Mi compañero de trabajo y su esposa

Me presentaré brevemente. Mi nombre es Kary, soy bi, tengo 28 años, mido 1.65 metros, piel clara, ojos asiáticos marrones, pelo largo ondulado cataño. No tengo el mejor cuerpo pero soy muy apetecible, con unas tetas, un culo y una concha q no le envidio a nadie.

Trabajo en una oficina como asistente y me gusta vestir provocativa. Tengo un compañero llamado Misael, llevamos aprox. 6 años trabajando juntos y hace un año comenzó a coquetearme, yo le sigo el juego porque no tengo nada que perder.

Un día mientras almorzabamos empezó Misael con unas preguntas que poco a poco fueron subiendo de tono.

Misael: Kary me consideras guapo?

Kary: Si, muy guapo; le dije utilizando un tono muy coqueto (Tiene 35 años, es alto, piel blanca, musculoso, alto 1.83 metros)

Misael: Tu eres muy bella, tienes muchas cosas que me gustan.

Kary: Ah sí, como cuales?

Misael: Tus ojos, tu pelo, tus piernas, tus nalgas, tus tetas me encantas toda.

Kary: Uuuh y eso que no me has probado y no sabes todo de mi.

Misael: Ujum??? no me provoques y dime que otros encantos tienes?

Kary: Me encanta el sexo, soy muy open mind, disfruto complaciendo a mi pareja, los hombres son deliciosos pero las mujeres me encantan.

Misael estaba muy atento pero cuando escuchó que me gustaban las mujeres se puso a mil, se puso de pie y caminó hasta mi, acercó su boca a la mia y nos besamos lento pero apasionadamente con nuestras lenguas buscándose y enredandose.

Mientras me besaba me agarró de la cabeza para no me despegarme, pude sentir su miembro muy erecto pegado a mi cuerpo y no pude evitar llevar mi mano a el para acariciarlo por encima del pantalón.

Lo tenia muy duro y pude tener una idea de lo que allí guardaba un rico miembro, de unos 16,51 centímetros. Ya estábamos muy excitados cuando escuchamos que alguien venía y el se sentó rápidamente para disimular su erección.

Esa tarde ya en mi casa Misael me envía un mensaje:

Misael: Kary no puedo dejar de pensar en ti, en lo que pasó hoy, solo te imagino haciéndole el amor a mi esposa Ana mientras yo las veo. (Ana tiene unos 30 años, piel blanca, 1.62 metros de altura, pelo lacio hasta los hombros, un buen cuerpo, tetas pequeñas y unas buenas nalgas.

Kary: Mmmm que delicia, a mi tu esposa me gusta mucho igual que tu. Si ella está dispuesta yo no tengo problema con hacer tu fantasía realidad.

Misael: De verdad? Creo que se me hará un poco difícil con Ana pero la convenceré.

Al parecer Misael se emocionó tanto que se fué inmediatamente a tratar de convencer a su esposa porque no supe de el en 2 días.

Ese lunes en la oficina Misael me estaba esperando en mi oficina y me recibó con un rico beso y la noticia de que su esposa había aceptado siempre y cuando el estuviese presente.

No sentamos y planeamos todo, yo estaba ansiosa para que llegara el viernes imagínate como estaba Misael.

Y por fin llegó el viernes, cada cual se fué a su casa. Para eso de las 9 pm sonó el timbre de mi casa, cuando abro veo a Misael y Ana y los invito a pasar. Misael estaba muy guapo, pero Ana estaba hermosa. Tenía un vestido ligero color azul celeste con un escote en V que dejaba ver un poco de sus tetitas, traía unos tacones negros no muy altos, el pelo suelto y poco maquillaje pero un lipstick rojo que me llamaba a besar esos deliciosos labios.

Me dejó sin palabras, ya habíamos coincidido antes pero nunca la había visto tan hermosa, tal vez era la ocasión.

Nos fuimos al comedor donde estaba la cena esperándonos. Nos tomamos unas cuantas copas de vino, Ana fué la más que tomó, estaba nerviosa pero ya el vino la había aflojado.

