Mi desliz III

He estado viéndome con Javier dessde hace dos meses, debo decir que me siento “florecer”, he vuelto a recuperar las ganas de arreglarme, antes lo hacía pero más por mantenerme que otra cosa, ahora lo hago por coquetería, por gusto, estoy de mejor humor. Incluso, tengo que decir que -irónicamente- mi relación con Tadeo ha mejorado, como ya no me siento tan frustrada por la falta de atenciones no le hago reclamos, lo que implica que peleamos menos, nos hemos instalado en una relación mucho más cordial, delante de la gente somos la pareja perfecta, en casa nos llevamos bien y yo disfruto del sexo con mi ardiente amigo.

Hace poco Javier me entregó un juego de llaves del departamento en donde nos vemos, lo que me dio una idea para sorprenderlo en nuestra próxima cita. Salí de compras y adquirí un conjunto obseno de lencería, un vestido cortito de malla negra bien ajustado, con mangas largas, era como una red suave pegada al cuerpo, con un tejido lo suficientemente amplio como para dejar ver la tanga de encaje negro y dos lazos pequeños de seda que cubían mis pezones, se veía precioso acompañado de unos tacones bien altos en color rojo.
(más…)

Un dia como otros

Como todos mis relatos, son fantasias con un poco de realidad.

Siempre he tenido relaciones sexuales placenteras con mi esposo, no me quejo y espero que él tampoco. 🙂 Sin embargo mi líbido siempre ha sido muy alto. A menudo uso un vibrador que él me compró para jugar ambos, pero lo uso muchas veces yo sola.

Un día entre semana por la mañana, mi esposo se despertó con ganas de jugar, sé que siempre despierta con una erección pero no siempre quiere usarla. 🙂 Ese día me empezó a frotar estando aún dormida y el movimiento me despertó. Todavía medio dormida empecé a seguirle el juego, sólo me deje llevar para facilitarle el camino y en menos de un minuto ya me habia despojado de mi ropa interior y me estaba penetrando deliciosamente. No supe cuanto tiempo paso, si un minuto o 10, pero el punto es que sentí su eyaculación sin avisar, solamente su pene palpitando dentro de mí, pero yo aún quería más. Por lo general me complace, pero esta ocasión sonó la alarma de su celular indicándole que tenia que asistir a una conferencia telefónica. Totalmente frustrada pero entendiendo la situación tuve que ir a ducharme y prepararme para ir a trabajar. No pude quitarme la calentura y muy a mi pesar tuve que salir a la oficina. Como me quedé con ganas, me vesti sexi para cuando regresara por la tarde seguir con el juego, un vestido negro un poco arriba de la rodilla, liguero y medias negras. No parecía una “trabajadora social” pero tampoco estaba mal. Sabia que con esto mi esposo iba a reaccionar en la tarde. Decidí tomar un taxi en vez de manejar, asi tal vez mi esposo me pasaría a recoger por la tarde y podriamos salir a algún sitio.
(más…)

El regreso de Obil

Al despertar, a las siete de la mañana, lo primero que hice fue coger el teléfono y ver si tenía un mensaje, no uno, sino tres:

Primero- una de la madrugada: Primer asalto, estupendo, estoy ya a medio camino.

Segundo- dos y media de la madrugada: Conseguida la meta

Tercero- cinco menos cuarto: Acabo de llegar a casa, extra de tres. Te cuento esta noche, pero se suave conmigo. Tenemos un regalo para los dos. Me acuesto. Besos.

Más que un mensaje estoparecía un telegrama. Frases cortas, palabras precisas pero ni una de más. Estaba cansada, no había duda. La dejaría dormir hasta que llegara, que no sería antes de las tres o tres y media de la tarde.

