Un trio insesperado

Quizás sea una locura contar una experiencia sexual en este medio y mas, cuando los que hemos leído se tratan de fantasías en su mayoría pero el hecho de que fué espontaneo e imprevisible aunque lo habíamos hablado muchas veces y nos excitabamos cuando hacíamos el amor pero solo quedaba ahí.

Somos un matrimonio del norte de España, de 42 y 46 años, llevamos casados 16 años y 5 de novios y aunque yo tuve dos relaciones anteriores, no fueron enamoramientos como con mi marido; él había estado con varias chicas hasta que nos conocimos a través de unos amigos comunes como suele ocurrir en casi todas las parejas.

Mi marido Marcos es economista, trabaja en una empresa como director financiero y yo trabajé como secretaria en una empresa que quebró debido a la crisis. con sus ingresos y una niña que hemos tenido hace 6 años, decidimos que me dedicase a la casa y la niña hasta que pasasen unos años y tal vez mas adelante montar un pequeño negocio.

Aquí todo el mundo dice que son super, nosotros somos normales, yo 1,65, 53 kg, pelo castaño con mechas rubias y melena larga, aunque no me considero una mujer exhuberante, creo que soy atractiva, me gusta cuidarme, me encanta bailar, ir al gimnasio y jugar al padel con mis amigas y siempre me he considereado femenina aunque ahora puedo decir que sexy y traviesa. Mi marido mide 1,80, 76kg, pelo algo canoso y a veces juega al futbito con sus amigos o al padel pero no vá tanto al gimnasio ya que mete muchas horas en el trabajo.

nuestra vida sexual siempre ha sido satisfactoria y hemos contactado siempre como pareja, haciendo alguna locura cuando hemos tenido ocasión, mi marido me compra lencería, me compró un juguete sexual y en un viaje me regaló un juego de dados en el que tenemos que apostarnos cosas que luego debemos cumplir, como ir vestida sin ropa interior en alguna cena, bailar con algún chico en una discoteca o salir desnuda a sacar la basura en verano ya que vivimos en una urbanización de adosados y por la noche no hay gente (aunque solo me lo hizo una vez) , tambien hicimos el amor en la playa hace un par de años porque hacemos alguna escapada en alguna ocasión unos días sin la niña que se queda con mi madre y en esas escapadas vamos a playas nudistas.

Desde que nació la niña nuestra vida sexual cambió y fué bajando en intensidad pero siempre satisfactoria, el caso es que mi marido empezó a sacar el tema de intercambios a lo que me negué en rotundo.

El año pasado hicimos una escapada de 10 días a Canarias en mayo y, como siempre, ibamos a playas nudistas; un día estando tomando el sol se puso cerca nuestro un chico guapisimo, mas alto que mi marido y con un cuerpo espectacular, nos quedamos mirando y mi marido me comentó que se me iba la vista, nos reímos y lo estuvimos comentando,(él tambien mira a las chicas y no se corta). Al rato me intentó provocar dicendo que no me atrevería a ir y pedirle fuego, en nuestras fantasías si hablamos de trios pero yo siempre he puesto la condición de que sea otro chico ya que soy celosa y no soportaría verla con otra pero él se excita mucho cuando fantaseamos con otro chico y siempre me dice que le encantaría pero que yo no me atrevería a lo que siempre le he dicho que mejor que no me provoque porque le podría sorprender y en la playa lo intentó y ví que se excitaba. Yo no fumo pero él si, así que sin que se diese cuenta cogí un cigarrillo y cuando estaba tumbado, me levanté y me fuí donde el chico a pedirle fuego, estaba desnuda y mi marido debió pensar que me iba al agua porque no se inmutó. Al rato me puse a hablar con él, es de Asturias, de nuestra edad y había ido solo ya que había roto con su pareja despues de 3 años,estuvimos hablando de nosotros en general y se presentó, se llama Fernando me lo contó porque hice como que fumaba y me senté con él en su toalla ya que no dejaba de mirarme y me sentía un poco tensa. Mi marido nos vió y se acerco con la cagetilla, pidió fuego y le presente a Fernando, se tumbó y estuvimos hablando los 3 hasta que decidí irme a dar un baño yo sola, se quedaron ellos y cuando salí del agua ví como me miraban pero yo me fuí a nuestras toallas y al rato vino mi marido. le noté excitado y me dijo que no se lo hubiese creido. ahí quedó la cosa, pasamos el día en la playa y a media tarde volvímos al apartamento, nos duchamos descansamos un rato y Marcos estaba un tanto extraño, mas cariñoso, con ganas de hacer el amor y en cuando podía sacaba la conversación de Fernando en la playa para que le contase que me parecía y si me hubiese gustado hacer un trio con él, la verdad es que estaba excitadisima y le seguía el juego, hicimos el amor con mas intensidad que las veces pasadas, nos dimos otra ducha, nos preparamos y sobre las 9 de la noche salimos a cenar a una terraza del puerto , estuvimos tomando un vino blanco y cada vez nos relajabamos mas, yo llevaba un vestido corto con escote y sin sujetador, con un tanga y zapatos de medio tacón, mi marido un short y un camisa de manga corta con unos mocasines, la cena resultó muy agradable, unas gambas y un plato de jamón con unas croquetas. Cuando terminábamos le dije de que iba al baño y al volver había pedido y pagado por lo que creí que nos iríamos y me dijo que quería terminar el vino, me pareció bien porque se estaba muy bien y el vino se me había subido un poquito y no estoy muy acostumbrada.

