Sentimientos en tinieblas

A muy temprana edad note que mis gustos a las personas no era el común, eso de apreciar lo apuesto de un chico y admirarlo a tal punto de querer tocarlo, besarlo o saber qué hace donde vive o simplemente observar cada detalle de su rostro su sonrisa sus ojos el cabello su cuerpo y estatura, a mí eso me daba igual pero no me sucedía lo mismo al ver una mujer… ay Dios que bellas son las mujeres y dígame las de una altura baja, es decir, un poquito más bajita que yo que mido unos 1.68 m.

Mi primer amor fue el típico de muchos, la maestra del cole jeje… bueno ya grandecita me decía que yo estaba equivocada, que no debía de tener ese tipo de sentimientos hacia una mujer, así que en la preparatoria decidí tener un novio, cosa que no me gusto fue solo un experimento de una semana, sentía que no era mi naturalidad es que vamos a estar claros eso de que el chico o la chica se volvió gay porque tenía los amigos equivocados o que es un espíritu que lo tiene poseído eso es mentira! Uno nace así el que es gay lo es desde que esta en gestación, lo comprobé!

Bueno sin dar más largas al asunto ya estaba en la universidad tenía experiencia en el amor y sexo ya estaba bien segura de mi inclinación sexual aunque no soy libre de expresar al mundo y la familia mis gustos, qué más quisiera yo pero así son las cosas.

Conocí a una chica que cumplía mis requisitos que solo eran dos ser mujer y no muy alta, su nombre Paola y el mío Yenifer. Soy tímida casi siempre me enamoran jeje y ella hizo eso nos llevamos muy bien conversando me dijo que era Bombera de 23 años de edad igual que yo, poco a poco nos conocimos salimos creo que lo típico de una relación seria, ella empezó a tener problemas con su familia y el motivo era yo. Como al año ella me dijo que no aguantaba más que quería vivir conmigo eso me dijo con las maletas en la mano que había dejado su familia y que le buscara donde vivir. Yo completamente petrificada respire profundo trate de asimilar lo que sucedía la abrase y le dije calma amor creo que vamos un poco rápido me meterás en problemas con tu familia no se si pensaste bien las cosas pero, ya llamo a un amigo para que nos alquile una habitación, yo vivía con mis padres en un pueblo por el occidente de Venezuela.

Les cuento que con ella viví las mejores experiencias en la cama yo era su primera pareja cada día aprendíamos mas la una de la otra, ella siempre hacia que cada vez fuese diferente nunca había un beso igual o una caricia. Recuerdo la primera vez que la bese estábamos solo ella y yo en una sala de cine viendo una película tomadas de la mano.

Aprovechábamos cada oscuridad donde no nos viesen los furtivos ojos de los críticos cada espacio a solas nos parecía breve fugas pero aun así disfrutábamos para al menos una caricia o un rose de manos…

Ese día en el cine de pronto ella me miro, en sus ojos leí la palabra bésame y así lo hice fue un beso lento pero seguro, firme. Que delicados son los labios de una mujer suaves y tiernos, la volví a besar pero esta vez introduje mi lengua en su boca ella la succiono suavemente mientras nos besábamos tomo mi mano y la coloco en uno de sus senos yo lo frote suavemente como si fuese a romperse con algún movimiento brusco aunque una fina capa de tela y su sostén impedían que disfrutara de su piel… recuerdo cada detalle como si fuese ayer.

Nuestros típicos encuentros íntimos eran sin restricciones sin peros ella me dejaba hacer con ella lo que yo quisiera y yo nunca la trate con agresividad yo solo busco que mi pareja disfrute cada caricia cada beso. Ella era muy pasiva yo siempre he sido activa.

Una día llegue de la universidad y ella me dice:

Pao: hola amor te estaba esperando recuerdas que día es hoy?

Yo: no se flaca estoy muy cansada que hiciste de comer?

Pao: ok ve y te bañas mientras voy sirviendo la comida.

Yo: ok flaca.

Sé que la había dejado triste y a la vez molesta pero si sabía, esa fecha era el día que por primera vez habíamos hecho el amor por eso antes de llegar a la habitación pase por la cristalería y compre dos cadenas de oro con un dije en forma de cruz eran dos dijes que al unirlos uno encajaba en el otro ese era mi detalle en agradecimiento por hacerme feliz cada día por contar con ella así sea para que me enviara un mensaje de texto cunado me sentía mal o sola yo era su apoyo económico me gustaba atenderla y que ella dependiera de mi aunque ya ella había encontrado trabajo yo aun estudiando en la universidad y dando clases los fines de semana en un instituto, siempre sacaba tiempo para compartir con ella que siempre me atendía, mi mujer hasta me quitaba el calzado cuando llegaba era ella mi esposa perfecta…

Cuando salí del baño me cambie y nos sentamos a comer ya terminada la cena le di mi detalle ella sorprendida me dijo:

