Vanessa

Mi historia empieza desde bien pequeño y como no como la mayoria empece por ponerme ropa de mi madre y mis primas ya que hermanas no tenia,rubio con el pelo liso por debajo del hombro de constitucion delgada, y mi voz la tenia muy aguda y parecia de chica siempre que hablaba por teléfono con alguien que no conocia se pensaban que lo era y tenia ciertos ademanes femeninos, vamos que era un chico afeminado, ya de adolescente tuve varias relaciones con chicas en las que en el sexo nunca quede satisfecho excepto con Bea mi mejor amiga y unica que sabia mi secreto junto con su madre Lidia una mujer joven 34 años, guapa y separada hacia 2 años a Bea la conoci en preescolar y siempre fuimos juntos al colegio y la eso soliamos ser uña y carne, en el patio siempre jugaba con ella y las demás niñas me gustaba mas jugar a cocinitas y muñecas que a futbol o peleas con los niños aunque a veces si lo hacia era una cosa que no me atraia, tal y como me fui haciendo mayor ya pase a ser el rarito de clase aunque me llevaba bien con todos, mi amistad con Bea cada vez era mas grande, hasta el punto de que en su 10 cumpleaños hizo una fiesta de pijamas con las amigas y alli estaba yo invitado el unico chico, y esto se fue repitiendo cada año hasta que en su 13 cumpleaños cuando llegue a media tarde a su casa para la fiesta ya había 3 chicas en su casa, faltaba yo y otra por llegar, estaban las 4 maquillandose en la habitación.

-hola chicas que haceis.

– hola Javi, aqui maquillandonos un poco.

Le di 2 besos a cada una y me sente en la cama a ojear una revista de chicas que habia alli.

Al rato Bea me miro y dijo:

– ven Javi que te vamos a maquillar.

– yo no me quiero maquillar eso es cosa de chicas.

– ya y la revista que leias tambien.

-porque no tenia otra cosa a mano para entretenerme.

-venga Javi que no lo pasaremos bien.

Despues de mucho insistir accedi, no cabe decir que desde el principio me moria de ganas pero alli habia mas niñas y me daba mucha vergüenza, entre las 4 me maquillaron me pintaron las uñas de color rosa clarito y como ya llevaba media melenita me hicieron unas coletas, y aprovechando los agujeros que ya tenia hechos yo siempre llevaba dos aritos uno en cada oreja me los cambiaron por 2 corazonzitos rosas.

– y ahora la ropa – dijo Bea.

-eso si que no.

-claro que si, no vas a ir maquillada con esa ropa que llevas puesta.

– no estais contentas con maquillarme que encima me quereis vestir, no lo pienso hacer.

-bueno como esto es una fiesta de pijamas para chicas te puedes ir.

Otro tira y afloja y acabo cediendo como yo queria, total me hicieron desvestir y me quede en calzoncillos, me tiro unas braguitas rosas con topitos blancos.

-quitate eso y ponte estas braguitas.

Se giraron para no verme desnudo y me las puse despues me pusieron un sujetador igual con un par de braguitas dentro haciendo la forma de los pechos, minifalda tejana y un top de hello kitty y por último unos zapatos negros planos que me iban un poco grandes, mientras me vestian no pararon de reir diciendome lo guapa que estaba y llego el momento de mirarme en el espejo que no me habian dejado hacerlo todavía, cuando me vi no me lo podia creer enfrente mio vi una niña delgadita y guapa, en aquel momento un escalofrio recorrio mi cuerpo y me senti feliz y contenta por lo que veia, al rato llego la última chica que faltaba y saludo a todas con 2 besos y cuando llego a mi se me presento.

-y a ti no te conozco soy Ana.

Yo me quede parado sin saber que contestar, pero al acercarse y verme bien.

-Javi? Jajaja

-si- dije poniendome rojo como un tomate.

– que haces asi vestido – sin parar de reír

-Bea que se ha empeñado que tenia que vestirme asi para la fiesta.

Entonces me volteo mirandome de arriba abajo.

-que flipe, si pareces una chica de verdad

Entonces Bea interrumpio.

– lo que habrá que buscarte un nombre.

Nos sentamos todas en la cama y despues de decir un montón de nombres decidi escoger uno de ellos, Vanessa me gustaba mucho lo veia un nombre muy femenino, estuvimos hasta la hora de la cena hablando y jugando en la habitación.

A la hora de cenar subio la madre de Bea a avisarnos, cosa que con la emocion de la tarde yo no habia caido que iba a pasar, abrio la puerta y dijo:

– a cenar

– ya vamos- contesto Bea

Entonces al fijarse pregunto:

– y javi donde esta.

Y todas riendo me señalaron con el dedo.

-pero que le habeis hecho al pobre.

-vestirlo para la noche de chicas.

– ahi que ver sois tremendas, a ver dejame que te han hecho estas crias.

Yo no me atrevia a girarme, se acerco a mi me cogio de la mano y me levanto y la minifalda la tenia totalmente subida dejando ver las braguitas, hecho una leve sonrisa me puso bien la falda me miro y dijo:

-ahi que ver que malas sois, no habeis olvidado ningun detalle hasta braguitas le habeis puesto, eso si un trabajo excelente habeis hecho de Javi una niña preciosa.

-ahora es Vanessa.

– entonces Vanesa eres una niña muy guapa.

Por lo bajini llegue a decir

-gracias.

– bueno niñas la cena la teneis lista.

Aquel bueno niñas estuvo retumbando en mi cabeza mucho rato, el referirse asi a todas incluido a mi me gusto mucho. Despues de cenar volvimos a la habitacion donde despues de hablar un rato todas tumbadas en la cama, pusimos musica y bailamos un rato hasta que nos cansamos, entonces se les ocurrió que podrian probarme ropa, me pusieron de todo faldas, vestidos, shorts etc… todo lo que salia del armario, me lo pase genial a esa hora ya estaba bien metido en mi papel de chica, me parece que me probaron toda la ropa de Bea, hasta que no supieron que ponerme Bea se acordo de un vestido , salio un momento de la habitación y al poco volvio con un disfraz de princesa todo de color rosa que se habia puesto ese carnaval ella, me pusieron primero una medias blancas y despues el vestido que me llegaba hasta los tobillos con su diadema en forma de corona y unos zapatos blancos con un par de centímetros de tacon, cuando me vi al espejo fue como que se me habia hecho un sueño realidad, ser una princesita por un dia, ya no sabian que mas hacer conmigo y mientras Bea iba a la cocina por agua, las demas nos sentamos en la cama y empezamos a hablar de lo bien que lo estabamos pasando, al momento llego con el agua, bebimos y bea se dirigio a mi

– Vanessa ven que te quito el disfraz.

-jo, ahora no me hagas moverme que estoy comoda aqui sentada.

– jajaja, huy que me parece que a ti te gusta demasiado ser una princesa.

– no, pero me habeis tenido mas de 1 hora de pie que si quita que si pon y estoy cansada.

-no se yo – dijo Cristina otra de las chicas-no te has quejado en toda la noche con todo lo que te hemos hecho, y ahora el vestido de princesita te lo quieres dejar puesto me parece que a ti te gusta ser mas princesa que principe, Jajaja.

– no de verdad, estoy cansada 2 minutos y me lo quito ademas es incomodo.

-si ya ya, ahora disimula, te he visto muy comoda toda la noche, reconoce que te ha gustado ser una chica.

-pues si me lo estoy pasando muy bien, tiene algo de malo eso.

-no, es broma tonta, jajaja

La noche siguio donde hablamos de musica, peliculas, series hasta que salio como no entre chicas el tema chicos, empezaron a hablar de quien eran lo chicos mas guapos del insti y quien le gustaba a cada una, yo me mantuve al margen de la conversacion hasta que me preguntaron

-y a ti Vanessa quien te gusta-dijo Ana

– Sandra

Esta era una chica de clase que aunque casi no tenia contacto con ella pero me gustaba mucho

– eso ya lo sabemos nosotras, pero estamos hablando de chicos.

-ninguno

-pero cuales te parecen mas guapos.

– que no se, que no entiendo de eso

– a mi tampoco me gustan las chicas y se ver quien es guapa y quien no-hablo Esther

-bueno pues no se Raul, Alberto y nombre alguno mas del insti.

-vale, pero quien te parece el mas guapo de todo el insti. – dijo Ana

-hummmm, Javi osea yo.

Se echaron todas a reir

-y ahora vosotras que chicas os parecen mas guapas.

Hablaron de muchas y por último me toco a mi.

– para ti quienes son las mas guapas.

– Vanessa, osea yo -mas risas – Sandra como ya sabeis- dije varias mas entre ellas alguna de las que alli habia y por último-y como no la mejor de todas para mi es ella Bea.

-gracias guapa – me dijo dandome un piquito.

La noche siguio entre risas hasta que a las 3 de la madrugada abrió la puerta la madre de Bea.

-bueno niñas ya esta bien, ayudarme a poner los colchones en el suelo y a dormir que es muy tarde ya.

-Dejanos un ratito mas mama.

– preparamos los colchones y os acostais y podeis seguir hablando pero sin formar jaleo.

-vale

Entre todas preparamos la habitación con unos colchones que trajimos de otra habitaciones y nos fuimos a poner el pijama,

cuando me lo ponia Bea se me quedo mirando y me dijo:

– que pijama mas feo llevas, anda quitatelo que te dejo yo uno.

Fui detras de ella hasta el armario abrio un cajon y alli tenia unos cuantos, pero rebusco por debajo y saco un camison rosa clarito.

-toma ponte esto.

– un camison

-si, te quedara bien y dormiras comoda

-prefiero un pijama

-no, con pijama ya duermes cada dia.

-Vale

Una vez todas nos habiamos cambiado fuimos al lavabo por turnos y nos metimos en la cama, Bea se acosto en el mismo colchon que yo, seguimos hablando un rato mas pero poco a poco se iban durmiendo, hasta que quedamos Bea y yo despiertos que seguimos hablando un buen rato, en una de estas me dijo:

-sabes a sido la mejor fiesta de pijamas que he pasado.

-yo también

– de verdad que te lo has pasado bien con todo lo que te hemos hecho

-si muy bien, me he divertido mucho.

– sabes que te queda muy bien la ropa de chica.

-si, de verdad

-las minifaldas cortitas y ajustadas que te hemos puesto te hacen un buen culito.

-ya lo se.

-jajaja

-Bea, tu sabes que eres mi mejor amiga y que contigo no tengo secretos.

-si, y tu mejor amigo Javi, bueno esta noche mejor amiga jajaja

-jajaja, pues tengo uno que no te he contado nunca, pero no se lo puedes decir a nadie.

-si ya lo sé.

-el que sabes.

-tu secreto, aunque no me lo hayas dicho y no me importa como seas, eres mi mejor amigo y nada lo cambiara.

-pero dime lo que tu piensas que es.

-vale, eres gay.

-no es eso o si no lose.

-entonces que es.

-me gusta vestir de chica, me gustaría ser una chica.

