Soy el que Soy…Mi Madura Jefa de Recursos Humano

Estaba trabajando en una gran empresa como técnico de mantenimiento informático, cuando tuve mi segunda relación sexual con una mujer madura, se llamaba Marta y era la jefa del departamento de recursos humanos.

Marta tenía 48 años, 1,70 cm de altura, rubia con el pelo cortado a media melena, ojos color miel, labios rosados y carnosos, pechos operados y un culo que provocaba mas de un atasco en los pasillos de la oficina por verlo caminando.

Marta tenía muy mal carácter, todos la temían, algunos compañeros decían que antes no era así, pero que un día salió un poco antes de trabajar y al llegar a casa pilló a su marido follándose a la asistenta de servicio, desde entonces, nunca jamás la habían vuelto a ver sonriendo por la oficina.

Una mañana, me llaman por teléfono a mi departamento y me dicen: “Oye, sube a ver a la jefa del departamento de recursos humanos, dice que tiene un problema, no le enciende el ordenador”.

Conociendo la fama de su mal carácter cogí todo lo necesario y me fui cagando leches hasta la puerta de su oficina.

Yo – (Llamando y abriendo la puerta con una espectacular sonrisa) Buenos dias señora, se puede?

Marta – Si preguntas si se puede pasar, adelante… y si preguntas si se puede trabajar, esta claro que con esta mierda de equipos no, no se puede!!!

Yo – Bueno tranquilícese, verá como en un muy poco tiempo le tengo otra vez el ordenador funcionando.

Marta – Eso espero, tengo muchísimo trabajo y no puedo perder ni un segundo por estas gilipolleces!!!

En ese instante, me acerque a ella que seguía sentada en su sillón y le dije:

Yo – Sería usted tan amable de apartarse un poco? Necesito meterme debajo de la mesa para ver el conexionado eléctrico y no tengo espacio.

Marta de mala gana, se retiró el espacio suficiente de la mesa como para que yo pudiera meterme debajo a duras penas.

Estaba en las labores de revisión del cableado del ordenador, cuando pude contemplar que justo frente a mi, ni tan siquiera a un metro, tenía a Marta, vestida con una falda y sentada con las piernas abiertas enseñándome todas las bragas, cubriendo un coño bastante poblado de pelos, los cuales se salían por los lados de las costuras. Esta visión consiguió que mi cabeza y mi polla empezaran a calentarse y, del trabajo que estaba haciendo, pasara a imaginármela a ella sobre la mesa de su despacho con las piernas abiertas y a mi destrozándole ese coño a base de embestidas con mi polla.

Marta – Bueno que, terminas de una jodida vez de arreglar el ordenador?

Yo – Lo siento, pero no veo ningún problema de conexionado en el ordenador, creo que pudiera ser que se le haya averiado la fuente de alimentación.

Marta – Fuera de debajo de mi mesa inútil, ya ni siquiera arreglar un ordenador, fuera!!!

Salí de debajo de la mesa lo mas despacio que pude para ni rozarla, pero al incorporarme, mi polla que estaba en erección fue a caer justo a la altura de su boca. Marta abriendo los ojos y la boca como a quién le falta el aire, solo atinó a decir:

Marta – HIJO DE PUTA !!!

Yo ante la situación y la cara que tenía mirando el bulto de mi polla bajo el pantalón, solo atiné a decir.

Yo – Lo siento señora, lo siento, no era mi intención, de veras!!!

Y salí de su despacho como alma que se lleva el diablo.

Pasaron varias semanas, y un día casi a la hora de irme para casa me suena el teléfono y me dicen: “Oye, horas extras, que dice la jefa de recursos humanos que vayas a su oficina, que no le funciona el ratón del ordenador…y a puesto mucho interés en que seas tu quien suba a arreglarlo”

Otra vez cogí todo lo necesario y me fui cagando leches hasta la puerta de su oficina.

Yo – Buenas tardes, se puede?

Marta – Si, si. Por favor adelante!!!

Su contestación y la sonrisa que reflejaba en su cara, me dejaron totalmente fuera de juego.

Yo – Venía a solucionar el problema que tiene con el ratón. Necesito meterme debajo de su mesa, me permite?

Marta – Si, si claro por supuesto, faltaría mas.

Me metí debajo de su mesa para ver si el ratón estaba bien conectado, cuando Marta sentada delante de mi, abrío sus piernas y pude ver que NO LLEVA BRAGAS Y TENIA EL COÑO AFEITADO!!!

Marta – Oye, quería pedirte disculpas por el modo en que te hablé y traté el otro día.

Mientras me decía esto, se mecía de un lado a otro en su silla, haciendo que llegara a mi nariz el olor a flujo caliente de su coño.

