyy que sorpresa!! Cuando siento las lenguas de los dos rozándome el glande que morbo y que rico sentía cuando entraba hasta las anginas de mi mujer, y saliendo Toño le daba de lengüetazos trenzando las lenguas con mi glande de por medio. Y le devuelvo la nalgada a Toño y le digo ahora me toca a mí.

Entonces gira a mi esposa sobre él y me grita ¡pues cógetela por el culo!! Yo no me salgo estamos cogiendo muy rico, entonces tomé un lubricante de fresa que le compré a Gaby se lo aplique abundantemente en su culo escurría hasta su coño lubricando la verga de Toño, luego me lo unté en mi verga. Cuando mi mujer sintió que estaba por detrás de ella sacó casi toda la verga de mi amigo y respingó sus nalguitas, le hice presión en su culito y se fue abriendo como una rosa, poco a poco fue entrando toda mi pija me quedé quieto, Toño le bombeaba cada vez más fuerte mi esposa se venía orgasmo tras orgasmo, gritaba con todo; ¡que rico me están cogiendo!! ¡No paro de venirme me van a matar!!! ¡Haaaghhgg, hhaagghh!!! Los tres estábamos frenéticos yo tome un ritmo alterno al de Toño y les pellizcaba los pezones a los dos con fuerza, mientras mi amigo le metía un dedo en la boca a Gaby le exclamaba imagina que es la verga de mi amigo Gil, mi esposa se lo mamaba con locura y jadiaba.

Para mí fue tremendo ver con que desesperación mamaba el dedo de Toño como si fuera una tercera verga que tuviese adentro, me empecé a venir a borbotones dentro del culito de Gaby, que empezó con otro orgasmo durísimo gritaba con todo cimbrando todo su cuerpo, Antonio gritaba que se estaba viniendo era un concierto de gritos y jadeos, me tire sobre la alfombra a descansar y a recuperar el aliento, total que acabamos los tres tirados en la alfombra adormilados. Como veinte minutos después oí a Toño que entraba al baño.

Gaby seguía adormilada me acerque a ella, empecé a acariciarla se giró sobre su costado y me besó profundamente en la boca, en eso salió Toño del baño rellenó las copas y nos las pasó. Le dimos un trago, mi esposa se vio los muslos escurriendo semen de los dos y nos exclamaba; ¡miren como me dejaron! estoy empapada, voy al baño.

Mi amigo me comentaba: Gaby está buenísima que nalgas y tetas tiene, ¡qué forma de cogernos a los dos al mismo tiempo! Tu esposa es toda una fantasía sexual me gusta mucho, y disfrazada de prostituta se ve genial podrías ganar mucho dinero con ella ¿he?… Pues por eso la puse a trabajar creo que ya se había tirado como a cuatro cuando tú llegaste, lo bueno es que le limpiaste su puchita con la lengua cuando ella llegó, por eso la encontraste un poco desganada…. jajaja.

Pues que rica leche le echaron porque sabía delicioso. Pinche amigo cabrón… Jejeje.

Brindamos y tomamos la copa, en eso salió mi esposa con una bata puesta y nos comentó; me dejaron agotada no puedo más me voy a dormir. Buenas noches Tony… El muy cabrón le da un agarrón muy fuerte de nalgas y un beso que le metió la lengua hasta la campanilla, luego Gaby se despidió de mi giró y se fue contoneando sus nalgas de un lado al otro al subir la escalera. Mi amigo se despidió y ya que estaba en la puerta me pidió deja que mi amigo Gil se la coja, para ustedes va a ser una fantasía más y lo vamos a pasar muy bien, piénsalo bien y me dices. Nos vemos Bye.

Esperamos sus comentarios… ¿Qué hacemos?

Leave a Reply

*