-entonces eres gay.

-es lo que no se, porque no me gustan los chicos, solo me gusta vestirme de chica sentirme chica, me encanta ponerme braguitas, faldas, vestidos y cosas vuestras, por eso me lo he pasado tan bien esta noche, en casa cuando no estan mis padres me pongo la ropa de mi madre y cuando vamos a ver a mis primas me pruebo sus braguitas y faldas.

Hubo un silencio.

-de verdad te pasa eso, a lo mejor eres travesti.

-si, de verdad cuando lo hago me siento feliz y creo que si soy travesti, y esta noche ha sido asi me habeis hecho sentirme una chica mas como vosotras, y encima era la primera vez que me maquillaba.

-me alegro que te lo haya hecho pasar tan bien Vanessa, y a partir de ahora cuando te quieras vestir mi ropa es tuya.

-gracias

Entonces me abrace a ella llorando.

-porque lloras

– no se, supongo que porque me he quitado un peso de encima, y estoy contenta de habertelo dicho

-seras tonta

Y dicho esto giro su cabeza y me dio un piquito y luego otro y nuestros labios acabaron juntándose en un largo beso, nuestro primer beso fue ese para los 2, asi estuvimos besandonos hasta que a ella le entro la risa.

-jajaja-a carcajada limpia

-de que te ries

-nada que me ha hecho gracia que mi primer beso alla sido contigo y con mis braguitas y mi camison puestos.

-jajaja – rei yo también – pues si tiene gracia si que mi primero también haya

sido asi.

Reimos un buen rato sin poder parar hasta que ya poco a poco nos dormimos.

Nos despertamos a eso de las 10, desayunamos en pijama, bueno menos yo que llevaba el camison puesto, Lidia la madre de Bea me miraba y se reia.

-Javi no se como aguantas a estas con todo lo que te hacen.

-yo tampoco se como las aguanto jajaja.

-pues como las dejes estas son capaces de buscarte un novio jajaja.

Todas nos pusimos a reir, y después seguimos hablando hasta terminar de desayunar, y despues nos aseamos un poco, Bea me quito el maquillaje que lo llevaba todo corrido y nos fuimos a vestir a la habitación donde las otras chicas ya estaban vestidas, se iban todas a su casa menos yo que pasaria el dia con Bea, se despidieron y ya nos quedamos las 2 solas me fui a buscar mi ropa para vestirme pero Bea me llamo.

-ven Vanessa que buscaremos algo de ropa para ti.

-vale-le conteste contenta.

Primero me dio un tanguita blanco con un sujetador, me cambie las braguitas sin quitarme el camison , mientras ella me tenia preparada una mini rosa con una camiseta rosa que ponia sexi girl, y unos zapatos blancos con un poquito de tacón cuando me quite el camison y me vio con el tanga se hecho a reir y me ayudo a ponerme el otro sujetador y la ropa, la minifalda era bastante mas corta que la del dia anterior me llegaba unos 10 cm por debajo del culo, al sentarme en la silla para maquillarme se me veia el tanguita, me maquillo con tonos muy claros y los labios rosa, y me peino dejandome el pelo suelto, esta vez vi como me iba haciendo las cosas y como mi cara cambiaba y me convertia otra vez en Vanessa.

-ya estas lista.

-si, y ahora que hacemos.

Dije mientras daba vueltas por la habitación haciendo ruido con los tacones, me encantaba aquello de escuchar aquellos paso provocados por mi.

– no se, podriamos conectarnos un rato.

Pero al momento abrio Lidia la puerta diciendo:

-Bea, javi podriais bajar a com-corto de golpe lo que iba a decir- ya esta bien no de tener al pobre Javi asi, lo vas a traumatizar, que se cambie y bajar a comprar el pan.

-ok, pero dejame jugar con Javi asi.

-Javi eres un buenazo, te maneja como quiere, no se como la aguantas, y tu ves a por el pan venga.

Me la mire y me encogi de hombros.

-Acompañame a comprar el pan Vanessa.

Iba a contestar yo que asi no iba pero se me adelanto Lidia.

-pero tu estas loca como va a ir asi contigo.

-porque no si esta aqui al lado.

-anda calla y vete ya, solo faltaba eso que salga asi y os encontreis alguien conocido, vaya niña no tienes cabeza.

Mientras ella bajo su madre se quedó un momento conmigo.

-bueno Javi como te lo has pasado.

-muy bien, a sido diferente a otros años.

-asi te ha gustado hacer de niña.

-si, a sido divertido

-hummm, no se yo que pensar sobre esto, bueno me voy que esta la comida a medio hacer.

Al rato llego Bea y hasta la hora de comer estuvimos con el pc y la play jugando, comimos con su madre y luego vimos una pelicula las 3 juntas, Lidia no paraba de mirar mis movimientos y se reia de vez en cuando hasta que una de ellas dijo:

-debes aprender a sentarte Vanessa, llevas toda la tarde enseñando las braguitas.

Me hizo poner roja.

-es que esta minifalda es muy corta.

-anda levantate que te voy a enseñar a sentarte como una señorita.

Me levante me puso delante de ella estiro de la mini hacia abajo y me dijo como sentarme y debia cruzar las piernas, y asi continuo la tarde hasta la hora de irme a mi casa.

Durante 3 sabados quede con Bea en su casa bien pronto por la mañana y aprovechabamos hasta las 5 de la tarde que

llegaba su madre de trabajar para vestirme y pasar el dia como 2 amigas, hasta que el cuarto sabado se ve que plego antes y llego a casa a eso de las 2 de la tarde y nos pillo a las 2 y como no yo vestidita de nena, con un vestido blanco por encima de las rodillas.

-Bea ya estoy aqui.

-hola mami.

-pero se puede saber que coño hace Javi otra vez asi,

-nada, estabamos aburridas sin saber que hacer.

-ahhhh, y el aburrimiento viste a Javi de niña que curioso, pero la verdad ya no me sorprende verdad Javi o te gusta mas llamarte Vanessa.

Todo aquello lo iba diciendo en tono enfadado y yo con la cabeza gacha la iba escuchando sin saber que decir.

-no se.

Dije al final poniendome a llorar, Lidia al ver que que me ponia a llorar se acerco a mi me cogio de la mano, se sento en la cama poniendome en su regazo y abrazandome quede apoyada contra su pecho.

-ven aqui mi niña, yo se lo que te pasa y se que es complicado, te conozco desde chiquitito y siempre he sabido que eras una floreta pero cariño eso no es nada malo.

Hubo un pequeño silencio y entre sollozos dije:

-una floreta?

-si cariño, una floreta tu aunque eres un niño por fuera, por dentro siempre has sido una niña y eso te hace ser especial, ven deja de llorar y mirate al espejo y dime que ves ahora.

-una niña

-y te gusta verte asi

-si

-eso es lo que cuenta que te guste verte asi, lo demas no debe darte miedo lo iras superando por el camino que te ira poniendo trabas, y lo tienes todo para ser una niña bien bonita, tienes carita, cuerpo y si no te cambia una voz muy femenina y vestida de niña eres muy guapa y cualquier duda que tengas me lo puedes preguntar sin miedo yo estare aqui para ayudarte y apoyarte.

Yo la escuchaba sin saber que decir pero de mi boca salio un

-gracias.

– bueno niñas vamos a comer que vengo con hambre.

Mientras comiamos me pregunto:

-te quieres quedar a dormir aqui esta noche que he tenido una idea.

-claro que si

-luego llamo a tu madre y se lo digo, y después te voy a vestir, te maquillare y te peinare y nos iremos a pasar una bonita tarde las 3 juntas, podemos ir comer una hamburguesa, a mirar ropa, zapatos hacer cosas de chicas.

-no se no me atrevo a salir asi y si alguien me ve y me conoce.

-tranquila cariño que donde vamos a ir nadie te conocera, pero primero dejame que te prepare y luego decides.

-vale.

Una vez llamo a mi madre, me lavo el pelo, me lo rizo con un rizador, me dijo que no me preocupara que al dia siguiente me lo volveria a alisar, después me vistio ropa interior blanca con 2 esponjas que recorto un poco dandole foma de pecho me las puso y me quedaron unos bonitos pechos, una mini tejana con una camiseta color rosita con unas sandalias negras, despues ya me maquillo con tonos muy claros y me puso un poquito de perfume y cuando termino.

-ya estas lista Vanessa que te parece crees que alguien te puede reconocer.

Me mire durante un ratito.

-no creo.

-entonces que te atreves a salir.

-no se, me da vergüenza salir asi.

-pero vergüenza de que?

-de salir asi vestida

-a ver ahora sientes vergüenza delante de nosotras

-no

-entonces que vergüenza puedes sentir delante de gente que no conoces.

– no se

-nada, ya esta me cambio y nos vamos. Mientras se cambiaba Bea me estuvo diciendo lo bien que lo ibamos a pasar mirando y probandonos ropa.

Y llego el momento de salir,eran casi las 6 de la tarde, estaba un poco nerviosa y a la vez emocionada, bajamos al parking nos subimos en el coche y salimos a la calle, mientras tanto yo de los nervios sentia una sensacion muy extraña en el estomago, despues de casi una hora de camino, llegamos a nuestro destino, aparco el coche y salimos de el y comenzamos a andar yo me cogi de la mano de Bea.

-estas bien Vanessa-me pregunto Lidia.

-muy nerviosa

-tranquila, es normal pero veras como en un ratito se te pasa.

-si

Primero fuimos a merendar algo a un sitio de esos lleno de niñ@s que hacen hamburguesas, de los mismos nervios tenia unas ganas de hacer pipi, y al llegar alli y ver tanta gente me entraron tantas ganas que no podia aguantar.

-ay, ay, ay que me hago pipi.

-ahora vamos al lavabo.

-si, pero corriendo que no me aguanto

Al llegar al lavabo justo lenvantarme la faldita se me escapo un poco mojando mis braguitas, sali roja del lavabo y al oido se lo dije a Bea, pero Lidia me pregunto:

-que te pasa.

-nada, se me escapo un poquito el pipi y me he mojado un poquito las braguitas.

Me metio de nuevo en el lavabo

-a ver vamos a arreglar esto- dijo sacando una compresa del bolso

Me subio la falda y al tocar las braguitas

-huy pero si las llevas chorreando, asi no puedes ir, estaras incomoda y mojaras la falda, de momento te pondre esta compresa y ahora miramos de solucionarlo.

Salimos del lavabo y despues a la calle y seguimos por una calle llena de tiendas hasta que llegamos a una.

-venir vamos a entrar aqui te comprare unas braguitas para que puedas cambiar.

Era una tienda de ropa intima femenina, empezo a mirar a ver que me cogia mientras Bea y yo mirabamos tambien, Bea cogia cogia conjuntos de ropa interior los miraba y me los enseñaba y yo al principio estaba un poco cortada por la situación, alli habia mas gente y me daba cosa tocar aquellas prendas tan bonitas y delicadas, hasta que vi un conjunto rosa con la braguita con encajitos por delante.

