Mi profesora, terror de todos,el amor de mi vida

Me despierto con los llamados insistentes casi molestos de mamá para que me levante, hace frio y para colmo de males hoy es mi primer día en el colegio nuevo, por el trabajo de mis padres ya me he cambiado de casa unas 5 veces y de colegio 3, incluyendo esta vez… Odio tener que despedirme de mis amigos y hacer otros nuevos, me cuesta hacerme de amigos, soy algo tímida y además, mi familia es de buena posición económica, todos o la mayoría creen que soy la típica chica con dinero que no le gusta nada, y no es así…

Me llamo Isabel, tengo 18 años y curso el ultimo (gracias a dios) año del colegio, tengo un hermano mellizo que se llama Ivan, mido 1’60 metros , tengo el pelo castaño largo y ojos azules, es lo que más me gusta de mí, resaltan mucho.

Siguiendo con lo que les decía, me levanto, me baño y me visto, voy a la habitación de Ivan y le pregunto si ya está listo, tiene la misma cara de malas ganas que yo, a la cual solo sonreímos y bajamos. En la sala están mis padres, Ester y Jose, tienen 46 años los dos y se siguen amando como el primer día. Desayunamos todos juntos y papá nos lleva al colegio, bajamos y entramos… Era muy grande en verdad, como habíamos visto fotos, ya nos ubicamos más o menos en nuestro curso, somos compañeros entonces si me pierdo, Ivan se pierde conmigo… Entramos al curso y como nosotros entramos 3 días después del primer día, todos estaban organizados en sus lugares y ya eran amigos de los años anteriores, todos nos miraron y nos empezaron a saludar muy amigables, atrás de nosotros llego la preceptora y nos presentó, algo que estaba de más porque ya lo habíamos hecho solos.

Ivan se hizo de amigos muy rápido, yo solo me hablaba con 2 chicas, Brenda y Victoria, me prestaron algunos apuntes que tenían y me hablaron de los profesores…

V: Hay una de la que te tenes que cuidar… Es de lo peor esa vieja Isa

Yo: Porque? No me asusten chicas jaja

B: Es de Literatura, también da psicología pero nosotros la tenemos en esa asignatura… Dicen que seduce a alumnas y las mata –muy seria-

V: Si, también dicen que su familia era mafiosa y que ella ahora sigue con el negocio familiar

B: En fin, vas a escuchar muchas cosas de ella, solo tene cuidado si Isa?

Yo: Chicas, creo que son solo historias tontas, seguro no es tan mala como dicen…

Literatura tenían luego del siguiente recreo, en ese recreo yo le conté a mi hermano lo que me habían dicho, Ivan me dijo “Por otro lado, los chicos dicen que la profesora esta que parte la tierra”, le pegue en el brazo y entramos a clases, todos hablaban de sus cosas y se callaron de golpe al ver que entraba ella al salón, si… Ahí estaba la profe de Literatura.

Es difícil de describir físicamente ya que me quede perdida en sus ojos verdes, alrededor de la pupila tenía una aureola gris, más me llamaron la atención, era rubia y tenía alrededor de unos 35 años, no los aparentaba pero si se vestía tan formal que daba mucha autoridad apenas entraba a cualquier lugar con sus tacones, pantalones apretados y su saco… En fin, Ivan y los chicos tenían razón, la profe partía la tierra. Se dio vuelta a escribir su nombre en la pizarra y ahí lo confirme. Rebeca es su nombre… Y más miedo que me quisieron meter mis amigas, tenía muchas ganas de articular ese nombre en su oído miles de veces…

La clase paso normal, no hizo que nos presentemos, ella nos dijo que ya estaba al tanto de nosotros y que además a los demás compañeros ya los conocía de años anteriores, me emocionaba muchísimo cada vez que ella me miraba explicando sus clases, sentía que toda la clase era solo para mí, ni les cuento lo que sentía cuando leía algún poema de amor…

No me pareció para nada mala, a mis compañeras si… Seguían con ese “miedo” pero ella casi no les prestaba atención.

A las 2 semanas después teníamos un acto muy importante en el colegio, teníamos que ir con uniforme, no me gusta llevar puesta mi pollera y además, no es por nada, pero los chicos me miraron casi todo el acto… No se anima ninguno a decirme algo porque saben que soy hermana de Ivan, él es jugador de rugbi, tiene sus muy debidos músculos y todas mis amigas me cansan para que les hable de ellas… Estando en el patio del colegio con mis amigas vemos que Rebeca está hablando con el profesor de matemática, no sé si me dio más rabia verla tan simpática con el o los comentarios de mis amigas que decían algo como “ahora le da por los hombres?” “pobre profesor”, no me di cuenta cuando se fueron a comprar y yo me fui al salón de computación, casi nadie iba ahí pero ese mismo salón tenía una salida a la terraza del colegio, más solitaria aun… Lo necesitaba así. Mire buscando a Rebeca y ya no estaba, “genial, ya se la llevo” pensé sonriendo con tristeza.

