Mi primer trío

Hola, mi nombre es Adrián y la historia que os voy a contar es real y ocurrió cuando yo tenía 22 años. Antes de empezar os pondré en antecedentes.

Cuando tenía 20 años conocí a una chica que se llamaba Andrea, en aquel momento ella acababa de cumplir los 18 años. Andrea era una chica bajita, medía solo 1,51, su pelo era castaño y sus ojos marrones. Además era bastante delgada, lo que hacía que su pecho de la talla 90 pareciese bastante más generoso. Realmente era una chica preciosa y tuve la suerte de que pasó a ser mi novia. Andrea todavía era virgen en aquel momento, ella necesitaba confianza antes de dar ese paso, así que tardé cuatro meses en conseguir tener sexo con ella.

Fuimos felices y estuvimos enamorados durante 11 meses hasta que llegó el día en el que ella me dejó. Aquel fue un golpe duro para mí, aquello me hizo ser consciente de lo que la quería pero ya parecía ser demasiado tarde. O eso parecía.

Pasaron dos meses cuando ella volvió a contactar conmigo. No tardamos ni una semana en volver a quedar y volver a acostarnos. Decidimos probar a ser amigos con derecho a roce, yo pensaba que aquello acabaría en relación otra vez pero me equivoqué y a los quince días ella decidió que no era buena idea que nos acostásemos. Así que decidimos ser amigos pero ya sabéis que es casi imposible ser amigo de una ex y acabamos por dejar de tener contacto.

Y esto nos lleva al momento de la historia que os voy contar. Ya hacía casi un año desde la última vez que había visto a Andrea. Cuando lo dejamos, los primeros meses fueron un poco duros pero en aquel momento todo volvía a ser genial. Había olvidado a Andrea y volvía a ser un soltero que aprovechaba la soltería.

Y un día cualquiera recibo un inesperado mensaje en mi whatsapp.

Andrea: Hola Adri, ¿Cómo estas?

Yo: hola Andrea ¡Cuánto tiempo! Muy bien ¿y tú?

Andrea: también muy bien, llevábamos tiempo sin hablar y me apetecía saber como te iban las cosas

Empezamos a hablar de lo típico, de cómo nos iban los estudios, que tal las familias… nada importante pero aún así pasamos varias horas hablando aquella tarde. Estaba bastante seguro de que la intención de Andrea no era sólo saber que tal estaba sino también volver a quedar. Todo aquel tiempo separado de ella me había echo ver las cosas con mejor perspectiva y sabía que volver a vernos era un error que no quería volver a cometer. Y además rechazarla podría ser mi pequeña venganza por haberme dejado.

Pasaron dos días desde que habíamos hablado cuando volvió a enviarme otro mensaje.

Andrea: ¿voy a tener que hablarte yo siempre?

Yo: no sabía que teníamos que hablar

Aquella respuesta no le gustó demasiado pero no impidió que empezásemos otra charla banal. Otra vez la charla duró horas, yo me mostraba algo indiferente y ella no dejaba de sacar temas de conversación hasta que sacó uno algo más incómodo que los anteriores.

Andrea: ¿y que tal de chicas? ¿has ligado mucho?

Yo: jajaja, no creo que sean temas para tratar con mi ex novia

Andrea: no tiene por que ser un tema prohibido, dijimos que seríamos amigos

No tenía muchas ganas de hablar de mis ligues con ella pero si tenía curiosidad por saber los suyos, así que cedí.

Yo: he estado liándome con 3 chicas

Andrea: no pierdes el tiempo

Yo: no son tantas, ¿tu con cuantos?

Andrea: yo con dos

Yo: sólo es uno menos jajajaja

Ella me preguntó como las había conocido y me contó como conoció a los suyos. Eran dos chicos que había conocido en dos noches de discoteca, nada especial. Dejamos ese tema de lado para hablar de otras cosas hasta que ella quiso volver al tema.

Andrea: ¿puedo hacerte otra pregunta sobre tus ligues?

Yo: si claro

Andrea: ¿te has tirado a las 3 chicas?

Notaba como a Andrea le interesaba el tema y como que aquello la picaba un poco.

Yo: si ¿y tu a los chicos?

Vio el mensaje pero tardó casi cinco minutos en responder.

Andrea: no, ya sabes que me cuesta coger confianza, no soy como tu

Yo: entonces, ¿desde que lo dejamos no te has acostado con nadie?

Andrea: no Adrián, sigues siendo el único

Cuando lo dejamos me agobiaba la idea de que otro chico se la follase y saber que eso no ocurrió me gustó mucho.