-mira Bea que bonito.

-te gusta ese-se adelanto Lidia.

-si, es bonito verdad

-pues ya esta vamos a pagarlo que te puedas cambiar.

Llegamos al mostrador lo puso encima y mientras le cobraban le pregunto a la dependienta una chica de no mas de unos 25 años.

-teneis lavabos aqui.

-para los clientes no.

-vale gracias, es que a la nena le ha bajado la regla y se ha manchado bastante y he venido a comprarle unas para poder cambiarse.

Yo que estaba escuchando me volvi a poner como un tomate.

-pobre, si es por eso os dejo entrar en el nuestro esta en aquella puerta al final del pasillo-dijo mientras me miraba y me sonreia- y no te de vergüenza guapa eso nos ha pasado a todas.

Entre con Lidia al lavabo, me la ve un poco con agua y me seque con papel higiénico, y me puse mis primeras braguitas, aquellas las habia elegido yo y me dio también el sujetador por si queria cambiarmelo, cosa que si que hice, ella me coloco bien el pecho y la ropa y nos fuimos otra vez a merendar, por el camino le pregunte a Lidia

-porque le has dicho que me habia venido la regla a la chica de la tienda.

-porque es una cosa normal de chicas, o hubieras preferido que le dijera que te habias hecho pipi encima.

-noooo.

Asi hablando nos plantamos sin darme cuenta en la cola para pedir unas burguer para merendar, ahi me di cuenta que se me habian pasado los nervios, merendamos y nos fuimos a buscar el coche y nos llevo a un centro comercial que al entrar alli con tanta gente me volvi a poner otra vez un poquito nerviosa pero me duro poco porque entramos en una tienda de ropa de chicas, alli me probe varias faldas y vestidos, Bea alli se compro unos pantalones y a mi su madre me dijo que eligiera algo que me gustara que me lo regalaba, elegi una faldita corta plisada con una camiseta blanca, despues de esto recorrimos todas las tiendas donde me segui probando ropa, y lo que mas ilusion me hacia era ponerme unos zapatos de tacón, cuando nos dimos cuenta era ya muy tarde y Lidia decidio que nos quedariamos a cenar algo alli y luego para casa, buscando un sitio nos encontramos una amiga de Lidia con sus hijos un niño de 15 años y una niña de 6, mientras hablaban Bea me presento a la niña que se llamaba Maria y a Ruben el chico que me dio 2 besos, estuvieron hablando una media hora, Ruben me ponia nerviosa no paraba de mirarme y yo no sabia si es que le gustaba o que se habia dado cuenta, después de esto cenamos y volvimos a casa de Bea, donde cai rendida en la cama de cansancio, aquel dia lo recuerdo como si fuera ayer, y todavia guardo con mucho cariño mis primeras braguitas y la faldita que me regaló

Lidia, desde este dia prácticamente todos los fines de semana los pasaba con Bea y su madre aunque no me quedaba a dormir con ellas nada más que vez en cuando, con ellas aprendí a maquillarme y a combinar la ropa, repetimos la primera salida alguna vez mas hasta que un dia tuvimos un susto con el coche y Lidia dijo que para evitar problemas no lo hariamos mas, no volvi a salir vestida hasta los 16 años y fue en carnaval, aquel dia me fui de buena mañana a casa de Bea, me vesti y pase todo el dia con ella, tambien probandonos ropa pero lo mejor fue la noche que fuimos de discoteca a bailar, ahi me di cuenta lo que es ser una chica en medio de una multitud de chicos, el caminar entre medio y notar las manos de algunos en el culo, y asi fue los 2 siguientes carnavales en que saliamos las 2 juntas, por aquel entonces Bea y yo eramos amigas con derecho a roce, con ella perdi mi virginidad, entre medio tuve alguna relación con alguna que otra chica pero para mi no eran satisfactorias como con Bea, con ella siempre lo hice vestido de chica, eso era lo que me hacia disfrutar del sexo. En esta epoca hice el curso de peluqueria en el instituto acabandolo a los 19 con mi título bajo el brazo

Despues del accidente de mis padres me quedé solo, el alquiler que pagaban era bajo y con mi trabajo pude hacerme cargo, por un tiempo deje de vestirme, hasta que volvi a hacerlo y con la ayuda de Bea empece a comprarme ropa, zapatos etc… hasta conseguir hacerme un buen closet, mi relación con Bea duro hasta después de cumplir los 19 cuando ella se echo un novio y dejamos de vernos tanto, pero bueno entonces ya no necesitaba su ropa tenia la mia propia,y algun juguete que habia comprado por internet un consolador y unos pechos de silicona

que eran como un sujetador, entonces yo media 1,62 cuerpo de constitucion normal tirando a delgada pelo rubio largo por mitad de la espalda, practicamente imberbe donde mas pelo me salia era en piernas y brazos pero siempre mantenia bien depilados y mi voz seguia siendo muy femenina y un culito respingon , fue entonces cuando empece a mirar paginas de transexuales y sobre dominacion femenina, buscando un dia en un chat de BDSM conoci a lady Sonia con la que despues de tener varias conversaciones por chat decidimos quedar para conocernos

quedamos en una cafetería, yo llegue casi media hora antes de la cita, cuando la vi aparecer vi que era una chica guapisima mas alta que yo 1,70 mas o menos pelo corto teñido de color caoba, y llevaba puesto un vestido negro ceñido con unos zapatos de tacón de unos 8 cm.

Estuvimos mas de 3 horas hablando sobre nosotros, nuestros gustos y que buscabamos, ella me dijo q buscaba un sumiso para servirla, adorarla y complacerla en todo lo que ella quisiera, era mas o menos lo que yo buscaba, aunque no le dije que me gustaba vestirme de chica, primero queria ver si aquello me iba a gustar, las unicas condiciones que puse eran que yo no quería nada extremo ni ser forzado a tener relaciones con personas de mi mismo sexo, como ella estuvo de acuerdo quedamos para el sabado siguiente, aquel dia llegue puntual a su piso, nada mas entrar me hizo desnudar y quedarme en boxer, me puso un

delantal y me hizo fregar los cacharros de la

cocina, quitar el polvo y todas las faenas de la casa, despues de todo esto me hizo arrodillar delante de ella y lamer sus pies, asi estuvimos unas 3 semanas todos los sabados me dedicaba a ser su criado y satirfacerla con mi lengua solo los pies la primera semana y mas adelante el coño, y un dia al terminar me dijo:

-el sabado que viene te quiero aqui a las siete de la mañana que tendré mucho trabajo contigo.

-ok lady Sonia

– te has vestido alguna vez de mujer.

Aproveche aquella pregunta para decirselo todo.

-si, cada día

– cada dia?

-si, todos los dias en casa.

– a ver explicame.

Le explique mi historia y le enseñe fotos mias y se quedo bastante sorprendida.

-me has dejado flipando con tu vida y con las fotos, la verdad es que como mujer estas muy bien, cuando te conoci y estuve hablando contigo, al ver tu manera de hablar tus gestos, ya pense que eras gay, pero al decirme que no querias relaciones con personas de tu mismo sexo pense que me habia equivocado.

-es que en verdad no me gustan los hombres, simplemente me gusta vestirme, maquillarme, sentirme mujer y me gustaría ser mujer, me gustaría tener un buen par de tetas para poder lucirlas.

-eso tiene solucion, te hormonas

-ya lo se, lo he pensado muchas veces pero dar ese paso no es facil y si me equivoco, he leido y me he informado mucho por internet sobre transexualidad y cual sera mi futuro, no es facil encontrar trabajo para un transexual, la mayoría acaban metidas en la prostitución, otra cosa que le doy muchas vueltas a la cabeza porque si me siento mujer, me gustan tanto las mujeres y no me atraen los hombres, todo esto y alguna cosa mas me echa para atras.

-hombre, no tiene que ser facil no.

Seguimos hablando un rato mas y al rato me fui casa, eso si antes me dijo que para el sabado siguiente me llevara algo de ropa mia y mis pechos.

Entre semana me envio un mensaje en el Facebook que tengo como chica y donde pongo mis fotos eso si sin enseñar nunca mi cara, diciendome que me llevara la ropa de colegiala que habia visto en una foto que tenia alli colgada, llego el sabado y a las 7 estaba yo alli puntual, toque el timbre y me abrió todavia con un picardias que se le transparentaba todo, la verdad que estaba tremenda.

-buenos dias lady Sonia

-buenos dias Vanessa-contesto- pasa y antes de nada preparame unas tostadas y un cafe que no he desayunado.

-si mi lady

Mientras ella se pego una ducha y al rato bajo vestida con un vestido rojo corto ajustado que marcaban todas sus curvas, se sento a desayunar y empezo a explicarme que quería de mi ese dia.

-esta semana he estado viendo todas tus fotos y por lo que he visto te gusta vestir muy sexi y femenina en minifalda y vestidos muy cortos.

-si

-pues hoy he preparado algo diferente para ti.

-y que es

– ahora mismo lo iras viendo, vente vamos al lavabo.

La segui hasta el lavabo y me hizo ducharme y despues totalmente desnudo me sento en un taburete.

-ahora empieza tu transformacion, en primer lugar te voy a secar un poco el pelo y luego te voy a poner rulos.

-ok,

Eso le llevo un buen rato, despues me maquillo un poco pero superficialmente y nos dirigimos a la habitación.

-ves poniendote tus pechos que voy a por la ropa que llevaras hoy.

-vale

Entonces encima de la cama dejo unas bragas blancas altas con flores muy feas y un sujetador igual, unas medias tobilleras, una bata rosa con botones de arriba a abajo por delante y unas zapatillas de mujer rosas de andar por casa.

-toma ves poniendote esto.

-estas bragas son feisimas.

-de eso se trata hoy, aqui la chica sexi y guapa soy yo, y tu seras un ama de casa normal y corriente y asi haras hoy toda la faena de casa vestida como una vulgar maruja, de ahi los rulos y la ropa.

Con aquello puesto me sentia ridicula y nada femenina, asi tuve que hacer toda la faena de la casa, barrer, fregar, tender una lavadora, quitar el polvo y hacer la comida y ya bien entrada la tarde me subio a la habitación y me hizo cambiar de ropa me hizo poner mi ropa de colegiala, faldita corta plisada con blusa blanca atada por debajo del pecho un tanguita y sujetador blanco, medias por el muslo y tacones negros, una vez vestida me quito los rulos quedandome un pelo rizado muy femenino, me volvio a maquillar con los labios de un color rojo intenso.

-ya estas lista vanessa, ahora paseate un poco por la casa que vea tu feminidad

– si mi lady

– muy bien veo que sabes moverte, ahora poco a poco tumbate en la cama y empieza a masturbarte.

Meti mi mano debajo del tanga para coger mi polla y de golpe me grito.

– que haces

– masturbarme como me ha dicho.