“Se está escondiendo señorita Isabel?” Se me tensaron los músculos a escuchar su voz, porque tiene que ser tan jodidamente sexi? Me di vuelta y ahí estaba, de brazos cruzados y mirándome esperando que diga algo…

Yo: Profesora, no… No me estoy escondiendo, necesitaba aire –le dije nerviosa de mas-

R: Ah, te sentís bien? -acercándose a mí, quedo muy cerca la verdad-

Yo: Si profe, estoy bien, usted… que hace acá? –le pregunte curiosa-

R: Necesitaba aire –sonríe de lado y sigue diciendo- Como te está yendo en el colegio nuevo Isabel? –Haciendo más sexi su voz en mi nombre-

Yo: Pues… Bien, algunos me quisieron meter miedo hablando cosas de usted, sabía lo que se dice? No puedo creer que siga hablando con usted profesora, claro… Si les hubiese creído

R: Jojana se lo que se dice de mí, inventaron algo nuevo ahora? –Me dijo sonriendo-

Yo: Que es una vampira y encontraron el cadáver de una ex alumna de este colegio en su auto, en fin… Que te tengo que tener miedo y cuidado con usted –le dije muy seria-

R: Y… Les crees Isabel? –se pegó a mi tanto que podía sentir su aliento en mi cara-

Yo: No le tengo miedo, eso es absurdo… -ya muy nerviosa-

R: Deberías… -me levanto el mentón y me beso muy tiernamente, un beso tan suave y lento que pasaba de ser tierno a sexi- Estas bien? Siento que estas temblando

Yo: Si si, estoy bien profesora –tartamudeando un poco-

R: Me podes decir Rebeca, Isabel… Yo, desde que te vi el primer día de clases, tan concentrada mirándome, quiero ser más que tu profesora –acariciando mi mejilla y mirándome con una mezcla de deseo y dulzura-

Tocaron el timbre para que nos retiremos, nos pasamos números celulares y antes de que salga yo de ahí corriendo con el corazón latiéndome a mil, me dio otro beso igual…

Pasaron los días, las semanas y con Rebeca nos mandábamos mensajes, a veces me llamaba y otras veces me pedía que la llame yo a una hora determinada, algunos días quedábamos en almorzar juntas y me llevaba a casa, ahí me besaba y muchas veces nuestras manos se metían por debajo de nuestras blusas y nos tocamos las espaldas, más de eso no paso… Ivan sabía todo, yo podía confiar en por qué sabía que no iba a decir nada, solo me hacia algunos que otros chistes, pero nada más… Mis padres sabían de mi sexualidad e Ivan les dijo que salía con alguien del colegio, pero no les dijo nada más, mis padres confían en mí y saben que soy bastante cuidadosa, me dijeron que algún día la lleve a casa así la conocen, se imaginan? La cara de mi padre cuando vea que salgo con tremenda mujer? Mi madre es linda también, pero Rebeca derrocha sensualidad…

Me dieron una semana de vacaciones en el colegio porque en esa semana iban solo mis compañeros que se llevaron materias, yo tenía muchas cosas que hacer del cole pero lo que más me preocupaba era hacer una reflexión de un libro de historia, tenía que ser de 3 hojas, yo solo llegue a tres palabras “muy lindo libro”, patético… Estaba pensando sobre este trabajo cuando me llamo Rebeca…

Yo: Hola?

R: Te interrumpo en algo?

Yo: No, estaba haciendo una tarea de historia…

R: Yo te puedo ayudar, me llevo bastante bien con historia

Yo: Dm no se…

R: Nos juntemos a almorzar, veni a mi casa y te ayudo con la tarea si?

Yo: Emm estas segura Rebeca? No te quiero molestar?

Se corto la llamada, pero me mandó un mensaje con la dirección de su casa y que sea puntual

Me demore menos de una hora en arreglarme y le pedí a Ivan que me lleve en su moto, llegamos y al parecer no había nadie, le dije a Ivan que se valla, que iba a esperar. Sé que se quedó en la esquina esperando a que entre a la casa o a que Rebeca llegue.