Yo – Vamos, no se preocupe usted, un mal dia lo tenemos cualquiera y…podemos perder las formas.

Marta – Pero es que me siento tan mal y tan arrepentida que no se si podría hacer algo por ti para que me perdonases.

Yo – Déjelo, en serio que no tiene importancia, no le dé usted mas vueltas.

Estaba terminado de conectar el ratón del ordenador, cuando Marta se levanta de su silla, la oigo dirigirse a la puerta de su despacho y echar el cerrojo de la puerta, impidiendo que nadie pudiera entrar ni salir.

Yo saliendo de debajo de la mesa, le dije:

Yo – Bueno esto ya esta arreglado, se conoce que ha debido usted de darle algún tirón al cable del ratón y lo ha desconectado de la parte trasera del ordenador.

Marta – Ufff, vaya que torpe soy!!!

Yo – No para nada, puede pasarle a cualquiera…bueno ya me marcho.

Marta – No espera, necesito que me hagas otro favor.

Yo – Usted dirá?

Marta – ( Con voz muy sensual y colocada junto a mi jugueteando con mi brazo) El otro día cuando saliste de debajo de mi mesa, comprobé que tenias un bulto descomunal dentro de tu pantalón y llevo varios días dándole vueltas a la cabeza pensando en que clase de “herramienta” puede tener un informático que sea de ese tamaño?

Yo – ( Sonriéndome y mirándola fijamente a lo ojos) Pues una “herramienta” que si usted la ve, va a querer jugar bastante con ella.

Marta – Y tu me dejarías?

Yo – Claro que si señora, por qué no la coge usted misma?

Marta, se agacho y quitándo el cinturón de mis pantalones, desabrocho el botón del mismo y tiró de ellos hacia abajo, para luego con sus manos comenzar un masaje tocando mi polla por encima de los calzoncillos.

Marta – Uffff, miedo me esta dando de bajarte los calzoncillos para ver tu herramienta…

Yo – Tranquila señora, yo le ayudo.

Baje con fuerza mis calzoncillos y mi polla salió disparada como un resorte, golpeando la cara de Marta.

Marta – (Recomponiéndose del golpe y con los ojos que se le salían de la cara) JOOODERRR, CABRÓN!!! Pero como puedes tener algo tan descomunal?

Yo – Bueno ya ve usted, la naturaleza ha sido generosa conmigo.

Marta – Generosa? Te ha tocado el premio GORDO en el reparto…puedo?

Yo – Claro señora, es toda para usted, disfrútela.

Marta se arrodilló y comenzó a besar mi polla, eran besos dulces, calientes, que le hacían sentir las palpitaciones de mi polla en sus labios. Luego saco su lengua llena de saliva caliente y lamió todo lo largo mi polla mientras con una mano masajeaba mis testículos y con la otra se metía un par de dedos en su coño.

Marta – UMMMM, DIOS MIO…QUE RICA, QUE BIEN SABE!!!

Decía mientras se masturbaba cada vez mas rápido y podía oir el chapoteo de su mano en los flujos de su coño.

De pronto abrió su boca e intento meter mi polla en su boca, pero debido a su tamaño no consiguió mas que entrara la punta de mi capullo.

Marta – HAGGGGG, PERRO, LA TIENES TAN GRANDE QUE NO PUEDO COMERTE LA VERGA Y YO TENGO HAMBRE, HAMBRE DE POLLAAA!!!

Yo – Tranquila señora, permítame que le ayude si tanta hambre tiene…levántese.

Me llevé a Marta hasta un sillón que había en una esquina de su despacho. Allí la tumbe levantando su falda y quitándole la camisa que llevaba, la cual me descubrió unos pechos grandes, duros y con unos pezones que estaban piendo a gritos que los mordiera.

Marta – UMMMM, SI MUERDE MIS PEZONES, LAME MIS TETAS, QUE BIEN LO HACES CIELO, SIGUE, SIGUE, NO PARES!!!

Seguí bajando con mi lengua por todo el cuerpo de Marta hasta llegar a su coño, el cual abri con mis dedos y empecé a lamer y morder con suavidad su clítoris.

Marta – (Retorciéndose de placer y con los ojos vueltos) VAMOS PERRO, NO PARES, COME, COME DE ESTE COÑO QUE ESTA CHORREANDO POR TI, VAMOS NO DEJES NADA LAME, LAME QUE QUIERO CORRERME EN TU LENGUA, CABRÓN.

Para ayudarme en conseguir que Marta tuviera el orgasmo de su vida, metí un par de dedos en su coño, mientras aceleraba las lamidas y mordidas en su clítoris.