Yo: no pasa nada, ya encontrarás a alguien con el que tengas confianza ¿ninguno de los dos era un chico majo?

Andrea: el primero no mucho, era un chico muy sobón en la discoteca así que ni siquiera le di mi número y el segundo si era majo

Yo: ¿y que pasó?

Andrea: lo conocí una noche de fiesta, se llamaba Victor

Al saber su nombre entré directamente en el perfil de Andrea en una red social para buscar al chico entre sus amigos. No tardé mucho en encontrarle y la verdad me gustó ver como ella perdería con el cambio. Era un chico muy normalito, con el pelo muy corto, ojos pequeños que no podía identificar el color y unos 15 kilos de más. Pero si parecía un buen chico.

Andrea: No llegamos a liarnos, yo estaba bastante borracha y el no quiso aprovecharse

Yo: ¿entonces ni os besasteis?

Andrea: no pero el le pidió mi numero a una de mis amigas y luego me habló al día siguiente

Yo: ¿y que ocurrió?

Andrea: al principio no le hice mucho caso porque no era mi tipo físicamente pero al hablar más con el me pareció buen chico y tonteamos un poco. Empezamos a hablar de quedar para conocernos mejor, me propuso ir al cine y yo le dije que mejor ver una película en su piso porque vive solo

Yo: ¿a ver una película a su piso? Pero se iba a pensar que querías tirártelo

Andrea: es que eso quería

Yo: es decir ¿que yo tuve que esperar cuatro meses y con este ibas a hacerlo la segunda vez que lo ves?

Andrea: se me pasó por la cabeza y quedamos para vernos en su piso pero el día antes me arrepentí y cancelé el plan, necesito mucha confianza para llegar a eso

Este fue el momento en el que me di cuenta de que ya no sentía nada por ella. El hecho de que ella fuese a acostarse con otro no me molestaba, me excitaba. Todo lo que ella sabía del sexo lo había aprendido de mí y había estado a punto de compartirlo con otro.

Yo traté de quitarle toda la información posible, quería saber mas sobre su casi encuentro sexual pero poco mas había que contar.

Yo: ¿y porque no seguiste conociéndolo más poco a poco?

Andrea: supongo que a él no le gustó que cancelara el plan y no volvió a hablarme. Supongo que después eso pretendería que yo le hablase pero no estaba tan interesada en él.

Yo: pero háblale tú de nuevo al chico, así tienes con quien entretenerte

Andrea: había pensado otra cosa, realmente he hablado contigo con segundas intenciones.

Yo: ¿Qué intenciones?

Sabía perfectamente que era lo ella quería, lo mismo que la última vez que habíamos recuperado el contacto.

Andrea: no quiero que te sientas presionado a aceptar pero tengo demasiadas ganas de sexo y había pensado que podíamos volver a acostarnos. Ya tenemos confianza, nos llevamos bien y en la cama nos entendemos, ¿te parece buena idea?

Tenía que responder rápido, me apetecía rechazarla pero Andrea está realmente buena y no me gusta desperdiciar este tipo de ocasiones. No sabía aún que responder cuando mi cabeza recordó la intención que había tenido Andrea de follarse a otro que tanto me había excitado.

Yo: si, me apetece mucho volver a acostarme contigo

Se alegró bastante con mi respuesta y empezamos a concretar los detalles de nuestro futuro encuentro antes de despedirnos.

En mi cabeza afloraban las ideas, quería volver a follarme a Andrea pero sólo eso, ni quería volver a ser su pareja, ni estaba especialmente interesado en ser su amigo. Así que no veía ningún motivo por el que no asumir ciertos riesgos.

Entré en la red social en la que había encontrado al chico que tonteó con Andrea y tras pensármelo unos minutos le envié un mensaje.

Yo: Hola, me llamo Adrián, soy el ex novio de Andrea, una chica con la que estuviste en contacto hace unos meses. ¿te gustaría follártela?

Tardé menos tiempo del que pensaba en recibir una respuesta.

Víctor: Si

4 días mas tarde…

_hola, ¿Adrián? –dijo Víctor cuando le abrí la puerta de mi piso

_si, encantado –dije dándole la mano e invitándolo a entrar

_¿crees que esto saldrá bien?

_no lo se, si no sale bien ¿pierdes algo?

_no, no la iba a volver a ver de todas formas

Nos fuimos al salón y estuvimos charlando un rato, parecía un buen chico aunque entiendo que a Andrea no le gustase del todo porque físicamente ella está bastante por encima del chico.

