Perder para ganar.

Me costo bastante animarme a escribir este relato, por la simple razón que trata mi historia.

Bueno les contare un poco de mi: Me llamo Antonia, actualmente tengo 25 años, Psicóloga de profesión, apasionada por lo imposible, y amante de la adrenalina. Provengo de una familia bastante adinerada, pero que desde muy pequeño me ensañaron el significado de la humildad y el valor que tenemos como persona, y no por lo que poseemos.

En ese entonces tenía unos cortos e inexpertos 18 añitos, creía que me llevaba el mundo por delante, ya que poseía quizás la vida perfecta, bueno… lo que yo creía perfecta a mi corta edad.

Tenia unos padres bastantes liberales por lo tanto todo se me hacía mucho más fácil la etapa “adolescente” ya que todo capricho que se me antojaba me lo cumplían. Claro eso sí, yo les respondía con excelente calificaciones. Físicamente no me quejo, era bastante guapa: Pelo castaño largo, ojos azules, y facciones bastante lindas, aunque suene algo egocéntrico, era guapísima… Pero nunca me gusto cargar con ese estereotipo de la niña “linda” sinónimo de “tonta” por lo que me esforzaba muchísimo para tener buenas calificaciones y también gracias a mi padre que desde chiquita me inculco que una mujer inteligente y con carácter se lleva el mundo por delante, y bueno asi era yo.. . la mejor de la clase y poseía un carácter bastante fuerte, lo que hizo que muchas veces tuviera alguno que otro problema en mi colegio, a pesar de tener muchos conocidos, solamente tenia una amiga, que era Andrea, mi compañera de aventuras, borracheras, y la que me regañaba, era como la hermana que nunca tuve. En el plano sentimental siempre tuve a los chicos que quise, aunque por alguna razón jamás me enamoraba, ni sentía esas famosas “mariposas” o nervios, al ver al chico que le gusta, no niego que si me gustaba uno que otro, pero no paso de eso, por lo que nunca llegue a tener una relación realmente “formal”.

Hasta que apareció ella…

Mi casa quedaba bastante cerca del colegio al que asistía, asi que decidi irme caminando, siempre me gusto mucho caminar, a pesar de ser una chica que siempre le gusto estar rodeada de gente, también adoraba mis momentos a solas… Solo mis audífonos y yo.. nada mas… Sin darme cuenta ya había llegado a mi colegio. Salude a los auxiliares y me avecine a entrar. Salude algunos conocidos, muchos me preguntaban como habían sido mis vacaciones, donde había viajado.. lo típico de personas que viven en la” típica” burbuja de riquillos que lo tienen todo. A pesar que viajaba bastante, jamás alardeaba mis viajes ni mucho menos lo que poseía mi familia. – Me despedi de lo chicos y segui mi camino hasta mi salón… Ya estaban a punto de empezar la hora de clases, y Andrea todavía no llegaba, vaya esa mujer si que se demoraba, de seguro se quedo con algún amorío que tuvo anoche… Por lo que decidí entrar y no seguir esperando, entre al salón y me quede conversando con un par de chicas que me caian bastante bien. Llego la hora del receso y al salir, no creía lo que mis ojos veían, wooooow, si les digo que era preciosa, mentiría, era una mujer de otro mundo, morena, pelo negro que le llegaba hasta un poco mas arriba de la cintura, unos ojos negros, que tenían algo especial, transmitían algo que no podía descifrar, pero lo que más llamo mi atención en ella, fue esa sonrisa, era hermosa!! – yo la miraba, pero ella ni siquiera se percato que existía. Mejor asi, ni que me gustara para desear que me mire! – en ese momento mi vida cambio. Paso el dia sin grandes novedades, como todos los años, con muchos chicos a mi alrededor, pero algo me faltaba, pero no sabia que era eso que tanto me hacia falta. Llegue a mi casa deje mis cosas y me recosté en la cama, no podía sacarme de la mente a esa chica que había visto..( Antonia ya parale, es una mujer y no puedes estar asi por alguien menos por una chica) me levante y me fui a preparar algo a la cocina. Volvi a mi recamara prendí el televisor y sin darme cuenta ya me había quedado dormida.

Papá- Hija ya apurate que estas atrasada para ir a clases

-Ayy papá si ya estoy lista.. (dándole un beso y abrazo) mi padre siempre fue un hombre ocupado, pero siempre con tiempo para su pequeña.

-Hija quien es el chico con el que te vi el otro dia? – es tu novio? (mirándome con cara de celos, mientras tomaba un sorbo de café.

