Mi prima

Primero de todo haré las presentaciones de los protagonistas de esta historia, soy un chico de 28 años, soltero, muy tímido, normal, delgado, ojos marrones, moreno, y con una buena herramienta 23 cms.

Mi prima una morena de escándalo, con unos pechos espectaculares, un culito muy respingón, la típica chica que te quedas embobado si pasa por tu lado de tan sólo 21 años.

Todo empezó un viernes después de salir de fiesta con mis amigos, tenía un calentón increíble y estaba sólo en mi piso, así que decidí conectarme a una página web donde puedes contactar con prostitutas y hacen salidas a domicilio, las fotos de las chicas sólo se veía su cuerpo, la cara la tenían pixelada para reservar su intimidad, entre todas una de ellas me llamó mucho la atención, una chica jovencita, con unas tetas de escándalo y un culito que volvía loco a cualquier.

Llamé al teléfono que aparecía en contacto, contestó la señorita:

– Hola buenas noches.

– Hola, estas disponible para ahora mismo.

– Si, ¿Dónde sería el servicio: Domicilio, Hotel o Local? El precio es diferente según donde sea.

– Sería en mi casa (le di la dirección).

Se hizo el silencio… cosa que me extraño un poco.

– Ok, perdona por la espera, estaba calculando la ruta, en 30 minutos llegaré. Son 80 euros 30 minutos, 120 euros 1 hora, 300 euros hasta las 12 de la mañana (un total de 6 horas). El pago se puede hacer en efectivo o en visa.

– Vale, pues 1 hora entonces y pagaré con tarjeta de crédito.

– Perfecto, pues hasta ahora.

– Adiós.

Una vez colgué, me preparé para recibir a la señorita, a los 30 minutos exactos, llamarón a la puerta, fui a abrir y mi sorpresa fue ver a mi prima, extrañado le dije que si le pasaba algo y me dijo que no que estaba todo bien y que ella era la chica que yo había contratado.

Mi cara fue un poema… le dije que esto no estaba bien, que le pagaría igualmente por el servicio pero que se tendría que ir, ella lo rechazó y pasó para dentro de mi casa, fue directa a la habitación, yo seguía insistiendo que eso no estaba bien pero cada vez sonaba menos creíble, mis pensamientos desde hacía unos meses habían estado en follarmela.

Cuando estábamos en mi habitación, se puso cerca de mí, me plantó un beso y solo me dijo disfruta de esta hora que no olvidarás en tu vida, y empezó a desnudarme, me dejo en bóxers y se empezó a desnudar ella, cuando estaba en sujetador y tanga aprecie a un más su figura que me puso la polla tan dura que me hacía hasta daño, al ser familia me dijo que no haría falta usar condones, así que follaríamos a pelo cosa que aún hizo que mi mástil se pusiera aún más duro iba a estallar en breve.

Natalia se volvió a acercar y esta vez se fue hacia abajo, y me quitó los bóxers mi polla saltó una vez liberada de su prisión y el tamaño de mi polla la dejó muy impresionada.

Me la empezó a comer como jamás me lo habían hecho, se la metía entera en la boca, me follaba su boca casi sin dejarla respirar, lo siguiente que hizo fue quitar el sujetador y dejar libres esas tetas tan grandes que tenía, cogió mi rabo y se lo puso entre ellas para hacerme una espectacular cubana estaba a punto de correrme y se lo dije ella siguió y a los pocos segundos derrame toda mi leche en sus tetas y en su carita.

Aún quedaba bastante tiempo, pero le hice la propuesta de pasar conmigo hasta las 12 del mediodía que pagaría sin problemas, llamó a su local para decir los cambios de planes, le dieron su aprobación por lo cual toca seguir disfrutando de mi prima.

Cuando se iba a limpiar mi corrida no la dejé ya que me pone bastante ver a una chica bañada por semen, le serví una copa mientras hacía tiempo para recuperarme, al cabo de un rato mi polla volvió a resurgir, al notarlo Natalia se puso en posición de volvérmela a mamar pero le dije que de momento no, le dije que se masturbará para mí (otra de las fantasías que también me vuelven loco), ella me hizo caso se quitó el tanga lanzándomelo, esta chorreando y empecé a olerlo mientras ella se iba tocando, se metió un dedo, al cabo de un rato otro y hasta un total de tres dedos estaban en su interior, yo me la estaba machacando viendo el gran espectáculo y cuando Natalia llegó al orgasmo yo no duré mucho más y vacié la carga de mis huevos en su dulce carita, era la segunda corrida y solo había pasado 1 hora.

Volvimos a relajarnos con otra copa, ver a mi prima a mi lado, desnuda, bañada de dos corridas tuvo la consecuencia que mi polla volvió a ponerse erecta en poco tiempo, ahora sí que llegó el momento de follarmela, nos metimos en la ducha, para quitarle todo el semen que bañaba su cara y sus pechos, y mientras refregábamos nuestros cuerpos, Natalia se puso a chupármela de nuevo, me hizo otra espectacular cubana esta vez aún más rápido que la anterior, le comí su coñito para que estuviera listo para recibir mis 23 centímetros de carne, una vez ya estábamos listos se la metí, la follada era sensacional, Natalia se movía como una gran profesional, cuando estaba a punto de correrme avise, se quitó mi polla y bañe de nuevo su cara y sus pechos era la tercera corrida, pero por la cantidad que salió no lo parecía.

Nos limpiamos, tomamos otra copa y tuvimos una conversación del motivo por el cual era prostituta, me dijo que era porque le ponía mucho follar con extraños y encima recibir una buena suma de dinero.

Descansamos un rato, y cuando estaba dormido noté como alguien tocaba mi polla, Natalia se había levantado bastante cachonda, era casi la hora de irse por lo que quiso hacerme otra comida de polla de las suyas, entre chupada y chupada descargué mi leche dentro de su boca y Natalia muy agradecida se tragó su regalo.

Nos duchamos juntos, ella se vistió, le pagué los 300 euros por las 6 horas de sexo más maravillosas de mi vida y antes de marchar me dijo:

– Primo, cuando vuelvas a estar cachondo llámame y tendrás una sorpresita por el mismo precio.

Le sonsaqué cual era la sorpresita por si merecía de nuevo la pena llamarla, esto último solo era para chincharle un poco , y me dijo que tenía una amiguita llamada Ana que se moría por probar una rabo grande y que estaría encantada de comerse el mío.

La llamada la hice al cabo de unos días, pero eso es ya otra historia….

Leave a Reply

*