_Andrea llegará en una hora –le dije

_uff, muchas gracias, no hay muchas oportunidades de montárselo con una mujer así

_ya me lo agradecerás si al final sale todo bien

Estuvimos conociéndonos un buen rato hasta que sonó el timbre. Era Andrea, así que el plan se ponía en marcha y Víctor tenía que esconderse.

_Hola Andrea, ¿Cómo estás? –dije dándole dos besos

_Hola, muy bien, tenía muchas ganas de verte

Era época de calor y ella venía bastante ligerita de ropa. Llevaba unos shorts vaqueros, una camiseta blanca sin mangas con un estampado de colores y unas sandalias de tacón. Estaba tan preciosa como siempre.

_había pensado que podíamos… ya sabes… follar antes de salir a cenar –dijo con voz tímida

_yo también había pensado lo mismo

_menos mal, no quería parecer tan salida pero solo con pensar que hoy iba volver a tener sexo he estado cachonda todo día

_me alegro de eso, ven

Me la llevé a mi habitación y al entrar ella reparó un una bolsa floreada que había sobre la cama.

_¿que hay en la bolsa?

_míralo tú

Andrea se sentó en la cama y cogió la bolsa.

_¿nata? –dijo al sacar un bote nata montada de la bolsa

_si, lo hablamos alguna vez y nunca llegamos a hacerlo

_me parece bien –dijo con una risa vergonzosa

_hay algo más

_esto es… -dijo sacando un antifaz rosa y negro

_un antifaz

_esto si que no lo hablamos nunca –dijo mientras se lo ponía en la cabeza como si fuese una diadema

_me pareció una buena idea

Me acerqué a ella y empezamos a besarnos, se notaba que ella tenía ganas.

_que bien besas cabrito –me dijo al liberar sus labios

_quítate la camiseta, quiero tomar un poquito de nata en esas tetas, seguro que ya me echan de menos

Andrea se colocó de rodillas sobre la cama y se quitó la camiseta rápidamente antes de hacerse la remolona para quitarse el sujetador con la intención de excitarme. Liberó al fin sus pechos y con la nata cubrió uno de sus pezones. Que ganas tenía, me acerqué a ella y le chupé uno de sus pezones llenando mi boca de nata. Luego repetimos lo mismo en el otro pezón.

_uff, que bien –suspiró Andrea

_está bastante rica ¿quieres probarla?

_mmmmmm si –dijo sabiendo perfectamente como iba a probarla

_ponte el antifaz

Andrea me hizo caso y cubrió sus ojos con el antifaz. Yo me acerqué al borde de la cama y me bajé lo justo los pantalones para liberar mi polla. Ella no podía verme, así que agarré su mano y se la coloqué en la base de mi polla para que se ubicase. Ella no tardó nada en acercar su boca y hacer que mi polla se perdiese lentamente en su boca.

_¡glupppp! ¡gluuuuuuup! –sonaba ella empezando a mamar con mucha suavidad

_¡oh! ¡Andreita! no me acordaba lo bien manejabas la boca

_¡mummm! Quiero que te guste ¡glupp! ¡glupp! Pero no le has echado nata

_chúpala un ratito más y le echo nata

Miré hacia el armario donde Víctor estaba escondido e hice gestos para que saliese. Víctor abrió el armario sin hacer ruido y se acercó despacito hacia nuestra posición. Una vez a mi lado se bajó sus pantalones cortos, no llevaba ropa interior y liberó su polla casi erecta.

_voy a echarle nata cariño –le dije sacando mi rabo de su boca

Víctor agarró el bote de nata y se echó un poquito el la punta de su polla, por suerte de un tamaño ligeramente inferior a la mía, así que Andrea no notaría la diferencia. Acercó su miembro a la boca de Andrea que al notar su presencia se lo llevó directamente a la boca.

No me había equivocado, ver a Andrea con el miembro de otro chico en la boca me excitó muchísimo. Víctor me miró y me hizo un gesto de victoria con sus dedos.

_mmm ¡ohhhmmm! –gemía Víctor con cuidado para que no se descubriese el pastel

_glup…glup…glup… zi que ezta rica –dijo con la boca llena

_que bien la chupas Andreita –dije yo desde la esquina de la habitación como si me la estuviese chupando a mi

_¡glup! ¡glup! He tenido un buen maestro

Cada vez Andrea chupaba con más intensidad y Víctor ponía caras de auténtico placer mientras evitaba gemir lo máximo posible.