Francisco era un chico, al cual había conocido hace un par de meses, pero que jamás había pasado nada entre los dos, hasta ese dia que mi padre nos vio juntos, besándonos, pero que en ningún momento había pasado por mi cabeza llevarlo a mi casa, ni mucho menos presentarlo como mi novio.- Aunque si, era muy apuesto, típico chico malo, lleno de tatuajes, pero que guapo era…

– Mira papá que pena contigo, pero ese chico es solo mi amigo nada mas. (Sonrojada.)

– que extrañas son las amistades hoy en dia. (mirándome con cara de horrorizado)

– yo solo lo miraba de reojo aguantando la risa por sus caras y sus comentarios. – ya viejito, ya me tengo que ir o si no llegare atrasada- bese su frente y Sali rumbo al colegio.

Cuando estaba por entrar siento el grito de Andrea. Al voltearme no podía creer quien venia acompañándola, nada mas ni nada menos, que la chica que me había dejado idiotizada.

mi mente solo pensaba – Pero diooos, que guapa es… El camino que solo demoraban unos 10 segundos hasta donde yo estaba se me hicieron eternos.- donde tuve todo tipo de perversiones con esa chica que venía acompañando a Andrea.- Hasta que una voz me saca de mi estado de embobada..

– Holaa preciosa, me extrañaste? – dándome un beso en la mejilla

– Hola Andrea, pues tu que crees? Me hiciste muchísima falta.. (abrazándola) -.

Yo solo miraba con cara de boba a la desconocida chica y me perdia en mis pensamientos- pero que linda es, me temblaban las piernas, y si!! Sentí esa sensación de la que tanto hablan nervios al ver a alguien, solo la miraba… ( Antonia por dios que te pasa es una chica, ya despabila por favor!!) – ay pero es que tan guapa.. ( ya basta, que te pasa, es una muuujer, y tu no eres lesbiana) – hasta que nuevamente me sacan de mi estado de boba en el que estaba.

-Dandome la mano, y besando mi mejlla- te presento a Camila, es una amiga de mi ex colegio y se ha venido a estudiar aquí, ya que sus padres decidieron cambiarla, por sus buenas calificaciones.- Camila te presento a Antonia, mi mejor amiga o mejor dicho hermana.

– Camila solo me miro y me extendió la mano- Hola Antonia- con total desprecio y poco interés. Yo solo la mire y le extendí la mano, dándole un poco de su mismo desprecio y desinterés – mi mente paso de idolatrarla, a odiarla por no ser cortes, o tan solo que me mirara, pero no, nada de eso paso, ella me ignoraba completamente. ( asi que decidi apurar a Andrea)

-Andrea, ya vamos que la clase ya empezó, y no quiero tener problemas el primer dia de clases- Tú amiga a que salón va? – mirándola con odio.

– yo voy en ultimo año, asi que las dejos para que entren a su clase. Acercándose a Andrea y depositándole un beso en la mejilla y un abrazo bastante exagerado diría yo. Al separarse me miro y siguió de largo. Ni siquiera un adiós. ( Aish, pero que le pasa a esta idiota, porque me ignora?) – Fueron pasando los días, y yo seguía hipnotizada por esta chica, es que no podía creer que nisiquiera me volteara a ver, si siempre recibia la atención de quien quería… Ella siempre que veía a Andrea corria abrazarla y luego me miraba a mi, como esperando ver mi reacción. – yo solo la miraba y me hacia la indeferente, aunque por dentro me moria por ella.

Andrea- Anto, hace dia que no nos vamos de rumba? Que te parece si salimos hoy? Daniel me ha invitado a salir y la verdad es que me muero por salir con el, es que es tan tierno, y a la vez bruto, me encanta su forma de ser conmigo, y a parte que wooow como es mayor tiene bastante experiencia en la cama.- yo solo la mire y le sonreí- pues que esperas para confirmar, aunque vaya a dar la hora, no te puedo dejar sola, aparte que también me hace falta una buena borrachera .

-Ira francisco Anto, creo que no estaras tan solo como dices- (pegándome con su codo)

– Pues bien para mi, hace días que no lo veo y creo que ahora si que no perderemos el tiempo como otra veces- (Que manera de mentir, en el fondo no me interesaba en lo mas minimo francisco, solo quería que tuviéramos algo de una noche, pero la razón era nada mas ni nada menos poder olvidar a Camila, la chica que a pesar de mis esfuerzos no podía borrar de mi mente.)