-asi no, recuerda que eres una colegiala una putita y las putitas no tienen pene, ponla otra vez entre las piernas y hazlo como lo hacen las putitas pasa tu mano por encima del tanga y te vas acariciando.

– perdon mi lady

Mientras més tocaba sin decir nada me levanto la tira del tanga por detras y me puso lubricante en el culo.

-muy bien, ahora mete la mano por el lateral del tanga y ves metiendo un dedo en tu culito, imaginate que es un coño, asi mi niña sigue masturbandote, asi muy bien poquito a poco y sube el ritmo cada vez mas.

De mi boca empezaban a salir pequeños gemidos, mi polla estaba a punto de reventar.

-vaya la nena parece que empieza a disfrutar, igual necesitas algo mas grande

y cogio mi consolador y me lo metio en la boca un momento haciendomelo coger con mi otra mano.

– venga zorra chupa, y llenalo bien con tu saliva y te lo llevas hasta ese coñito tragon que tienes y te follas con el.

llevaba unos 3 minutos asi cuando ella salio de la habitación y cuando volvio venia con un arnes puesto se subio en la cama me cogio de la cabeza y me hizo chuparlo un buen rato hasta que me abrio bien de piernas y me lo metio de un golpe en el culo, cosa que me hizo pegar un grito tremendo, pero ni se inmuto y comenzo a bombearme, el dolor duro un rato y poco a poco paso a ser placer y al rato paro dejandomelo metido dentro me lo sujeto por delante me tumbo en la cama y sucedio algo que no esperaba saco mi polla se sento encima y comenzo a cabalgar mientras me decia:

-me has puesto muy cachonda zorra.

Cada saltito que pegaba hacia que el arnes consolador que tenia metido lo notara mas y me estaba volviendo loca, aquella noche fue la mejor que habia pasado hasta el momento con lady Sonia y la mejor relacion que había tenido con una chica al terminar lo primero que hice fue pegarme una ducha y como era muy tarde me dijo si queria quedarme a dormir alli, me dio un camison negro que me busco ella para dormir.

Nuestra relacion continuo asi viendonos casi cada fin de semana el sabado y una vez al mes me pasaba el fin de semana en su casa, 2 meses más tarde me despidieron del trabajo, y 3 meses despues yo seguia sin encontrar trabajo me quedaban 5 meses de paro cuando un dia me ofreció compartir piso con ella asi entre los 2 seria mas facil pagar el alquiler, asi lo hice deje mi piso y empece a vivir alli con ella, yo me dedicaria a la faena de casa, entre semana llevabamos una vida normal ella en su trabajo y yo en casa como javier cuando llegaba yo ya le tenia la comida preparada y la casa limpia y durante la tarde lo pasabamos como compañeros de piso y los fines de semana era su sumis@ y criad@, yo con el tiempo para salir de la monotonia había dias que hacia la faena vestido de chica y cada vez eran más seguidos esos dias preferia ir en bragas por la casa o en minifalda.

Un mes mas tarde me dijo que una domina que conocia por chat la habia invitado a una fiesta en su casa y que íbamos a ir, me dio eleccion a elegir como queria ir y le dije que iria de sumiso, cuando llego el dia os dirigimos a la fiesta estaba a unos 30 km en coche, al llegar alli una vez llegaron todos los invitados no hicieron desnudar a todos los sumisos y sumisas, eramos 6 sumisos y 3 sumisas una de ellas un transexual que era la criada sumisa de Mistress Margot la que organizaba la fiesta, 9 dominas y 4 chicos con muy buen cuerpo uno de ellos negro y que estaban solo vestidos con un boxer, en aquel momento no sabia que pintaban alli, volvamos al asunto al desnudarnos y quedar sin ropa no se porque pero me tape con una mano mi pene y con el brazo el pecho y Mistress Margot que se dio cuenta dijo :

-mira este si se tapa como una mujer, anda bonita pasate al lado de las sumisas asi estara la cosa mas igualada.

Asi lo hice no sin ponerme rojo como un tomate y al momento me dijo:

Ven que te voy a poner a la misma altura que ellas.

La acompañe a una habitación junto con lady Sonia alli me puso unas tetas que se pegaban a mi pecho y una vagina de silicona que una vez puesta parecia hasta de verdad mi pene quedaba atrapado en una especie de tubo y solo aparecia mi puntita por un agujero, aquello hacia la funcion de clitoris y la vagina era penetrable quedaba justo a la altura de mi agujero del culo, todo esto se lo iba explicando ella a lady Sonia mientras me lo ponía, me peino un poco y me maquillo rápidamente, por lo que me habia dicho lady Sonia Mistress Margot era esteticien y peluquera y tenia un centro de belleza.

– ya estas lista putita, no hay nada mas bajo y humillante que un sumiso que pasa a ser sumisa, feminizado con un buen par de tetas y un bonito coño, venga volvamos al salon.

Nada mas entrar en el salon se escucharon signos de exclamación y risas por parte de todas las dominas que alli habia.

Me volvi a poner en mi sitio y Mistress Margot dijo que ya era el momento de ponernos la ropa mas adecuada para la fiesta, a los sumisos los dejaron desnudos, a nosotras no vistieron de criada a ellas 3 un vestido clasico de criada francesa y a mi un traje de criada muy corto y ajustado al cuerpo de un color blanco roto con un delantalito que iba cogido al mismo traje por la cintura bordeado con una puntilla de color dorado, el escote redondo y el cuello lo bordeaba una tira del mismo vestido todo abrochado por una cremallera por la parte de atras con una diadema del mismo color, junto con unas braguitas rosa pastel y unos zapatos blancos con mucho tacon yo diria unos 10 cm , nosotras nos encargariamos de servir la cena y todo lo que ellas nos pidieran, empezamos a sacar cosas de la cocina, yo no estaba acostumbrada a unos tacones tan altos y claro paso lo que tenia que pasar estaba sacando una ensalada se me torció el tobillo y la ensalada fue a parar encima de Mistress Margot.

– mira como me has puesto puta, mira que eres torpe, esta torpeza tuya merece un castigo.

Pidio disculpas y fue a cambiarse de ropa, cuando bajo se dirigio a lady Sonia.

-Sonia me permites que le infrinja el castigo que se merece esta putita, tengo él castigo ideal para una sumisa feminizada.

– si Margot como no.

Mistress Margot se fue hacia una habitación y volvio al rato con unas cuantas cosas, y ahi empezo a explicar mi castigo mientras me iba preparando.

– al castigo lo llamo la chupona, lo primero es poner a la sumisa en su posicion habitual de rodillas, ahora le tapare los ojos para que no pueda ver lo que hago con ella, ahora la hago colocar con los codos en el suelo le bajamos un poco las bragas y asi tenemos una vision explendida de su coño y acto seguido le introduzco este vibrador de 7 velocidades que controlare yo con este mando, la vuelvo a poner de rodillas y colocamos una silla delante de ella y le atamos una cuerda a cada muñeca acercamos la silla hasta ella y la atamos a la parte mas baja de la silla que podamos .

Aqui interrumpi yo al notar que mi cuerpo quedaba entre 2 piernas y mi cara toco un paquete debajo de una tela.

– no me hagas esto por favor que no me gusta perdoneme mi señora, hare lo que quiera pero esto no.

– como se te ocurre interrumpirme puta- dijo dándome un cachete en el culo- ademas yo solo te pongo en posicion de castigo y tu después depende de ti lo que llegues a hacer, bueno sigamos, al atarla hacemos que eche su cabeza hacia atrás y que su cara quede entre 13 y 15 cm del paquete y ahora ya esta lista, pongo el vibrador en marcha y veamos que pasa, como de momento no sucede nada vamos subiendo la velocidad y vemos que poco a poco la sumisa va perdiendo la tension del cuello debido al placer que siente, hasta que llega a un punto que se nos vuelve golosa y empieza a restregar los morritos por el paquete, ahora la dejaremos un ratito que disfrute.

Me tuvo unos 5 minutos asi, yo por más que intentaba mantener la cabeza erguida no podia y cada vez restregaba mas mi cara por aquel paquete, hasta que la hoy decir que me iba a dejar descansar un poco pero no duro más de 2 minutos cuando mi culo comenzo a vibrar de nuevo y como la otra vez al subir la velocidad perdi la fuerza y no pude mantener el cuello levantado y volvi a bajarlo pero entonces ya no estaba la tela y note una polla que se restregaba por mi cara, intente separar mi cara de alli protestando.

-basta ya, no me hagas esto por faflopmmmmmmmmm.

Esto fue lo último que salio de mi boca antes de que una enorme polla se colara en ella, intente sacarla pero por mas que subia mi cabeza no lo conseguia.

En este momento empezo ha hablar otra vez Mistress Margot.

– y este es el mejor momento del castigo, la putita se ha metido ella sola esta hermosa polla de 18 cm y por más que lo intente no podra sacarla y debido a la posicion que tiene la cabeza y la incomodidad que sufre empezara a subir y bajar obliglandola a mamar sin parar, ahora ya no hace falta vibrador hara que se vuelva floja y ahora ya le destapamos los ojos y la dejamos disfrutar.

Al quitarme la venda vi que la polla que tenia en mi boca era la del negro, yo seguia luchando por sacarla de mi boca pero por mas que lo intentaba lo unico que conseguia era meterla mas adentro, hasta que pasado un rato note un líquido caliente que llenaba mi boca y casi me hace ahogar al recorrer mi garganta hacia abajo, un momento despues pude liberarme de ella pero estaba tan cansada que me quede apoyada con mi cara encima, cosa que hizo que soltaran todas una gran carcajada despues de que Mistress Margot dijera:

-mirar parece que le ha cogido cariño, venga que te voy a soltar que de momento ya esta bien.

Acababa de sufrir la mayor humillación de mi vida y todavia quedaba mucha noche por delante, una vez me dejo libre pedi permiso para ir al lavabo donde me tuve que limpiar llevaba las bragas y la vagina totalmente mojadas me habia corrido varias veces, hice un pis mirando como salia por aquella vagina por donde asomaba la puntita de mi pene cosa que me dio un morbo tremendo verme sentada con las braguitas por las rodillas y haciendo pis como una chica.

Después de esto segui con mi faena de criada, hasta que Mistress Margot nos llamo a las cuatro.

-chicas venir aqui y quitaros el vestido que no quiero que lo ensucieis y arrodillaros delante mio, llego la hora de que comais vosotras,

Llamo a los cuatro chicos q habia alli y se pusieron delante nuestro.

Yo intentente volver a protestar aunque sabia que no serviria de nada.

-no me haga hacer esto por favor, no me gusta me da asco.

Acercandose a mi me cogio del pelo y me dijo:

-Aqui mando yo y soy yo la que decide lo que hagas y lo que no, para mi simplemente eres una puta sumisa, una hembra y tu unica mision es dar placer a cualquier macho que te ponga delante, aunque mira para que veas que tengo mi lado bueno te voy a dar a elegir, elige chupar estas cuatro pollas o prefieres que estrenen ese lindo coño que tienes.

Después de tragar saliva y llorando le conteste.

