Unos Años despues

Han pasado ya unos años, de cuando era una jovencita, de 1.65m de estatura de un cuerpo con curvas, muy sensual y de pechos redondos, mi cuerpo con el tiempo se había transformado ya en una mujer muy deseada por muchos hombres. Después de tener a mi profesor, me case y les contare otro relato más de mi vida.

Mi esposo y yo íbamos a salir a una reunión muy especial para él, era la celebración por su ascenso en su carrera, ocupaba el cargo de Director de una Institución de prestigio. Habíamos decidido que después de dicho evento, irnos a un lugar muy especial, como para pasar un rato romántico y lleno de pasión. Así que tenía que ir muy hermosa, atractivamente seductora para él, para dicha ocasión.

Cuando uno nace como martillo del cielo te caen los clavos, dice el refrán. Sucede que a mi marido y a mí en especial nos gusta que me vista con prendas íntimas de lencería, vestidos sexys, que a él le gusta que yo los luzca. Conseguir estas prendas de por si en los grandes almacenes resulta caro, pero hay algunos que se consigues particularmente. Mi esposo conocía a una mujer extranjera de nacionalidad francesa apodada la Madame. Esta señora continuamente viajaba al extranjero y traía al país lo último en estas vestimentas. Ya le habíamos comprado anteriormente otras prendas, éramos sus clientes preferidos, pero no solamente traía prendas la Madame, nos daba crédito. Sabíamos también que la Madame también manejaba un pequeño negocio clandestino de “mujeres de compañía”, muy discreto de por si, por el cual estaba rodeada siempre de mujeres bellas y sus clientes eran de un alto nivel económico. Era muy buena amiga de nosotros, algunas veces nos hizo favores de crédito. Un día cuando dialogábamos en privado, me decía que podía ganar muchísimo dinero con ella, que mi belleza enloquecería a muchos hombres en su negocio, que era el tipo de mujer que los hombres se volverían locos por poseer, a la cual le dije como es que se atreve a decirme esas cosas a mí, que falta de respeto me dije, que soy una mujer y señora felizmente casada, la Madame me aclaro que era solo una imagen de belleza que quisiera tener, que no confundiera lo dicho y claro que después me aclaro que solo me dejaría entrar si estuviese divorciada, viuda de mi esposo, pues lo estimaba demasiado. Pero en el fondo no dejaba la oportunidad de tenerme en sus filas.

Bueno resulta que siempre íbamos con mi esposo a comprar la lencería a su casa-oficina, su casa quedaba al costado de su tienda que era una fachada de su negocio, dentro de su casa en una habitación colindante con su negocio, estaba su dormitorio, aquí era el lugar de venta y probador de prendas. Era un cuarto muy elegante, con una cama espectacular, algo colonial podríamos decir del decorado de la habitación, muy hermosa. Un día, le avisamos que iríamos a ver algo de prendas, y le pedimos que nos atienda personalmente pues deseábamos algo más erótico para una ocasión especial de aniversario de bodas. Pues quería comprar algo adicional para lucir a mi esposo por su ascenso, en la noche. Aquella noche al llegar a su negocio nos atendió como siempre, como nos estimaba siempre nos ofrecía vino, unas copas y algo de bocaditos, mi esposo como siempre algo apurado tenía que salir a recoger a mi hermana que llegaba aquella noche del extranjero. Aquella noche estaba vestida con una falda floreada de color blanco con escote en la espalda y pecho. esa noche también tenía que estar en el aeropuerto, había que recoger a mi hermana, yo no quería perderme de ver las mejores prendas…..estando en su cuarto –oficina la Madame, mientras tomábamos vino, su secretaria fue a sacar una serie de prendas intimas, todas ellas muy finas , hermosas, cuando de repente la Madame, en un movimiento se levanta derramando la copa de vino sobre mi vestido blanco… ¡perdón, que tonta he sido!, dijo, no pueden salir así, con esa mancha de vino sobre el vestido, déjeme limpiarlo de inmediato, dijo ella.