En un momento Andrea soltó la polla de Víctor de su boca para coger aire pero este estaba tan caliente que no le dejó respirar ni un segundo. Bruscamente metió su polla en la boca de Andrea, colocó sus manos sobre la cabeza de esta y empezó a follarle la boca sin ninguna piedad.

_¡Uhhnnmmgg!¡Glug!¡Ugh!¡Uhhmmmgg! –trataba de protestar Andrea por la brusquedad de Víctor mientras su saliva se caía por sus labios y empapaba la polla de Víctor

Poco a poco Andrea se adaptaba al ritmo que imponía Víctor. Yo estaba muy excitado, así que me desnudé del todo y empecé a masturbarme.

Cuando Víctor se sintió satisfecho sacó su polla de la boca de mi ex amor, me miró y me hizo un gesto con los brazos dándome a entender que quería follársela ya.

_ahggg, casi me ahogo, has sido muy brusco, eres un bruto –dijo Andrea cuando Víctor sacó la polla de su boca

_lo has hecho genial, estoy muy orgulloso de ti –le dije a Andrea mientras yo miraba a Víctor y le guiñaba un ojo

_ha sido muy excitante, ha provocado que mi coño esté chorreando

_ahora me encargo de eso

Andrea sonrió y se bajó las braguitas rosas. Su coñito estaba completamente depilado y visiblemente húmedo. A Víctor se le hacía la boca agua.

_vamos, ven –dijo echándose las manos al antifaz para quitárselo

_no –dije rápidamente mientras evitaba que se lo quitase

_¿porque no?

_quiero follarte un rato sin que me veas

Andrea no preguntó más, se tumbó en la cama y esperó a que yo me acercase. Pero obviamente no fui yo el que se acercó.

_quizá esté un poquito cerrado, hace tiempo que no lo uso –dijo al sentir el miembro de Víctor rozando su coñito

_no te preocupes, yo te lo abro –le dije mientras Víctor empezó a introducir su polla en Andrea

_AaahhhhHH –empezó a gemir Andrea después de tanto tiempo sin una polla dentro

Víctor empezó a follársela, no creo que nunca se haya follado a una chica tan excitante como Andrea y eso se notaba en la intensidad y las ganas que le ponía a la follada.

_¡¡ohhh!! Ummm que bien, ¡como necesitaba esto! –gemió Andrea

_me alegro, si te molesta quítate el antifaz –propuse yo esperando que no quisiese parar el juego al ver lo que estaba ocurriendo

_mmm ¿puedo? ¡ohh! ¡ummm! –gemía con las buenas investidas de Victor

_claro cariño

Andrea se quitó en antifaz, y entre que abrió los ojos y se colocó el pelo tardó dos segundos en darse cuenta de lo que estaba pasando.

_¿QUE? ¿QUE COÑO….? –dijo al ver que era Víctor quien se la follaba

_hooo…la –dijo nervioso Víctor que había frenado la follada pero su polla todavía estaba dentro de Andrea

_¿VICTOR? ¿QUE COÑO ES ESTO? –se notaba que se estaba enfadando

Yo empecé a reírme y Víctor hizo lo mismo tras sacar la polla del coño de Andrea. Supongo que lo hicimos para tratar de sacarle hierro al asunto.

_NO LE VEO LA GRACIA –dijo mientras se cerraba de piernas como si pudiese ocultar algo a esas alturas

Para bien o para mal las cartas estaban echadas. No tenía sentido dar un paso atrás.

_no te quejes Andrea –dije acercándome a ella

_¿QUE NO ME QUEJE? ¿OS PARECE NORMAL ESTO?

_si, te estamos ayudando, este empujón es bueno para ti

_¿bueno para mi? –respondió extrañada

_si, no quisiste follarte a este chico y ahora estás disfrutando como una niña con su polla, ¿es una buena polla verdad?

_… –evitaba responder Andrea

_¿a que si Andrea?

_si –dijo bajando la cabeza

_y eres una buena chica, ¿no querrás dejar a esa polla a medias?

_no –dijo tardando unos segundos

_¿porque no le enseñas como te enseñé a follar? Móntalo como te enseñé

Era obvio que el calentón de Andrea era importante en ese momento y fue incapaz de frenarse. Se levantó de la cama y agarró de la mano a Víctor invitándolo a tumbarse en la cama. Andrea se colocó sobre el chico agarrando su polla y orientándola a su coño. La polla empezó a perderse en el coño de Andrea ante los nuevos gemidos de esta. Nunca había visto a Andrea desde esta perspectiva y era espectacular ver como movía las caderas. Mientras yo, les miraba y me masturba.