Nos pasamos a la sala del TV, nos sentamos (Ana en el medio) mientras mirábamos un programa Misael puso su mano en la rodilla de Ana y poco a poco comenzó a subir por su muslo, mientras con la otra mano acercó su cara a la de él y comenzó a besarla. Yo los miraba y comenzaba a excitarme.

Acerqué mis labios a su mejilla y con mi mano fui enderezado su cara hasta que sus labios tocaron los míos, poco a poco fui abriendo mi boca y sacando mi lengua para pasarla por los ricos labios de Ana. Ella había cerrado sus ojos y estaba muy nerviosa pero le dije al oído que disfrutara el momento y se dejara llevar.

Misael no intervenía, se alejó al otro mueble viéndolo todo. Yo comencé a besar el cuello de Ana, lamía sus orejas, la besaba en la boca sin ella corresponder. De repente comenzó a disfrutarlo sentí como su respiración comenzó a acelerarse, mientras respondió a mis besos y comenzamos a besarnos lenta y apasionadamente, comencé a acariciarle las tetas pequeñas pero deliciosas.

Nos besabamos rico, lamí su cuello acariciaba sus tetas, me puse frente a ella, mientras la besaba y le chupaba las tetas comenzó a gemir. Misael estaba a mil en un mueble al fondo de la sala observando el show.

Comencé a bajar poco a poco por todo el torso, lamiendo y besando todo su cuerpo Ana estaba muy exitada, lo demostraba moviendo sus caderas yo continuaba lamiendo todo su cuerpo y con una de mis manos mientras mamaba sus tetas le fue tocando su concha, por encima del panty comencé acariciarla, Ana estaba muy muy exitada estaba MOJADISIMA.

Ana estaba acostada, comencé a bajar por su pecho, mamando y lamiendo cada parte de su cuerpo hasta que llegue a su concha. Le quité el panty, abrí sus piernas y comencé a besar y lamer su clítoris. Misael se puso detrás de mi y comenzó a acariciar mis nalgas mientras yo le mamaba la concha a Ana.

Ana gemía mmmmm siii siiii no pares mmmm

Mientras le tenía las piernas abiertas y mamaba su rica mmmmm, deliciosa ahhhhh y mojada concha me llevé el dedo índice a la boca y luego a la entrada de su culo.

Misael se paró frente a Ana y le puso la verga en la boca, Ana se la metió toda en la boca. Yo estaba muy exitada y mientras le lamía el clítoris a Ana y le tocaba el culo empecé a masturbarme.

Mmmmm q deliciosa estaba mi concha, Misael se salió de la boca de Ana, yo la puse en 4 para comerme ese rico culo. Ana me lo pedía a gritos siiiii siiiii Kary comeme toda mmmmm siiii no pares me corro me corro mientras me comía su culo le metía 2 dedos en la concha provocando le el mejor orgasmo de su vida.

Misael me empezó a mamar la concha pero de repente me puso en 4 y me metió su verga mmmmm ahhhhh dame más más no pares Misael mmmmm comenzó a darme nalgadas y halarme el cabello. Ya estábamos muy excitados, Ana se me acercó, comenzó a besarme con mucha lengua muy desesperada cosa que me éxito más y le pedí a Misael que me diera más mmmmm aaaaaah siii siii dame mas uuuuum no pares q me corro mmmm Misael siguió bombeando hasta que llegó el delicioso orgasmo.

En cuanto Misael vió que me corrí me sacó la verga, Ana y yo comenzamos a devorarla completa nos la comíamos entre las dos, mmmmm que rica verga grande que llenaba mi boca. Mientras yo tenía en mi boca ese pedazo de carne Ana le lamía las bolas y así nos intercambiamos varias veces.

Nuestro hombre ya no podía aguantar más y se corrió en nuestras bocas mmmm q deliciosa estaba su leche calientita, espesa Ana y yo nos la peleamos pero terminamos con nuestras caras enlechadas y besandonos.

No fué nuestro único encuentro…

Besos Kary 💋

Leave a Reply

*