Si no se limpiaba el vestido de inmediato este se estropearía y se echaría a perder, pues era uno de mis favoritos. Yo no quería perderme los nuevos modelos y dejar de ver a mi hermana, nos miramos a los ojos con mi marido, y le sugerí que vaya solo al aeropuerto y que luego venga por mí, mientras se limpiaba y secaba mi vestido y escogía las prendas para llevar, mi esposo acepto sin chistar, decidió dejarme en la casa de la Madame con la confianza que le tenía, dijo voy al aeropuerto, y luego paso por ti. Son la 7.00pm y ella llega a las 8.00pm, mientras llego el trafico no te dará tiempo para cambiarte, ok espérame, busca lo que quieras y te dejo el dinero para tu compra, yo regreso, me dio un beso y se marcho.

Como me sentía en confianza con la Madame, me pidió que me sacara el vestido mientras su asistente me traía los juegos de lencería que vería. En brasier con pantis y una trusa puesta sentada en su cama me mostro los encajes de lencería muy finos, estaban divinos, me fui probando todos y mientras bebía unas copas de vino (creo que fueron 4) le dije que deseaba comprarlos todos, pero estaba algo corto de fondos le dije…la Madame sonrió y dijo ¡tranquila, tranquila que los puedes pagar amiga! Me dijo, yo le dije como…”ya veremos” me contesto…”pruébatelos, sobre todo este rojo con negrito, debe quedarte divino” decidí probármelo, esta preciosísimo la prenda, muy fina y con unos encajes maravillosos.

La prenda consistía en un par de guantes hasta la altura de los codos de color negro y con encajes, un corset tranparente negro y que a la altura de los pechos era rojo, que terminaban en la parte inferior con encajes cubriéndome la colita ya la vez mostrándomela por su transparencia, a los costados estaban los ganchos para la medias, las medias con encajes divinos rematados con algo rojo en su parte superior, y la truza que era totalmente de encaje y de doble cinta termina casi en hilo dental en la parte posterior. Se ceñía correctamente a mi cuerpo, es decir estaba destinada para mi, acompañaba unos zapatos de tacón aguja, me encontraba divina, me mire al espejo y empecé a posar para mí, me mire la cola, me mire los pechos, mis caderas, estaba alucínate, provocativa, sensual, sexy, pues tengo una figura esbelta y bien formada y más el vino me pusieron algo cachonda, de por si era caliente yo, empecé a extrañar a mi esposo en ese momento, mientras iba alucinando las experiencias que tendría con este juego de lencería, me iba exilándome cada vez mas. Quede unos minutos a solas pues la Madame me dijo que tenía que atender a unos clientes….yo curiosa me acerque a una de sus puertas que daban a un corredor que llevaba a su “Oficina”, al observarla por el reojo de la puerta pude observarla que conversaba con un tipo bien vestido, algo alto y bien parecido, lo que me llamaba la atención eran sus bigotes, al estilo Salvador Dali casi, no estaba mal me dije, por un segundo alucine algo inusual con otra persona, mientras me bebía la 6 copa de vino. Fue una conversación algo corta y donde pude apreciar que él le abonaba una suma de dinero, eran dólares. Ella le indicaba con su mano su habitación y que se dirigiese en esa dirección, que pasara, yo retrocedí de inmediato asustada por no ser sorprendida espiando y cerré la puerta, me dirigí a su cama. La habitación estaba a media luz, propicia para un encuentro pasional y había notado además que mi trusa estaba algo calentita y húmeda, cuando de repente observo que la puerta se abre y empieza a entrar alguien, pensé será la Madame y dije que ya estoy lista y esperando…aquella sombra se acercaba y apareció a media luz, no, no era ella, era el bigotón que entraba a la habitación.