-chupar las pollas.

-bien, sabia que ibas a saber elegir, bueno a qué esperas ya puedes empezar.

Yo no sabía ni como empezar, miraba aquella polla justo delante de mi cara.

-venga que esperas que no tenemos toda la noche.

Mire de reojo a las demas y me fije que hacian, y la coji con una mano y me la meti en la boca intente hacerlo lo mejor que podia como habia visto en videos, y al parecer lo hice bien porque al cabo de un buen rato se corrio en mi boca, yo intente sacarla pero el me agarro la cabeza y no me dejo hasta que descargo del todo, yo fui la última en hacerlos correrse y pense que alli habia acabado todo pero no en aquel momento Mistress Margot dijo:

-cambio de parejas nenas.

Y se puso otro delante mio, y vuelta a empezar, con aquel no se el rato que estuve chupandosela el cabron no se corria, aquella vez Mistress Margot les dijo que cuando se fueran a correr la sacaran de la boca y se corrieran mientras se masturbaban mientras nosotras esperabamos de rodillas con la boca abierta, menos en la boca me callo semen por toda la cara, el pelo incluso en el pecho, entonces volvio a hablar Mistress Margot.

-bueno ya esta bien por ahora zorras, y tu ven conmigo-dijo señalandome- que te voy a vestir para lo siguiente que tengo preparado para ti, sabes esta noche le he dicho a tu ama que no te ibas de aqui sin comerte una buena polla, ella me ha dicho que te negarias y no lo harias, yo le he dicho que acabarias haciendo lo que yo quisiera y mira por donde lo he conseguido, y todavia queda noche por delante y es posible que aun te comas alguna mas.

Yo la escuchaba en silencio, ya habíamos llegado a la habitación de antes, me hizo quitar toda la ropa menos el sujetador y ella me ayudo a quitarme el coño que me habia puesto, me volvio a dar las mismas braguitas para que me las pusiera otra vez diciendome que me las podia quedar, me puso una minifalda rosa fuerte tan corta que no llegaba ni a taparme el culo con un top blanco y los mismos zapatos blancos que ya llevaba, y me pinto los labios de color rojo y me dio un bolso pequeño rojo.

-bueno ya estas lista, volveras a casa asi vestida, como lo que eres una puta, la ropa ya me la devolverá tu ama.

Yo seguia solo escuchando sin hablar, y la forma de volver a casa me daba igual estaba deseando irme de alli, pero al salir de la habitación lady Sonia no estaba por alli, espere un rato pensando que estaria en el lavabo y como pasado un rato no aparecia pregunte por ella.

-donde esta lady Sonia.

-se ha ido ya- contesto mistress Margot

-como que se ha ido y yo que hago como me voy a ir -conteste asustada

-ahora mismo te iras, pero te iras en taxi, que ya te esta esperando abajo.

-vale, dame mi ropa me cambio y me voy no me voy a ir asi.

-tu ropa, ya la llevas puesta.

-esta no es mi ropa, yo quiero la que traía puesta.

-pues no va a poder ser, se la llevo tu ama cuando se fue, solo ha dejado tu cartera y el tabaco que lo llevas metido en el bolso.

-pero como me voy a ir asi en un taxi si parezco una puta.

-no lo pareces, lo eres o ya no te acuerdas las 2 pollas que te has comido, y asi volveras a casa como cualquier puta despues de una dura noche de trabajo.

-pero- no pude decir nada mas me corto ella.

-venga deja de protestar y tira para la calle que hace rato que espera el taxi.

Todo esto me lo dijo empujandome hacia la puerta y sacandome fuera y cerrando la puerta dejandome sola en la calle, vi el taxi y no me quedaba mas remedio que cogerlo, me diriji hacia el y al acercarme el taxista me abrió la puerta delantera invitandome a entrar.

-buenas noches señorita, sientese delante que ira mas comoda.

-buenas noches.

Me sente y ahi ya el primer problema la mini era tan corta que enseñaba toda las braguitas, corriendo puse mi bolso en medio y me tape, a todo esto el taxista no paraba de mirarme, por el camino me dijo que se llamaba Manolo, tendria alrededor de 30 años, despues de decirme como se llamaba su primera pregunta.

-como ha ido la noche señorita, muchos clientes.

-nooooo, no soy lo que parece,he perdido una apuesta con una amiga y me ha tocado vestirme asi y volver a casa en taxi.

-pues vaya amiga, que mala leche tiene.

-pues si, esto me pasa por apostar.

Seguimos hablando todo el camino, en 20 minutos estaba en la puerta de mi casa.

-bueno ya hemos llegado donde le va bien que le deje.

-alli, delante de aquel bloque.

-bueno pues ya esta, son 37 euros

Saque la cartera del bolsito y al abrirla no estaba el dinero que yo llevaba, me lo habian sacado.

-mierda, que no tengo dinero me lo han quitado.

-y como coges un taxi sin dinero.

– no se preocupe, espereme aqui subo un momento a casa y se lo bajo.

-ah no, eso no que luego no vuelves, seguro que no vives ni aqui.

-no de verdad vivo aqui que vengo en un momento.

-de eso nada, del taxi no te bajas sin pagarme si no tendre que llamar a la policia.

-pero de verdad que se lo traigo ahora.

– pues nada llamo a la policia- todo esto lo discutiamos mirándonos a la cara- aunque mira si me la chupas te perdono la carrera.

-pero que dices pervertido.

-pues nada llamo a la policia.

Yo me vi acorralada, no sabia que hacer mientras el marcaba el número.

-vale-le dije- pero si te la chupo no tengo que pagarte nada.

-te doy mi palabra

Fui directa al grano, la cogi con mi mano y empece a masturbarlo y baje mi cabeza y me la meti en la boca, quería acabar con aquello cuanto antes, y empece a chupar primero me entretuve un rato chupandole la puntita y ahi note como iba creciendo y despues me la metia entera en la boca, aunque no me cabia toda por encima calcule unos 20 cm, el mientras me acariciaba la cabeza con un mano y de vez en cuándo me empujaba la cabeza y con la otra mano me estaba sobando el culo, tardo casi 10 minutos en correrse momento que quise sacar la boca pero me empujo la cabeza hacia abajo

-de eso nada guarra todo para adentro.

Descargo una corrida tremenda que no me dio tiempo a tragar y me salia por todos los bordes de los labios

-dejamela bien limpia guarra , tenia razon Margot cuando me ha dicho que eras toda una guarrilla, y con tal de no pagarme me lachuparias.

-que hija de puta- dije llorando de impotencia aquella mujer me habia estado humillando toda la noche.

Sali del taxi corriendo abri la puerta del portal y ni siquiera cogi el ascensor subi corriendo por las escaleras y entre en casa, lady Sonia estaba en el comedor pase delante de ella sin decirle nada y me diriji al lavabo directamente me lave la cara y la boca que todavia tenia restos de semen por todo el alrededor, me lave los dientes 3 veces para ver si se me iba aquel sabor a polla que tenia en la boca, despues me di una ducha y me fui directa a la cama, al rato tocaron a la puerta.

-Vanessa, puedo entrar.

-no, no quiero saber nada de ti.

-lo siento, me he pasado lo se y lo siento mucho verdad, no pensaba que Margot fuera tan sadica.

-sadica dices, es una hija de puta, tu no sabes la humillacion que me ha hecho pasar, y luego yo no he tenido huevos a negarme y he hecho todo lo que me ha obligado a hacer.

mientras hablába yo entro en la habitación y se sento a mi lado

– de verdad, que lo siento mucho.

-vete por favor.

Estuvo un momento alli y se fue, estuve mas de 2 semanas si dirigirle la palabra hasta que poco a poco volvio la normalidad, nuestra relación desde aquel dia cambio por completo se acabo nuestra relación ama y sumisa y pasamos a ser 2 compañeras de piso, en este momento yo ya siempre vestia de chica en casa y cuando salia a la calle me ponia mi ropa de chico encima de las braguitas, asi fue pasando el tiempo y yo seguia sin encontrar trabajo y aparte en mi cabeza ya rondaba la idea de empezar a tomar hormonas, aunque todavia tenia pequeñas dudas, Sonia ya lo sabia también, y ella fue la que me dio el último empujon, estaba sentada en el sofa un dia y al rato bajo ella de su habitación y me dijo:

-te he encontrado un trabajo.

-donde?

-mañana iremos y ya lo veras.

-pero donde.

-mañana ya lo sabras.

El dia siguiente era sabado, por la mañana me levante temprano, y estuve nerviosa todo el dia, a las 8 de la tarde habia quedado Sonia con una persona para una entrevista de trabajo conmigo, el dia se me hizo larguisimo, me puse unos tejanos y una camisa y salimos para alli yo todavia no sabia donde íbamos, dejo el coche en un parking, y a los 5 minutos se paro en una peluquería que estaba cerrada, toco a la puerta y salio una chica a abrirnos.

– hola Laura – dijo Sonia

-hola Sonia, pasar que vuelvo a cerrar, bueno este debe ser Vanessa verdad.

– si – contesto Sonia.

Yo me quede parado que le habia contado Sonia de mi a aquella chica se me acerco y me dio 2 besos.

-hola Vanessa yo soy Laura.

-hola Laura

Dije sin salir de mi asombro, Laura era una chica morena un poco mas alta que yo, no era una belleza pero no estaba mal.

-venir que la jefa esta dentro esperando.

Cruzamos la peluquería y entramos en un cuarto que habia una camilla y un tocador muy grande y bonito y al fondo otra puerta por la que entramos a un despacho, nada mas entrar vi una mujer sentada detras de una mesa al verla se me callo el alma al suelo, era mistress Margot.

-hola- dijo mistress Margot

-hola- contesto Sonia.

-que hacemos aqui – dije yo – no quiero saber nada de esta mujer, asi que vamonos.

-hola Vanessa- dijo mistress Margot.

Yo ni conteste me gire dirigiendome hacia la puertay Sonia me cogio del brazo sin dejarme salir.

– esperate y escucha lo que te va a proponer Margot.

-no me interesa nada lo que me proponga esta mujer.

– no estas buscando trabajo – interrumpio Mistress Margot – yo te puedo ofrecer uno nada mas es eso, me dejas que te explique, no tienes nada que perder si no te gusta no aceptas y ya esta.

-de acuerdo, pero rapido que me quiero ir.

-mira se me ha ido una chica y estoy buscando otra chica para ocupar su puesto y tu tienes tienes el titulo de peluquera segun me ha dicho Sonia, aunque en principio solo seria para lavar cabezas y ir haciendo la limpieza de la peluquería y si hay mucha faena ir ayudandonos a nosotras con algun cliente o clienta pero en principio eso lo haremos nosotras como has visto tambien maquillamos hacemos depilaciones a la cera y por laser, de eso me encargo yo pero puedo necesitar tu ayuda de vez en cuando que te parece.

-bien, pero como ya has dicho tu buscas una chica asi que yo no doy el perfil

Me corto a medias de lo que iba a decir.

