Mi tío, mi fotógrafo personal

Necesitaba un poco de respiro, mi vida pasaba por un caos personal, mi marido me había dejado por otra, se había casado, había reconstruído su vida de un día para el otro y era feliz….o no…no viene al caso.

Y Yo? Que? Nada, más que un par de polvos sin sentido.

Estaba muy triste y necesitaba levantar mi autoestima, ya que me la habían bajado de un ondazo…

Una noche boludeando, vi en internet un concurso de fotos eroticas, pagarían buena plata a la ganadora y lo más importante: todos admirarían mi cuerpo, mi culo especialmente, y me harían comentaríos del tipo: Que buena que estas, que ganas de cogerte ahora, mamita te lleno de lechita…etc y eso aunque no fuera lo que realmente quería me iba a estimular a seguir adelante.

Una tarde estaba en mi dpto, pensando en quién podría sacarme esas fotos… hasta que tocaron el timbre.

Era mi tío que le quería dejar unas boletas a mi abuela. Entro me miró, yo vestía con un jean ajustado, botas negras de cuero y un pulover cortito que traslucía bien mis tetas.

Con toda mi cara de sobrina buenita, le dije. ¿Tío me harías un favor?. El me miro extrañado y me dijo ¿Qué precisas?.

-Necesito para YA unas fotos… son pocas, no te va a llevar mucho tiempo. ¿Me las podrías sacar?.

Mmm, ¿Te parece?

-Sí tío por favor, las necesito….es importante para mí.

Bueno accedio.

Baje las persianas, el me miraba extrañado…se sorprendió mucho cuando me saqué de un tirón toda la parte de arriba dejando al aire mis tetas.

Ahí me dijo, tapate NENA ¿Que haces?

No pasa nada tío son solo fotos…no te preocupes…

Vos quedate en la silla y decime como luzco mejor.

Al principio el ambiente era tenso, por lo que puse un poco de música y nos fuimos relajando.

Después de unas fotos así, me saqué TODA la ropa, mi tío no pudo resistir de ver mi conchita depiladita y todo mi culo enorme para él solito.

No aguanto ni un segundo que se sacó el pene de la bragueta y se empezó a masturbar.

A mí la situación me exitaba mal, estaba empapada, los labios de mi vaginas estaban totalmente mojados. Estaba caliente y exitada al mango.

Decidi acercarme, le agarré su miembro que era bastante grande y me lo metí en la boca. Me encanta chupar, y chuparsela a él tenía una sensación rara pero placentera.

Empece chupandole la puntita muy lentamente, pasando mi lenguita despacito, llena de saliva. Luego me olvide quien era y hice mi gran actuación, las que todos lo que han pasado por mi boca, me califican como única. Lo llene de saliva, escupiendolo y juntandola en mi boca, volviendola a escupir y al fin tragarla toda, meterla hasta hacer arcadas.

Lo empece a masturbar con la boca,él no se quedó atrás, metio todos sus dedos, uno por uno en mi concha.

Sentí su leche en mi boca y no dude en un minuto en tragarmela toda…ya le había tomado el gustito a eso.

Lo limpie con mi lengua, le subi el calzoncillo, el pantalón y le dije. ¿Seguimos con las fotos?.

Esto queda acá, es un secretito.

Sonreí picaramente y me puse a posar.

Las fotos quedaron espectaculares pero me olvide de mandarlas al concurso, lo que nunca me voy a olvidar es esa tarde tan exitante que pase.

Otro día les cuento como pase de Santa a PUTA.

Soy nueva en este blog. Espero que mi relato les haya gustado

Leave a Reply

*