Una vez dentro se me acerco y maravillado dijo…”Oh, esta es la sorpresa que la Madame me había guardado tantas noches para mí”, de inmediato me tomo de la mano y siguió diciendo: “estas preciosa, estas encantadora y estas también muy sexy” luego me beso la mano… Yo quede atónita, estaba vestida con toda esa artillería de lencería y en presencia de un individuo que desconocía, dios me dije, como me lo saco ahora.

De inmediato “El bigotón” me tomo por la cintura, me levanto de la cama, en cuestión de segundos, me hizo girar una vuelta, mientras me observaba, luego me volvió a tomar nuevamente y empezó inmediatamente a besarme por el cuello, mis hombros, y sin darme tiempo a decirle algo empezó a besarme a los labios, mientras sus manos empezaban a acariciar mis pechos, mi cola magistralmente y de manera muy sensual. Yo solo atine a suspirar… ahah, entre pequeños respiros, me encontraba en una situación inescapable me dije, mientras el Bigotón ya se había bajado el pantalón. Entre cortas palabras yo le decía ¡Espere, esperé un …momento….señor…se, se ha se ha … confundido, mientras él me acariciaba y me besaba con delicadeza sensual, yo solo atine a decir ..ohh….ahahahah! pues estaba sintiendo sus besos, sus caricias por mi cuerpo, estaba experimentado una situación agradable, me estaba calentando, excitándome y en ese lapso ya se había desnudado de la cintura para abajo.

El Bigotón repetía, la Madame me guardo lo mejor en exclusividad… oh, estas divina mujer..Que mujer tan, tan hermosa, tan rica, con ese cuerpo y que me comeré hoy, voy a comerte toda esta noche, humm trusita afuera, y a comer rico putita prueba mi rica pichula que te va encantar.

Magistralmente me había quitado la truza, yo aun ponía cierto obstáculo, pudorosa, mujer casada, le decía entre palabras cortas suspirando Yo….puta…puta put…nonn ….no…. humnnn…señor, puta ..siii. Me levanto sobre si y pude apreciar su enorme garrote …..Grande y grueso, (como me gusta) me dije “ya no puedo escaparme de esta y ahora estoy más arrecha todavía”, cuando de repente ..ZAP…..me había clavado su enorme pinga en mi vagina….ufffffffffffffffffffffffff voltee los ojos, porque me dolió alguito, era enorme ese miembro, y en un segundo me lo introdujo toditito,

PAF, PAF, PAF, PAF empezó a darme, sus vientre golpeaba con mi vientre, mis susurros empezaron a decir…que rico, ah ah que rico, así, así, dame así, cómeme rico hazme sentir, así, así lléname de leche, cógeme la tetas. Ya no importaba nada, solo gozar rico de una pichula así.

PAF, PAF, PAF, PAF, parecía interminable, me arremetía ese garrote dentro mío, mis ojos se pusieron blancos por el placer que me daba y me hacía sentir el bigotón, en cada arremetida que me daba su miembro lo penetraba hasta el fondo haciéndome gemir como una loca…..solo atinaba a rasguñar las sabana y revolcar mi cabeza sobre las sabanas.