_uff ¡siiii! Que bien te mueves mmmm ¡sigue así!

_¡¡ohh siii!! Que gusto da montar este rabo –decía mientras movía sus caderas con intensidad apoyando su mano sobre el pecho de Víctor

Llevaban un rato follando, aquella escena me tenía loco, no esperaba que me gustase tanto ver eso. Me acerqué a la cama, me puse de pié sobre la misma y coloqué mi polla cerca de la boca de Alicia mientras ella seguía montando a Víctor.

_lubrícame el rabo –le ordené

_¡¡glup!! ¡¡glup!! Ahjjjggg ¡¡glup!!

_bien Andreita ¡¡ohhh!! Escúpele, quiero que esté muy lubricada

Andrea seguía mis órdenes. Comerme la polla y montar a Víctor al mismo tiempo hacía que sus movimientos fuesen más torpes. Pero eso solo era momentáneo. Saqué la polla de la boca de Andrea, estaba totalmente mojada con su saliva.

Me coloqué detrás de Andrea, quería follarle el culo mientras Víctor hacía lo mismo con su coño. Empecé a meterle la polla por el culo poco a poco esperando que Andrea no rechazase la doble penetración.

_¿QUE HACES ADRIAN? –protestó al sentir mi polla

_lo sabes perfectamente putilla

_si, pero… -la interrumpió Víctor dándole un tórrido beso mientras yo aproveché para clavarle mi polla mas al fondo en su culo

_¡¡¡Mmmmhhhhhhhh!!!!¡¡¡¡Mnnnñññññggg!!!! – trataba de gritar Andrea, pero Víctor se negaba a liberarle la boca

Ahora Andrea ya no llevaba la follada, fuimos Víctor y yo los que empezamos a marcar el ritmo ante los gemidos de la mojigata de mi ex novia.

_¡¡Mmmmnnnn!!¡¡Ggggnnnnhhgggg!! – gritaba mi Andrea mientras seguía tratando de liberarse del beso de Victor

Poco a poco Victor y yo sincronizamos nuestros movimientos y el dolor de Andrea empezaba a convertirse en placer.

_¡vaya culito tienes nena! Ufff no se como entran dos pollones en ese cuerpo tan pequeño

_¡Uff! Y no veas que calentito esta el coñito –dijo Víctor tras liberar la boca de Andrea

_¡¡Oohhhh!!¡Siiiiii!¡Oh si! Dios mío, clavármelas hasta el fondo. AHHH SIII ¡SEGUIR ASÍ!

_Es igual de puta que cualquier otra zorrita, hace dos días presumía de que no follaba con cualquiera y ahora tiene dos rabos dentro –dije directamente a Víctor

_que razón tienes ¡¡iohhh!! ¡¡ohh!! ¡¡OHHHH!! Es otra puta cualquiera

_¡¡Ahhhhh!!¡¡Nnnngggg!!¡¡Siiii…me gusta…me encanta ¡denme más! ¡denme mas fuerte!

Así estuvimos un buen rato, Víctor y yo totalmente acompasados mientras los gritos de Andrea resonaban por toda la casa. Hasta que esta empezó a retorcerse, era lo que hacía cuando empezaba su orgasmo.

Yo también estaba a punto de correrme, saqué mi polla de su culo y la acerqué a su cara mientras empezaba a masturbarme. Víctor, al verme, hizo lo mismo que yo y ambos nos quedamos de pié sobre la cama mientras Andrea se ponía de rodillas y esperaba que la bañásemos en semen.

_¡joder! ¡hija de puta! Ya no aguanto más –dije yo a escasos segundos de correrme

_si, dádmelo todo, llenarme de leche

Mi primer chorro de semen fue directo disparado a su pelo y al momento Víctor también empezó a correrse. Nuestra leche empezó a mojar el cuerpo de Andrea, desde el pelo hasta las piernas.

_joder, que calentita está vuestra leche, ahh siii… me gusta

Fue muy excitante ver como nuestro semen caía por su cara, sus pechos… y un último chorretón de Víctor que fue directo a su boca.

Aquella fue una noche genial, luego fuimos a cenar los tres juntos. Con el paso de las horas Andrea parecía arrepentirse de lo que había pasado pero sinceramente, me da igual.

FIN

Espero que os haya gustado esta historia, os dejo mi correo y dirección de Skype por si queréis decirme algo.

Leave a Reply

*