-espera ahora te explico la segunda parte, si busco una chica y por eso he pensado en ti, Sonia me ha explicado que en casa siempre vistes de chica y incluso cuando sales a la calle usas bragas, es eso cierto verdad?

-si, pero a que viene esto

– veras, Sonia también me ha dicho que estas pensando en empezar a tomar hormonas y yo te puedo ayudar en eso, como sabes tengo una sumisa transexual, ella es asi porque la ayude yo, tengo una amiga endocrinologa que te puede ayudar en eso y yo te quiero dar la oportunidad de un trabajo pero ya como mujer desde el primer dia.

– a ver, la oferta es tentadora pero ya la conozco y no me fio de usted, porque seguro que lo que busca en mi es una sumisa y someterme a su antojo.

– no, mira aqui tu seras Vanessa y yo Margot, tu jefa y incluso podriamos llegar a ser amigas, lo unico que quiero es ayudarte ofreciendote un trabajo y también en todo lo que pueda en tu transicion de chico a chica.

-de acuerdo, me lo pensare.

-pero ha de ser ya, el martes a poder ser te necesitaria aqui, el lunes cerramos pero a las 9 de la mañana estare aqui esperandote si no vienes buscare otra chica, pero si decides venir es que aceptas traete ropa de chica en una bolsa pues cuando salgas de aqui ese dia ya saldras hecha toda una mujercita.

– de acuerdo, me lo pensare.

Nos despedimos y nos fuimos para casa, me pase todo el domingo dandole vueltas a la cabeza, aquella oferta me atraia por todas las condiciones pero Margot me daba miedo y no me fiaba de ella, al final opte por aceptar la oferta era mi oportunidad de trabajar de peluquera que era lo que me gustaba y el poder dejar desde aquel de ser el chico afeminado para convertirme en chica femenina y sexi, asi que la mañana del lunes estaba puntual en la peluquería, toque a la puerta y salio a abrirme Margot.

-hola, buenos días Vanessa- dijo dandome 2 besos

– hola Margot.

– pasa que comienzo enseguida contigo.

– ok

Mientras esperaba me sente en una silla estaba nerviosisima y me ponia de pie me volvia a sentar y asi hasta que vino y me dijo

-pasa y desnudate entera, bueno te puedes quedar en bragas.

Yo no dije nada pase y me empecé a quitar la ropa y me quede como dijo ella en braguitas, se acercó a mi y me hizo tumbar en la camilla que tenia y me pregunto

-cuanto hace que te has depilado.

-no llega a 2 semanas

-bien, para la depilacion laser no ira de fabula.

Entonces me bajo un poco las braguitas me miro los testiculos y volvio a preguntar.

-no te depilas los testiculos.

-no, solo el alrededor del pene un poco.

Se dirigio a un armario y saco una crema depilatoria.

-pues desde hoy también los tendras siempre sin pelito alguno.

-ok

Me unto la crema por encima y al rato los tenia como los de un bebe, mientras la crema hacia efecto con unas tijeras me corto un poco los pelos de alrededor del pene dejando un triangulito de pelo como el que se dejan las chicas encima del coño, y despues de esto me fue pasando una cuchilla por trozos haciendome la depilacion laser por todo el cuerpo, cuando acabó me hizo levantar y me hizo mirar en el espejo totalmente desnuda y me hizo meter mi pene entre las piernas.

-mira que linda estas asi desnuda con ese triángulo de pelos solo encima de lo que deberia ser tu conejito.

-si – dije tímidamente

– bueno dentro de 40 o 50 dias te hare otra sesion, en 4 o 5 sesiones ya quedaras sin pelitos para siempre, eso si si en este tiempo te has de repasar solo hazlo con cuchilla.

-ok

– ponte las bragas que ajora vengo.

Entro un momento en la oficina y la oi hablar por teléfono y al rato volvio a salir con algo en la mano.

-toma pruebate esto, este sera tu uniforme de trabajo.

Era un pichi rosa lleno de cuadrados y en cada uno habia una cabeza de chica dibujado y me llegaba por encima de la rodilla, lo mismo lo podia llevar sin nada debajo o con medias o mallas.

-te queda perfecto

-si, es bonito

-ahora seguiremos con el pelo, que te lo hara Laura que estara a punto de llegar, mientras yo te arreglo las uñas pero mientras esperamos te hace las cejas.

Aunque yo ya me las arreglaba no las tenia todo lo femeninas y finas que me las dejo ella, cuando acabo no habia llegado todavia Laura, me hizo sentar en el lavacabezas y comenzo a lavarme el pelo, cuando acabo Laura ya estaba alli, y acto seguido se lio a cortarme el pelo, me corto unos 5 cm menos por delante que me hizo flequillo justo por encima de las cejas, despues de esto me dividió el pelo en varias zonas y me empezó a teñir el pelo para hacerme reflejos, mientras tanto Margot estaba liada con mis uñas, me las limo y luego me las pinto de color rojo, pero no le gusto el resultado y decidio que me pondria unas uñas de gel, cosa que me hizo mucha ilusion siempre habia querido ponerme unas y llevarlas bien largas cuando termino Laura estaba terminando con mi pelo, Margor se lio con la de mis pies, mientras ella estaba liada acabo Laura, me habia hecho flequillo como ya he dicho y lo demas largo con un corte escalado que bajaba por el borde de mis ojos, la verdad es que me vi preciosa y todavia faltaba el maquillaje, en ese momento me di cuenta que ya no habia marcha atras ya estaba totalmente feminizada, pero bueno era lo que yo queria, cuando acabaron las 2 paso a maquillarme y por último me puse la ropa que yo habia llevado una minifalda negra ajustada, medias, camiseta blanca, una una torera negra y unos botines de tacon negros, una vez vestida me mire al espejo y me senti feliz al verme.

-Como te ves? – me dijo Margot

-muy bien genial.

– si, la verdad estas divina, y preparada para trabajar aqui.

-si, pero expliqueme un poco mas cual sera mi faena.

-como ya te dije seras una chica para todo, lavaras cabezas, si hay mucha faena tendras que cortar el pelo, asi iras cogiendo experiencia, y te encargaras de la limpieza de la peluquería.

-que horario se hace.

– de 9 a 14 y de 17 a 20:30 y sabados de 9 a 15.

-cuanto voy a cobrar.

– 660 euros al mes.

– que poco, si cobro más en el paro.

– es lo que hay, y bienvenida al mundo laboral femenino.

– joder, con eso no me llega para nada.

– es lo que te puedo pagar, con el tiempo y si vales podras ganar un poco más

-bueno que le vamos a hacer.

– creo que va siendo hora de ir a comer no creeis.

-pues si

Cuando cogi el movil, tabaco y mi cartera me di cuenta que no tenia donde meterlo, no tenia bolso, pero Margot lo soluciono pronto al salir pasamos por su casa y me dejo un bolso negro y nos fuimos a comer, estuvimos como media hora andando y la verdad es que me sentia comoda y no me puse nerviosa en ningun momento, ya despues de comer donde estuvimos hablando de todo y riendo, yo ya no volvi con ellas aproveche que pasaba el metro por alli para cogerlo y luego coger el tren hasta mi pueblo, aqui sí que me puse un poco nerviosa era la primera vez que iba yo sola vestida por la calle, y vi como algunos hombres me miraban y incluso uno me dijo guapa y lo peor fue en el metro que tenia un hombre delante que no paraba de mirarme las piernas, pero bueno no paso de aqui y pensé que me tendria que acostumbrar, y asi llegue a casa sana y salva, donde me esperaba Sonia.

-waooo, vaya cambio Vanessa, si te veo por la calle no te reconozco

-pues si, y que te parece.

– una pasada, te queda muy bien el cambio estas bien buena.

-gracias

Estuvimos toda la tarde sentadas en el sofa hablando y por la noche me fui a dormir pronto pues tenia que levartarme pronto para ir a trabajar, me levante temprano para no llegar tarde mi primer dia, calcule mal y estuve esperando una media hora en la puerta, llego primero Laura que abrio y me dijo donde me podia cambiar de ropa, me puse mi uniforme y empezamos a trabajar, no tardo mucho en entrar la primera clienta a la que le lave la cabeza y asi estuve toda la mañana lavando cabezas de mujeres y hombres y barriendo el suelo de pelos, Margot no llego hasta pasado el mediodia

– hola buenos dias chicas, que como te va tu primer dia.

– bien

– el lunes tienes hora con la endocrinologa, he hablado hoy con ella.

– vale, donde es.

– no esta muy lejos de aqui, pero te acompañare.

– ok

La semana paso rapida y yo me sentia a gusto trabajando alli y con Laura congenie bastante bien y con Margot la relación era muy buena, aparte de lavar cabezas aquella semana le corte el pelo a un chico y asi llegamos al final de semana y se nos planto el lunes a las 6 de la tarde habia quedado con la endocrinologa, una vez alli me hizo una revision medica y me hizo una analítica hormonal cuando acabo me dio las pastillas que tendria que tomar 6 diarias 3 por la mañana y otras 3 por la noche y una vez tuviera los resultados de la analitica ya me diria si seguia con lo mismo o me lo cambiaba, aquel mismo dia empece ya a hormonarme, el primer mes el unico cambio que note fue hacia la tercera semana que empezaron a dolerme los pezones y me daba la sensacion que los tenia mas sensibles, ya en el segundo lo que me cambiaba mucho era mi estado de animo lo mismo estaba alegre como me entraban ganas de llorar y los pezones los tenia un poco mas grandes, el pelo lo tenia mas suave pero ningun cambio que se viera a simple vista, y este segundo mes aparecio Raul por la peluquería que venia a cortarse el pelo y depilarse el cuerpo, era un chico de 26 años, bastante guapo, alto 1’82 y musculado, entro por la puerta le dio 2 besos a cada una y luego se dirigió a mi.

– si tenemos una chica nueva, hola yo soy Raul.

Dandome 2 besos antes de que yo le dijera mi nombre, la verdad me puso nerviosa asi tan directo.

– encantada, soy Vanessa.

Mientras le lave la cabeza no paraba de tirarme indirectas, aquel chico que no conocia de nada estaba intentando ligar conmigo, consiguiendo que yo cada vez estuviera más nerviosa, después de cortarse el pelo entro a depilarse con Margot entonces le pregunte a Laura.

-quien este tío, de que va?

– Es un cliente fijo, es muy buen chaval y le gustan las chicas como tu, casi siempre va acompañado de 2 putitas transexuales que le siguen como perritas a donde va, y me parece que tu le has gustado.

-pues lo lleva claro conmigo.

Al cabo de un buen rato salieron y se despidió de todas y cuando me dio los 2 besos me dijo al oido.

-eres preciosa y chiquitita como a mi me gustan.