El bigotón decía, puta rica, vez que te dije, que te iba a gustar mi pichula, que rica puta eres y bien arrecha que te pones, vales tu peso en oro, así, que rico gozo, que conchita tan rica tienes, que calorcito se siente, tus tetas ricas, así te cacho rico, que quiero venirme rico ohohohoho….entre frases entre cortadas le decía “cáchame así rico cachameeeee “y en ese momento mis mi sentir era de placer inmenso, sentir dentro de mi ese garrote que entraba y salia, me hacia irme al infinito, cuando de repente me tomo de las manos pude sentir su miembro endurecerse más, lo empujo hasta el fondo y yo ajustar su pieza con mi vagina, sentimos nuestro primer orgasmo juntos. El exclamo un gemido como un lobo y mientras yo sentí mi cuerpo estremecer de orgasmo… como si le hubieran dado una descarga eléctrica, sentir su semen calientito que corría en mi vagina, mis ojos en blanco solo podían ver el universo de mi ser rebosando de placer, de satisfacción y alegría. El bigotón parecía habia tenido un orgasmo múltiple y quedo regado en la cama. Luego después, mi conchita llena de su leche calientita aun, deseaba mas, pensé que ese garrote tenia para mas, así que levante y empecé a succionarle el pene y casi de inmediato se volvió armar, verdaderamente era un aventajado el Bigotón, ahora frente a mí y en mis manos pude ver lo largo y gruesa, era su miembro, hasta sentí temor si esa pieza entraría a mi boca, si podría albergar su pene. Tome con mis manos esa pieza, acerque mi boca y con mis labios y lengua le succione de tal manera que se puso duro y fuerte otra vez, que maravillosa pinga tenia, estaba poderosa le atine a decir mientras lo introducía todo hasta mi garganta, sentía por momento que se me venía todo por la boca, estaba sollozando, atragantándome con esa polla, y logre llevármelo toda a mi garganta, ese enorme miembro, yo golosa con su pieza le seguía mamando y atorándome con su pene, me deleite y como lo saboree todito, después de habérselo mamado y haberle hecho estremecer de placer, de gemir como loco y lujuria con mi experiencia profesional en mamadas; se levanto y me llevo al borde de la cama, me puso boca abajo y con sus manos me levanto la cadera. El se dirigió a mi parte trasera, mientras su manos tocaban mi culo, luego con sus manos empezó a acariciármelo, para después, con sus manos abrió mis nalgas y empezó a llenarme de besos por mi cola, hasta llegar a mi ano y lamerlo y besarlo con una delicadeza. Se extasió unos minutos mientras me hacía sentir excitada de nuevo. Se paro, me tomo con una mano por la cintura y con la otra iba acomodando su majestuoso miembro en la entrada de mi parte más erótica, mi culo. Voy a romperte el culo me dijo, lo tienes tan hermoso, que curvas que tiene y tu ano esta tan chiquito y rico que te lo hare despacio para que no sientas dolor. Poco a poco me iba introduciendo su miembro, de una manera delicada para no sentir mucho dolor, yo gemía por lo largo y ancho que era, me parecía que no terminaba de entrar y el dolor que sentía en ese momento, despacio, despacio, así, así, despacio, mi dolor se transformaba en placer y cundo su garrote estaba todito adentro, empecé a decirle… así que rico, que rico vamos ya, dale así, ya rómpeme el culo así, así dame ya dame yaaaa, le decía. Mientras ya el bigotón me arremetía con su miembro. Yo me encontraba en otro mundo gozando de su pene, ohhhhhhh, haaaa…. Me estaba ya viniendo casi de inmediato en mi segundo orgasmo…., así, que me vengo soy tu puta de esta noche, hazme feliz lléname con tu leche papito, estaba totalmente excitadísima, a punto de estallar de nuevo y el siguió arremetiéndome. Al cabo de unos minutos, sentí venirme, trate de agarrarme de las almohadas, pero era inevitable, me deje ir… mi cuerpo lo sostenía sus poderosas manos, que orgasmo tenia……grite fuertemente ssiiiiiiiiiiiiii……ahaaahhhhhhhhhhhh, que rico papi, que rico papi. Y empezó otra vez el PAF, PAF, PAf, PAF, estaba dándome placer por el culo, que rico, que cachero resulto ser. El Bigotón decía: Que rico culo te manejas mujer, que rico y ahora me lo estoy comiendo, nuca he comido un culito como el tuyo, puta. Lo quiero siempre, le pagare a la Madame que me separé a ti, solamente a ti, que rico y como ajustas el potito.

Me estuvo en esa posición de arremetida, por unos 8 o 10 minutos, que parecían una eternidad, pero que maravilla de aguante……ya en ese momento me había venido cuatro veces más y el Bigotón seguía dándola. Replicaba, que putita tan arrecha eres, te vienes rápido y multiorgasmica, ya sé que te gusta, veo que te gusta la pichula, pero no te la voy a dar por ahí, y PAF, PAF, PAF seguía dándome.

