Mi profesor de Psicología

Hola mi nombre es Luisa,tengo 22 años estudio docencia en la UNMSM, soy algo tímida pero si me atrevo a contar las cosas que me suceden en la universidad por este medio, ya que es un tanto discreto, mis amigos me conocen como “Lu”. Yo no estoy acostumbrada a vestir con “minis” como los hacen algunas de mis compañeras de clase, a pesar que mis amigos me dicen que no me caería nada mal, sólo un par de veces me atreví a usar un buzo blanco bien ceñido por que no tenía mas que ponerme ese día y tuve que usar prestado el de mi hermana Gloria, (el buzo era de ella) con lo cual creo yo mis amigos y compañeros me vieron y ahora opinan que debería usar ese tipo de ropa.

En mi centro de estudios hay un profesor de Psicología de 45 años que la verdad me atrae bastante, nunca me atreví a decircelo pues es casado y tiene 1 hijo llamado Jorge; el cual esta enamorado de mi pero yo no de él, sino, de Alberto su padre (mi profesor). Jorge estudia en la Pontificia Universidad Universidad Católica del Perú, él viene a visitarme hasta la universidad y me hace muchos presentes; ropas, zapatos, perfumes y por mi cumpleaños que fue en el mes de Julio me regaló una linda cartera de cuero marrón, los cuales los acepto con mucho gusto.

Un miercoles por la mañana Jorge me llamó al celular para invitarme el fin de semana en su casa debido a que su familia realizaría una reunión familiar por el cumpleaños de Alberto, mi profesor. Acepte la invitación con la intención de socializar y conocer más la familia de Jorge y por que no decirlo, estar cerca a mi profesor de Psicología. Llegó el fin de semana y ese día quise ir “linda” si bien no llevé una minifalda como prenda, si llevé un vestido de seda rojo un tanto escotado y por encima de las rodillas pero sin llegar a la exageración, llevé los hermosos zapatos dorados que me obsequió Jorge hace no más de una semana. Cuando llegué acompañada de Jorge a la reunión a eso de las 10 p.m. me dió la impresión que casi todas las personas del lugar voltearon a verme debido a que yo era la única mujer de la reunión aparte de la esposa de Alberto, y es que la reunión ya estaba por terminar debido a que empezó a rededor de las 7 p.m. y era algo brebe, le reclamé a Jorge en voz baja y este me dijo que lo disculpara que no sabía que acabaría tan temprano, no me quedó otra que entrar y saludar a los poco presentes entre ellos al dueño del santo; Alberto, el cual miraba por primera vez mis morenas piernas, yo me encontraba una tanto avergonzada y algo exitada por que Alberto miraba con mucho disimulo mi cuerpo entero mientras yo conversaba con su hijo de cosas de la universidad. Pasaron 20 minutos cuando todos los invitados se despidieron de Alberto y su familia, cuando yo me dirigía a despedirme de Alberto, el se anticipó pidiendome que me quede un momento para conversar sobre mis trabajos en clase, me sorprendió mucho por que lo hizo cuando Jorge se fué a los servicios y su esposa estaba en la cocina, se acerco mas a mi con esa voz tan varonil tocandome la pierna de un modo que no parecía grosero y me pidio que por favor pase a su oficina para ver los trabajos, yo me puse nerviosa y sólo le dije “porsupuesto”; ya en la oficina Alberto empezó a alagarme de una forma que nunca lo había hecho, pues el licor al parecer cambió su forma de comportarse con migo, empezó a decirme que le gustaba mis piernas y se veían lindas, yo sólo lo miraba sorprendida y algo extrañada por las cosas que me decía hasta que se me acercó y empezo a querer sacarme el vestido, fue cuando le mandé una bofetada por impulso, nos quedamos de pié mirandos por unos segundos cuando el reaccionó y de una jalón me rompió el vestido….

Luisa (yo): profesor que hace!!!

Alberto (profesor): acaso crees que soy un idiota y nosé por que has venido así?, vienes a mi casa y delante de mi esposa a provocarme de esa manera?

Luisa (yo): pero que cosas dice profesor!!! su hijo me invito por que hoy era su cumpleaños.

….Fue cuando en ese momento Alberto saco su pene y empezó a frotarselo frente a mi, yo me quedé impactada ante tal escena, lo más increíble no podía moverme sólo observaba tal acontecimiento….

Alberto (profesor): te gusta verdad?, mira como estoy, mira como me pones.

Luisa (yo): !!!

Alberto (profesor): no vas a decir nada?

Luisa (yo): es…es enorme.

Alberto (profesor):y que tal te gusta no?

….Nosé si por que era psicologo o por que yo estaba enamorada de él pero era como si el pene de mi profesor me hipnotizara….

Alberto (profesor): ponte de rodillas y usa tu boca Luisa se una buena alumna.

Luisa (yo): profesor su hijo podría venir en cualquier momento.

Alberto (profesor): el no tiene autorización de entrar salvo que yo lo permita, el cre que yo te estoy haciendo el informe de tu trabajo y como sabes bien yo me tomo mi tiempo, de rodillas!!!

….Ese día podría jurar que me temblaban las piernas, accedí ante tal petición, aparte que también era mi gran oportunidad de tener algo con mi amado profesor, agarré su pene y empezé a mamarselo inexpertamente, era mi primera vez haciendo algo como eso….

Alberto (profesor): ahhh! Luisa, que boca Luisa ahhhhh!!

Luisa (yo): profesor es usted un infiel.

Alberto (profesor): y tu una puta, sigue mamando no pares.

Luisa (yo): si mi amor.

….Fue cuando Jorge llamó a la puerta….

Jorge (hijo): Luisa!! se van a demorar??

Luisa (yo): !!!

Alberto (profesor): si hijo ve a descanzar, yo llevaré a Luisa a su casa.

Jorge (hijo): no te preocupes yo la espero, estaré en mi cuarto Luisa.

Luisa (yo): okey Jorge!!!

….No se que pasó en esos minutos de lujuria que saque la puta que toda mujer lleva dentro, empecé a chupar ese pene con más esmero y sensualidad, pude notar que ese trozo de carne se ponía más tenso y venoso y a los segundos explotó todo su semen en mi rostro, senos y piernas, en ese instante reaccioné y me levante….

Luisa (yo): que hise!!

Alberto (profesor):lo hisiste bien cariño, lo hisite bien, estás aprobada…

Leave a Reply

*