– me despedi de Andrea sin antes decirle que a las 9 pasaba por ella a su casa. – me fui camino a casa. Al llegar martita, la señora que nos ayuda en la casa y es como mi segunda madre ya me tenia el almuerzo listo,asi que almorce y saque a luz- linterna al patio. mi mascota la tengo hace mas de 7 años, asi que ya es parte de la familia-( si, luz- linterna no se burlen ehhh!! era muy pequeña cuando escogi su nombre.) Despues de jugar con luz, me fui a mi cuarto alistarme para salir a correr. –Iba ensimismada en mis pensamientos, cuando de repente, siento que alguien viene tras mio, al voltear me percato que era Camila- me miraba con tanta ternura, pero al darse cuenta que la observaba cambio su cara a enojada.

– Y tu Antonia ( mirándome con desprecio), acaso no tienes educación, que pasas por el lado mio, sin saludar?

-QUE LE PASA A ESTA AHORAA!!! – Educacion si tengo camila, lo que pasa es que no te vi, si te hubiera visto de seguro te saludo, pero bueno, con esa cara de odio que me miras siempre, creeme que a veces ni ganas me dan de verte la cara, la verdad eres bien desagradable y quisiera saber porque? (yo ya estaba bastante enojada. No me gusta que me llamen mal educada, porque no es asi, y bueno mucho menos me gustaba escuchar esas palabras de su boca, y ver que me miraba con tanto rechazo, algo en mi corazón se rompia cuando veía ese rechazo en ella.)

– Mireeen si la niña linda del colegio también tiene carácter yo que pensaba que solo era cabello lo que tenias en tu cabezita-(Acercandose peligrosamente a mi oído) pero a mi no me hables asi, mira que a las niñitas de papi engreídas no las soporto y bueno… ya sabras que tampoco te soporto a ti.

-Ouch golpe bajo!! – eso dolio. – Esta mujer cree que porque me tiene idiotizada, me va a venir a tratar como se le de la gana? Que equivocada estas. ( tomando distancia) . – Mira Camila, el hecho de que mi familia tenga dinero, no quiere decir que sea la típica hija de papi engreída como dices, si me conocieras aunque sea un poco, creeme que te morderías la lengua antes de decir semejante idiotez, pero bueno, piensa eso y todo lo que se te dé la gana, pero eso s… procura que tus palabras sean dulces para cuando tengas que tragártelas. – y sin dejarla responder me fui.

Que rabia tenia, no puede ser esta idiota me venga a insultar de esa manera, es una mal educada- aunque cuando se acerco a mi, aaay dios que ganas me dieron de besarla.. Pero Noooo!! Eso no pasara ni ahora ni nunca, me enfocare en buscar novio, porque eso es lo que necesito, si, eso debe ser. Llegue a mi casa me duche, y me recosté en la cama, aún era demasiado temprano para empezar alistarme, asi que preferí leer un poco, sin darme cuenta ya eran las 8, y a las 9 tenia que pasar por Andrea, asi que me levante rápidamente, me puse unos jeans y una polera manga ¾ y luego retoque un poco el maquillaje, tome mi bolso y Sali echa una bala en busca de Andrea.

Estacione mi auto, y baje a buscar a Andrea, salude a sus padres con mucho cariño ya que eran como mi segunda familia, con Andrea nos conocemos desde que tenemos uso de razón, ya que su padre es socio con el mío. – Espere alrededor de 30 minutos hasta que por fin se digno a bajar esta mujer.

-Vayaa mujer, tú si que te demoras, y ni que es lo que tanto te arreglas si quedas igualita- (mirando su cara de querer matarme)

– Anda eh no me mientas, que tus ojos te han delatado, de seguro que si fueras un chico me hubieras echado el ojo guaaaaaaapa- y me beso.

– creeme que si fuera un chico, hace mucho ya te hubiese dejado, pues eres una lenta en alistarte y ni hablar de lo histérica que eres- guiñándole el ojo

– Anda mejor vamos que llegaremos tarde- Nos despedimos de los padres de Andrea y salimos directo a nuestro encuentro con los chicos, Andrea si que iba emocionada y ansiosa, lo que es yo solo aparentaba.

-Anto, tengo el presentimiento que hoy si que será nuestra noche…

– Tu noche diras, mira que te veo bien entusiasmada con Daniel, pero ojo, que ese chico es solo para el momento Andrea, ya sabes es mayor, y bueno… tu solo dedicate a disfrutar lo que mas puedas, pero no te quiero ver enamorada sufriendo por ningún idiota.

– Pues claro Anto, ya me conoces… A mi nadie me hace sufrir, yo soy la que enamora y luego deja, al igual que tú preciosa.

– jaja si claro, eso no me decias en la mañana- ,” es que es tan tierno, y a la vez bruto, me encanta su forma de ser conmigo, y a parte que wooow como es mayor tiene bastante experiencia en la cama.” – (tratando de imitar su voz.)