Yo no le conteste solo me puse roja, los meses fueron pasando pero los cambios en mi cuerpo no se empezaron a notar hasta casi llegar al séptimo mes, hasta entonces solo sentia mi pelo mas suave y la piel también, y percibía mejor los olores, ya llevaba 3 sesiones de depilacion laser y practicamente no me crecia el vello, pero ya en este séptimo mes los cambios eran mas evidentes mi pecho ya me habia crecido y gastaba una 75 de sujetador no me hacia escote pero yo estaba contentisima, mi cara estaba mas redondeada y la grasa del cuerpo ya se notaba poco a poco la distribución hacia las caderas y se me estaba poniendo un culito precioso, mi figura era mucho mas femenina y el vello que tenia encima de mi sexo habia cambiado su textura era mas parecido al vello pubico de las mujeres, a finales de este mes tuve que dejar de tomar estrogenos un tiempo porque me iban a operar de la nuez y las cuerdas vocales estuve 7 semanas sin tomarlas, despues de la operacion la voz me quedo totalmente femenina aunque mi verdadera voz no la tendria hasta pasados unos 6 meses mas, asi poco a poco me plante en el año, a esta altura mi cuerpo habia cambiado por completo mi cara se habia redondeado un poco, mi cintura ya iba cogiendo forma de avispa y la grasa se habia desplazado hacia mis caderas y mi culo ya tenia una bonita forma femenina, el pecho me habia crecido bastante y me hacia un bonito escote, mi piel estaba mucho mas suave y el pelo tambien, mis testiculo se habian reducido a la mitad, mi voz despues de la operacion poco a poco fue cambiando y ahora ya la tenia totalmente femenina, durante todo este tiempo Raul fue viniendo cada mes y medio o 2 y siempre se metia conmigo y me decia cosas bonitas, cosa que cada vez me gustaba mas, me ponia nerviosa cada vez que aparecia pero estaba deseando verlo, esto recuerdo que me empezo a pasar cuando ya se me empezo a notar mi cuerpo de mujer y podía lucir mis pechos, hasta entonces siempre me habia fijado en las mujeres y nunca en los hombres, y llegue a la conclusión que yo me fijaba en ellas porque quería ser como ellas y ahora ya lo era, un dia vino con Lorena y Carla sus 2 perritas y si digo la verdad me puse celosa, pero el tiempo siguio pasando y el estos últimos meses venia mas a menudo decia que pasaba por alli y venia a saludar, siempre intentaba quedar conmigo para salir un dia pero yo le daba largas siempre, un dia que vino a cortarse el pelo nos explico que Carla ya no estaba con el que habia conocido un hombre y se habia ido con el, me lleve una gran alegria pero claro todavia estaba Lorena, entre medio de todo esto un dia recibi un mensaje de Bea, que como me iba y que habia cortado con el novio, la verdad es que me habia olvidado totalmente de ella hacia mas año y medio que no la veia y no hablaba con ella, si digo la verdad me habia portado muy mal con ella era mi mejor amiga y no sabia nada de mi nueva vida y crei que era el momento de contarselo, pero no le dije nada por mensaje y quede con ella para el siguiente sabado salir a cenar y pegarnos una fiesta, quede con ella en la puerta de un restaurante a las 9 de la noche yo llevaba un vestido negro corto escotado, llegue un rato antes, al rato llego ella paso por delante mio y no me reconoció se paro delante de la puerta y se encendio un cigarro a tan solo un par de metros de mi, me miro pero no me dijo nada seguia sin reconocerme, entonces yo me diriji a ella.

-hola Bea

-Javi.

-no, Vanessa.

Se quedó un rato en silencio sin saber que decir y volvi a hablar yo.

-pero bueno no me vas a decir nada

-si, es que me he quedado parada no te esperaba asi.

-ya ves – dije yo dandome una vuelta

– perdona pero no se que decir.

– por lo menos podias darme 2 besos

Sin salir de su asombro me dio los besos y se abrazo a mi diciéndome ya.

-sabes te he echado mucho de menos llevo más de un año sin saber de ti

Exactamente eran casi 15 meses.

-yo también te he echado de menos pero he estado muy liada, como ves

– si ya lo veo, pero no se por donde empezar, esas tetas te has operado, esa voz, ese cuerpo,

-no me he operado estoy tomando hormonas hace 14 meses, bueno la voz si me he operado las cuerdas vocales, bueno que esperamos vamos dentro que tenemos mucho que explicarnos.

-si, sobretodo tu

Durante la cena la puse al dia de todo, la humillacion que recibí por Mistress Margot, mi relacion con Sonia, las hormonas y por último de Raúl y asi pasamos toda la cena, la unica que habló fui yo, despues nos fuimos a tomar algo y de ahi a su casa me iba a quedar a dormir alli, me tuvo que dejar un camison y nos metimos las 2 en la misma cama donde seguimos hablando hasta que me pregunto :

-me dejas tocarte las tetas a ver como son.

-si claro

– guau que duras las tienes que pasada.

-si, me encantan

Era la primera vez que alguien me tocaba mis pechos y me excite y paso lo que tenia que pasar como años atras nos enrollamos, pero solo fueron besos y caricias porque mi pene a pesar de que crecio un poco no llego a ponerse duro como para hacer el amor con ella, y asi entre una cosa y otra nos quedamos dormidas, por la mañana no nos levantamos muy tarde y bajamos a desayunar en camison y alli estaba Lidia su madre.

-mama mira quien está aquí Vanessa.

-hola Lidia

– hola Vanessa- dijo mientras se giraba, y al verme se quedo parada mirandome y dijo – ostia.

Yo solo le hice una mueca sonriendo sin decir nada y pasado el shock del primer momento me abrazo.

-nena si estas guapisima, te lo dije un dia encontraras tu camino.

– si, es verdad

-que alegría verte asi de feliz y hecha toda una mujercita.

Me toco otra vez explicar la historia, me quede también a comer, lastima que el dia paso rapido y tuve que volver a casa pero con la promesa de que nos veriamos mas a menudo.

Ya de vuelta a la peluquería, un dia estaba barriendo la tienda cuando entro Raul nos saludo a todas y que aprovechaba ya que pasaba por alli para pedir hora para depilarse, estuvo un buen rato alli, mientras yo barria y despues me dedicaba a guardar y reponer cosas habia todo el rato un juego de miraditas entre los 2, Raul se me habia metido hasta el fondo, me entraba un cosquilleo por el estomago cada vez que lo veia, vamos que me habia enamorado de el y mis compañeras ya se habian dado cuenta, cuando se fue Margot me dijo:

-parece que estas loquita por Raul.

-Yo, que va por ese.

– no digas que no que se te nota esas miradas que le echas y lo nerviosa que te pones cuando viene.

-vale si me gusta, pero esta con Lorena.

-anda que eso es problema para el

-pero para mi si

-tarde o temprano acabaras en sus brazos compartiendolo con Lorena.

-si quiere algo conmigo tendra que dejar a esa putita.

-no conoces a Raúl, no la va a dejar por ti, te llevara a su terreno y acabaras siendo su putita tambien.

-te puedo asegurar que no será asi.

A los 2 dias vino Raul a depilarse y estando dentro con Margot esta me llamo

-Vanessa puedes venir a ayudarme.

-voy

Entre al cuarto y estaba Raul estirado en la camilla en boxer y Margot terminandole el pecho.

-anda Vanessa ponle crema hidratante en las piernas y ahora cuando acabe en el pecho- me dijo guiñandome un ojo.

Empece a ponerle la crema un poco nerviosa, era la primera vez que recorria el cuerpo de un chico con mis mis manos, las piernas no estuve mucho rato pero con el pecho me recree un rato no hubiera terminado nunca de recorrerlo todo con mis manos, que cuerpo tenia, me puse cachonda y acabe con las braguitas bien mojadas y a el vi que también le gusto, una vez acabe me puse a recoger el cuarto y de reojo miraba como se vestia, acabo me dio 2 besos y al oido me dijo

-un día te quiero asi pero los 2 solos.

No le conteste pero fanas de decirle que cuando el quiera no me faltaron, me quede sola con Margot

-te ha gustado nena

-uffff mucho vaya cuerpo

-te has puesto caliente ehhh jajaja

-caliente es poco, llevo las braguitas chorreando.

-jajaja, te has corrido.

-si

-menuda guarrilla estas hecha.

Me fui a lavar un poco pero lleve toda la tarde bragas humedas, porque no tenia ningunas para cambiarme, me pase toda la tarde cachonda hasta llegar a casa donde nada mas llegar me encerre en mi habitación a jugar con mi vibrador para bajarme el calenton, despues de este dia los dias siguientes pasaron sin mas, mi cuerpo ya estaba totalmente cambiado me había convertido en una nena fragil y femenina y encima estaba loquita por un chico asi llegamos a la siguiente vez que Raul vino a depilarse, estaba yo sentada en la peluquería sin nada que hacer cuando salio Margot y me dijo al oido porque habia una clienta y no era plan que escuchara aquello.

-anda guarrilla, alli te lo he dejado todo para ti.

La mire con una sonrisa y me fui para adentro, sin decirle nada empece a ponerle crema en las piernas, cuando iba por la segunda mi mirada se fue hacia su entrepierna, aquel bulto habia crecido, pero aparte rapido la mirada pero habia una fuerza dentro de mi que hacia que la mirara de reojo, acabe con las piernas y me diriji a su pecho y antes de ir a ponerle la crema una mano se colo por debajo de mi uniforme primero subio entre mis piernas y acabo sobandome el culo, di un suspiro y empece a acariciar su pecho pero mi mirada seguia posada en aquella polla que ya sobresalia por encima, y una de mis manos se dirigio a ella primero acariciandola por encima y luego la cogi y empece a masturbarlo mientras acercaba mi boca a su pecho y empece a recorrerlo todo con mis labios, como me molestaba el pelo pare un momento me hice un moño y segui entregada a mi faena bajando por su pecho hasta que llegue a su polla ya bien erecta entre mi mano y empece a chuparle la puntita recorriendola un buen rato con mis labios y la lengua y poco a poco fui metiendomela entera en la boca y asi hasta que exploto en mi boca llenandomela toda de leche bien calentita, la primera descarga no pude tragarmela entera de la gran cantidad que hecho y me salio por los bordes de la boca segui chupando hasta que se la deje bien limpia, se la meti yo misma dentro del boxer, y me gire sin decir nada y me fui a lavar la cara en un lavabo que teniamos alli, mientras tanto note un brazo que me cogia por la cintura y un bulto contra mi culo, me dio un chupeton en el cuello y me dijo :

– que te parece si te invito a cenar el sabado y terminamos lo que has empezado hoy.

-siiii

-te va bien a las 9

-si

Me dio un beso en la mejilla se vistio y se fue, estaba limpiandolo todo cuando entro Margot.

– has tardado mucho no.

-si un poco, Raul me ha entretenido, ya sabes lo que habla.

-ya ya, te has dejado la puerta entreabierta y ya he visto que tu también le dabas a la lengua, pero no hablando precisamente.

-perdona Margot, no se que me ha pasado

-tranquila no hay nada que perdonar, sabia que si te dejaba a solas con el iba a pasar, ya te lo dije q acabarias siendo su putita.