Al rato de estar allí mi marido me dice, ¿no es Fernando, el chico de la playa?, iba paseando y me pareció que no nos había visto pero luego me enteré que en la playa se habían dado los números de móvil y Marcos le había insunuado nuestra fantasía. Sin pensarlo Marcos le llamó y le hizo señas saludandole. Marcos le había llamado para decirle donde estabamos cuando fuí al baño, le invitó a sentarse con nosotros y el nos invitó a un gin-tonic, yo tomé un bayleis. entre el vino y la copa, estuvimos bromeando, y de vez en cuando Marcos soltaba algo picante y Fernando le seguía el juego y yo empecé a no cortarme y a provocarles a los dos con cosas, que habíamos hecho entre Marcos y yo, me subí algo el vestido y eso que era corto y de vez en cuando cambiaba de postura, creo que lo conseguí porque se ponían nerviosos y mas Fernando y eso me excitaba.

Les dije de dar un aseo porque me sentía un poco mareada y nos fuímos a ver los barcos y tomar el aire, sobre la 1 de la mañana, Fernando nos invitó a otra copa en un pub que había cerca y tenían pista de baile, fuimos los 3 y nos sentamos en una mesa, pidieron otra ronda y Marcos y yo fuímos a bailar una canción lenta; mientras bailabamos me propuso bailar con Fernando y cuando volvímos a la mesa tomé un sorbo y sin sentarme le dije a Fernando si bailaba conmigo, volvimos a la pista de baile, estuvimos bailando suelto y cuando pusieron una lente dijo de volver pero le dije que me apetecía bailar una lenta con él, Marcos no me quitaba ojo y desde lejos me animaba y yo le notaba que estaba excitado por lo que me pegué a Fernando y él se atrevió a agarrarme de la cintura y de vez en cuando me acariciaba la espalda y el culo, yo me dejaba y me pegaba a él mientras le miraba a Marcos, le dí un beso a Fernando en la mejilla y el me dió un piquito en los labios, me excitó y le agarré por el cuello pegandonos y rozándonos al bailar, me dió otro beso pero ya mas largo y yo le respondí, terminó la canción y volvimos con Marcos, terminamos la copa y serían las 2 de la mañana cuando salimos del local, yo salí la primera y en la calle dijeron de tomar la última en otro sitio, me volví y les dije que porqué no íbamos a nuestro apartamento ya que teníamos una botella de champan. Las caras de ambos me encantaron y me excitaron muchisimo, yo estaba bastante chispa y me pasaba la idea por la cabeza de estar con los dos, cumplir la fantasía de Marcos que tanto nos excitaba cuando hacíamos el amor y siempre lo habíamos hablado de que si llegase, no habría celos ni represalias por lo que en ese momento solo pensaba en que por fin podría ser y no solo una fantasía.

Al llegar entré la primera y nada mas entrar me solté los tirantes del vestido quedandome solo con el tanga y los zapatos, estaban con los ojos desorbitados pero ya nos habíamos visto en la playa y con esa excusa y el calor no les dí tiempo a reaccionar, besé a Marcos y le dije que era la ocasión idónea, que Fernando me estaba poniendo muy cachonda y que si quería yo encantada pero que él decidía, me besó con lengua y mientras le hizo una seña a Fernando para que se acercase, me empezaron a acariciar por todo el cuerpo y yo les respondí besando a los dos, les solté el pantalón y los empuje a la habitación, me tumbé en la cama boca arriba y me terminaron de desnudar, se desnudaron ellos y se tumbaron a cada lado volviendomé a acariciar, les cogí de las pollas que estaban empalmadisimas y las estuve acariciando, mientras ellos a mi también, les besaba a los dos y Marcos bajó y me estuvo comiendo el clitoris que ya tenía empapado, cogí la de Fernando y me la llevé a la boca, mientras Marcos me daba una corrida besitial con la boca y los dedos, yo ya estaba desatada, quería follar con Fernando. no teníamos preservativos ninguno ya que yo tomo la píldora y él no había traido, lo comentamos y como estaba tan excitada les dije que yo no me quedaba sin hacerlo, que no habría problemas ya que el nos aseguró que no tenía nada y solo había estado con su novia los últimos 3 años, Marcos me puso su polla en la boca y Fernando sepuso encima de mi, le abracé con las piernas y le cogí del culo y la espalda, Marcos se corrió en mi boca y Fernando aceleró las embestidas como si fuese un poseso, me volví a correr y él tardó un poco, le notaba cada vez mas caliente, me dijo de si quería que se quitase y le agarré con mas fuerza hasta que estalló, núnca había sentido tan profundo, tan caliente y tantos espasmos, els dije de abrir la botella y descansar a lo que Marcos fué a por la botella y las copas y yo aproveché a volver a chuparsela lo que hizo que se volviese a empalmar, al volver Marcos nos vió y me dijo que era su turno, les estuve chupandoselas a los dos a la vez y Marcos me empezó a follar mientras yo me besaba con Fernando y le acariciaba la polla que estaba durisima, Marcos me besaba tambien y me levanto, me puso de espaldas y me la metió por detrás, yo aproveché para volver a comerle a Fernando hasta que estalló Marcos, creo que ha sido la vez que mas dura se la he notado, lo que me encantó y me hacía sentirme mas excitada si cabía.

