Rica mi perra sumisa – 3

Al día siguiente comenzó el tratamiento hormonal, inyecciones cremas en los pechos, pastillas, todos los días salíamos las dos para hacer la compra, Rica se ocupaba de llevar la cesta, cuando nos encontrábamos con alguien conocido y me preguntaban por Alberto, les decía que nos habíamos divorciado y que ya no vivía en la ciudad, a ella siempre la presentaba como Rica una chica en proceso de cambio de sexo y que me ayudaba en casa en las labores domesticas. De esa manera se empezaba acostumbrar a comportarse como mujer en todos los sentidos.

Habían pasado ya tres meses, las sesiones de depilación habían terminado, sus pechos comenzaban a tener una pequeña forma cónica, pero le faltaba todavía mucho. Se había acostumbrado al escondite de su pene y disfrutaba con ello. Cuando yo tenía la regla ella por solidaridad se ponía unas compresas en las bragas, pero un día le dije que además de ponerse las compresas se pusiese unos tampones en el culo. Sentiría la sensación de tener algo dentro que no es nuestro por naturaleza.

– Gracias Señora, por la sugerencia, quería pedírselo, pero no me atrevía, además es que necesitaba desde hace mas de tres mese tener algo dentro de mi culo.

– Tienes que cambiártelo cada tres horas y si eres complaciente tal vez te compre un tapón anal para que recuerdes a tu novio.

– Mil gracias señora no sabe la ilusión que me hace.

Un día se me dio por entrar en internet y visitar una página de transexuales, la invite a verla conmigo, para que se fuese haciendo a la idea de lo que le esperaba, vio penetraciones anales de grandes pollas negras metidas en culos estrechos, los comentarios y satisfacciones que experimentaban las protagonistas, sus grandes pecho hormonados. Al pinchar un enlace, salió una página en la que se veía como un transexual era sodomizado por un perro y quedaban abotonados, al verlo exclamo.

– Hay Sra. Eso debe de ser fantástico, el tener un perro que cuando necesites un nabo en el culo te monte y quedar enganchado, me encantaría ser dominada por un perro, ser su perra.

– Pero Rica, las perras solo se dejan montar cuando están en celo, la mujer es la única hembra en la naturaleza que admite el coito para su disfrute.

– Si, las hembras solo follan cuando están en celo, pero los machos cuando tienen ganas, quisiera tener un perro para que me folle todos los días.

Aquellas palabras quedaron grabadas en mi mente, me dieron varias ideas, comencé hacer mis averiguaciones.

Ya en mi habitación sola, empecé a buscar en páginas de Dominación-Sumisión adiestramiento de perras.

Visite varias páginas web en las que informaban del tipo de Dominación-Sumisión para sumisas que se sentían sumisas a sus amos cual perras. Había fotos de chicas a las que se les había puesto un collar y eran paseadas por fincas como si fuesen perras, comían en cuencos para perros, incluso su alimentación era a base de pienso y latas de conserva especial para perros, tome nota de la dirección y me puse en contacto con dicha página. Al día siguiente, estando en la oficina, me llamo un señor en contestación a mi correo electrónico, quedamos en una entrevista a última hora de la tarde en mi despacho.

A las 8 de la tarde apareció la persona de contacto, me dijo que el tenia una finca en la que se dedicaba al entrenamiento de perros, pero que en ese momento no tenía trabajo pendiente de doma.

Pase a contarle la historia de Rica, le explique que había sido mi marido y que un día los encontré en mi cama con otro hombre ofreciendo su culo, nos divorciamos, dejándole con una mano delante y otra detrás. Me dijo que quería cambiar de sexo y acepte a pagarle el tratamiento con la condición de que yo llevase la supervisión. Le explique la charla que habíamos tenido a raíz de ver las imágenes en Internet y el deseo que le entro de ser la perra de un buen macho. Le informe que en la actualidad estaba en tratamiento hormonal para el implante de prótesis mamarias. Y que dado el hecho de que me había producido mucho daño moralmente, quería humillarlo lo más posible y por tal motivo y siguiendo sus deseos quería convertirlo en una perra sumisa y obediente y que viviese como tal.

Quedo interesado en el proyecto, lo estudiaría y en unos días me daría un informe, le dije que todos los gastos corrían de mi cuenta.