De todos modos, parece que la cosa había ido bien, porque estaba claro el mensaje. Estaba deseando que llegara la noche y después de una cena suave, una copita de vino y los dos juntitos nos contáramos nuestras aventuras respectivas. Ya acabaríamos como nos apeteciera. No teníamos niño hasta el domingo a media mañana o a media tarde.
(más…)

Mi profesor que me dobla la edad me follo el culo

soy ninfómana pero eso nadie lo sabe ; Mi nombre es Lisa y este es uno de mis pequeños secretos

Desperté en la mañana sintiendo como mi coño ardía de necesidad hasta el punto de dolerme con solo el pequeño rose de las sábanas entre mis piernas . Desliza dos dedos por encima de mis bragas y gemi lo más bajito que pude conteniendome para no despertar a mis padres , estaba deliciosamente húmeda y pegajosa por un momento contemplé la idea de ir hasta mi baúl secreto donde escondo mis juguetes pero tristemente no podía perder tiempo… tenía que ir a la escuela ; suspire frustrada cuando mire la hora gruñendo… mis padres ya están preparando el desayuno.

-¿Lisa?, nena tienes clase- gritó mi madre desde el otro lado de la puerta- ¿necesitas que te ayude en algo?

mis padres creían que era un ángel caído del cielo pero nada más lejos de la realidad era una diablesa disfrazada de angel ¡si! …Mi cabello era negro largo , tenía unos hermosos ojos azules y unos labios rosas , tez clara , un cuerpo esbelto con grandes tetas que oculto de mis padres pero las saco a pasear cuando nadie ve y las que me gusta que me cojan fuerte cuando me follan o cuando estoy sola como ahora apretarlos hasta sentir un pequeño agradable dolor que me hace doblar el placer mmm ; todo en mi gritaba inocencia pura . Sin darme cuenta y mientras pensaba instale dos dedos dentro de mi coño mordiéndome el labio me arquee al delicioso placer que se expandía por mi cuerpo , mientras con mi otra mano la dirija bajo mi casa traspasando mi sujetador .Gruño
(más…)

Ella 19 y yo 48

Estaba cansado de manejar, era de noche, así que cuando apareció una estación de servicio y un parador decidí detenerme y continuar viaje al otro día.

Al costado de la ruta, a la entrada de la playa, vi a cinco chicas jovencitas, separadas cada tres metros, apenas vestidas, ofreciendo sexo pago. Pensé que, luego de bañarme y cenar, buscaría alguna.

Detuve el auto al lado de una piba de lindas piernas y le pregunté cuanto pedía, que hacía, y en dónde. Me midió y con tono ausente respondió: “Pete, cincuenta; simple, cien; completo, doscientos. Eso en el auto, sino, en las piezas del parador, que cuestan 70 pesos”

(más…)

Pasando noches maravillosas con mi primo

Hola a todos hoy voy a contarles como por necesidad termino compartiendo mi habitación mi primo, ya que no teníamos los recursos suficientes y la carrera que el estudiaría la daban en mi ciudad. Mis redes sociales smarturl.it/d9d6tt

Comienzo contándoles que un día llego a vivir a mi casa un primo porque en mi ciudad es donde estaba la universidad donde daban la carrera que el estudiaría, el es un poco alto de estaturas, no es el típico galán que todas las mujeres desean, pero cuando yo lo volví a ver (ya que tenia varios años sin saber de el), estaba loca por hacer varias cositas con el ya que en ese tiempo hacia muchos ejercicios y tenia un cuerpo de infarto, pero como era mi primo decidí respetarlo.

Después del tiempo que llevábamos hablando de vez en cuando, cada oportunidad que teníamos de hablar, nos hicimos mejores amigos pero no pasó nada más.
(más…)

Una mera espectadora-

A veces, muchas veces, ni siquiera sabes el porqué pasan las cosas, solo pasan. Puedes ser espectadora o personaje, a veces ambas cosas a la vez. Estás allí, parada o activa, depende del papel que te toque representar en ese momento. Pero el hecho es que estas.