A los pocos minutos se paró un auto y bajo ella, con el profesor de Matemática, creo que no pude disimular mi cara porque Rebeca me sonrió de lado, como si le causara ternura…

Profesor: Señorita Pereira, que sorpresa encontrarla por aquí…

Yo: Buenas tardes profesor –dándole la mano-

R: Isabel viene a mi casa a que le ayude con historia, es mi mejor alumna…

Profe: Si si, también es buena en mi clase, no le diré nada a la profe de historia jaja –guiñando ridículamente un ojo-

Se despidieron y entramos, era una casa moderna y muy grande… combinaba muy bien lo rustico con lo actual, los cuadros y los adornos. Nos sentamos en el sofá y hablamos del trabajo de historia que tenía que hacer, le dije sobre el libro y me dijo que era uno de sus favoritos, que me iba a explicar todo. Nos levantamos y ella hizo el almuerzo, yo estaba aún celosa y le respondía de forma fría y cortante. Almorzamos y Rebeca me dice…

R: Que pasa Isa? –frunciendo un poco el entrecejo-

Y: Porque te trajo el profesor? Son algo? –le solté mirándola a los ojos-

R: Jojana sabía que estabas celosa, eso significa que te importo –acariciando mi cara- Me trajo porque mi auto no quiso andar esta mañana y no, no somos nada… Él quiere, desde hace mucho, pero no me gusta y ya se lo dije –me tomo de la mano y me llevo al sofá de nuevo con una copa de vino en su otra mano- Ya no estés así conmigo Isa, me gustas vos…

Yo: En serio?

Solo me beso, como solo ella lo sabe hacer… me dejo con ganas de seguir besándola, pero me dijo que teníamos que empezar con la clase.

Pasaron unas 4 horas entre risas, explicaciones y besos, yo termine mi trabajo y ya estábamos en el sofá nuevamente, esta vez abrazadas…

R: Isa… Te tengo que decir algo –mirándome a los ojos y tomando mis manos-

Yo: Que pasa?

R: Cada vez que te beso, mis manos se van directo a tu piel, te miro con deseo, porque es lo que siento… Te deseo, de una forma inexplicable, podríamos pasar la mejor de las noches o las mejores 2 horas del mundo en mi cama, pero lo que siento ahora, es un deseo enorme de querer despertar y que estés a mi lado, el resto de mis días…

Yo no podía responder nada, me salieron unas lágrimas y solo me lance a su boca para besarla con toda la ternura que sentía… Habíamos llamado un taxi, fuimos al taller donde estaba el auto de Rebeca y me dejo en casa.

Me quede dormida pensando en Rebeca y en lo que me dijo, podría estar enamorándose de mí? Y yo de ella? Cada día me sentía mejor en sus brazos, con sus besos y ahora con esto que me dijo, sé que lo decía desde el corazón, hemos tenido muchas oportunidades para hacer el amor, yo humedecía mi ropa interior cada vez que me besaba, era tan sexi con todo lo que hacía… En fin, tome una decisión, yo también quería estar con ella en algo serio, quiero que seamos algo.

Me levante un poco temprano y solo estaba mamá preparando el desayuno…

Yo: Buen día… -aun poco dormida-

Mamá: Buen día amor, tengo que hablar con vos –sentándose en frente mío-

Yo: Que pasa ma?

Mamá: Anoche… Vi que te trajeron a casa, el mismo auto que te deja casi siempre que salís, anoche no te dije nada, pero quiero saber, con esa… mujer, estas saliendo? No vale la pena que me mientas porque anoche vi que se dieron un beso hija

Yo: Emmm mamá… -muy nerviosa con mamá mirándome atentamente- Si, es ella… No quería que supieras así, te iba a decir pero no sabía cómo ibas a tomarlo

Mamá: De donde la conoces?

Yo: Del colegio, es mi profesora de literatura

Papá: Literatura? Me gusta la literatura… -entro a la cocina interrumpiendo junto a Ivan- Que pasa con eso? No me digas que tenes que rendir amor

Yo: Papá, no…

M: Isabel, esta saliendo con su profesora de Literatura

Ivan: Woow hermanita, esa no me la esperaba, yo te felicito… -haciéndose el desentendido-

P: Pero, hija… Cuantos años tiene?

Yo: 35 Papá, pero va en serio, ya hablamos muchas veces de lo que somos, tenemos… Y ella me cuida, me ayuda y además es tan inteligente y dulce –les decía a mis padres mirándolos-

M: Creo que, sería bueno que venga a cenar con nosotros, así la conocemos mejor Isa…

P: Si, pienso lo mismo… La tenemos que conocer, saber sus intenciones

Yo: Estoy segura que aceptaría sin pensarlo, sus intenciones son buenas

Ivan: Isa ya nos tenemos que ir, vamos…

M: Cuídense mucho si? Hasta más tarde

Llegamos al colegio, hoy no tenía clase con Rebeca, en el recreo me mandó un mensaje diciendo que me extraña, que me espera en el salón de computación. Fui y ahí estaba, sentada en el escritorio esperándome, fui directo a su boca, nos besamos muy lento demostrando que si nos extrañábamos…

R: Hermosa, ya entregaste tu trabajo?