-si yo también lo sabia, ademas hemos quedado el sábado para cenar y ir a tomar algo luego

-tomar seguro pero te tomará el a ti jajaja, bueno va termina ya que es hora de cerrar.

-ya acabo.

Llego el sabado y yo estaba de los nervios por mi primera cita con Raul, Margot me ayudo con el maquillaje, lo que más resaltaba eran mis labios pintados de un color rojo pasion intenso, lenceria negra de encaje, un vestido negro cortito, ajustado y escotado con unos taconazos de 10 centímetros, paso a recogerme a las 9 por casa de Margot, cuando todo al timbre estaba terminando de prepararme, abrio Margot y al momento sali yo, me dio 2 besos me cogio de la mano y me dio una vuelta mirandome de arriba abajo.

-waoo, voy a ser la envidia de donde vayamos con semejante pibon.

-gracias

-bueno vamos.

-vamos

Salimos de casa y nos fuimos hacia su coche y nos dirigimos al restaurante, de camino hacia alli puso su mano encima de mi pierna mientras conducia, tardamos unos 20 minutos en llegar, aparco el coche y salio corriendo a abrirme la puerta, al bajarme el vestido era tan corto que deje al descubierto toda mi entrepierna, enseñándole las bragas.

-bufff, nena menuda vista

-jajaja, te gusta.

-mucho

Durante la cena hablamos un poco de todo hasta que me pregunto:

-quieres ser mi nena?

-si, pero que pasa con Lorena.

-nada

-como que nada.

-pues eso nada, con Lorena llevo 3 años y no la voy a dejar.

-y que pasa conmigo entonces soy la otra.

-no, seras igual que ella, igual que era Carla sereis mis 2 nenas y podreis ser buenas amigas.

-no se, no me acaba de gustar esto.

-bueno va dejalo y pasamos esta noche lo mejor que podamos.

-vale

Al acabar la cena me llevo a un local donde conoci mas chicas como yo y alli fue donde teniendo cogida por detrás y por la cintura gire mi cabeza hacia el y recibí mi primer beso en la boca mientras notaba como su polla crecia y la notaba en mi culo y acabe por ponerme bien cachonda, estuvimos como una hora alli y entonces me dijo:

-te apetece que vayamos a tomar algo en mi piso.

-Ya, tan pronto

-bueno, nos podemos quedar otro rato mas si quieres

-si

Fue a buscar algo mas para beber, y al volver me llevo hacia un rincon donde mientras bebiamos me acorralo contra el rincon besandome, tocándome el culo, las tetas y acabo de ponerme bien caliente, y entonces ya era yo la que queria mas y se lo dije

-vamonos ya

Me cogio por detrás sin decirme nada y fuimos hasta el coche asi con su mano todo el rato plantada en mi culo, de camino en el coche llevo todo el rato su mano acariciandome las piernas y ya en el ascensor subimos basándonos, entramos en el piso asi y directamente a la habitación donde le quite la camisa y el pantalon, mientras el me quitaba el vestido y así nos tumbamos en la cama, lleve mi mano a su polla bien erecta ya y empecé a masturbarlo, mientras nos besabamos y poco a poco segui besandole el cuello y despues segui por su pecho mientras con una mano le quitaba el boxer y con mi boca llegaba a la polla y me la metia en la boca y comenzandole a hacer aquello que unos dias antes me habia gustado tanto una rica mamada hasta que me la lleno bien de leche bien calentita y asi segui hasta que se la puse bien dura otra vez,una vez asi me puso un poco de lubricante en mi culo y me puso en posicion de perrita pero yo le dije

-no asi no, es mi primera vez y quiero mirar a la cara al hombre que me va a hacer sentir mujer.

Me puse boca arriba en la cama y me abri de piernas.

-si, pero así te va a doler mas

-me da igual, quiero recordar este momento asi.

Se metio entre mis piernas me levanto un poco y puso una almohada levantandome el culo y me empezo a penetrar lentamente, pero a pesar de su delicadeza y aunque mi culo lo tenia ya entrenado por mi vibrador al principio me dolió bastante pero poco a poco dio paso al placer mientras yo lo miraba con mis ojos llorosos directamente a los suyos mientras yo ya gemia como una zorra, mis gemidos se oian tan femeninos que cada vez me ponian mas cachonda, hasta que note que mi culo se llenaba de semen y dejando la polla totalmente metida hasta el fondo en mi culo me dijo

-nena, ya eres mia.

-siiii, soy toda tuya

Nos quedamos un rato asi, tumbados en la cama besandonos, hasta que decidimos asearnos un poco, nos duchamos juntos entre besos y manoseos, cosa que provoco que el volviera a estar con la polla bien tiesa me llevo a la cama, ahora si adopte posicion de perrita y me la metio de un golpe hasta dentro haciendome pegar un buen gritito, siguio embistiendome casi con violencia agarrandome del pelo y haciendo que cada gritara mas fuerte de placer, la unica imagen que no me gusto fue ver mi pene colgando casi inerte correrse 3 veces antes de que lo hiciera, aquello me hizo plantearme si merecia la pena seguir teniendo aquello alli colgando y llegue a la conclusión de que si tenia que tener una polla entre las piernas esa era la de Raul, pero bueno esto todavia esta en espera aunque pronto sere operada de mi reasignacion de sexo, sigamos con aquella noche despues de este ultimo polvo nos lavamos otra vez y dormí en braguitas abrazada a el, por la mañana me desperto entre besos y sin darme cuenta estaba otra vez con la polla metida en la boca y despues me hizo el amor suave y despacio mientras me magreaba la tetas y me besaba freneticamente sin dejarme gemir, cosa que aun me ponía mas cachonda, y asi fue las siguientes 3 semanas en las que me hizo adicta a el sin darme cuenta me habia convertido en lo contrario que yo decia en su perrita faldera, la quinta semana el lunes me paso a recoger, decia que me iba a hacer unos regalos, primero me llevo a una tienda de piercings donde me hizo poner uno con un diamante rosa en el ombligo, y despues me llevo a una de ropa erotica, en la que me compro unas botas que me llegaban por encima de la rodilla con unos taconazos de 10 cm de color negro, unas braguitas negras de raso y encajes con un corse negro que dejaba mi ombligo al aire y una minifalda ultracorta rosa de raso y muy ajustada.

-esto quiero que te lo pongas el sabado que tengo algo especial para ti.

-vale, el que dimelo.

-ya lo veras el sabado

-ok

Pase la semana nerviosa esperando el momento, y llego el dia me vesti tambien le pedi a Margot la vagina de latex que tenia queria ver la sensación que sentiría siendo penetrada sin nada entre las piernas, y luego ella se encargo de maquillarme cuando estaba ya bien arreglada y me vi en el espejo lo primero que pense no tardo en decirmelo Margot.

-vaya pinta de puta tienes

-un poco jajaja

-lo que se dice un poco no, vas bien puta

-a ver que sorpresa me tiene, el me quiere asi

-yo no me equivocaba cuando te dije que acabarias siendo su putita

-si, yo también lo sabia.

En ese momento llamaron al interfono era el que ya me estaba esperando, y nada mas verme se me quedo mirando y dijo:

-vaya-hubo un silencio

-puton verdad

-no nena, vaya pibon

Alli mismo en el portal me cogio de la cintura y me dio un morreo que casi me quita el sentido, nos fuimos al coche y me llevo a cenar, la entrada en el restaurante fue epica todo el mundo me miraba hombres y mujeres y me senti deseada y orgullosa de ser el centro de atencion, ya despues de cenar estuvimos tomando algo en una terraza y despues fuimos al mismo local que la primera vez, llevábamos un rato alli cuando llego Lorena, era la primera vez que coincidia con ella desde que estaba con Raul, me saludo con 2 besos y después le comio la boca a el, cosa que no me sentó muy bien, el se dio cuenta y entonces me beso el a mi, acto seguido nos cogio a las 2 de la cintura y nos sentamos quedando el en medio, despues de un rato el se levanto y dijo que iba a salir un momento que no tardaria en volver, nos quedamos las 2 solas y la verdad es que me sorprendi yo misma al estar manteniendo una conversación animada con ella, al rato de estar asi ella se acerco mas a mi y sin darme cuenta me encontre morreandome con ella y con una mano en mis tetas, al rato aparecio Raul y me di cuenta porque dijo:

-vaya parece que ya sois algo mas que amigas

Se sento a mi lado dejandome en medio de los 2 y estuvieron un rato haciendome ir de un lado para otro, me iban comiendo la boca primero uno y luego otro, y me iban sobando mi cuerpo entre los 2, ya me tenían bien cachonda cuando Raul dijo que nos ibamos para su casa, en el coche Lorena me hizo sentar con ella detrás y durante todo el camino no dejo de besarme y meterme mano por todas partes, cuando ya llegamos a casa Raul nos llevaba cogidas a las 2 una a cada lado y iba cambiando de una a otra y nos llevo hasta la hàbitacion nos tiro en la cama y siguio con lo que estaba y entre las 2 lo desnudamos y Lorena empezaba a masturbarlo al momento que Raul empujaba mi cabeza hacia abajo hasta dejarla justo delante de su polla ya bien dura, me la meti en la boca y empece a chuparsela mientras Lorena seguia masturbandolo y poco rato despues ella se unia a mi y entre las 2 compartimos aquella sabrosa polla y la tremenda corrida que fue a parar a nuestra cara y boca, despues mientras Lorena y yo nos besabamos compartiendo el semen de nuestras bocas, ella seguia masturbando a Raul y cuando la tuvo bien dura me puso en posición de perrita y me bajo un poco las bragas y fue cuando se dio cuenta de mi vagina de latex.

– y esto que es, que llevas puesto.

-un coño de latex totalmente penetrable, no te gusta

-si, habia oido hablar de ellos y los habia visto por Internet pero no habia visto ninguno.

– siempre hay una primera vez.

Ya no dijo nada mas metio su mano entre mis piernas y me empezo a tocar como si fuera una mujer de verdad, cogio su polla con la mano y busco el agujero y poco a poco me la clavo hasta dentro, yo miraba por debajo como entraba y salia y no ver nada colgando entre mis piernas me ponia bien cachonda, mi boca empezaba a emitir gemidos, cuando Lorena me agarro por el pelo y me obligo a tragarme su polla y empezo a hacer movimientos fuera y dentro follandome la boca mientras me decia

-te gusta zorra como te follamos los 2, pues que te quede bien claro su chica soy yo tu simplemente eres nuestra puta, que dices

Saco un momento su polla de mi boca

-siiiiiiiiii-dije entre gemidos

-si que, dime quien eres

-Vaaaanessa

-no, quiero que me digas que eres

-una puta

-asi me gusta que lo tengas claro

-siiiii

Justo en ese momento note como un chorro bien calente descargaba en mi culo y acto seguido Lorena lo hacia en mi boca haciendomelo tragar todo y me decia:

-simplemente una puta.

Leave a Reply

*