En aquella ocasión, como en otras, me consideraba una mera espectadora. Casi escondida en la oscuridad, como si no quisiese estar allí pero deseando estarlo.

Podía, desde mi palco creado, contemplar la escena casi sin rubor. Al menos sin sentir esa comezón en las mejillas que te avisa cuando algo te estimula.

Tomaba sorbos de mi copa mientras mis pupilas abiertas se recreaban en el escenario improvisado, en la obra representada solo para mí.

El sonido me llegaba como lejano, como amortiguado por el escai de los sofás, suavizado por la dulce melodía que envolvía al silencio.
(más…)

Mi Profesora de Yoga V

Isa: Seguía besando cada parte de su cuello, mientras le decía – No sabes los celos que sentí al verte con aquella estúpida Alba,

sé que no tengo derecho porque no ha pasado nada entre nosotras, es por eso que hoy si pasará – Luego de eso me callé y subí hasta

su lóbulo, mi respirar en su oreja la volvía loca, sacudió un poco su caderas. Me detuve en seco, mi celular estaba sonando.

Mi profesora de yoga V

Me miró con mucha ira, pero le dije

Isa: Hoy no corazón, solo por ti hoy no – Lancé mi celular por el suelo, choco contra la muralla y dejó de sonar, me lancé
(más…)

Como conoci a mi Macho:Noche de Sumisas en El Club

Mi vida seguía por el mismo camino, por las mañanas atendía mi casa y por las tardes y noches atendía a mi macho, por fin estaba llevando la vida con la que siempre había soñado y no era raro la semana que cumplía una de mis fantasías o una de las de Sergio que seguramente eran mucho más perversas.

La última noche que estuvimos en el club vimos que había programada para dentro de quince días una fiesta para sumisas, cita que no quería perder ya que ese día nosotras seriamos las protagonistas de la sala. Sergio se descojono delante de mí y me dijo que eso había que verlo porque el club estaría lleno de tíos.

Los días pasaban y aunque tenía buen sexo con Sergio yo solo estaba deseando que llegara aquel día me moría de ganas de poder presentar al mundo a la sumisa que llevaba dentro. Por fin llego el momento, quedaban apenas dos horas para que Sergio volviera a casa y nos marcháramos al club. Así que empezó mi ritual lo primero fue una ducha, después me eche mis cremitas y potingues de nena para después ir al cuarto para elegir el modelito que quería llevar esa noche. Para aquella ocasión escogí unas medias negras con ligero y porta ligero, mi body de leopardo con ribetes rosa una tanguita rosa y blanco que no hacia juego con el body. Encima me puse una falda corta y ajustada negra que imitaba al cuero, una camiseta rosa con escote, unos guantes de rejilla rosas que llegaban hasta el codo y unas botas altas con taconazo de color rosa pastel.
(más…)

Mi primera vez

Hola a todos, mi nombre es Laura, soy de Tijuana, México y lo que hoy voy a contarles es como conocí los placeres de hacer el amor.

Comienzo describiéndome un poco: mi nombre es Laura, tengo 20 años, soy morena, media alta, físicamente estoy bien, ya que me gusta cuidarme e ir al gym a diario, tengo unos pechos que considero son mis mayores atributos, mi cadera y trasero no se quedan atrás ya que van a la par con mi cuerpo, en fin esto que quiero contar es la realidad y me paso el día en el que cumplí mis 18 años.

Era un día maravilloso me desperté en eso de las 12:30 de la tarde, baje al salón a comer algo, cuando de repente escucho mi celular sonar, era mi novio teníamos planes para mi cumpleaños iríamos a celebrarlo en grande (el sabia que era virgen y aprovecharíamos la ocasión para ya dejar de serlo).

Contesto el celular saludo a mi novio, y el me felicita por mi cumple y me dice que va a pasar por mi para ir a comer ya que no podríamos salir en la noche porque le surgieron compromisos, cosa que me molesto ya que llevaba planeando este día varias semanas.
(más…)