Mientras el no dejaba de soltarme y prosiguió cogiéndome su PAF, PAF, PAF, PAF, PAF, mis ojos se iban de un lado a otro hasta que termine volteados hacia arriba, me había propinado otro orgasmo fascinante.

PAF, PAF, PAF, PAF……seguía dándome, mientras me decía putita que rico culo te manejas, estrecho, ajusta y parece profundo, que logra albergar parte de mi pene, te vas a comértela todita ahora puta de mierda… fue cuando sentí su miembro ponerse más rígido y duro, me tomo de los cabellos, como si fuera una llegua salvaje, PAF, PAF, PAF, cruzo sus brazos de bajo los míos, y me tomo por la cabeza, se tiro totalmente encima mío sobre la cama.

Con cada PAF, PAF,PAF me lo clavaba totalmente a mi colita, que dolor sentía pues estaba albergando mi culo semejante troncha de 25 cm, empecé a llorar de felicidad y a la vez sentía un placer brutal, me estaba viniendo otra vez, en un orgasmo totalmente diferente, el quinto, era entre una mezcla de dolor, llanto, alegria y placer, que nunca antes había experimentado por detrás, jamás. Fue también cuando lo sentí que se venía en ese instante………mierda dije que bestial……los dos nos veníamos al mismo instante…luego caímos rendidos en la cama. Mientras podía escucharle que repetía: ¡Puta que linda y rica eres AHAHAHAHAHAHAHAHHAA……que rico, entro todito AHAHAHAHAAAHH….! Mis ojos desorbitados y llorosos no volvían en si todavía, estaba temblorosa aun, pasaron unos minutos muy largos para recobrar la noción, pues estuve casi desmayada, con esa pinga que me propino un orgasmo brutal que se manejaba el Bigotón….

Después ya reanimada y consiente el bigotón estaba exhausto, parecía noqueado, su semejante pija estaba llena de su leche y la mía, atine en ese momento a lamérselo y limpiárselo con mi boca y mi lengua. Lo limpie todito…..cuando….En ese momento como que sabiendo que termino todo….entro la Madame, yo aun exhausta la mire, y ella dirigiéndose al Bigotón, le dijo: que tal, te gusto mi nueva contratación, el solo atino a darle su billetera y con su mano hacer un símbolo de Ok, pues estaba rendido. La Madame saco 500 dólares de su billetera, luego lo ayudo a levantarse y se llevo al pasadizo a que se vistiera, yo estaba rendida, feliz de tanto placer que había sentido. Al regresar la Madame trajo consigo mi vestido blanco ya limpio y planchado…..algo avergonzada y temblorosa y sin decir nada lo tome, me dirigí al baño a asearme, al salir la Madame me espera con varias cajas de prendas y me dijo….Aquí están las compras hechas por ti y tu marido, el último juego es un regalo mío. Vamos que tu esposo está por llegar. Me encontraba ruborizada, avergonzada, sabiendo lo que había pasado y ella era testigo y cómplice de ello.

Le pedí que sea sigilosa de lo sucedido y que mi esposo no debiera de ser enterado de esto, que considere una aventura loca mía, ella me prometió que así será. Sin dejarme de mencionarme que estaría muy complacida nuevamente por mis servicios, dejándome ver que esta vez, la paga seria los tres quintos de lo tratado con los clientes. Llego mi esposo, me dijo que todo estaba bien, que mi hermana ya estaba esperándome en la casa, ya en el auto, cruce mis piernas y con una sonrisa maliciosa recordaba todo lo sucedido en aquella tarde, lo mucho que gocé con el bigotón, de cachada, del orgasmo anal que nunca antes lo había experimentado de esa manera….me retire a mi casa, con la intensión de regresar otro día.

Atte.

Anamaria.

Leave a Reply

*