Mini trio de besos y morreos

La historia que cuento es de hace muchos años y es muy sencilla y poco picante, pero después de haber leido varios relatos me he decidido a escribirla, cambiando nombres y lugares.

Mi nombre es Andres. Inicios de los 80, principis del verano, fiesta mayor de una ciudad catalana, principalmente los actos de las fiestas se realizan antes del dia de la fiesta y el dia del patron o al dia siguiente ya se acaban. Aquella noche ya no habia casi actos de la fiesta, no recuerdo con que motivo hubo una fiesta en la que daban de beber ron quemado y allí me encontré con un grupo de conocidos (no concretamente amigos, si no conocidos de otras ocasiones) y al final formamos un grupo de 6 personas, 3 chicos (Sebas, Miguel y yo) ) y 3 chicas (Lorena, Pilar y Maria); por orden de grado de conocerlos seria yo conocia a Sebas y de rebote a Miguel por ser amigo suyo; y conocia a Pilar de una fiesta hacia un año (pero sin haber tenido ningun encuentro más), y Lorena y Maria no tanto.

Los 6 fuimos del lugar del ron a otro lugar donde habia un conjunto musical y allí estuvimos, charlando y saludando a otras personas, pero cada uno por su lado, es decir, nada de ir como parejas. Supongo que aparte del ron tomariamos alguna bebida mas por allí, y al final decidimos ir a una discoteca de la costa (era medianoche mas o menos y tardariamos una media hora) y fuimos todos en direccion al coche de Sebas. Era un Citroen ( de esos que el asiento de delante era todo uno y cabian 3 personas) y nos colocamos de esta manera, delante Sebas conduciendo, Maria en medio y Miguel a su lado, y yo detras, con Pilar a mi derecha y Lorena a mi izquierda. Y empezamos la imprudencia de ir en coche los 6, con un grado de alcochol elevado. Al cabo de un rato me acerqué a Pilar con intención de besarla y lo consegui sin casi oponerme resistencia (iba un poco tocada por el alcohol), y asi varias veces, pasando del beso al morreo más intenso, y sin decir casi nada, solo breves murmullos y ronroneo, pequeñas exclamaciones como hummm, ahh. Un poco más tarde y como Lorena también estaba del mismo modo y para no dejarla de lado lo intenté con ella y también tuve éxito, y tambíen fui subiendo de nivel hasta el morreo. Y asi fui alternando las dos durante el viaje a la discoteca, morreos a derecha y a izquierda, quizas un poco más dedicado a Pilar por ser la que más conocia y la que me interesaba más. Delante solo lo podian hacer Miguel y Maria ya que Sebas estaba conduciendo. En 20 o 30 minutos llegamos al parking de la discoteca y bajamos del coche bastante bien, un poco contentos per el alcohol pero sin dar tropiezos y nos dirigimos a la discoteca sin comentar lo que habia pasado en el coche. Estuvimos algo más de una hora en la disco y emprendimos el viaje de regreso a nuestra ciudad.

Y de regresó nos situamos de la misma manera y más o menos hicimos lo mismo que de ida, morreos a derecha e izquierda y algun intento de toqueteo pero poco debido a que estabamos un poco estrechos en el asiento y por que me parece recordar que llevaban pantalones y no falda o vestido, que sino hubiese podido intentar algun toqueteo más de pechos o muslos. Al llegar a nuestro final nos despedimos y me parece que llegue a acompañar a Pilar a su casa, quedamos para salir al dia siguiente y asi estuvimos casi un mes, pero no pase de morreos y poca cosa más.

Y hasta ahí mi sencilla historia y siento si no ha sido lo suficiente picante.

Leave a Reply

*