Yo: Si amor, ya lo hice, después de esta semana de vacaciones me dan la nota, seguro es buena porque me ayudaste vos –dándole un beso corto en los labios- Tengo que decirte algo…

R: Que será?

Yo: Mis padres, quieren que vengas a casa a cenar, no hoy si no puedes…

R: Hoy mismo iré a cenar a tu casa, también quiero que me conozcan Isa

Nos besamos, yo la bese mejor dicho, tenía una alegría enorme… Era viernes, Rebeca y yo salíamos en el mismo horario pero no me pudo llevar a casa porque tenía que ir a dar clases a otro colegio, me dijo que a las 9 de la noche estaría en mi casa, que va a llevar un vino y que estaba ansiosa, yo sé que era verdad… Era la primera vez que veía a Rebeca nerviosa, llego a mi casa y casi no hablaba de los nervios que tenía, era muy tierno verla así y a la vez chistoso.

Cenamos, mis padres la invadieron con preguntas, Rebeca se fue soltando y ya se sentía más cómoda, les respondió y luego cuando terminamos y serví el café les pidió a mis padres si podíamos salir a un bar, era viernes y como no me lleve materias a rendir, quería festejar… Mis padres dijeron que si, pero que regrese a las 5, Rebeca y yo les agradecimos, subí a cambiarme y cuando baje estaban todos riendo, mi mamá le mostro una foto mía durmiendo en calzones cuando era bebe… “te ves adorable amor” me dijo Rebeca, hice una mueca de enojo, pero estaba avergonzada.

Nos fuimos, no sin antes agradecerles a mis padres y a Ivan por aceptarla, mamá me dijo que nos cuidemos y subimos al auto, “a dónde vamos?” le pregunte, “a dónde quieres ir? Me respondió Rebeca, “quiero que me lleves a tu casa Rebeca” mirándola directo a los ojos. Rebeca no dijo nada, solo sonrió y me llevo a su casa.

Entramos y apenas cerró la puerta le tome la mano y la lleve a su habitación, “que haces Isa?” escuche que dijo cuándo cerré la puerta tras de mí, “quiero ser tuya Rebeca, solo eso… Esto no es de una sola noche o de solo 2 horas, quiero ser tuya desde esta noche y hasta cuando dure, que espero que sea mucho tiempo” le dije rosando mi boca con la suya, abrazándola sobre los hombros… Rebeca no dijo nada, pero me beso, nos besamos con pasión y entrega, nos desnudamos pero nos dejamos la ropa interior, me acostó en su cama y no nos dejamos de besar, me saco lo que quedaba de mi ropa interior y yo a ella como pude, me beso los pechos, con mucho deseo y empecé a gemir lento, Rebeca me los succionaba y mordía un poco, me estaba volviendo loca… Yo le rasguñaba la espalda muy suave, eso le encantaba. Bajo una de sus manos y toco mi vagina, muy lenta y suave, estaba muy mojada ya, Rebeca me miraba y me empezó a penetrar, era mi primera vez y estaba entregándome a ella… A la persona que siempre espere, me salió un gemido alto y Rebeca me beso para calmar el dolor, me siguió penetrando cada vez con más velocidad y estaba a punto de llegar cuando paro y bajo directo a mi entre pierna “que haces Rebeca?” no dijo nada y siguió, sentí su lengua sobre mi clítoris, jugo con el muy poco tiempo porque llegue al orgasmo, acabe en su boca y me limpio con su lengua de nuevo, subió y yo misma la bese con el doble de deseo que sentía ya… La di vuelta y me puse sobre ella, le hice lo mismo que ella a mí, escuchaba sus gemidos y sentía que llegaría de nuevo sin que me toque. Hicimos el amor, fue hermoso porque ella es hermosa… Tuvimos 3 o 4 orgasmos, quedamos tendidas en esa cama ya desarmada entera.

R: Mi niña… Solo mía, para siempre –besándome lento-

Yo: Solo tuya mi amor….

R: Sos mi novia desde hoy Isabel, prometo cuidarte, cuidar esta relación tan bonita que tenemos, quiero que esto dure mi vida, está bien?

Yo: Te amo Rebeca… -nos volvimos a besar-

Nos dijimos cuanto nos amamos hasta que se hizo la hora de irme, Ivan me espero en casa despierto para que le cuente todo, le conté pero obvie los detalles. Me fui a dormir con la mejor de mis sonrisas…

Hoy tengo 20 años, han pasado 3 años de esto y saben qué? Me estoy por cambiar para mi casamiento, con Rebeca, obvio! Mañana nos vamos a vivir juntas, somos muy felices desde que nos conocimos, hemos tenido alguna que otra discusión, pero nada que no se arregle con besos y caricias.

FIN.

Leave a Reply

*