Ya, cállate. Y Baja que ya llegamos. ( mirándome enajada)

Bajamos y nos encontramos con los chicos, Daniel se fue directo donde Andrea y le planto un beso en los labios. (Yo solo miraba la escena y le hacia burla a Andrea.)

Hola Anto, estas preciosaa!! (Acercandose, y dándome un beso en la comisura de los labios)

Hola francisco, muchas gracias, tu tampoco estas para nada mal. ( A pesar que no me gustaba, no me disgustaba coquetear con el, ya que era guapísimo y muchas chicas querían estar con el.)

Entramos al bar, y buscamos una mesa para pedir algo de beber, francisco llego con cervezas y cosas para picar. Andrea y yo nos tomamos la cerveza rapidísimo, y dejamos a los chicos sentados, y fuimos a la barra y pedimos dos cortos de tequila- pues con algo teníamos que prender la noche.

Volvimos donde los chicos, y nos fuimos a bailar- En menos de 10 minutos vi a mi “inocente” amiga colgada del cuello de Daniel, pues poco faltaba para que se devoraran ahí mismo.

Francisco y yo seguíamos bailando, pero todavía no llegábamos al beso, algo me pasaba esa noche, que cada vez que francisco se me acercaba, se me venia a la mente una sola persona, y no precisamente francisco, era la “tierna y amorosa” Camila, y ya con algunos tragos encima el alcohol y el corazón empezaban a reclamar por ella, asi que deje a Francisco solo y me fui por mas tequila, necesitaba calmar las ganas que tenia de ella, pero mi mente a cada rato me recordaba que era una chica, que como iba a enamorarme de ella? Si yo jamás había sentido nada por otra chica.) Hasta al mirar a la entrada veo a una chica acompañada de 4 personas, y de agarrada de la mano de un chico, me esforze por ver quien era hasta que logre ver que era Camila, pero esta vez ya no solo venia de la mano con un chico, ahora se estaban besando. – me hirvió la sangre, que rabia sentí al verla besar a un chico, mi corazón latia a mil por horas y sin darme cuenta sentí que una lagrima se asomaba.

Qué idiota soy, yo sufriendo por ella, pensando en ella, perdiendo la oportunidad de estar con uno de los chicos mas deseados y ella ahí con su novio- bueno que esperabas? Que se fijara en ti?- la verdad es que si- que idiota eres camila, ella es una mujer y muy bella jamás se fijaría en ti por muy linda que seas, eres una mujer, y simplemente no le gustas, ella ya te aclaro que te desprecia. Eres una imbécil. – El único dialogo que pasaba por mi cabeza. Me levante enfurecida y me fui donde francisco que estaba bailando con otra chica, pero al verme se sorprendió y dejo de lado a la chica con la que estaba y vino hacia mi.

-Anto.. . pensé que te habías ido te eh buscado. (tomando mi mejilla)

– pues una de dos o no has buscado muy bien o eres ciego, porque estaba al frente tuyo en la barra. ( Antonia, tranquilízate, el no tiene la culpa.)

– sin dejarme seguir regañándolo, me tomo de la cintura y me llevo a bailar, estuvimos asi hasta que en mi ya notable borrachera, con toda la personalidad del mundo, me acerque y le plantee un beso(Algo que tenia y tengo es personalidad.) qué beeeso, ese chico besaba como los dioses, eso y lo guapo no se lo quitaba nadie . Al separarme de el sentí que alguien me miraba, la sorpresa me la lleve cuando descubri que quien me miraba era Camila, ya que estaba al frente bailando con su novio.- Camila me miro con cara de enojo y algo mas, pero no supe descifrar que sentimiento era ese quizás pena, o descepcion, pero yo no le tome importancia ya que siempre me miraba de esa forma. – así que seguí en lo mío con Francisco, a ratos miraba a Camila y de vez en cuando la encontraba a besos con su noviecito- que rabia tenía cuando la veía besándose con ese idiota.

– Asi seguimos bailando entre besos y caricias. Y miradas de odio entre Camila y yo. – hasta que me entraron unas ganas enormes de ir al baño, asi que le dije que me iria a retocar al baño y ya venía.- Estaba bastante borracha ya, pues la verdad me la pase entre vodka, tequila, y cervezas la noche. Entre al baño cuando siento que alguien abre la puerta de golpe, al girarme mi cara era un poema por ver quien estaba parada al otro lado de la puerta.

CONTINUARA…

Bueno chicas, este es mi primer relato, asi que acepto consejos!! si les gusta haganmelo saber para seguir escribiendo, si es asi les adelanto que quizas la historia tenga aprox. unos 10 capitulos, ya que trata de mi historia, desde los 17, hasta hoy en dia que ya tengo 25 años. Espero les guste.

Leave a Reply

*