Descansamos un poco y brindamos por el encuentro, ahí fué cuando me enteré que lo habían hablado en la playa pero ellos no se esperaban mi reacción.

Me volvieron a acariciar, besar, meterme manoy Fernando me volvió a comer el clitoris, me empezó a acariciar el culo y sentí que me introducía un dedo, luego otro, yo no había hecho por el culo nada mas que alguna vez pero siempre me dolía, Marcos fué al baño y volvió con un aceite lubricante.

me estuvieron acariciando con él y Marcos me introdujo dos dedos, yo mientras había vuelto a chuparle a Fernando, Marcos me la volvió a meter y yo tumbé a Fernando, me senté sobre su polla y le estuve cabalgando un rato, le dije a Marcos que intentase por el culo, se puso detrás de mi y poco a poco la fué metiendo, era la 1ª vez que tenía 2 pollas de verdad porque lo habíamos porbado con el consolador pero no es lo mismo, yo estaba super cachonda y cuando Marcos la metió un poco paramos y estuvimos quietos un poco, me empecé a mover y Marcos cada vez la metía un poco mas, les sentía a los dos que mientras uno entraba, el otro salía, me estaban poniendo a mil y estallé en el mejor orgasmo que haya podido sentir núnca, me empezaron a apretar y entrar mas dentro y yo tenía un orgasmo tras otro, núnca había podido tener tan seguidos porque siempre descasabamos pero no quería parar, me volvían loca y cada vez me follaban mas deprisa, no sé el tiempo que tardaron en correrse, me pareció una eternidad pero estaba en la gloria, se corrió Marcos el 1º y me llenó el culo de leche, pensaba que estaría seco pero le sentí ardiendo y me soltó un buen chorro, se salió, seguí encima de Fernando y le estuve cabalgando hasta sentir los huevos, noté que se corría porque se empezó a poner mas caliente hasta que estalló y me volvió a llenar el coño de leche.

Descansamos un poco, volvimos a brindar y les dije de dormir los 3 juntos, yo les acariciaba las pollas pero no se les ponían duras, estabamos muy cansados, fuimos al baño a ducharnos y nos dormimos a las 6 de la mañana.

Sobre las 11 me desperté, estaban los dos a mi lado y profundamente dormidos, empecé a acariciar a Fernando la polla, se la empecé a chupar mientras Marcos seguía dormido, fernado se despertó, le hice señas de Marcos y le empecé a besar, nos acariciamos, me tumbé y se puso encima de mi, me la metió se tumbó sobre mi, nos cogimos y me estuvo follando mucho tiempo, serían las 12 cuando nos corrimos al mismo tiempo y Marcos se desperto con los ruidos, sonrió le dí un beso y nos volvimos a tumbar,a la una nos despertamos nos duchamos y Fernando se marchó a su apartamento, Marcos y yo volvimos a hacer el amor nada mas irse ya que yo estaba encharcada y a él no le costó volver a empalmarse, volvi a correrme, Marcos tardó un buen rato pero yo no quería que parase, le cogí entrelazando las piernas en su cintura hasta que estalló, nos volvimos a dormir y a la tarde nos duchamos y salimos a una terraza, picamos algo y fuimos un rato a la playa pero el sol se estaba metiendo y nos volvimos al apartamento, descansamos y nos vestimos, salimos a cenar y parecíamos dos recien enamorados, yo salí sin ropa interior ya que tenía el coño irritadisimo pero me sentía relajada y feliz.

No lo hemos vuelto a repetir aunque fansaseamos con él muchas veces y aunque hemos hablado con él telefónicamente, sabemos que ha vuelto a tener otra novia, vivimos lejos y ella no sabe nada de lo que ocurrió, núnca nos hemos reprochado, lo recordamos con mucha excitación y no descartamos en otras vacaciones hacer alguna otra locura pero no sé si llegaremos a cumplirla aunque ya no nos cortaríamos pero si tenemos preservativos por si surge.

Leave a Reply

*