Nos despedimos y quede a la espera de noticias.

Todos los días, Rica, me pedía el volver a ver aquella pagina web que tanto le había llamado la atención, ver a una mujer enganchada por el culo con un perro, cuando terminaba de verla su cara mostraba un deseo nato de ser poseída de igual manera, tal era su excitación que se cambiaba de compresa cada hora ya que se masturbaba mentalmente llegando a dejar las bragas completamente mojadas.

A la semana siguiente me llamo el entrenador y me anuncio que había estudiado el proyecto y que le interesaba, tenía una serie de ideas que quería exponérmelas y si eran de mi agrado tener mi aprobación, quedamos en mi despacho al día siguiente a última hora de la tarde.

Estaba terminando unos expedientes del juzgado cuando llamaron a la puerta, era el

Pasamos a mi despacho y me explico.

– He consultado con varios colegas que se dedican a la cría de perros y con varios amos de sumisas y me dijeron que era una buena idea para aquellas que merezcan un buen castigo. Las fases serian.

– Cuando se le efectúen los implantes de mamas, el pene será extirpado de raíz, dejando únicamente un orificio para orinar, meato urinario, como el que tienen Uds. Las mujeres, este orificio será cubierto ligeramente por unos labios que se efectuaran con la piel del escroto, la bolsa donde están depositados los testículos, En las reafirmaciones de sexo, ya se emplea para hacer los labios para una nueva vagina.

– Como la posición humana a cuatro patas es muy incómoda, ya que el perro apoya los dedos y los hombres la planta del pie, se tiene que hacer una operación en las piernas, que obligara al paciente a caminar constantemente de puntillas y no podrá estirar las piernas, por lo que su cuerpo tendrá que inclinarse hacia adelante para mantener el equilibrio apoyándose en las manos. Obligara a tener siempre una postura canina, tanto sentada, que lo hará sobre sus nalgas como tumbado, al no tener pene para orinar lo tendrá que hacer agachada como las perras. Y por ultimo y si quiere se le podría añadir una cola, que se insertaría en el hueso coxis, mediante unos tornillos de titanio, esa cola seria de titanio y giraría sobre una bola, con el fin de que al sentarse se doble sin hacerle daño, se podría recubrir con piel canina, buscando el tipo de piel que mejor se adapte al color de la piel del animal, el resto del cuerpo, se puede tatuar con diversa tonalidades pensando que es blanco se le pueden tatuar unas manchas marrones o negras, simulando las tonalidades por ejemplo de un gran danés, digo esta raza porque yo tengo un gran danés blanco y negro y seria una pareja para aliviar a mi perro, el tamaño de la cola yo recomiendo corta, como si le hubiesen cortado el rabo, del tamaño al que se lo cortan a los doberman, ya que una larga, como no podría moverla para mostrar su estado de ánimo no tendría sentido ninguno.

– Otra cosa, sería conveniente para adiestramiento que el animal no pudiese hablar, anulándole la facultad del habla, bien lesionando las cuerdas bocales o extirparlas, los perros se comunican por ladridos y gruñidos, tendrá que aprender a ladrar.

– Me parece perfecto a Rica no le diremos nada se enterara cuando este todo hecho, tengo un poder para supervisar la transformación, pero hare otro para que después de la misma ingrese en un centro de adiestramiento y sumisión.

– Puede empezar con los preparativos, tiene alguna clínica especial donde pueda ser operada de las piernas sin llamar la atención.

– No pero un amigo es veterinario y tal vez si hablo con el podrá hacer la operación de las piernas ya que él sabe la longitud que deberán tener los tendones, le informare, iré estudiando lo de la cola, creo que el también lo podrá hacer.

– Cuando le hagan el implante de pecho estará un par de días en la clínica, pediré que el alta se la den cuanto antes deseo que salga medio inconsciente de esa manera en la ambulancia se la vuelve a dormir y la trasladamos a la nueva clínica para terminar con la transformación, luego la llevamos a mi casa y la encierro en un cuarto cuando este recuperada le llamo para que venga a recogerla y la llevamos a su escuela de adiestramiento.

– Perfecto, la tendré informada con respecto a la cola y al veterinario

CONTINUARA

Leave a Reply

*