Pao: gracias amor, no sabes las ganas de llorar que tenía hace un rato

Yo: como pensaste que me olvidaría de ti que pasaría por alto lo que sucedió hace una año bebe

Pao: te amo te amo te amo

Yo: yo más mi vida sé que hemos pasado por momentos difíciles y tenemos que seguir mejorando me tienes que ayudar con eso

Pao: si lo sé…

Ella se levantó de la silla y se quitó una batica de dormir que llevaba puesta y me mostro un hermoso conjunto de hilo negro de encaje que le quedaba divino mis ojos quedaron iluminados al verla así, me levante y la bese tiernamente seguí caminando y quedo entre la pared y yo, seguí besándola metiendo suavemente mi lengua en su boca ya para ese entonces éramos profesionales en darnos ricos besos. Le acariciaba las nalgas su piel era terciopelo para mi simplemente quería que disfrutara cada caria prolongando lo inevitable y haciendo que se exitara y que su vulva se humedeciera bastante, con una mano desabroche su brassier dejando sus senos al descubierto son de buen tamaño cabían en mis manos besándola aun de pie baje por su cuello dando pequeños besos hasta llegar a sus senos mientras besaba y succionaba uno con una mano acariciaba el otro y con la otra mano apretaba sus nalgas hacia mi yo no aguante más y me quite la blusa quedando en pantaloncillos le di vuelta quedando ella de espalda hacia mi, le besaba el cuello le acariciaba los senos y baje una mano hasta su vulva por encima de su tanga.

Ya sentía el calor que salía de su parte íntima y empezaba a humedecerse ella frotaba su trasero contra mis partes y eso me ponía a mil su cuerpo con esos movimientos sensuales me hacía perder la noción del tiempo hasta que ella me tomo de la mano para dirigirnos a la cama ella se sentó en el borde de la cama me quito la ropa dejándome desnuda y empezó a besarme los senos eso me hacía querer quitarle el hilo lo más pronto posible pero a la vez no quería apresurar las cosas, de todas formas no espere mucho así que la acosté boca arriba le abrí las piernas y pase mi lengua varias veces por su vulva sin quitarle aun la prenda íntima pero ella quería que se la quitara y así lo hice.

Empecé a bajar desde las rodillas por las parte interna de una pierna dándole besos y pequeños mordiscos y cuando iba casi llegando a su vulva subí e hice lo mismo con la otra pierna esta vez sí llegue a su vulva que estaba completamente mojada pase mi lengua por si clítoris mientras a ella se le escapa en gemido la mire y estaba con los cerrados con sus labios medio abiertos, seguí mi trabajo en su zona íntima con movimientos más rápidos de pronto ella levanta un poco su tronco y hace que metiera un poco mi lengua en su vulva eso hice por un buen rato sabía que si seguía jugando con su clítoris ella tendría un orgasmo y no quería que llegara al punto máximo aun.

Le cerré las piernas y camine de rodillas hacia ella, frote un rato su vulva contra la mía mientras le besaba los senos ella me invito a que siguiera subiendo hasta quedar mi parte intima en su boca ella empezó a darme una rica mamada eso me hacía cerrar los ojos y disfrutar al mil por ciento, en esas tome su cabeza con ambas manos y empecé un suave y lento vaivén con mi vulva en su boca ella imagino que no aguantaba más y que iba acabar en esa posición así que me hizo señas para que parara y casi la mato en ese momento jeje porque sabía cuál era su maldad.

Ella me acostó boca arriba en la cama me indico que quería hacer un rico 69 así que busco la posición perfecta abrí mis piernas para que ella terminara lo que hace un momento había empezado pero antes me dijo que la penetrara con mis dedos y eso hice suavemente introduje dos de mis dedos en su vagina que estaba súper mojada facilitando mi entrada, adentro estaba súper caliente ella se erguía de placer empecé un mete y saca suave mientras iba incrementando el ritmo ella bajo su cabeza y siguió con la rica mamada, deje lo que hacía y acerque su vulva a mi boca, sus líquidos me mojaban mis mejillas mientras trataba de meter mi lengua en su vagina en eso note que ella llegaría al orgasmos seguí los movimientos de mi lengua con su clítoris más rápido pero también supe que yo estaba llegando al éxtasis así que con una mano sostuve su cabeza empecé a mover mis caderas y a la vez seguía dándole una rica mamada y note como más jugoso liquido salía de su vagina y daba unas pequeñas contracciones eso me hizo sostenerle la cabeza con firmeza mientras acababa también en su boca, los gemidos de ambas se hacían más leves mientras nos recuperábamos de los dos orgasmos de ambas casi al mismo tiempo, cuando ella se recuperó relajando su cuerpo encima de mí me abrió las piernas paso su lengua por toda mi parte intima como bebiendo cada jugoso líquido que salió de mí con el orgasmo.

Después que ella me aseo con su lengua me dio un rico beso se acostó a mi lado y luego de un suspiro nos quedamos dormidas…

continuara…

Leave a Reply

*