Marta – PERO QUE ME ESTAS HACIENDO, CABRÓN ? ME ESTOY MEANDO DE GUSTO, VAMOS SIGUE, SIGUE TENGO EL COÑO QUE ME VA A EXPLOTAR, YA LLEGA, YA LLEGA, VAMOS, ME CORRO, ME CORRO, AGGGGGGGG !!!!

Marta quedo exhausta tumbada en el sillón, con una de sus manos agarrando sus tetas y con la otra en el coño, soportando lo espasmos de placer que estaban recorriendo su cuerpo. Una vez recuperada me dijo:

Marta – Ven, déjame montarte, necesito ya esa polla en mi coño antes que muera de placer y no la cate.

Sentándome en el sillón, Marta se coloco de espaldas a mi y agarrando mi polla con sus dos manos, se dejo caer encima de ella muy lentamente.

Marta – AHYYYY DIOS, PERO QUE COSA MAS GRANDE Y MAS CALIENTE, VAMOS MUEVETE, MUEVETE FUERTE, REVIENTA MI COÑO NO VES QUE ESTA REBOSANDO FLUJO POR TI?

Comencé a meter y sacar mi polla del coño de Marta cada vez mas rápido.

Marta – SIIIII, VAMOS, VAMOS, QUE POLLA DIOS, QUE POLLA!!! NO SALGO DE ESTA, ME VOY A MORIR, ME VOY A MORIR DE GUSTO, FOLLAME DURO, DURO ¡!!!

Saqué a Marta de encima de mi polla y la volteé para poner a cuadro patas sobre el sillón.

Marta – PERO QUE HACES? DEJAME, DEJAME QUE ME SIGA ENCIMA TUYA CABALGANDOTE LA POLLA, PERRO!!!

Yo – CALLATE PUTITA, TE VOY A SEGUIR PARTIENDO EL COÑO, TRANQUILA.

Marta – O SIIII, POR FAVOR, NO ME PUEDES DEJAR A SI, PARTEMELO, PARTEMELO.

Coloque la punta de polla a la entrega de de su coño y de una sola embestida la ensarte entera.

Marta – AGGGGGGG, ME ACABAS DE RAJAR EL COÑO, QUE DOLOR, QUE PLACER ¡!!!

Yo – Vamos mi perra caliente, vamos a hacer que ese coño reviente de placer…TOMA, DURO, TOMA DURO, VAMOS MI ZORRITA, QUIERO SENTIR ESE FLUJO CALIENTE DE TU COÑO BAÑANDO MI POLLA, VAMOS, VAMOS!!!

Marta – SIIIIII, SIGUE, SIGUE DAME MAS, DAMES MAS…HAZ CON MI COÑO LO QUE QUIERAS, LLENALO CON SU SEMEN CALIENTE, DAMELO POR FAVOR, LLENA CADA RINCÓN DE ESTE COÑO CON TU LECHE!!!!

Yo – SIIIIII, YA LLEGA , YA LLEGA , TE VA A SALIR MI LECHE HASTA POR LA BOCA, VAMOS MI PUTA, MUEVE ESE COÑO, MUEVE ESE COÑO.

Marta – AYYYYY, ME CORRO, ME CORRRROOOO, NO TE PARESSSSS!!!

Yo – SIIIIIIII, TOMA PERRA TOMA LECHE CALIENTE EN EL COÑO!!!

El orgasmo de ambos fué brutal y caí a plomo encima de Marta. Desde su coño salía todo mi semen

manchando el sillón. Ella metío una de sus manos en el coño y sacando algunos restos de mi leche caliente los llevo a su boca saboreándolos y diciendo:

Marta – DIOSSS, COMO SABE A GLORIA ESTA CORRIDA!!!

Me levanté de encima de Marta y comenzándo a vestirme, pude oir su voz que me decía tumbada en el sofá.

Marta – Este equipo informático es bastante viejo , por lo que voy a necesitarte para que le hagas mantenimiento muy a menudo.

Yo – Señora, ya sabe que me tiene a su disposición cuando me necesite (dije con una sonrisa ladeada). Si no necesita usted mas, puedo marcharme?

Marta – Por desgracía si, puedes marcharte, me has dejado el coño tan machacado que no sé si seré capaz de levantarme y poder andar.

Yo – Es lo que pasa por querer jugar con mi herramienta (le dije mientras la besaba en los labios)

Marta – Pues prepárate porque me ha gustado jugar con ella.

Yo – Se lo dije señora, nunca a oido eso de que hay que tener mucho cuidado con el juego? Puede crear adicción!

Le dije mientras salía por la puerta de su despacho.

PARA MARTA MI MADURA JEFA.

Leave a Reply

*